martes, 24 de noviembre de 2015

Nacen los "Intelectuales M"

Ya habían declarado su apoyo a Mauricio Macri antes del debate presidencial.
Uno de ellos, la semana pasada, había dejado en claro cuál va a ser su contenido ideológico.
Alguno se arrepintió en el camino, pero seguro que por estas horas anda festejando el triunfo de su amiga Lilita.
Anoche, hizo su presentación estelar en Intratables quien parece tiene la intención de liderar mediáticamente la Carta Abierta Amarilla: el psicoanalista y escritor Federico Andahazi.
"Provengo de la izquierda y apoyé a Macri. Mi abuelo era militante comunista", contó orgulloso uno de los endosadores de la candidatura de Macri, junto a Aguinis, Noriega, el defensor de Clarín durante el debate por la ley de Medios Henoch Aguiar, el ex guionista de Lanata Marcelo Birmajer, Chantanosky, el amigo de JJ Sebreli Marcelo Gioffré, Santi Kovadloff, Raúl Lavié, Eduardo Levy Yeyati, El Sirviente, Juan José Llach (el papá de Lucas), Darío Lopérfido y Esmeralda Mitre, el periodista de Clarín Marcelo Moreno, el margarito columnista de Clarín Marcos Novaro, Vicente Palermo, el actor Martín Seefeld, Emilio Perina y los inefables Quintín y el Profe Romero El Malo, todos bajo la batuta del hijo de León.
El histrionismo mostrado anoche en la TV ya había sido compartido por Andahazi en otras ocasiones. Por ejemplo, en 2001, cuando "anunció que pensaba irse a vivir a Uruguay. ¿La causa? Según declaró a la revista D’Mode, lo decidió cuando vio la abultada cifra de su última liquidación de impuestos y se dio cuenta de que no los podía evadir. Porque, si no, subrayó, por supuesto que los hubiera evadido.
“Sí, esto es así porque me harté. Yo no tengo motivos económicos muy fuertes para quejarme, sería miserable hacerlo si uno ve lo que pasa con tanta otra gente. Pero me harté de estar en un país donde todo el mundo se tiene que dedicar a otra cosa de lo que es. Yo no sabía lo que es la revista D’Mode, pero tampoco practico la censura con los periodistas: si vienen a hacerme una nota yo la doy. Después me enteré de lo que es y pensé que un tipo saliendo a decir en D’Mode que, si pudiera, evadiría impuestos, suena a pelotudo, o garca. Y yo puedo ser un poco pelotudo, pero garca no soy. Uno sabe lo que pasa con los impuestos en este país. Prefiero pagar los impuestos en Uruguay y ver cómo arreglan la rambla en Montevideo y no tirar la plata a la basura acá. Sabemos que pagar los impuestos acá es plata quemada, porque hay una suerte de asociación ilícita que se encarama en todo gobierno, sea el anterior o éste, un aparato mafioso contra el que no se puede pelear. Cuando digo que si pudiera evadir impuestos lo haría, es una manera de decir que no quiero darles la guita a estos delincuentes".
Más:
El "Nunca Más" de Santi Kovadloff

3 comentarios:

Prol dijo...

"me harté de estar en un país donde todo el mundo se tiene que dedicar a otra cosa de lo que es" dijo Andahazi. Esta declaración suya arroja mucha luz sobre una cuestión relacionada con su persona que hasta el día de hoy no había alcanzado a dilucidar, es decir, la dedicación de este muchacho al oficio literario. Queda claro ahora que se trata de una actividad a la que está sometido por las mismas fuerzas misteriosas que obligan al resto de los argentinos a ser aquello que no son. En este caso, escritor.

Constanza Anzoátegui dijo...

Suena a oxímoron.

Adrián Porretti dijo...

Que pedazo de sorete.

Publicar un comentario