miércoles, 4 de octubre de 2017

Clarín propone que Córdoba se independice de Argentina como Catalunya de España

Insólitamente, una de las plumas del Clarín de Córdoba -La Voz del Interior-, Adrián Simioni, publicó una columna de "opinión" tratando de extrapolar lo que sucede en Catalunya e igualarlo con los históricos intentos de las élites conservadoras de Córdoba de diferenciarse del resto del país y convertirse en un supuesto contrapeso del centralismo porteño.
Con los típicos procedimientos que ahora legitima eso que se denomina posverdad, Simioni -habitual escriba de la línea editorial que baja de la central porteña del diario cordobés- considera en dicha columna que a frases como “Cataluña aporta más a España de lo que recibe”; “Los catalanes trabajan y pagan impuestos para que los andaluces vivan de la seguridad social”; “La electricidad cuesta 32 euros el megavatio hora en Cataluña y 14 en Madrid”; “Una burocracia nacional de 145 mil funcionarios bien pagos con impuestos de todo el país vive en Madrid y allí gasta su fortuna”, se le puede colocar "“Córdoba”, “Buenos Aires” o “provincias periféricas” donde dice “Cataluña”, “Madrid” o “andaluces” y el libreto queda casi igual".
Habitual difusor de los intereses de los sectores concentrados de la sociedad cordobesa, Simioni afirma que "Córdoba vive claramente una situación fiscal desigual. Al ser una de las provincias con sector privado importante, se deduce que está entre las mayores generadoras de impuestos (en Argentina se desconoce el origen geográfico de la recaudación nacional). Además, paga un impuesto excepcional como las retenciones agrícolas, que pesan acá más que en el resto de la pampa tanto por el volumen de la cosecha como por la distancia a los puertos: cuanto más al oeste está un productor menos recibe en su bolsillo, mientras que lo que pierde por retenciones es igual a lo que pierde un productor del este. Esos impuestos, recolectados en forma desigual, se distribuyen, vía coparticipación, también en forma desigual a las provincias presuntamente más pobres".

Finalmente, recurre a los prejuicios más bajos de su clientela: "Lo que la Nación –nuestra “Madrid”– gasta en forma directa, se vuelca masivamente sobre el Gran Buenos Aires. En el presupuesto 2018 está previsto que la Nación gaste 200 mil pesos por cada habitante de Capital Federal y apenas 39 mil por cada habitante de Córdoba".
No sin tratar de desmerecer y burlarse de la lucha soberanista catalana: "Del lado histórico, la cuestión es un juego de niños. Si quisiera, Córdoba podría inventarse un relato romántico y justificador, como hacen los secesionistas catalanes, basado en sobremontes, deanesfunes, mancospaces, juliosrocas, aguirrescámaras, reformas del 18, sabattinis, cordobazos, árcores y agedeces".
Lo raro es que otros medios se hicieron eco de este sinsentido, sin pensarlo, sólo porque fue una nota publicada por el principal diario de la provincia. Se pudo ver noticieros habitualmente medidos reproducir acríticamente lo desperdigado por Simioni. Un indicador de los cambios de la época, a días sólo del paso del mando formal dentro del cordobesismo, cuando Cambiemos venza al delasotismo-schiarettismo aún por más margen que en agosto.
Quizás el comentario que el usuario de Facebook Emilio Bazan dejó en la nota de Simioni en lavoz.com.ar puede tomarse como medida de lo que generan las desproporciones como las del súbito "independentista" y sus mansas repetidoras:

1 comentarios:

Daniel Alejandro dijo...

Doy mi pleno apoyo para que tanto Córdoba como la CABA se independicen y se vayan juntas a la recalcada cajeta de su abuela. Así nosotros sin ese cáncer podremos construir tranquilos un país libre y justo para todos y todas

Publicar un comentario