domingo, 18 de mayo de 2014

Diario de viaje de un músico argentino a las Islas Malvinas

El guitarrista riocuartense Mario Cayón, por estas horas, está regresando de las Islas Malvinas, a donde viajó para unir con su música dos partes del mismo territorio nacional.
Antes de viajar, Mario nos comentó en la radio: "Malvinas no es un producto, es el reducto nacional más importante que nos queda, la tierra más nacional que no está bajo la bandera. Yo voy como argentino y entro como un ciudadano que considera que ese suelo es argentino. El desafío de esta misión es de qué manera se plantean las diferencias en este mundo. La Humanidad no necesita más de guerras".
La siguiente es una compilación de los posts que fue compartiendo en su cuenta de Facebook.
3 de mayo
A cinco días de viajar a las Islas Malvinas a tocar y rendirles un homenaje de paz a los caídos allí, tuve una de las cosas más conmovedoras de estos meses. Se contactó conmigo un padre de un conscripto salteño que reposa en tierra malvinense. Tenía 18 años cuando fue enviado a esa guerra. Le conté de mi travesía por estos meses, los obstáculos políticos, los palos en la rueda y hasta ciertos " correctivos" que había sufrido por decidir viajar de todas formas. Me ofrecí a llevar una ofrenda al reposo de su hijo, y mientras yo pensaba subconscientemente lo tanto que amo a mis hijos y lo que significan para mí, me silenció el alma con un comentario este hombre que aun no encuentro voz: "A la Argentina le fue más fácil mandar miles de hijos a morir que acompañar un homenaje a los que murieron en las islas". Posiblemente, ahí esté la respuesta de por qué viajo de todas formas.
5 de mayo
Desde las 8 de la mañana en trámites, casi no almorcé y mis hijos me vieron de pasada, menos mal que es mi día de franco. A tres días de viajar a las islas y padeciendo la burocracia, la política, las promesas incumplidas y la Afip que no me autoriza a comprar una puta libra para poder rendirle un homenaje a los pibes muertos que este mismo país mandó a una guerra absurda. Qué difícil me la hacen y ya no sé más qué carajo hacer para tener todo listo, todo en regla, cumplir con las leyes y las disposiciones de Afip, que dice una cosa pero hace otra. El cáncer de este país es la burocracia y la política del incumplimiento sistemático. Si mañana no me autorizan y creo que no, tengo que ir a comprar divisas al mercado negro, con lo que encarece un 30% mi viaje, al que demasiado justo llego, y ahí vendo el Plexi Marshall con caja celestion a un buen precio el que lo quiera comprar, que me costó toda la vida tenerlo. A Malvinas voy igual; eso que lo tengan seguro; lo que no me mata me fortalece, y que Dios y la Patria os lo demanden.
8 de mayo
Llegó el momento de ponerle el pecho a los desafíos: Ciudad de Buenos Aires, Río Gallegos y las islas. Ante todo y en primer lugar, quiero agradecer a mi Patria afectiva, a la mujer que amo profundamente y elijo todos los días, a nuestros dos hijos que son lo más grande que tenemos en esta vida, sin ellos no hay fuerzas posibles. Agradezco a toda la familia de la cual estoy orgulloso, mi hermana, mis viejos, mis amigos, mi barrio Alberdi querido, y las enormes fuerzas que me dieron estos cinco meses de lucha. Yo hubiese bajado los brazos mucho antes de no ser por todo el aguante y sobre todo el de los muchachos que volvieron del 82. (...) Muchísimas gracias también a personas que se interesaron en dar una mano y la dieron, a Gustavo Ávila, que desde la secretaría de Cultura de Río Cuarto se puso el proyecto en piel y le metió toda la pila del mundo para dar una mano y la dio, un tipo de palabra que valoro más allá de esto. A Daniela Miranda, Osvaldo da Costa, a Charo Ruperes, a Gabriela Balussi. Seguro me estoy olvidando de muchos más y seguramente de muy importantes para mí y esta lucha. Gracias a los sponsors porque sin ellos esto era imposible; se los agradezco desde el alma, y por la enorme función social que cumplen al apoyar estas cosas. Gracias a las piedras en el camino de la política y las gestiones públicas que se interpusieron en esta causa mil veces, porque me hicieron más fuerte y convirtieron un proyecto de un artista en un desafío colectivo, evidenciando sus miserias. Gracias a los habitantes de las islas que mostraron amabilidad y respeto. Hasta la vuelta. ¡Viva la paz entre los seres humanos y viva la Humanidad!
9 de mayo
Hemos sido recibidos como los dioses en Río Gallegos por Horacio y los suboficiales del Regimiento 4. Excelente viaje desde Aeroparque y mañana hacia las islas a poder hacer música en Narrows Bar, gente respetuosa y amable que pudimos contactar en estos tiempos.
11 de mayo
Segundo día en las islas. Increíble amanecer y mejor aún el recibimiento y la noche en Narrows, muy amables todos. La noche nos regaló una luna enorme en una noche muy cosmopolita que se extendió entre charlas amistosas entre amigos de cinco países. Un minuto vivido acá vale más que años de historia contada. En la semana se volverá a tocar.
Fui recibido amablemente por Mr. Michael Portland, sacerdote católico de las islas, a pedido de la Asociación Civil Amigos Malvinas-Falklands para entregarle una carta y el cuadro de todos los caídos. Muy gentil y atento Mr. Portland y el cuadro ya estará colgado en el templo.
14 de mayo
Amanecer de filmación, segundo día de trabajo fílmico muy productivo. Almuerzo en unas horas con alguien de mucho prestigio para las islas para crear puentes humanos, es un honor para mí. La Humanidad y la cultura viajan en su propio tiempo en la Historia.
15 de mayo
Caminando un tramo de un sector donde cayó el hijo de un señor que me contactó antes de venir. Lo hice con mi equipo de foto, más trípode, más mi guitarra. Todo eso equivale a lo que pesa un fusil. Increíble el frío, lo que cuesta desplazarse, lo agresivo del viento, apenas unos minutos con comida antes y después y bien abrigado. Imagino lo que habrán vivido estos cientos de muchachos en el 82. Nunca Más.
16 de mayo
Hoy viernes toco en Narrows Bar, Islas Malvinas, despidiéndome de las islas en un viaje histórico, por la paz y por la creación de puentes humanos. Mis expectativas han sido sobrepasadas por la realidad.
17 de mayo
Recién termina el show en Narrows Bar, en las Islas Malvinas; no sólo fue histórico esto sino que no encuentro palabras para describir lo emocionante de haber tocado acá, los amigos cosechados aquí, increíblemente agradecido al público. La Humanidad sigue avanzando por fuera de la cancha que marca a veces la historia de los odios heredados. Gracias a la música y a la vida por haberme traído hasta acá.
Últimas horas en las islas. Llevo un tatuaje más, pero esta vez en el alma, este lugar, mucha de su gente, los ex combatientes argentinos que conocí aquí, y la posibilidad de cambiar la Historia. Próxima escala: Río Gallegos. Destino final: abrazar urgente a toda mi familia. Misión cumplida.

2 comentarios:

Diego Oreja dijo...

hola

Diego Oreja dijo...

Ya en 2012 LA PERRA QUE LOS PARIO, banda argentina hizo esta movida. esta buenisimo malvinizar pero tambien esta bueno reconcoer a quienes nos precedieron. http://www.youtube.com/watch?v=8aDn4WD-bfw

Publicar un comentario