martes, 26 de marzo de 2019

La destructiva conducción del kirchnerismo cordobés

"La decisión política de bajar la lista del Frente Córdoba Ciudadana venía anunciada aunque no se había hecho de forma explícita.
Desde el mismo momento que se presentó la candidatura de Pablo Carro, no fue un dato menor que no se hubiese llamado Unidad Ciudadana Córdoba sino Frente Córdoba Ciudadana, que fue el nombre utilizado en la elección de 2017.
El cambio de nombre -que para muchos pasó desapercibido- dejaba entrever algún tipo de desacuerdo dentro del espacio.
Mucho tiempo antes, se había dado a conocer la reunión de Máximo Kirchner con José Manuel de la Sota y la de la diputada Gabriela Estévez con Natalia De la Sota por intermedio de la reconocida dirigente Haide Giri.
A esto vale agregar los dichos del legislador Martín Fresneda -ex secretario de Derechos Humanos de la Nación- hablando casi en abstracto de la unidad del peronismo sin ningún otro motivo aparente y luego, en vísperas de la presentación de la lista, asegurando que el espacio que decía conducir Pablo Carro no lo representaba.
El kirchnerismo cordobés viene desarmándose desde 2015, con una fuga importante de dirigentes y, lo más grave, con muchísima disconformidad de militantes que apostaron y creyeron en el espacio pero se defraudaron por los manejos egoístas y sectarios de algunos de sus dirigentes.
Aquellos que encontraron en Pablo Carro a un dirigente nuevo surgieron como una base que se animó a ocupar un rol protagónico cuando todo parecía indicar que nuevamente Eduardo Accastello iba a encabezar la lista del kirchnerismo en las legislativas de 2017.
La diputada Gabriela Estévez no dudó en brindarle apoyo al dirigente de Villa María hasta que encontró demasiada resistencia en una elección que no determinaba su banca y que le facilitaba el armado de un espacio de carácter progresista y de centro izquierda mientras ella operaba hacia dentro del peronismo, como lo hizo saber en su momento Alejandra Vigo, esposa del gobernador Juan Schiaretti.
La decisión de dejar sin candidato al kirchnerismo en estas elecciones provinciales responde a una estrategia nacional que permitirá renovar la banca de Estévez y, con suerte, pensar en una segunda o hasta tercera banca donde podría quedar sellado el acuerdo que contendría a Fresneda, que no deja de ser un portavoz del Instituto Patria, y probablemente una eventual candidatura de Carmen Nebreda o algún otro referente de la mesa chica del espacio.
Los militantes -como siempre- quedan relegados de estas operaciones, en las que -en nombre de la verticalidad- dejan de lado la discusión política y en el medio se generan rupturas, desilusiones y fuga de cuadros medios y militantes que, en el mejor de los casos, encuentran nuevos espacios de militancia.
Pablo Carro, luego de esta decisión, queda expuesto a críticas; sin dudas, es el chivo expiatorio de una conducción desteñida del espacio que se dedica a operar desde los pasillos del Congreso y con algún teléfono amigo en el Instituto Patria mientras le hacen creer a la militancia decisiones estratégicas magistrales que en realidad son errores políticos que debe poner en orden Cristina, en el marco de una estrategia nacional que en Córdoba se descifra en clave de mandato indiscutible por errores tácticos que nos llevaron al lamentable 70/30 del 2015.
El acuerdo por el que se lo baja a Carro también resuelve una tensión en Villa María, al dar lugar a Eduardo Accastello a legislador y allanar el camino a Martín Gill a la reelección en la intendencia.
El armado de centro izquierda de Hacemos Por Córdoba, que incluyó al socialismo, histórico aliado de Luis Juez, al partido Concertación Forja liderado por el diputado Juan Pereyra -histórico aliado del kirchnerismo- dejaron sin posibilidades el armado de Carro, que con esta decisión deja huérfanos a los militantes de Unidad Ciudadana que se presentan en las localidades con menos posibilidades aún, ya que en Córdoba se vota con boleta única.
La destructiva conducción del kirchnerismo cordobés, encabezada por Gabriela Estévez y Carmen Nebreda, dio un golpe fatal a una base idealista e insurgente que venía a proponer una construcción alternativa en la figura de Carro.
Y en esto último no podemos adjudicar esta decisión a Cristina, sino exclusivamente al juego de ajedrez provincial, al que -desde hace años- una mesa chica de dirigentes egoístas prefieren mantenerse como pez grande en estanque chico y jugar con el esfuerzo, los sueños y la esperanza de la militancia para mantener un disfraz de nueva política con prácticas de la vieja.
Ahora resta trabajar por un triunfo contundente en Córdoba del peronismo y lograr los consensos necesarios para derrotar a Cambiemos en octubre.
En Córdoba, sin embargo, tendremos que buscar nuevamente aplacar las pasiones y generar espacios para escuchar, contener e invitar a construir una fuerza política con objetivos claros para lograr unidad de concepción en la estrategia y unidad de acción en la táctica.
De nada sirve el voto en blanco, y el enojo no gana elecciones, habrá que saber ceder para tomar envión y construir esa Patria que todos soñamos, sólo que buscaremos la forma menos destructiva de lograrlo".
Ex coordinador de La Cámpora Río Cuarto
Más:
"La mesa chica de Cristina dice que no hay acuerdo con Schiaretti"

lunes, 25 de marzo de 2019

La pesada herencia de Schiaretti

En horas donde se fortalecen las chances de que Juan Schiaretti logre una victoria cada vez más amplia -el 12 de mayo- a partir del insólito retiro de la candidatura del kirchnerista Pablo Carro (duró apenas 48 horas, entre acusaciones cruzadas entre el novato diputado nacional, los K tradicionales ya transfugados al PJ o con aspiraciones de lograrlo, y la "conducción nacional"), las miradas ya comenzaron a posarse en el contexto en el que gobernará el próximo mandatario provincial.
Si como marca el ambiente político cordobés, incluida la oposición, el triunfo de Schiaretti está asegurado doblemente (no sólo por el papelón K, sino también por la división de Cambiemos facilitada por la mesa chica del gobierno nacional), será el propio actual gobernador el que tendrá que hacerse cargo de una bomba a punto de explotar desde hace mucho: la deuda cordobesa.
Tomando la cotización del dólar del cierre del viernes (40,85), deberá afrontar el pago de 107.453,8 millones de pesos entre capital e intereses durante sus cuatro años de gestión, sin contar amortizaciones y servicios que vencen este año y que alcanzan a 15.033,1 millones de pesos que -en rigor- deberá pagar el actual gobierno que concluye el próximo 10 de diciembre.
La deuda cordobesa creció 669,4% desde que asumió Schiaretti. El pasivo provincial pasó de 15.122,25 millones de pesos en noviembre de 2015, previo a su asunción, a 116.354 millones de pesos a la fecha, esto es 669,4 por ciento más que aquel período base, según calculó el diario Comercio y Justicia (Córdoba).
El aumento exponencial del pasivo se debió principalmente a la temeraria decisión de tomar nueva deuda en dólares, a pesar de las continuas devaluaciones decididas por el Fondo Monetario Internacional y llevada a cabo por el gobierno de Mauricio Macri.
Cuando asumió Schiaretti, el 65,42 por ciento de la deuda estaba en dólares. Hoy, ese porcentaje supera el 95 por ciento, luego de tomar numerosos créditos en divisas además de emitir diferentes títulos en el mercado externo.
Para tener una noción de la magnitud del pasivo schiarettista, los 107.453,8 millones de pesos que deberá saldar en los próximos 4 años equivalen casi a la mitad de los 221.025,5 mil millones de pesos de ingresos totales que la Provincia presupuestó para este año.
Pero el pasivo tomado como referencia con base en los datos informados por Finanzas al 31 de diciembre pasado aún tiene recorrido por delante. A esa fecha todavía no se habían computado créditos por 400 millones de dólares que, al tipo de cambio actual, equivalen a unos 17.120 millones de pesos extra.
Más allá de este panorama, Schiaretti no sólo disfruta de los favores de la oposición K y radical-macrista, sino también busca alejar los fantasmas sobre su debilitada salud (siempre negada por sus voceros): nombró como compañero de fórmula a Manuel Calvo, el funcionario actual más joven que tenía a mano, en un guiño al delasotismo, que hasta la muerte de su mentor aspiraba a la unidad peronista, alquimia que desempolvaron referentes K nacionales para tratar de disimular un nuevo fracaso en la provincia más antikirchnerista.
Más:
La caída K en Córdoba: los llamados desde Buenos Aires

viernes, 22 de marzo de 2019

Los veteranos de la guerra de Malvinas respaldan a Ramos Padilla

En una jornada de marchas en apoyo del juez federal de Dolores (Buenos Aires), Alejo Ramos Padilla, veteranos de guerra de la Islas Malvinas salieron a respaldar al mandatario, que por estas horas es blanco de los ataques del presidente Mauricio Macri y funcionarios del gobierno por sus revelaciones de una red de espionaje paraestatal que involucra a personajes cercanos a Cambiemos, desde Elisa Carrió hasta el fiscal Carlos Stornelli, acusado de extorsionar a un empresario y de valerse de esa red ilegal de espías y escuchas para ello.
"Cuando nadie nos daba bola con la identificación de nuestros compañeros en el cementerio de Darwin, Alejo se acercó. Para nosotros, siempre va a ser Alejo", relató Hugo Robert, presidente del Centro de ex Combatientes de Malvinas de La Plata (CECIM). "Lo conocemos desde hace 10 años. Fue el primero que nos indicó cuál era el camino para lograr la identificación", agregó.
"Muchos familiares que hoy pueden poner una flor en la tumba nominada de sus hijos, cuando fueron enterrados como NN en Malvinas, tienen mucho que agradecerle a Ramos Padilla, que fue el primer abogado del CECIM", recordó Robert, en medio de la concentración que apoyó al juez, anoche, en Buenos Aires.
Los ex combatientes ya habían salido a respaldar al magistrado en 2015, cuando el gobierno macrista también había empezado a hostigarlo luego de que Ramos Padilla frenara el nombramiento en comisión de los jueces Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti de la Corte Suprema de Justicia por parte de Macri.
Como ayer, los veteranos de Malvinas habían expresado su "solidaridad y afecto" hacia Ramos Padilla y calificado como "macartista" el ataque "de los medios concentrados de información, que antes de analizar su veredicto, cuestionan su pertenencia a Justicia Legítima y sus opiniones personales".
En un comunicado, el CECIM había indicado que, antes de su ingreso a la Justicia como magistrado, Ramos Padilla "fue representante letrado de los cientos de soldados que sufrieron graves violaciones a los derechos humanos en Malvinas, en la causa que se tramita en el Juzgado Federal de Río Grande (Tierra del Fuego)". La causa todavía aguarda un veredicto.
Más:
"Stornelli me dijo: "Si vos me traés una agenda, yo te invito a mi cumpleaños""

miércoles, 20 de marzo de 2019

No sólo falta leche: la venden rebajada con agua

La crisis socioeconómica provocada por las medidas decididas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) e implementadas por el gobierno de Mauricio Macri tiene un nuevo capítulo: la combinación de escasez de lácteos, y la aparición de leche rebajada con agua.
"Estimado cliente, le informamos que el sachet de leche está limitado a una unidades por grupo familiar", rezan carteles que comenzaron a multiplicarse en los supermercados y mercados de todo el país en los últimos días. Es que, debido al mal clima, la producción de leche bajó un 30 por ciento en la Santa Fe y el Litoral. La empresa La Serenísima reconoció el faltante en las cadenas y encendió las alarmas por "los tambos que están cerrando", y en las góndolas, el precio no para de subir.
"Las inundaciones primero y las elevadas temperaturas después provocaron una caída de más del 30% en la producción de leche, como fue el caso de Santa Fe", indicó el presidente de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (Apymel), Pablo Villano. El dirigente agregó, en una entrevista con el portal Ámbito Financiero, "algunas industrias recortaron envíos a los comercios frente a la escasa producción".
Las cifras del desabastecimiento también se ven en las góndolas. En los últimos días, en las heladeras de los supermercados se observó, cada vez más, espacios vacíos que antes eran ocupados por segundas marcas de leche fluida. Otros, en cambio, advirtieron de la situación a través de carteles que indicaban que "la disponibilidad de leche puede verse disminuida", o "máximo 1 producto por grupo familiar".
El faltante también fue admitido por la propia La Serenísima. "Ante la falta de leche estamos bajando la producción en la planta", indicó un vocero al portal FiloNews y agregó que "se van a mantener el número de empleados pero las preocupaciones crecen al ver la cantidad de tambos cerrados".
Pero, pese a la falta de producción y a la baja del consumo -el Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda registró una disminución del 1,7 por ciento de las ventas- el precio de la leche -y sus derivados- lejos está de disminuir. En doce meses, el sachet de leche tuvo un aumento por encima del 50 por ciento, según cifras oficiales de la Dirección de Estadísticas de la Ciudad de Buenos Aires. Con el último registro, de febrero, en chinos o super porteños el litro de leche común entera es de 32,52 pesos (las primeras marcas están un poco por encima de ese precio medio) y la leche en polvo -400 gramos- alcanzó los 127,90 pesos.
Pero además de esta compleja situación para productores y consumidores, se suma la aparición de cajas de leche rebajada con agua, una de las tantas imágenes actuales que remiten a otros tiempos de crisis y gravedad institucional del país, como la del 2001.
En las últimas horas, en muchos autoservicios chinos de la ciudad de Buenos Aires y del conurbano bonaerense, comenzaron a verse en las góndolas cajas de "la leche de los pobres", es decir, leche rebajada.
La peligrosa mezcla está conformada por un 70% de leche y un 30% de agua y lactosa, y se consigue a precio rebajado, en un contexto de encarecimiento de este alimento vital.
Más:
El campo quiere que echen al director de Lechería

martes, 19 de marzo de 2019

Lo que no le repreguntó Majul a Macri estaba en su propio libro

La acusación del presidente Mauricio Macri contra su propio padre a la hora de tratar de lavar las maniobras delictivas en las que incurrió el grupo familiar durante décadas en la Argentina sigue provocando repercusiones, luego de la sesión de inter-coaching que el primer mandatario compartió con el periodista oficialista Luis Majul.
"Es un delito lo que hizo mi padre, él era parte de un sistema extorsivo del kirchnerismo en el que para trabajar había que pagar", acusó Macri, sin repregunta de Majul, en una entrevista que poco le sirvió en el rating al canal América de la dupla Vila-Manzano: apenas alcanzó los 3.8 puntos, y quedó tercero en su franja y fuera de los cinco programas más vistos del domingo.
A pesar de haber prometido en su cuenta de Twitter que le iba a repreguntar al Presidente e incomodarlo -como parte de la sesión de coaching en la que el periodista se hacía el crítico y el mandatario, el enojado por la crisis argentina-, Majul pudo haberle repreguntado a partir de la información que él mismo publicó en su libro "Los Dueños de la Argentina (La cara oculta de los negocios).
Corría 1992 cuando la Editorial Sudamericana publicaba lo que el mismo Majul catalogó como un trabajo de investigación, que analizaba las fortunas de Macri (Socma), Fortabat (Loma Negra), Bulgheroni (Bridas), Rocca (Techint) y Born (Bunge & Born). El libro alcanzó las 30 ediciones.
Franco y Mauricio Macri fueron objeto de varios capítulos del libro, entre los que se puede contar el caso del pago de coimas al Concejo Deliberante porteño, hoy Legislatura, para la concesión de la recolección de residuos de Manliba, del grupo Socma.
Majul buscó contactar a los sospechados para que ejercieran su réplica, pero se negaron, aunque enviaron al responsable de prensa y relaciones públicas de Socma, un por entonces ignoto Fernando Marín, que luego sería el gerente de Blanquiceleste SA, la primera experiencia de administración privada de un club, Racing, y el encargado de terminar con el programa Fútbol para Todos.
Por aquel entonces, 1990, el intendente porteño era Carlos Grosso, que en 1992 debió renunciar por los permanentes escándalos de corrupción durante su gestión. Actualmente es asesor de Mauricio Macri.
En el libro, se cuenta acerca de la reunión de concejales como Federico Pinedo y Carlos Maslatón con el propio Mauricio, en aquel entonces, a cargo del Grupo Socma. Eran en el marco de las negociaciones por el millonario contrato de Manliba, que los Macri esperaban que el Legislativo porteño aprobara.
Más:
Abogado de Franco Macri volvió a complicar al Presidente: "Las negociaciones pasaban por Mauricio"

miércoles, 13 de marzo de 2019

El candidato de Macri en Córdoba es Schiaretti

La debacle económica que ha convertido a Mauricio Macri en una incomodidad para los candidatos de Cambiemos ha provocado que el oficialismo desnudara en estos días su nueva estrategia electoral: conformarse con que no gane el kirchnerismo y/o facilitar el triunfo de sus aliados provinciales, con la esperanza de que estos le devuelvan la maniobra en octubre.
Luego de las derrotas en la interna pampeana y en la elección a gobernador en Neuquén, los estrategas oficialistas posaron su mirada sobre Córdoba y decidieron ir a fondo con la idea de hacer todo para asegurar el triunfo del peronista Juan Schiaretti, socio fundamental en el Congreso estos 3 años, en una provincia que Macri entiende como la cuna de Cambiemos y clave en el triunfo de 2015.
Así, el 'dedazo porteño de un coqueto aristócrata' eligió a Mario Negri para dividirle votos al candidato de siempre del radicalismo cordobés, Ramón Mestre Jr. (un mediocre intendente de Córdoba capital, pero que maneja territorios e intendentes), que no es que tenía grandes chances de derrotar a Unión por Córdoba (UPC), en el poder desde hace 20 años, pero menos ahora que se producirá una inevitable división de votos radicales.
La maniobra de Mauricio Macri, Marcos Peña y Elisa Carrió en favor del peronismo cordobés no sólo persigue el objetivo de asegurar el triunfo schiarettista sino también evitar cualquier posibilidad que el gobernador, en algún momento, pudiera pensar que es necesario para ganar la elección aliarse con el kirchnerismo, movimiento que tampoco desea hacer el Gringo en función de sus acuerdos en Alternativa Federal (que incluyen hasta el socialismo santafecino y al GEN de Stolbizer).
La expresión K en la provincia se reduce a una candidatura de Pablo Carro, que en verdad se oficializó debido a la falta de contacto de la cúpula schiarettista, a pesar de que varias figuras K de segundo nivel ya se habían pasado a UPC o estaban coqueteando con la idea. Ahora, al kirchnerismo sólo le queda fortalecerse en la Legislatura y proyectar el 2023.
Pero además, se advierte que la decisión presidencial no repara ni en equilibrios republicanos siempre pretendidos desde el discurso: Schiaretti puede quedarse con todo el poder provincial, ya que el reparto de bancas en la Legislatura provincial, tanto en el caudal de legisladores departamentales (son 26) como en los que integran la llamada "lista sábana" (suman 44) favorecería ampliamente a UPC.
"Hay mucha preocupación de los candidatos o precandidatos a legisladores departamentales del radicalismo. Si se presentan las dos listas radicales, es posible que Unión por Córdoba se quede con hasta 24 de los 26 departamentos, lo cual es una locura. A lo mejor queden a salvo los departamentos muy muy radicales, como Río Primero o Totoral, por decir. El resto se puede perder todo. No saben lo que hicieron", se agarró la cabeza un dirigente radical con experiencia que habló con el sitio Alfil.
En el nuevo escenario, si se mantienen las dos listas radicales, Hacemos por Córdoba (el nuevo nombre que inscribiría Unión por Córdoba), podría alzarse con una abrumadora mayoría en la Unicameral, superior en varias unidades a los 36 que ganó cuatro años atrás.
Obviamente, cuando cierren las heridas, los legisladores que lleguen vía Mestre y vía Negri podrán hacer rancho aparte, pero esa es otra historia, quizás en el marco de un radicalismo no sólo provincial, sino también nacional, ajustados por Macri, luego de un esbozo de rebelión por el ninguneo de ese mismo 'coqueto aristócrata'.
Más:
Temor de un resquebrajamiento nacional de Cambiemos

sábado, 9 de marzo de 2019

En medio de la crisis, la familia de Marcos Peña ganó 14 mil millones de pesos

En el marco de la grave crisis que sufre el país debido a las políticas del Fondo Monetario Internacional implementadas por el gobierno de Mauricio Macri, el Grupo Financiero Galicia (GFG), propiedad de la familia del jefe de Gabinete, Marcos Peña Braun, declaró ganancias extraordinarias ante la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.
Según los Estados Financieros al 31 de diciembre de 2018, el grupo empresarial obtuvo beneficios por $14.789.144.000. Dicho balance fue aprobado por el directorio del GFG el jueves pasado.
Si se compara con el balance 2017, la ganancia es aún más extraordinaria en medio de la crisis. Ese año, el Grupo se llevó $9.257.000.000.
El Grupo Galicia es un holding de servicios financieros de Argentina, cuyo capital social está controlado en un 49,71% por las familias Braun, Escasany y Ayerza, mientras el restante 50,29% cotiza en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires. El principal activo del holding es el Banco de Galicia y Buenos Aires, y sus unidades en Uruguay y las islas Caymán.
Su activo más importante es la participación en el Banco de Galicia y Buenos Aires S.A., del que posee el 100% del capital social. La totalidad de las acciones que conforman el capital del Grupo ascienden a 1.300,3 millones compuestas de 281,2 millones de acciones Clase A y 1.019,0 millones de acciones clase B.
Federico Braun es miembro del directorio del Grupo y tío del jefe de Gabinete nacional, Marcos Peña Braun. El presidente del directorio -actualmente- es Eduardo Escasany.
Más:
El Banco Central subió la tasa para que no se dispare el dólar

jueves, 7 de marzo de 2019

Volvió Majul, pero Carrió le pinchó el globo

Anoche, regresó a la pantalla de la señal de cable A24 (Buenos Aires) el periodista oficialista Luis Majul, y tuvo como invitada estelar a la también oficialista Lilita Carrió, ocasión que ambos usufructuaron centralmente para tratar de desbaratar el escándalo de la causa por extorsión que compromete no sólo al fiscal Carlos Stornelli sino también a toda una red espuria de espías, soplones, legisladores y periodistas cercanos al gobierno nacional.
Pero Majul también intentó aprovechar a Carrió para redoblar su embestida contra la familia Moyano, una larga disputa del periodista que el año pasado supuso una infinidad de informes en contra del camionero y sus hijos, que -a su vez- buscó respaldar la maniobra oficial de meter preso a Pablo Moyano.
Hoy, en La Nación, Majul vuelve sobre los sindicalistas, asegurando que en la suerte de Stornelli se juega la supervivencia de la causa de los cuadernos, la apuesta más fuerte del oficialismo para tratar de minar las posibilidades electorales del kirchnerismo.
"Un serio y orquestado intento de deslegitimar la figura del arrepentido para voltear la causa de los cuadernos, contaminar todos los juicios de corrupción contra Cristina Fernández y evitar que vayan presos, entre otros, dirigentes complicados en la Justicia como el sindicalista Pablo Moyano se está llevando a cabo en lo que Ortega y Gasset denominaba "los sótanos del poder". La causa que tramita el juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla con el objetivo, entre otros, de desplazar al fiscal Carlos Stornelli solo constituye la punta del iceberg. Son parte del "plan maestro" los abogados de Hugo y Pablo Moyano y el expresidente Eduardo Duhalde , quienes vienen manteniendo encuentros con jueces federales, camaristas y abogados que estarían en la misma sintonía. Duhalde, sin ir más lejos, acaba de tomar dos decisiones muy controvertidas, La primera: asumir la defensa del juez federal Luis Silvio Carzoglio, el mismo que rechazó el pedido de detención del fiscal Sebastián Scalera contra Pablo Moyano y que ahora está suspendido y bajo proceso. La segunda decisión fue más polémica todavía: Duhalde irrumpió, hace apenas dos semanas, en el despacho de la jueza federal de Lomas, Estela del Carmen Mollo, con la excusa formal de presentarse como el nuevo apoderado de Carzoglio. Mollo tiene en sus manos una papa caliente: es subrogante en la causa de asociación ilícita para defraudar a Independiente, en reemplazo de Carzoglio. Mollo debería firmar cuanto antes la homologación de nuevas declaraciones de los barra-bravas Roberto Pablo "Bebote" Álvarez y Damián Lagaronne como imputados colaboradores o arrepentidos. Le pregunté a la jueza por qué había recibido al expresidente con las puertas cerradas. Me respondió que Duhalde fue a verla en su carácter de "codefensor" de Carzoglio", escribe en su columna de hoy.
A continuación, Majul asevera que los Moyano se habrían reunido con Carzoglio luego de que el juez rechazara el pedido de detención contra Pablo. Sin embargo, meses atrás, fue el magistrado el que denunció otra reunión: con espías de la AFI (Agencia Federal de Inteligencia), mandados por el presidente Mauricio Macri para presionarlo para que metiera preso al hijo del presidente de Independiente.
Justamente eso fue lo que le espetó Lilita Carrió, cuando la diputada sintió que el periodista quería mezclarla en su disputa con los Moyano. "Tiene que haber pruebas suficientes", le indicó al conductor. Y redobló la exigencia: que la AFI no apriete jueces.
"¿El gobierno tiene miedo de ir contra Moyano", la desafió Majul. "No, el Presidente quería. Lo que pasa que hay que tener pruebas suficientes. Contra Pablo había, pero en realidad Hugo Moyano es OCA. A veces, me parece más un apriete para una negociación que una búsqueda de la verdad. Lo que sí hubo presiones de sectores de la AFI para detener a Hugo Moyano y esto no se hace, por más que sea un gran delincuente. Yo estoy en contra de que esta AFI presione a los jueces", lo desbarató Carrió.
Más
Fantino sobre Santoro: "Voy a empezar a cuidarme".

miércoles, 6 de marzo de 2019

Insólito: suspendieron un carnaval por una fake news

Las noticias falsas (fake news) ya son una habitualidad en las redes sociales, y mucha gente se informa a través de ellas, por más que parezca inconcebible dicho fenómeno. Hay países donde se han producido linchamientos debido a este perverso mecanismo, como MéxicoIndia, y la justicia ha condenado a periodistas, como en el caso de Jorge Lanata y Nicolás Wiñazki en Argentina.
En Uruguay, el carnaval de la localidad de Joaquín Suárez (departamento de Canelones) debió suspenderse en el medio de una ola de temor entre los pobladores debido a la difusión de una fake news a través de las redes sociales.
El sábado pasado, el grupo de Facebook Suárez en. alerta publicó una captura de un mensaje que ya estaba circulando en WhatsApp, sin origen, alertando sobre que una persona iba a matar “a todo el mundo” en el Carnaval.
Horas después, el mismo grupo que tiene 5.500 seguidores (la localidad de Suárez tiene 6.700 habitantes) publicó una captura de la historia de Instagram del supuesto atacante por haber perdido a sus hermanos, uno de ellos supuestamente en el asalto de la Banca de Quinielas de Suárez.
Sólo en Facebook, esos mensajes fueron compartidos decenas de veces. En ello, se mezclaba gente que aseguraba que había tiros en el desfile porque alguien se lo había dicho, con gente que proponía matar al autor y otros que decían que en realidad no pasaba nada.
Sobre las 20, la Policía hizo un operativo que concluyó que nada pasaba aunque había varias denuncias de supuestos disparos y gente armada que merodeaba por el lugar. Tampoco se encontró a nadie herido en ninguno de los hospitales. La Policía recibió además una llamada de una persona que dijo que a su sobrino le habían disparado, lo que resultó ser una broma.
La alcaldesa Daniela Ruzzo suspendió el desfile de carnaval, cuando sólo habían alcanzado a actuar un par de comparas, luego de la renuncia de 8 de ellas por los rumores.
Atrás quedaban imágenes de miedo relatadas por el diario El País: "La estampida se produjo de un momento al otro, sin una explicación racional. Se pudo ver a madres y padres que tomaron a sus pequeños de las manos y corrieron por varias cuadras. Personas de diversas edades, con máscaras o sin ellas, corrían de un lado para otro. Los niños lloraban. “Dicen que están a los tiros en el centro”, gritaban y seguían corriendo. Una mujer con ocho varones y dos niñas, que eran parte del desfile, pidió refugio en una casa porque le dijeron que había una balacera. También dijeron que había peleas. Todos estaban aterrados. Mientras tanto, el resto de las comparsas y agrupaciones se dispersaban y trataban de refugiarse".
Colaboración
Más:
VIDEO: informe de la televisión uruguaya sobre el hecho

lunes, 4 de marzo de 2019

#HaganAlgo Toda una familia hace canje en la calle para poder comer

Los Rinaldi constituyen una familia de Garupá (Misiones) que, cada madrugada, se dirigen al Mercado Central y allí realizan distintas tareas a cambio de verduras frescas y las llevan a la calle -junto al semáforo que está en inmediaciones a la estación de servicio en el barrio Fátima- y con un cartel que reza ‘Te doy una verdura por un alimento’ se disponen al intercambio. Es una especie de trueque: verduras a cambio de algún alimento no perecedero, ropa, útiles escolares o bien lo que el 'cliente' desee dar, sin un monto específico ni una condición específica.
Jamás pensé vivir algo así, a mis hijos les digo que es lo que nos queda, y hay que buscar la salida, todos ellos estudian, mi hija de 16 nos ayuda en esto y realmente nos sentimos orgullosos como padres, ya que una chica de la edad de ella tendría pudor de hacer algo así; sin embargo, nuestros hijos aprenden del ejemplo que les damos y es ganarse la vida honestamente”, contó mamá Norma.
“Todo viene bien y ayuda en estos tiempos difíciles. Hoy trabajo de esto, no vendo, cambio una verdura por otro alimento, ya sea leche, fideo, arroz o lo que la gente quiera dar, tengo cinco hijos y trabajamos en familia, mi hija más grande tiene 16 y nos ayuda, como lo pueden ver, y la más chica tiene 8”, agregó, en diálogo con el diario El Territorio (Misiones).
Agregó que “la idea surgió porque empiezan las clases, realmente la economía hoy día no está para darle de comer bien a los chicos, y muchas veces no nos alcanza para comprar un fideo, un arroz o carne, entonces damos la posibilidad a la gente de que nos dé un alimento que no sea frutas y verduras a cambio de esos alimentos, es decir, canjeamos frutas y verduras por otros alimentos”.
“A nosotros nos sirve y a la gente también, a veces, la gente tampoco tiene y nos da cinco o diez pesos; todo sirve. La gente es muy colaboradora, eso es algo que nos llena de emoción", dijo la mujer de 37 años que acompañada de su hija mayor y su esposo Víctor Hugo Rinaldi exhiben el cartel.
La adolescente de 16 años, Milena, comentó que “la idea  surgió más que nada para ayudar a mis padres y a partir de ahí a mis hermanos, y este canje de frutas y verduras por otro alimento nos beneficia a nosotros y también a ellos, y a su vez estamos incorporando frutas y verduras en la dieta diaria de la gente que hoy día no acostumbra a comer sano, entonces es todo un ida y vuelta”.
La joven reconoció que si bien al principio sintió cierto pudor, consideró que es una manera de apoyar a sus padres y también seguir estudiando. “No tengo vergüenza, sé que muchos de mis pares no se ven haciendo algo así, pero uno nunca sabe las vueltas que da la vida, yo ahora todo lo que deseo es terminar la escuela, ir al Ejército y una vez allí estudiar alguna carrera que me abra más puertas en la vida para ayudar a mis padres y a mis hermanos”, manifestó Milena.
Su padre, Víctor Hugo, muy emocionado miraba orgulloso a su hija y con gruesas lágrimas dijo: “Esa es la única herencia que mi esposa y yo, que no pudimos estudiar, les estamos dejando a nuestros hijos, la herencia del trabajo, de luchar por lo que uno quiere, no dejar los estudios por nada, porque es una profesión la que permitirá que ellos no tengan esta vida con necesidades”.
Más:
Posadas: en sólo 3 meses, hay 10.000 nuevos desempleados