jueves, 29 de septiembre de 2011

Para Roa (Clarín), el que le hayan roto la cara al director de la escuela de Pergamino es culpa de... chachan chachan... ¡¡¡sí, del gobierno!!!

Uno venía leyendo la columna de uno de los editores del diario del Grupo (esos que se encargan de titular todo negativo y anti K aún a pesar de que el texto de la nota nada tenga de esos ingredientes) acerca de la violencia en las escuelas, las escuelas en sociedades violentas, que ahora le pegan a los profesores, la escuela como réplica de fenómenos sociales que la abarcan y superan; bien, tranqui. Hasta coincidiendo.
Hasta que...
"Nadie podría decir que una cosa tenga que ver directamente con la otra. Pero el discurso intolerante que baja desde los niveles más altos del Gobierno hasta los piquetes y escraches, como el del martes contra el mismísimo presidente de la Corte Suprema, son datos de una sociedad que vive crispada y que no necesariamente sanciona la violencia como una falta grave". (Fuente)
Uno entiende que Roa, por disponer solamente de un espacio de 2 mil caracteres, pueda tener que circunscribir el "análisis" a dos o tres variables. Pero parece que hay otras de mucho mayor peso sociológico, histórico, educativo, simbólico, económico antes que volver sobre el crispado discurso del gobierno (construcción discursiva del medio), como además si fuera el único actor social al cual se le pueda asignar dicho mote deslegitimador y acusatorio.
Uno piensa en factores relacionados con:
-Modelos de autoridad distintos
-Nuevos códigos juveniles
-Diferentes vínculos relacionales
-El rol de la esceula en las sociedad complejas actuales
-La exclusión social
-El tejido social despedazado por políticas neoliberales durante décadas
-El curriculum
-La pedagogía
-La didáctica
-Formas de organización autoritarias
-Nuevas jerarquías educativas
-La no integración de los chicos en la toma de decisiones
-Falta de trabajo inter de todo tipo
-La no colaboración entre los diferentes actores de una comunidad educativa
-Formas de violencia simbólica
-La necesidad de una mayor complementariedad entre el mundo educativo y el laboral
-Las expectativas de los jóvenes y de los docentes
-Las aspiraciones de los padres
-La irrupción de un Estado más presente en la Educación
-La conformación de nuevas subjetividades
-Las utilidades que le ven los chicos a la escuela
-Las formas de dominación subrepticias
-La asunción de roles desconocidos para la escuela
Y tantos, tantos, tantos, tantos otros.
Pero claro. 2 mil caracteres te llevan indefectiblemente al reduccionismo por default de culpar al gobierno por TODO lo malo que nos sucede. SIEMPRE.

5 comentarios:

Adal El Hippie Viejo dijo...

prensa canalla compañero

un abrazo

Adal

nilda dijo...

claro, y te morfaste todas las variables psicologicas, subjetivas, de la madre en cuestion, de la ausencia del nombre del padre, de ese pibe en particular y su relacion con la madre, podriamos seguir, claro que si. Pero como dicen Thelma y Nancy (TN) ¿de quien es la culpa? : de la yegua!

Daniel dijo...

Jaja. Pero, qué duda cabe que el gobierno tiene la culpa de todo? Sin ir más lejos, todavía no se me va la alergia que me agarra en primavera.

ClaudioJ dijo...

Sabes cual es el mayor disparador de violencia?, justamente muchos de los programas del multimedios.
Cada programa son pura pelea, insultos, bajezas, degradación de la moral ajena, desprecio por el esfuerzo y sacrificio y valoración a la "simpatía y belleza", rendir culto a lo superficial. A todo esto sumale los programas de cámaras que muestran a los jóvenes peleándose, borrachos, drogados, como marginales.
Pero los muestran por la tele; nunca pensaron en que los jóvenes, muchas veces, actúan por repetición?, si unos salen por tele peleándose, porque yo no voy a poder salir?; para eso suben en youtube el video "pelándose" y después se lo pasa por la tele diciendo miren que violentos son los chicos suben sus peleas en las redes, y nadie hace nada.
Saludos

Sergio Villone dijo...

La Nación también se sumó!!1
"Lo que no se advierte es que haya políticas del Gobierno que marchen en esa dirección. Los reiterados y cada vez más graves hechos de indisciplina de todo calibre claramente indican que se está yendo en sentido contrario. Es decir, en franco retroceso".
Y Hernán le dio con un hacha:
http://yaesta.blogspot.com/2011/09/editorial-de-la-nacion-la-solucion.html
Dejando este formidable razonamiento: "Las políticas de Estado son otra falacia. Se trata de convertir en inalterables en el tiempo ciertas políticas que le conviene a un sector. El Estado es reflejo de la conflictividad social: es posible que una política de Estado hoy, no lo sea mañana si cambia el color del gobierno. Por eso en vez de políticas de Estado es preferible pensar en una difusión cultural que arraigue y funcione como ancla de las políticas inclusivas, para que sean sostenibles en el tiempo, y los medios concentrados no puedan instalar una alternativa reaccionaria".

Publicar un comentario