martes, 1 de mayo de 2012

Laura Di Marco: "Yo no escribí la nota contra CFK"

Luego de las previsibles repercusiones negativas que tuvo la diatriba llena de prejuicios, insultos y lugares comunes de la peor Doña Rosa (aquí), una de las supuestas firmantes de la nota "Cristina y sus cachorros" se desmarca y aclara en La Nación: "La revista XL Semanal rompió las reglas más elementales de la ética periodística de una manera brutal, produciendo un daño, no sólo a mí, sino al oficio en su conjunto que, como sabemos, se volvió en un apetecible blanco a destruir porque, al parecer, es el único límite que el Gobierno encuentra en su camino. Porque está claro que, cuando sucede una mala praxis de semejante proporción, es el periodismo el que queda expuesto, aún quienes trabajamos día a día con autocrítica, y sin querer ser funcionales a ninguna trinchera.
Los hechos sucedieron así: el suplemento XL semanal, que acompaña al diario español ABC, pero también a muchos otros del interior del país - es decir, es ampliamente leído en España - publicó una nota horrorosa, baja, y escrita de manera obscena, titulada "Cristina y sus cachorros", y no tuvo mejor idea que atribuírmela a mí, junto a la periodista Sylvina Walger. Ignoro si hablaron con mi colega y de qué hablaron, pero algo es seguro: en la entrevista conmigo no se habló jamás del esperpento, que luego decidieron publicar, sin siquiera consultarme. Ni siquiera rozamos el tema de la intimidad de la Presidenta".
La Di Marco, igualmente, tuvo tiempo de asegurar que este tipo de bajezas periodísticas ¡benefician al gobierno kirchnerista! "Los periodistas filo-oficialistas, la tomarán (de hecho, lo vienen haciendo con mucho entusiasmo militante y placer, como si tuvieran entre manos una nueva golosina) como prueba irrefutable - falsa prueba- de la degradación en la está sumergido todo periodismo. Una supuesta degradación, que sólo favorece al Gobierno".
Aunque recapacitando, confiesa: "Lo más triste de esta historia es que el tiro en el pie no partió de la actual administración, ni de algún otro poder, como podría esperarse, sino del propio periodismo. Aunque esta vez, la bala envenenada vino desde el otro lado del océano. Más que una mala praxis, es una enorme pena".
¿Cuántos personajes famosos han recurrido a la típica "Me sacaron de contexto" o "Me manipularon lo que dije" o directamente a ésta de "Yo no dije eso"?
Desde ayer, la camporóloga venía repitiendo tuits en su cuenta de Twitter y se animó a solicitarle al diario ABC una rectificación, cosa que no escribe en su columna-solicitada de La Nación.
"Gente, les aclaro que yo no escribí, ni suscribo ni compartola nota de XL semanal que anda circulandoy que aparececon mi firmay la de Walger. (Tuit con respuestas de los usuarios reclamándole que haga una descarga pública)
Me entrevistaron de XL semanal y luegohicieron una mezcla con cosas de Walger Me pareceuna nota obscena no es mi estilo, y no me hago cargo. (Tuit, con Florencia Etcheves, de TN, afirmando que "la nota es obscena")
Sobre XL semanal:las criticas se fundamentan con datos, hechos, investigación, y no con adjetivos bajos, como hizo este colega español. (Tuit)
no la lei antes porque a priori confio en el periodismo profesional. Yo jamas haría algo así. (Tuit)
No firmé ni me hago cargo de la nota de XL semanal sobre la Presidenta, que es agraviante y bajaPidiendo una rectificación al diario español". (Tuit)
¿Qué dirá la Walger, más acostumbrada a análisis de baja estofa como el que inundaba la nota en la revista española?. Quizás se haga más cargo, ya que en una de sus partes dice: "Yo fui montonera". Es decir, habla en primera persona.
¿Y si la nota la escribió la Walger y la arrastró a la Di Marco, y ésta no se anima a deschavarla?

ACTUALIZACIÓN (23,15 HS)
Último tuit, dando a conocer sus próximos pasos: "Si XL semanal no se rectifica, accionaré en todos los terrenos y si es necesario también en el judicial Es un abuso imperdonable".

1 comentarios:

ZekYs Barriera dijo...

Bueno, una de las ratas intenta escapar del barco que se hunde... ¿y la otra?

Publicar un comentario