jueves, 24 de marzo de 2016

Michelle, Juliana y la esclavitud

"En 1850, el dueño de una plantación de Carolina del Sur tomó papel y pluma e hizo inventario de sus posesiones. Entre las ruedas de carro, las guadañas, los manteles y el ganado que legó a sus numerosos herederos figuraba una muchacha esclava de seis años valorada en 475 dólares de la época.
En el testamento del hacendado, según recoge el New York Times, la pequeña era descrita simplemente como la "muchacha negra Melvinia". Después de la muerte del patrón, la chica fue llevada lejos de la única gente y los lugares que había conocido y fue enviada a Georgia. Cuando todavía era un adolescente, un hombre blanco del que no se tienen datos la dejó embarazada de su primer hijo.
En los anales de la esclavitud americana, esta dolorosa historia no sería muy diferente de otras muchas, salvo por una razón: dicha unión, consumada unos dos años antes de la Guerra de Secesión, representa los orígenes de un linaje que desde la Georgia rural se extendería a Birmingham (Alabama), a Chicago y, finalmente, a la Casa Blanca.
Melvinia Shields, la joven esclava y analfabeta, y el desconocido hombre blanco que la dejó embarazada son los tatarabuelos de Michelle Obama, la primera dama de Estados Unidos.
Vista por muchos como un símbolo del éxito de la comunidad afroamericana, la señora Obama creció con una vaga idea de sus antepasados, según algunos parientes de la primera dama. Durante la campaña presidencial, la familia Obama desveló la existencia de un tatarabuelo paterno que había sido esclavo en Carolina del Sur, pero las raíces completas de Michelle Obama eran un misterio.
Ahora que se ha descifrado el árbol genealógico de Michelle Obama -incluyendo la madre esclava, el padre blanco y el hijo mulato, Dolphus T. Shields- han quedado probadas las conexiones de la primera dama con la esclavitud. La historia de Michelle Obama es la de un viaje de cinco generaciones desde uno de los capítulos más oscuros del pasado de EEUU hasta la Casa Blanca.
Según la genealogista que ha investigado las raíces de Michelle Obama, cuando en 1852 murió el amo de Melvinia, David Patterson, la muchacha pronto se encontró en una granja de 200 acres con sus nuevos dueños, la hija y el yerno de Patterson, Christianne y Henry Shields. Era una extraña en un mundo desconocido.
En Carolina del Sur, ella había vivido en una plantación con 21 esclavos. En Georgia, compartía el trabajo con sólo dos esclavos en una granja situada en Rex, cerca de Atlanta. Es difícil precisar quién pudo dejar embarazada a Melvinia, que dio a luz a Dolphus alrededor de 1859, cuando ella probablemente tenía 15 años. Por aquel entonces, Henry Shields rozaba los 50 y tenía cuatro hijos de entre 19 y 24 años, pero otros hombres pudieron haber pasado por la granja.
En 1870, tres de los cuatro hijos de Melvinia, incluido Dolphus, eran mencionados en el censo como mulatos. Uno de ellos nació cuatro años después de la abolición de la esclavitud, lo que hace pensar que la relación de la que nacieron aquellos niños se mantuvo después de la esclavitud. Ella dio a los niños el nombre de Shields, que podía hacer alusión a su paternidad o deberse simplemente a la costumbre de los esclavos de tomar los apellidos de su amo.
Incluso después de obtener la libertad, Melvinia permaneció cerca de los Shields, trabajando como granjera en una propiedad colindante con la de Charles Shields, uno de los hijos de Henry".
Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada