martes, 11 de diciembre de 2012

Clarín y La Nación aprietan a los radicales

Que ni se les ocurra aliarse con el gobierno nacional en su cruzada por hacer aplicar enteramente la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Y menos que menos, que le retaceen el aparato a Mauri para su sueño presidencial, o algo así...
Susy Viau, Clarín, domingo: "En su cruzada por la ley de medios, la Presidenta no ha reparado en costos. El uso y abuso de la figura de Raúl Alfonsín en los spots propagandísticos emitidos en Fútbol para Todos acabó con la casi infinita paciencia radical. Sus principales dirigentes acaban de firmar un documento que denuncia “el desvergonzado y malicioso intento del oficialismo para desvirtuar la militancia de Raúl Alfonsín a favor de la democratización de los medios de comunicación (…) El enfrentamiento del presidente Alfonsín con grupos mediáticos fue para impulsar una mayor variedad de opiniones. Jamás para censurar, atemorizar y perseguir a los que opinaban distinto (…) El Comité Nacional y los presidentes de los bloques parlamentarios de la UCR exigen al Gobierno nacional y a las autoridades de Canal 7 el inmediato cese de la utilización del líder de la UCR y de la lucha antidictatorial, en un nuevo intento por tergiversar la historia y el presente de los argentinos”. En casa, el radicalismo deberá ajustar cuentas con Leopoldo Moreau, abonado a los actos del Gobierno y a los elogios y las invitaciones de 678 para colaborar con la campaña que pretende ligar al referente máximo de su partido con la operación de acoso y derribo del Grupo Clarín".
Bety Sarlo, La Nación, hoy: "Kirchner fue un presidente con fuerte percepción realista. Su viuda se inclina a creer en la retórica de sus propios discursos y en las consignas, como si representaran lo real. Transformó el rencor contra un grupo económico en ideología. El abrazo con que estrechó a los radicales fue una búsqueda de alianzas en esta pelea mediática que, hasta ahora, caía sobre la propia tropa. Es de esperar que los radicales recuerden bien los pormenores que obligaron a Alfonsín a entregar el mando anticipadamente, que incluyen tanto a peronistas como a los titulares de los diarios. Antes del discurso de la Presidenta en la Plaza de Mayo, se proyectó un video que entregaba a la UCR un presente griego. Que ese caballito de Troya no les borre la memoria".

Se descarta que alguna autoridad del centenario partido salga a enfrentar estas amenazas.
Por lo pronto, el que sí se animó fue Moreau, en evidente soledad.

2 comentarios:

Politico Aficionado dijo...

Es absolutamente obscena la posición de Susana Viau. Pretende que la UCR practique una censura de corte stalinista a su propia dirigencia, en defensa de Magnetto.

Es claro que no dudaría en pedir la excomunión post mortem del propio Raúl Alfonsín en virtud de las cosas que dijo en contra de Clarín.

MÓNICA ADRIANA ROSANO dijo...

CUÁNTA ENVIDIA Y RESENTIMIENTO EN ESTA MUJER.

Publicar un comentario