lunes, 19 de septiembre de 2011

Leuco Metralleta, primer desertor

La jugada John Lender va dejando los heridos por el camino. Ver anoche en lo de Marianito a la golpeadora Camaño hablar de transparencia, a la espada clarinista Giudici pontificar desde su 2% de votos en la elección a Jefe de Gobierno de la CABA y al ladero del Colorado, Gustavo Ferrari, aseverar que la gente vota a CFK por los planes sociales ("Entre nuevas jubilaciones, AUH y los planes cooperativas, son 13 millones de votos. Los chicos de la Asignación no votan, sino sus padres", sintió la necesidad de aclarar), como días atrás también se había masturbado la Tota, fue más fuerte que las propias reflexiones del Doctorcito junto a Aguinis, otra vez comparando al kirchenrismo con chachan chachan... ¡sí, Hitler!
Parece que la opereta armada en el auto de la esposa de Barrionuevo, junto a la Pato en fuga, fue tan burda que hasta un Leuco se anima a desmarcarse del papelón institucional que significa legitimar a un extorsionador como John Lender en el seno de la representación popular. Bueno, ellos no reparan en esas cosas, como tampoco lo hicieron el año pasado al lanzar denuncias falsas de corrupción con tal de frustrar la sesión para aprobar el presupuesto 2011 (Pagni hoy ya les avisa que CFK los quiere engañar, que no sean *oludos. Tiene que estar en todo el pobre de Pagni, che). Acciones que pagaron muy caro el 14A y que se esmeran por repetir el 23O.
El compañero televisivo del alarmado Pepito por la netbooks K pro Télam (conmoción a la cual se sumó hoy Luisito Investigador repartiendo Ks a diestra y siniestra -"La maquinaria K de poder absoluto K", ¡paaaaaa!- desde el diario del Colorado -que ya enterró al hijo de Raúl, justo cuando el radicalismo, por fin, había ganado algo en Córdoba-), obvio, le quiere tirar el muerto chachan chachan... ¡sí, al kirchenrismo y su prensa militante! "Vamos a hablar claro para que no quede ninguna duda: desde que estalló este escándalo vengo diciendo que Sergio Schoklender es un delincuente y un perverso. Desde hace unos días, los periodistas que trabajan para el gobierno de Cristina pero cobran de los impuestos que pagamos todos, están ejecutando un operativo para instalar en la opinión pública que Sergio Schoklender es un dirigente opositor. Es una tarea insólita y titánica", se victimiza como siempre, para luego espetar: "Si ahora funciona como un arrepentido y reparte barro para todos lados no es culpa de la oposición ni del periodismo".
Mientras, en TN, evalúan llevar a John Lender a La Viola, aunque al Bebe no le convence eso de hablar del costado rockero del parricida...
Mientras, las hordas camporistas comecerebrosdenenes abuchean al bueno de Hermes, que la semana pasada había sufrido un apriete radial de la inefable Magda y el servicial Alfano para que sus diputados se prestaran al show del lavador de dinero y estafador serial. Y es tan bueno, que se arrepintió y los mandó, pero que no preguntaran, eh. Dura la vida del antiinflacionario, compañero de la norma pro-Clarín.
Como escribe hoy Aulicino en lo del Instrumento: la oposición está lejos de todo.

3 comentarios:

ElGauchoGPS dijo...

Hmm... no lo metan a Leuco, que ha demostrado sobradamente ser un tipo de principios yt sumamente serio: recuerden cuando al acusar a Lucas, por alguna razón creyó oportuno citar ésa vez que tuvo a Menendez a tiro de fusil, con ganas de matarlo por arrogarse, desde el Poder, el derecho a asesinar a quien viviera de una manera deplorable, según su punto de vista...

Ciudadano K dijo...

Muy bueno Sergio.

Sergio Villone dijo...

Me hicieron acordar de este caso grave Leuco vs. Carrasco. Otra de las cuasas paradas en este país sin justicia.
Grave.

Publicar un comentario