sábado, 31 de marzo de 2012

Díganle a Roa que se tranquilice un poco

Pobre, Ricardo. No pega una. El jueves les aconsejaba no venir a los españoles que desean partir hacia la Argentina huyendo de la grave crisis económica y social que atraviesa su país. ¿Por qué? "Debieran saber que tenemos una de las inflaciones más altas del mundo , el 34% del empleo en negro, la tasa de pobreza arriba del 20% y una economía que se desacelera y ya le pega a la demanda de empleo. No se van a encontrar con un paraíso", cerraba su columna en Clarín. En la de hoy, está al borde de un ataque de nervios e insultos...
Pero justo ayer, el modelo macrista de gestión presidencial (justo Macri es el protegido de Roa y Cía. Uy, ¡qué coincidencia!), el PP de Aznar y Rajoy, aplicaba una nueva ración de todas las recetas que llevaron a España -como a Argentina en 2001- a estar al borde del default: "Un día después de las masivas manifestaciones en el marco de la huelga general celebrada en contra del plan de reforma laboral, el Gobierno español aprobó el presupuesto para este año, el cual contempla un ajuste entre ingresos y gastos de más de 27.000 millones de euros; es el mayor recorte de la democracia ibérica". (Fuente)
"El tijeretazo afecta todas las partidas de gasto. Una de las más golpeadas es la que España destina a la ayuda al desarrollo, con una reducción de casi 900 millones de dólares. También se paralizan la gran mayoría de las inversiones en obras públicas, como ferrocarriles y autopistas, y se anunciaron recortes en educación, sanidad y defensa". (Fuente)
"Además habrá incrementos en la factura de la luz y del gas del 7 y 5% respectivamente. Los bolsillos de los españoles también tendrán menos dinero por el aumento del peaje, que se elevará 21%.
Además subirán y modificarán impuestos, sobre todo a las empresas, para aumentar la recaudación en 12.314 millones de euros. A las alzas anunciadas en diciembre pasado del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF), el impuesto sobre los rendimientos del capital y el impuesto sobre bienes inmuebles (IBI), se suman los cambios anunciados ayer en el impuesto de sociedades para las grandes empresas y la modificación del impuesto especial sobre el tabaco. El importe se calcula en 5.300 millones de euros.
El efecto socialmente más doloroso es que a los 5,3 millones de desocupados, el doble del nivel europeo de desempleo, se sumarán 630.000 nuevos “parados” este año por la aplicación de la reforma laboral y la recesión económica ya instalada en la economía". (Fuente)
Recortes y más recortes, luego de que los españoles increíbemente votaran por el PP a sabiendas de que este partido no iba a hacer otra cosa que ajustarlos por todos lados y además avanzaría sobre derechos laborales y civiles obtenidos con mucho esfuerzo durante décadas.
En medio de este semejante ataque a lo social, Rajoy tiene tiempo para perdonarle deudas a sus amigos: "También se aprobó una especie de “amnistía fiscal” con un “gravámen especial” del 10% para regularizar el dinero negro en España (20% de un Producto Bruto Internode un billón de euros) y también las cuentas en paraísos fiscales.
Esta medida estaba considerada como un premio a los defraudadores y era mala palabra, sobre todo para el gobernante Partido Popular. “Pero necesitamos ingresos”, concedió el ministro de Hacienda, Cristóbal Santoro. Se espera hacer aflorar unos 25.000 millones de euros que ahora eluden a la recaudación fiscal y conseguir 2.500 dólares de ingreso por la aplicación del gravamen del 10%".
Eso sí. Los grupos de poder europeos festejan el nuevo capítulo de la larga saga en la que los pueblos pagan la fiesta de los más poderosos. Cada vez más numerosos aquéllos, cada vez menos estos. Cada vez más pobres aquéllos, cada vez más ricos estos.

0 comentarios:

Publicar un comentario