martes, 14 de agosto de 2012

Clarín manipula hasta las cartas de sus lectores

"Aclaración de un lector por su carta publicada
Tuve el honor de que Clarín me publicara nuevamente una carta el 23 de julio bajo el titulo “Ay Teresa, como me gustan tus milanesas...” En la misma señalaba algunas actitudes abusivas, irrespetuosas y faltas de ética de quien ha sido elegida Presidente de los argentinos. Increíblemente, alguien se tomo la atribución de incluir una frase en mi carta pensando quizás que yo no me daría cuenta, o que no me importaría. ¿O se trata sólo de un lamentable, inexplicable error? Difícil de creer. La frase en cuestión: “Lo mismo hizo con el socio de una inmobiliaria” no sólo no figuraba en mi texto sino que no había en el mismo ni la más mínima alusión a ese tema. Falta ética grave, si las hay, poner en boca de alguien, por escrito y ante miles de personas, palabras que no dijo.
Alejo Laclau

N de la R: el lector tiene razón y van nuestras disculpas por el episodio. No hubo mala intención, sino un error de edición con una carta que anteriormente ocupaba ese espacio y fue removida para darle lugar a la del señor Laclau. Por lo demás, su carta era lo suficientemente crítica del Gobierno como para agregarle intencionadamente una línea más".
Fuente
Mientras tanto, en La Nación, observé un saludable hecho también relacionado con la actitud de uno de sus usuarios/lectores.
En la nota de Oppenheimer alabando a Dilma por enfrentar la corrupción y pegándole a CFK, Chávez y Correa por apañarla (en el fondo, el reclamo del agente de Miami es que el poder político le de bola a las denuncias de la prensa -siempre y cuando ésta no esté involucrada-) está este comentario que despertó una búsqueda y un hallazgo interesantes:
"marcosxxi
El total de dinero involucrado en el supuesto mensalao es de 30 millones de reales. Eso robaban los apaniguiados de Fernando Henrique Cardoso por segundo en la época de la privataria tucana, las privatizaciones hechas en su gobierno, que han envuelto mas de100 mil millones de dólares, cosas que la prensa brasileña no denuncia porque todos los grandes grupos han participado en pleno y se han beneficiado de La privataria, principalmente en el área de telecomunicaciones".
¿Qué es La Privataria?
"El libro A privataria tucana*, del periodista Amaury Ribeiro Jr., trajo de vuelta al debate político brasileño el proceso de privatizaciones liderado por el gobierno del ex presidente Fernando Henrique Cardoso. Producto de doce años de trabajo, el libro denuncia la existencia de un esquema de corrupción y lavado de dinero que habría sido armado alrededor de importantes líderes del PSDB (Partido de la Social Democracia Brasilera), entre ellos el ex ministro de Planeamiento y de Salud, ex gobernador de San Pablo y ex candidato a presidente de la República José Serra, que en el gobierno de Fernando Henrique Cardoso comandó, como ministro de Planeamiento, el proceso de privatizaciones, especialmente en el sector de las telecomunicaciones.
El libro se transformó en un fenómeno en las redes sociales y una piedra en el zapato de la prensa brasileña. A pesar de haberse agotado la primera edición, de 15.000 ejemplares, en cerca de cuatro días, los principales vehículos de comunicación del país adoptaron un silencio ensordecedor sobre el tema. Solamente en los últimos días, una semana después de que el texto se convirtiera en uno de los temas más debatidos en Internet, los llamados grandes medios comenzaron a hablar del libro de una manera un tanto insólita, a saber, priorizando la versión de los acusados.
El comportamiento silencioso es diferente de aquél adoptado por los medios brasileños en los últimos meses, quienes se dedicaron a la publicación de sucesivas denuncias contra ministros del gobierno de la presidenta Dilma Rousseff. En su gran mayoría, basadas en afirmaciones hechas por terceros, esas denuncias no siguieron la regla que ahora los grandes medios dicen utilizar para adoptar una posición de cautela con respecto al libro: “Necesitamos averiguar la veracidad de las denuncias antes de publicar algo”.
Sin embargo, la aplastadora presión del tema a través de redes sociales, blogs, portales de izquierda y la revista Carta Capital –que publicó su nota de tapa sobre el libro– terminó por producir fisuras en el bloqueo de los medios".
*Privataria Tucana: privataria es un neologismo que mezcla las palabras privatización + piratería, y tucana se refiere al pájaro tucán, símbolo del PSDB".
Fuente
¿Qué diría Oppenheimer si los sentados en el banquillo de los acusados fueran los principales directivos de los medios de comunicación beneficiados por las privatizaciones del Menem verde amarelo? ¿Elogiaría el proceso o lo presentaría como un ataque a la libertad de expresión?

1 comentarios:

Dormidano dijo...

A la primera disculpa de Clarinete no le creo. La aclaración es peor que la manipulación.
Sobre lo segundo, tengo para mi que Oppi miraría para otro lado, porque ya lo ha incorporado como costumbre.
De todas formas, su independencia de criterio remite a las psoturas del Departamento de Estado por lo cual, con sólo saber qué opina el segundo sabremos qué opinará el primero.

Le dejo un asunto que me anda picando en la cecera: en las notas de Ambito Pendenciero referidas a Macri (aunque en otras también) aparece un tipo que se hace llamar "Camboyano" que lo defiende con uñas y dientes y con tanto tiempo para hacerlo que parece no ocuparse de otra cosa.
¿Tiene alguna noticia sobre este personaje? ¿En dónde se podría indagar el asunto?
Un poco de espionaje nunca viene mal...

Publicar un comentario