martes, 2 de septiembre de 2014

Controversia en escuela cordobesa por homenaje a un desaparecido

Con motivo de los 100 años de vida de la escuela Florentino Ameghino, de Río Cuarto, se le iba a colocar a un aula el nombre del desaparecido riocuartense Ricardo Tissera, ex alumno del colegio.
Sin embargo, en los últimos días, familiares de Tissera denunciaron que el establecimiento educativo habría dado marcha atrás con esa idea, que ya había sido anunciada públicamente en abril de este año.
Susana Tissera, hermana de Ricardo, aseguró que "la directora Adriana Ramírez me comunicó hace 20 días que el aula no llevaría el nombre de "El Azulejo". A pesar de los años que venimos luchando y llevando la mochila inmensa de tanto dolor por nuestros 30 mil desaparecidos, parece extraño que en la sociedad actual sigamos teniendo miedo y hasta vergüenza. Se nos bloqueó la memoria de la que tanto hablamos".
"Según ella, la comunidad educativa no quiere, tiene muchas presiones que no las puede soportar. Suena irónico y hasta cruel. Desde siempre estuvo de acuerdo y hasta habíamos elegido el aula", agregó Tissera, miembro de la Comisión Municipal de la Memoria.
Desde la escuela, se afirmó que el caso no está cerrado y que en verdad es una demora debido a que se deben llevar a cabo trámites administrativos que no se habían tenido en cuenta. Por ejemplo, que desde el Ministerio de Educación les piden una terna de nombres, y que la decisión no depende de la escuela.
Además, se encargaron de subrayar que no tuvieron ninguna presión de autoridades locales o provinciales, como así tampoco de la comunidad educativa del colegio.
"Se habían programado varias actividades, entre ellas la de nombrar este aula, pero algunas se han podido realizar y otras se han reprogramado. De hecho, ahora el acto central por los 100 años se está pensando hacerlo el 24 de octubre", explicaron.
Susana Tissera, sin embargo, denunció evasivas de la directora en las últimas semanas: "Me llama la atención porque fue compañera mía y ella vivió cuando lo mataron a mi hermano y a mi cuñada. Ella nunca puso un pero".
Tissera contó que hace "unas semanas atrás, luego de las vacaciones de julio, me reuní con ella y me dijo: "Nos bajaron el nombre de tu hermano". Y me confesó que tenía presiones de la comunidad educativa, tanto docentes, ex docentes y padres".
Pablo Tissera, hijo de Ricardo, aseveró sentir "un profundo dolor porque se juega mucho con las emociones en estos hechos. Como militante, es preocupación lo que genera que se dé de baja este tipo de actos".
Hernán Vaca Narvaja, titular del Observatorio de Derechos Humanos de la Universidad Nacional de Río Cuarto, manifestó en el programa Así son las Cosas (Canal 13, Río Cuarto): "Me parece inconcebible en los tiempos que estamos viviendo. Teniendo en cuenta toda la revisión de la historia, esta decisión me parece inconcebible, y menos aún que no se le haya dado una explicación a los familiares. Aquí hay una decisión política. Ahora resta saber quién fue y por qué. Hay una familia que ha sido insultada. No alcanza con decir que recibió presiones. Esto no puede quedar así".
Por su parte, Juan Simes, secretario general de UEPC (Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba) narró que se había reunido con la directora Ramírez: "Nos dijo que se va a elevar la propuesta para las 16 aulas en el marco de los 100 años de la escuela y que nunca se negó a ponerle el nombre de Tissera. No hubo una negación por parte del colegio".
Susana Tissera, luego de ratificar su versión de que Ramírez, "hace 20 días, me dijo que no le iban a poner al aula el nombre de mi hermano", informó que dará una conferencia de prensa hoy en la Casa de la Memoria de Río Cuarto, y manifestó que ha recibido muestras de solidaridad por parte de organizaciones sociales y políticas locales y provinciales.

ACTUALIZACIÓN (11,30 HS)
Entrevista con Susana Tissera.

0 comentarios:

Publicar un comentario