domingo, 7 de febrero de 2016

Clarín y Macri salieron a apretar a los empresarios

Habituales críticos de la intervención del Estado durante el kirchnerismo, ahora el tándem Clarín-Macri temen que su gobierno fracase debido a las medidas económicas tomadas para favorecer(se) a los sectores más concentrados de la economía.
El miedo a que el gobierno del porteño termine como el de De la Rúa continúa y las amenazas van subiendo de tono.
Joaquín Morales Solá, el lunes, en TN, con gesto contrariado y tono amenazante: "Quiero hablar de comerciantes y empresarios. Ustedes conocen mi pensamiento, saben que yo creo en la necesidad del libre mercado, de la competencia, de que todo el mundo pueda vivir en libertad política y también económica. Pero hay cosas que están sucediendo en estos días que merecen que el sector empresario y de comerciantes pongan especial atención con lo que van a hacer.
Lo escuchábamos al ministro Aranguren decir que el precio de las tarifas en algunos casos podía trasladarse a los precios. No en todos los casos porque el comercio y las empresas no van a recibir el mismo porcentaje de aumento porque ellos ya tenían una tarifa bastante similar a la que se está implementando para los hogares. Si los empresarios y comerciantes llevan eso ciegamente, sin pensar dos veces, a los precios, vamos a tener paritarias pidiendo aumentos salariales de cualquier porcentaje. Ya Hugo Moyano dijo que pasaba su pedido del 25 por ciento al 30 por ciento.
Estamos todavía sin saber, porque hoy empezó el nuevo régimen tarifario, no sabemos cómo se va a trasladar a los precios. Si es un traslado inconsciente, irresponsable, seguramente ese 30 va a ser más y entonces sí nos vamos a poner en una espiral inflacionaria y de aumentos salariales que ya hemos vivido en este país y que ya sabemos en qué termina.
Por otro lado, hoy escuché al presidente de la Sociedad Rural, Luis Etchevere, que pedía prácticamente que la población no consuma carne si no advierte que las carnicerías y los supermercados bajaron el precio de acuerdo a la baja que ya hubo en el mercado de Liniers. Ese precio bajó en Liniers, debe bajar en todos los supermercados y carnicerías.
El gobierno de Macri le ha dado al sector del campo, enfrentado con el anterior gobierno y, según ellos, muy hostigados, todo lo que pedían. Les sacó todas las retenciones, con excepción de la soja, ordenó un tipo de cambio más competitivo y nombró como nministro de agricultura a un dirigente del sector, Buryale.
Yo les digo algo más a comerciantes y empresarios: ojo con lo que hacen porque lo que van a terminar haciendo es lo que nadie quiere que pase, que la mayoría de la sociedad reclame que el Estado vuelva a controlar los precios. Eso es lo que va a pasar si no se actúa con la suficiente responsabilidad".
Nelson Castro, el jueves, de regreso, con  miedo a que vuelva la Señora Presidenta: "Lo que enfrenta la Argentina: la herencia que ha dejado el kirchnerismo al país es tremenda, pesada, de la cual no hay posibilidad de librarse rápidamente. Por supuesto, es importante que el gobierno la reconozca y va a ser bueno que termine de hacer un inventario de presentación, pero su responsabilidad es buscar soluciones, Para eso se presentó y lo votaron.
Los reclamos de los trabajadores son absolutamente fundados. Nadie pide una locura por pensar arreglos paritarios al rededor del 32, 33%.
Hasta acá el piso de este sinceramiento de la economía, que era inevitable, Scioli lo hubiera hecho. Y lo viene aguantando la clase trabajadora, que es la que menos tiene; ahí están los precios.
Es imprescindible que los sectores que más tienen, empresariales, que ganaron mucha plata con el kirchnerismo también, hagan una aporte.
El dólar no se fue a 20 como se pronosticaba. Está en 14. No bajó un precio. Y los que bajaron tiene aire de burla: los medicamentos, 5%. Habían subido el 18%.
Si el sinceramiento de la economía no es compartido por todos, si los que más pueden y tienen no hacen un aporte importante, la Argentina no tiene solución.
Si todo esto fracasa, lo que vendrá será más del tremendo populismo que aplicó el kirchnerismo y que ha dejado al país como está. El gobierno debe reflexionar escuchando a todos. Pero después, los actores de poder económico de la sociedad, para hacer este tránsito menos traumático. La Argentina necesita superar esto con justicia social. Si sólo pagan lo que menos tienen, estaremos repitiendo la historia de la Argentina, que es una historia de fracasos.
Macri, ahora sí a favor de que los mercados no sean totalmente libres: "El presidente Mauricio Macri reclamó "prudencia" en las paritarias y confirmó que el Gobierno nacional pondrá en marcha la Comisión de Defensa de la Competencia para "caerle duro a los empresarios que abusaron de una posición dominante".
"La semana que viene relanzamos la comisión para la Defensa de la Competencia", ratificó. "Hay mercados donde no está funcionando bien y queremos realmente caerle duro a los empresarios que abusaron de una posición dominante en perjuicio de los argentinos. Vamos a estar muy encima de que todos entiendan que la etapa que viene es de invertir, apostar a largo plazo y terminar con las vivezas y atajos de los vivos", advirtió el jefe de Estado".

4 comentarios:

ram dijo...

Es probable que si John le Carré fuera argentino. nuestro joaco le hubiera inspirado una novela, quizás "el intelectual que vino del subtrópico tucumano", nada que ver con los fríos soviéticos y mucho que ver con el duro aprendizaje (con diploma incluído de la escuelita de Famaillá) de que no hay que confundir "Libertad con libertinaje".... claro, la vejez es sabia, donde hubo pelos largos ahora hay pelada y, claro, hasta puede haber lugar al temor de que los precios y la angurria de los de siempre, sean los terroristas subversivos que hagan volar por los aires la revolución de la alegría (como si el quetejedi no pudiera solito).
No sé usted pero, para mí hace años que este viejo malandra no hacía un "análisis" con una pizca de cercanía con la realidad, en fin, mal pensado que es uno....

Chily dijo...

Es el gobierno de los neo-ceo-angurientos como ejemplo fibertel de clarin

Chily dijo...

Es el gobierno de los neo-ceo-angurientos como ejemplo fibertel de clarin

Raúl C. dijo...

Eso sí, si los precios en los supermercados no bajan, el gobierno va a aplicar un remedio infalible: importar todo. Entonces mucha gente del circuito productivo va a quedar sin trabajo.
¿Y quiénes van a importar?... los supermercados, claro. Un castigo terrible, van a tener que afrontar todas las complicaciones de la importación...
Le den las vueltas que le den, esto no cierra bien.

Publicar un comentario en la entrada