jueves, 17 de abril de 2014

Žižek despidió a Laclau

"Slavoj Žižek recordó a Ernesto Laclau en su quinta sesión en la Universidad de Princeton (Estados Unidos), reconociendo su aporte teórico y conceptual, pero a la vez señalando sus limitaciones e intentando ir más allá de sus planteamientos.
Elogió su aporte en cuanto a profundizar y dar especificidad a conceptos clave (hegemonía, antagonismo, cadena equivalencial) y señaló cuáles fueron sus críticas hacia Laclau en varios de los debates que tuvieron.
Específicamente, marcó su distancia en tres puntos:
1) Populismo. Laclau trata de hacer del populismo una categoría neutra, sin embargo el populismo implica la existencia del concepto de pueblo, necesariamente construido ideológicamente. La neutralidad oblitera el antagonismo, aquello que excede el "direct appeal to the masses" del populismo. Laclau dice que la sociedad no existe, pero habría que ir más allá también y decir, "el pueblo (the people) no existe tampoco".
2) Anti-semitismo. Laclau entiende que cualquier demanda ("political struggle") construye su significado en relación con otras demandas que forman una cadena equivalencial. Por ejemplo, la lucha ecológica se define en relación con la demanda de la ideología de Estado (sólo el Estado puede prevenir la catástrofe climática), la demanda anti-moderna (sólo regresando a un estado pre-moderno podemos prevenir la catástrofe ecológica), la lucha feminista (la explotación de los recursos naturales está en relación directa con la dominación patriarcal: el hombre domina a la "madre" naturaleza…), etc.
Žižek cree que la lucha contra el antisemitismo no puede nunca formar parte de la cadena equivalencial, es siempre excepción. Laclau llama a Žižek esencialista por esto. Éste explica que el (anti) antisemitismo es siempre diferencia pura, en un doble registro: primero, porque siempre conlleva una mistificación, y en ese sentido tiene que borrar todos los antagonismos (el ejemplo acá es Chávez, que decide coquetear con el antisemitismo por identificación contra la hegemonía norteamericana); segundo, porque el "judío" es un "empty signifier" en el sentido lacaniano: su sustancia está construida mediante la movilización de todos los miedos de una sociedad (la inmigración, la explotación capitalista, el dogma religioso). El judío es también un "master signifier of discourse": es el nombre que toma toda la cadena equivalencial de miedos y de proyecciones negativas. Hay una insuficiencia en el sistema de Laclau que a la vez organiza todo con base en la diferencia estructuralista pero substantiviza todo de nuevo con base en la identidad de la cadena equivalencial.
3) La falta de auto-reflexividad histórica de Laclau. Para Žižek, Laclau falla al no distinguir entre historicismo e historicidad. El historicismo no es capaz de ver la ideología detrás del "master signifier of discourse": tomar un concepto como neutro y organizar la evolución histórica sin entender que hay "breaks" en la historia que interrumpen un catálogo de sucesiones sin más. No se puede escribir una clasificación de modos del Estado (monarquía, república, etc.) sin más, porque hay rupturas y discontinuidades fuertes que penetran en la misma noción de Estado (en su nivel ideológico). Está lo historizado y el aparato que permite tal historización, y se tiene que desconstruir ambos niveles (lo hizo Derrida con el concepto de grama, que organiza toda la filosofía occidental y se presenta como un clúster de categorías neutras sin embargo privilegia y excluye muchas nociones dentro del logos occidental; Derrida va más allá de la hermenéutica mediante la vía del historicismo y en ese sentido es post-hermenéutico. Jameson, por el contrario, se queda en un historicismo que pide historizar e historizar pero sin dar cuenta del privilegio epistémico que organiza dicha historización).
Žižek utiliza a Hegel en contra de Laclau, y después en contra de Aye Marx (invierte aquella noción de que Marx es la mejor crítica a Hegel, diciendo que Hegel es la mejor crítica a Marx) trayendo su concepto de "concrete universality": cada tiempo histórico concreto crea su propia idea de universalidad. La universalidad está condicionada por el modo de producción de historia.
Finalmente, Žižek critica a Hardt y Negri porque no entienden el gesto pesimista de Hegel de regresar a la Revolución Francesa y ver su catástrofe (es decir, el momento post-revolucionario que niegan): la Revolución Francesa cambia los términos de la idea universal de emancipación; ya no podemos pensar la emancipación separada de esta ruptura brutal. Pero tenemos que dar cuenta del jacobinismo, el terror. ¿Cómo mantenerse fieles al evento que incluye en sí misma la peor catástrofe? El siglo XX tiene la Revolución de Octubre: cambia la idea universal de historia y emancipación, pero produce su peor catástrofe también. Esa es la paradoja que subraya Žižek, donde se cristalizan muchas pulsiones teóricas que pasan por el evento, el neo-comunismo y la crítica a la ideología. Žižek termina diciendo que el comunismo nunca dejó de ser una forma más del capitalismo, así que no es posible mantenerse marxistas hoy en día, es necesario otro horizonte teórico (Žižek regresa a Hegel porque cree ver ahí la respuesta, en el "concrete universality")".
Fuente

miércoles, 16 de abril de 2014

Lanata vio al niño y fotografió al buitre

Por Valentín Belza 

"En la edición de 1994 de los Premios Pulitzer (considerada una de las distinciones más importantes para expresiones literarias, periodísticas, teatrales y musicales presentadas en Estados Unidos) se entregó un polémico galardón a la fotografía.
Kevin Carter, fotógrafo sudafricano, recibió el premio por una imagen que había capturado un año antes, y que fuera publicada por el diario The New York Times. En la misma, se ve en el suelo a un famélico niño sudanés llamado Kong Nyong, padeciendo un claro caso de desnutrición infantil, ante la estoica presencia de un buitre que, pareciera, está aguardando por su presa. El cuadro es desgarrador y expone una dura realidad social de la que Carter fue testigo.
La polémica creció en torno al rol del fotógrafo que, ante una escena de tal fatalidad, optó por gatillar su cámara y capturar esa imagen que le valdría más tarde el lujoso premio Pulitzer. ¿Debía ayudar al niño en lugar de fotografiarlo? ¿O debía ser frío ante semejante hecho? La realidad marca que, atormentado por esta situación, unos meses más tarde Kevin Carter se suicidó en la ciudad de Johannesburgo. Un trágico final para un controversial episodio.
SICARIOS Y BUITRES
La historia de Carter y su fotografía al niño sudanés nos permite, no obstante, trazar una analogía respecto al periodismo y el rol social de los trabajadores de prensa. La eterna discusión sobre la ética de esta actividad, y los límites morales.
En nuestro país, volvimos a tener ante nosotros (y en televisión) la parábola del Niño y el Buitre. El periodista Jorge Lanata transmitió en la pantalla de Canal 13 (Grupo Clarín) un informe sobre narcotráfico y asesinos a sueldo en la provincia de Santa Fe.
Durante dicho informe, Lanata entrevistó a dos supuestos sicarios que actualmente asesinan personas por encargo. Digo «supuestos» porque ya hemos visto que otros trabajos periodísticos de Lanata fueron desmentidos categóricamente por los mismos actores involucrados. No descarto la posibilidad de que esto ocurra nuevamente.
De todas maneras, Lanata presentó a estos dos hombres (con sus rostros tapados y sus voces alteradas por la edición posterior de su producción) como “Sicarios en Argentina”. Allí, contaban detalles de su accionar criminal, mientras el periodista preguntaba qué sentían al momento de matar, cómo se contactaban con ellos, e incluso el precio que cobraban. No los confrontó, no los combatió, en cambio los entrevistó amistosamente.
EMPRESAS vs. PERIODISMO VERAZ
Este informe resulta muy útil para debatir sobre el rol del periodista en la sociedad. Y allí nos encontraremos, como siempre, en las antípodas del pensamiento con los mercenarios promotores del periodismo inescrupuloso y los edecanes de esta nefasta (y perversa) manera de comunicar.
No puedo imaginarme, bajo ningún punto de vista, al eterno Rodolfo Walsh cubriendo en vivo los fusilamientos de José León Suárez y preguntando amablemente a alguno de esos cobardes asesinos: «¿Le contás de esto a tu familia?» (Lanata dixit).
La excelente obra «Operación Masacre» de Walsh no es sólo un gran trabajo del género de no-ficción sino, y más importante, es la muestra del verdadero rol de un comunicador, que debe ser comprometido con la realidad social y poner sus herramientas comunicacionales al servicio de la información veraz.
Con mucho dolor vemos cómo las empresas mediáticas, que sólo defienden sus intereses mercantilistas, buscan enterrar al verdadero periodismo y reemplazarlo por esta pseudo-comunicación prostituida que, no sólo fotografiaría al buitre esperando que el niño muera, sino que desearán estar presentes cuando se lo coma, para capturar la escena y llenar líneas en sus diarios con títulos pomposos y crónicas plagadas de falso sentimentalismo.
Han logrado educar a las nuevas generaciones de comunicadores en esa óptica que aleja al periodista de la sociedad en la que se crió y vive, entumeciendo sus nervios, sus venas y su espíritu, para ser espectadores externos de lo que viven el resto de los mortales en su ciudad, en su barrio, en su manzana.
El error que cometen estos personajes es creer que el niño que filman aspirando una bolsa de pegamento (sin siquiera pensar en ayudarlo) también puede ser su hijo, su sobrino, su nieto. Las empresas mediáticas les han hecho creer que viven en un mundo paralelo, habitado por añejos editorialistas que no salen a la calle, y sonrientes presentadores de noticias que suben sus vidrios polarizados cuando un nene les pide una moneda en el semáforo.
El error que cometen es pensar que son directores de películas de ciencia-ficción, cuando en realidad ese sicario al que Lanata le escuchó decir «No tengo límites, ni con niños ni mujeres», mañana saldrá de esa pantalla millonaria y tal vez llegue hasta sus familiares y amigos.
Si eso sucediera (ojalá que no), veremos a esos comunicadores abanderados de informes lacrimógenos y distantes, del otro lado del mostrador. Entenderán que apenas son reemplazables peones de una partida de ajedrez que nos los tiene en cuenta. Son víctimas de alfiles, torres y caballos que jamás piensan en ellos. Y, lo más grave, son serviles a Reyes y Reinas, que los usan para cubrirse y no ser devorados por las piezas rivales.
A pesar del intento de estas grandes empresas mediáticas que buscan engañar a nuestro pueblo, sabemos que la realidad (única verdad) es más grande aún que su voracidad empresarial, y somos capaces de distinguir lo ético de la bazofia. Sabemos separar la verdad de la infamia. Y el domingo por la noche supimos presenciar el momento en que Jorge Lanata vio al niño de Sudán… y fotografió al buitre".

Más: 
Rosario: los sicarios que mataban en la televisión
Los “sicarios” de Lanata: “No se vale jugar con el miedo”

martes, 15 de abril de 2014

¿Quién no (se) banca a Luis D'Elía?

"Como el Gran Rosario es el lugar por donde pasa la mayor cantidad de guita de la Argentina, porque acá está el 70% de la exportación cerealera, al pasar el flujo más grande en volumen de dinero, dentro de ese flujo enorme está el flujo de dinero ilegal. No entender eso es no entender que la naturaleza del narcotráfico es la actual etapa de acumulación ilegal de dinero fresco y transparente que tiene el sistema capitalista, porque el narcotráfico es una etapa actual del capitalismo, a lo que se le agrega, en nuestros países periféricos y dependientes, esa imposición de la receta de Ronald Regan de julio de 1988 que no es más que la etapa superior del Imperialismo. Ahora, tratar de esconder esto para vivir en la dictadura del presente que supone que los vecinos de Rosario están más tranquilos me parece bien, pero eso dura poco. Qué le vamos a dar a lo que encontraron el otro día, cuando los integrantes de las fuerzas de seguridad decían: “Acá está vendiendo droga una mujer embarazada de nueve meses, que necesita atención médica”. Esa mujer, que está a punto de parir, trabaja para el narco porque además cree que de esa manera le va a dar un futuro al hijo que está por nacer. Esta profundidad cultural, que supone lo que encontraron el otro día, no se corrige con las balas de la Gendarmería, con la presencia de los distintos autos artillados, esto tiene que ver con otra cuestión, y algún día habrá que entenderlo porque ya pasó en Colombia, en México y está pasando en Brasil.
En realidad lo que hay es una especie de reorganización de los bandos dominantes de la guita que genera el narcotráfico. Porque eso es lo que pasó en Colombia, lo que pasó en Brasil y lo que pasó en México. Ahora mucha gente se enteró de la existencia en Colombia (en la época de Pablo Escobar) de dos carteles: el de Cali y el de Medellín, a través de la serie “El patrón del mal”- aunque yo creo que el verdadero patrón del mal es EE.UU-. Hoy en Colombia hay 242 carteles, y cuando no tenemos homicidios porque bajó el número, tenemos desaparecidos. Hoy en Brasil, a días del Mundial, la “Unidad Pacificadora Policial”, y prestémosle atención a este nombre porque nos reenvía al titular de Página/12, bajó el número de homicidios denunciados, pero subió el número de desaparecidos en el Brasil de los gobiernos populares de Lula y de Dilma. Entonces estas cosas, aunque sea en soledad, y poniéndonos a mucha gente en contra, gente trabajadora, honesta, que piensa que efectivamente la seguridad es hija directa de la presencia represiva, hay que decirlas, porque esto ha pasado en la historia reciente de nuestro barrio cósmico que es América del Sur. Así caigamos antipáticos, hay que decirlo porque no podemos ser cómplices de estas miradas mezquinas desde lo político, que insisto, con la dictadura del presente saben que con esto tiran hasta fin de junio.
El narco es un fenómeno mediático, es un fenómeno televisivo, es un fenómeno de serie. Por eso las crónicas que más se han difundido en estos días, con excelentes periodistas que vinieron de Buenos Aires como Mauro Federico, cuentan los detalles del operativo que claramente son muy interesantes. Pero detrás de esos detalles que forman parte de la nueva novela latinoamericana, aparecen los intereses concretos y algún día tendremos que hablar en serio: hay armas y hay droga porque son la tercera y cuarta fuente de ingreso que tiene el sistema capitalista internacional, por eso tenemos tantas armas a la mano de los pibes y tenemos tanta droga cerca de cualquier persona de cualquier edad, porque es el negocio del sistema, y los que no lo quieren ver y tienen la suficiente información para verlo, terminan siendo cómplices, y en esto hay autoridades nacionales, provinciales y municipales".
Fuente

Más:
"El narcotráfico es una corporación capitalista más"

lunes, 14 de abril de 2014

Laclau, el que les explicó la palabra maldita

Probablemente ni lo leyeron. Pero para festejar una baja en las filas K son los primeros (el ladero de Lanata, cada vez más radicalizado, les anuncia que "la batalla todavía no terminó" a pesar de la muerte de "el factótum teórico" de la "fractura social" que vino a instalar el kirchnerismo. Perfil y El Cronista también le adjudican haber dividido a los argentinos. Bosoer, en Clarín, es más respetuoso y le asigna el rol de haberle quitado al término populismo "todo carácter peyorativo pero que, además, levantó como expresión política superadora"). Amadeo, abanderado de los sectores fundamentalistas del cacerolismo disidente, por ejemplo, espetó: "Nunca creyó en el diálogo como herramienta de la política. Sólo en el conflicto. No lo extrañaré demasiado".
En el comienzo mismo de La Razón Populista, Laclau escribió: "El populismo, como categoría de análisis político, nos enfrenta a problemas muy específicos. Por un lado, es una noción recurrente, que no sólo es de uso generalizado, ya que forma parte de la descripción de una amplia variedad de movimientos políticos, sino que también intenta capturar algo central acerca de estos. A mitad de camino entre lo descriptivo y lo normativo, el concepto de “populismo” intenta comprender algo crucialmente significativo sobre las realidades políticas e ideológicas a las cuales refiere. Su aparente vaguedad no se traduce en dudas acerca de la importancia de su función atributiva. Sin embargo, no existe ninguna claridad respecto del contenido de tal atribución. Un rasgo característico persistente en la literatura sobre populismo es  la reticencia —o dificultad— para dar un significado preciso al concepto. La claridad conceptual —ni qué hablar de definiciones— está visiblemente ausente de este campo. En la mayoría de los casos, la comprensión conceptual es reemplazada por la invocación a una intuición no verbalizada, o por enumeraciones descriptivas de una variedad de “rasgos relevantes” —una relevancia que es socavada, en el mismo gesto que la afirma, por la referencia a una proliferación de excepciones—".
Demasiadas complejidades para mentes que se están acostumbrando a festejar la muerte.

domingo, 13 de abril de 2014

¡Hoy vuelve Lanata!

Intentando dejar de fumar, con todas las denuncias recontraremilchequeadas ahora volcadas en papel, con "una escenografía muy distinta, va a haber más luz puntual, es más televisión americana tipo 'luz y sombra', hay más objetos", con la imitación del Coqui, con ataques nuevos a un fallecido, festejando un segundo lugar en un premio de TV en Estados Unidos, con la firme decisión de reemplazar a Tato Bores en la conciencia popular (?), con renovados ataques a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, hablando con su compañera radial y de ruta, Magda Ruiz, para seguir bociferando lo ya desmentido en la Justicia (en entrevista con Clarín, admite que se equivocó con lo de Seychelles), ¿total?
"—Vos, en este libro, das detalles muy impactantes. Por ejemplo ¿cuánto pesa un millón?
—Hay cosas que tienen que ver con la política y otras, con la cultura que es más que la política. Y lo de pesar la guita fue como revelador para mucha gente. En principio para nosotros mismos: por ejemplo, cuando investigábamos la ruta del dinero K yo nunca pensé que esto terminaba en Cristina. Realmente. Pensé que terminaba en Lázaro Báez ó, como mucho, en Néstor. Por supuesto, estábamos seguros de lo que sacábamos al aire pero nunca pensamos que todo iba a seguir desarrollándose igual. Que, de golpe, se iban a ocultar las pruebas; que el juez iba a manipular la causa; que iban a hacer todo lo posible por no complicar a la gente del Gobierno. Que iban a echar a un juez, a un fiscal, a un procurador. Pasó de todo.
—¿Había billetes en una bolsa de basura?
—Yo eso lo había escuchado antes. Y lo relato en el libro: yo había tenido una reunión con una empresaria de autopistas en el interior del país. Después de que vendiera la empresa me encontré con ella en una oficina, aquí en el centro. Le pregunté por qué había vendido a una empresa brasileña y me contestó: “Porque estaba harta de llevar la bolsa de consorcio”. “Cómo, ¿llevar la bolsa de consorcio?”, le pregunté. “Sí –me contestó–. Todos los días 5, tenía que llevar una bolsa de consorcio con cientos de miles de euros que eran parte de la contabilidad de la empresa”.
—En tu libro hablás del peso específico que significa una suma de dinero.
—Eso yo lo aprendí con Fariña cuando él me cuenta que un millón de dólares pesa exactamente tanto, que un millón de euros pesa tanto. Aquí hay varias cosas que son particulares de la corrupción y que son, también, como antropológicas del kirchnerismo. Por un lado, así como el menemismo pedía coimas, el kirchnerismo no pedía coimas: participaba de las empresas. Y esto es un tipo de corrupción mucho más estructural porque permanece en el tiempo. Vos te podés gastar la coima pero, en cambio, la parte de la empresa la tenés para toda la vida. Por eso, hoy, los Kirchner son dueños de un montón de empresas. Lo cual les da un poder político y económico que trasciende al propio Gobierno. Cuando ellos se vayan, esa plata la van a seguir teniendo. Esto por un lado y, por otro, lo cual es una característica cultural K, el tema de los euros. Te explico: los euros tienen billetes de quinientos. Entonces son mucho más fáciles de transportar porque ocupan menos espacio. Lo hablábamos hoy en la radio: toda ésta es plata negra y la única manera es llevarla en efectivo. Entonces tenés que tratar que esa plata, para poder manejarla, ocupe el menor espacio posible. Y ésta ha sido también una característica de esta década.
—En un capítulo que vos titulás “Truman show”, el lector termina razonando que es como si lo viera en una película. Pero, no. Nos explicás que, lamentablemente, es la realidad.
Yo hablo del Truman show justamente porque para mí el comienzo fue el velorio de Néstor. Y esa historia me la cuenta un protagonista: se encuentran cinco o seis millonarios (para decirlo de algún modo, tipos vinculados con el poder) en la esquina del Banco Nación y deciden ir juntos a Casa de Gobierno donde están velando a Néstor. Dentro de ese grupo de millonarios estaba Marcelo Tinelli, junto con otra gente de empresas privatizadas, además de la fuente que me lo cuenta a mí. Ellos llegan y la persona que me relata esto se encuentra al lado de Tinelli cuando se abraza con Cristina. Y esto sucede en un ámbito geográfico determinado. Se queda un rato en el velorio y, cuando vuelve a su casa, enciende el televisor y ve que Tinelli saluda a Cristina como si fuera la primera vez. Obviamente le habían dicho: “Volvé a pasar. Saludala frente al cajón”. Esto, y el hecho de que el cajón estuviera cerrado, le daba protagonismo a Cristina; el hecho de la cámara cenital; el cantante de ópera que surge del público… O sea, fue un velorio con libreto.
—¿Y el autor del libreto?
—Grosman. Que después se hizo muy conocido porque también fue el autor de Tecnópolis. Grosman le vino bien al Gobierno. Fue como un encastre de piezas muy exacto porque éste es un gobierno que, desde su comienzo, estaba increíblemente preocupado por los medios. Algo sobredimensionado. De golpe, entonces, aparece un especialista en medios que dice: “Todo depende de la comunicación que se haga. Hay que revalorizar esto o lo otro”. Creo que Grosman es un muy buen publicista. No son buenos técnicos de medios pero sí saben cómo manejar el tema de la imagen. Son gente que nunca manejó una redacción y creen que los medios se planifican de una manera casi paranoica. Y no es así. Los que hemos estado toda la vida en una redacción sabemos que nunca es unívoca, nunca se le puede dictar lo que debe decir. Es como en la radio: ni sé lo que vas a decir vos ni vos sabés lo que voy a decir yo. Bueno, ellos creen, a pie juntillas, que nos están dictando lo que hay que decir. Un absurdo. En ese sentido están lejos de lo que son realmente los medios. Y haciendo un poco de psicología de café digamos que están proyectando lo que ellos querrían hacer. Pero ningún medio es tan stalinista. Y cuando existen es porque son únicos. Vos me dirás ¿el Granma cubano es así? ¿El Pravda era así? ¡El Pravda era así! Pero lo compraban porque no había otro.
—También, cuando hablás del poder, te referís a un pasado lejanísimo como aquel en el que reinaba Itzcoatl, el primer rey de México que llevó adelante la primera reforma religiosa y obligó a los suyos a adoptar una nueva teogonía.
—Bueno, a veces en las dictaduras inventan un pasado para justificar un presente. Esto es lo que, con el tiempo, ocurre con el famoso “relato”. Es lo que ahora más se ha roto y por eso al Gobierno le cuesta consolidar todo lo que hace. Cuando el “relato” está roto lo hace en su conjunto. No lo hace por partes. Cuando a un nene le dicen que son los padres ya no cree en los Reyes Magos, ni en Pascua, ni en nada. Esta historia de Itzcoatl aparece mencionada en un trabajo de Teodorov que, cuando ganó el premio Príncipe de Asturias en 2010, vino a la Argentina invitado por el Gobierno por sus libros sobre la Memoria. Y, en verdad, el hombre fue realmente objetivo y (cosa que molestó al Gobierno) señaló que aquí no se contaba toda la historia. Hizo un paralelo entre lo que fueron los Montoneros y el ERP y el gobierno terrorista en Cambodia. Su pregunta era: ¿qué hubiera pasado si hubieran ganado? En Cambodia hubo doscientos mil muertos. ¿Qué hubiera pasado aquí? Teodorov es un tipo progresista. No es un conservador. Contemos entonces la cosas como son. Creo que contar esta historia de “juventud maravillosa” es muy irresponsable de parte del Gobierno. Es irresponsable por los pibes ¿me entendés? porque los chicos son muy manipulables. ¿Por qué los chicos no van a pensar en soluciones violentas si el Gobierno está reivindicando los años setenta de una manera totalmente acrítica? Es lógico que piensen:  “Empecemos a los tiros y, a lo mejor, las cosas se arreglan”. Ya se ha visto que aquí ha habido muchas muertes y no se arregla nada a los tiros. Es decir debemos poder contar esta historia como realmente fue. Lo que no significa reivindicar nada. Yo luché toda la vida en contra de la dictadura, por los derechos humanos. No tengo que justificarme y porque hice eso puedo decir lo otro.
—Por ejemplo, en el libro, recordás, aquel episodio en el que Cabandié amonesta a una chica policía, agente de tránsito, por hacerle una boleta.
—Ese hecho fue muy revelador. Aquí se ha creado una especie de oligarquía de izquierda, para llamarla de algún modo. En verdad, tampoco es de izquierda pero ellos la viven como si lo fuera. Una de las cosas en las que insisto en este libro es que ésta es la última batalla de la generación del setenta. Para mí, este gobierno tiene todas aquellas características: es vanguardista porque creen que son mejores que los demás. Cabandié lo demostró: “Soy hijo de desaparecidos. Soy más que vos”. Digamos que reivindica una nobleza ideológica. Son voluntaristas porque niegan la realidad, intervienen el Indec, cambian los números. Nada importa porque importa “lo que queremos pensar”. Y son inescrupulosos porque les importan más los fines que los medios. Hoy están haciendo un ajuste ortodoxo pero, en el fondo, creen que siguen haciendo la revolución. Lo viven como diciendo: “Bueno, me estoy desviando por ahora porque el camino final…”. Y entonces todo pasa a ser, si querés, grotesco.
—También, como montonero, Héctor Ricardo Leis, desde su exilio en Brasil, se ocupa de este relato.
—Leis es un tipo muy interesante justamente porque, en los últimos años, no hubo autocrítica de los años setenta. Hubo islas de autocrítica. Justamente Leis ha escrito un libro sumamente interesante con Graciela Fernández Meijide. Y el libro de la propia Graciela, que ha dado motivo a un documental que se está exhibiendo en el Bafici, explica que los desaparecidos no eran héroes. Entre los desaparecidos hubo de todo y creo que hay que decirlo. Hay que contarlo así porque si sólo contamos que eran chicos heroicos estamos contando sólo una parte de la historia.
—También en un capítulo “Enemigos imaginarios” hablás de la relación K-Magnetto.
—Sí, el otro día Edi Zunino, jefe de Redacción de Noticias, me decía: “Vos contás muchas cosas contra Clarín”. Y yo le dije: “¿Por qué no?”. Yo soy periodista. Cuento lo que pasó. Sé lo que pasó. ¿Hubo lobbies? Claro que hubo lobbies. A favor y en contra de la Ley de Medios. Así como hubo uno en contra que llevó adelante Clarín hubo otro, a favor, que llevó adelante el Gobierno. Y en eso el Gobierno es muy impune porque hablan como si nunca estuvieran en el país. Esta semana Cristina habla de la exclusión como si no hiciera diez años que gobierna. Y con la misma impunidad salen a hablar de la Ley de Medios ignorando que ellos estuvieron asociados a Clarín. ¿Por qué se pelean con Clarín? Porque Néstor, en un momento, quiere comprar Clarín como una maniobra hostil en la Bolsa de Londres. Y Clarín no quiso vender. Esta es la historia: lo que empezó siendo una pelea de negocios se disfrazó de pelea ideológica. Con este libro lo que he querido hacer, si es que uno puede elegir para qué pueden servir las cosas, es escribir lo que verdaderamente pasó. Dentro de diez o quince años, cuando se cuente esta historia, también tiene que estar la otra versión del relato. Y yo quiero que este libro sea eso: la versión verdadera del “relato”. Por eso también tiene tantos números y datos. Hay poca opinión. Sólo  algunos capítulos tienen más opinión. Hay mucha información seca. Datos".

Se conoció en Córdoba que la producción de Lanata hizo diferentes contactos para realizar un informe sobre el policía muerto Juan Alós, supuestamente en medio de un suicidio, ratificado por la justicia provincial, pero descalificado por la familia directa del efectivo policial que formaba parte de la División Drogas Peligrosas, acusada de vínculos con el narcotráfico, en el marco de la megacausa conocida como el Narcoescándalo.
Tanto la viuda de Alós como su abogado defensor afirman que Alós fue asesinado para evitar que contara todo lo que sabía sobre el accionar de la cúpula de esa división de la Policía de Córdoba, ahora detenida, con integrantes muy cercanos al gobierno provincial.
Veremos si son verdad estos rumores y cómo se muestra el caso de Alós, sintomático de varias otras muertes "raras" (habitualmente, con una carta póstuma en su mano y en jurisdicción de un fiscal provincial determinado, Emilio Drazile) con vínculos con el poder político-empresarial de Córdoba.

sábado, 12 de abril de 2014

Los medios comprometidos con la Dictadura salieron a defender a Massot

En el inicio mismo del video, los amigos del acusado de delitos de lesa humanidad durante la última dictadura cívico militar se lamentan por la suerte de Massot. Benegas lo define como "un caballero" y asevera que es "un disparate" que un diario pudiera colaborar con la dictadura. Cachanosky, enojado, afirma que "Vicente es un gran amigo mío. Ojo, que lo intentaron hacer con Clarín y La Nación cuando quisieron quitarles Papel Prensa. No vi a ningún periodista políticamente correcto decir lago. Que me dejen de hinchar. No son políticamente correctos. Son hipócritas". Benegas cierra con una amenaza: "Habrá que salir a perseguir a todos los kirchneristas".
Por otro lado, los empresarios de medios que incurrieron en prácticas iguales o similares por las que Massot irá preso salieron esta semana a defenderse con el ya entrañable "ataque a la prensa independiente".
La Nación, hoy: "Una vez más, la SIP ha alzado la voz para alentar a que América se afirme como un continente en el que la opinión pública se configure con el aporte de una prensa independiente y representativa de todas las corrientes de pensamiento. El papa Francisco acaba de decir "no al pensamiento único". Lo ha dicho en circunstancias en que el caso de La Nueva Provincia, de Bahía Blanca, insinúa el riesgo de que se pretenda instaurar en el país el delito de opinión como cierre disparatado del ciclo institucional que concluirá el año próximo.
La mentalidad política que hace cuarenta años intentó adueñarse del país por las armas y sin piedad alguna hasta ser derrotada por un terrorismo de Estado que no se rezagó en cruel ilegalidad podría estar comenzando a demostrar la profunda incompatibilidad de su ideología con los innegociables principios republicanos de la Argentina. Si ese momento llega, la conciencia ciudadana deberá prepararse para interponer un muro ante cualquier tentativa fascista, sea de izquierda o de derecha".
Adepa, el jueves: "Las condiciones en que se cumplió la actuación judicial parecen constituir un nuevo eslabón de una larga cadena de ataques contra medios de prensa independientes, en tanto y en cuanto expresan visiones críticas sobre la realidad nacional.
Este hecho, sumado a que el procedimiento se concretara a instancias de dos fiscales ad hoc -esto es, nombrados sin concurso público y sin acuerdo del Senado Nacional, como lo requiere la ley- y que han declarado públicamente una militancia ideológica que cuestiona el deber de objetividad que les impone el cargo, compromete las garantías constitucionales referidas a la libertad de prensa y genera el riesgo de que se pretenda instaurar el delito de opinión".

Más:
El periodista amigo de Mariano Grondona que irá preso por delitos de lesa humanidad

viernes, 11 de abril de 2014

El avance del sinceramiento en el país

Desde que el gobierno nacional dejó de hablar de "sensación de seguridad", se sucedieron acuartelamientos policiales, saqueos y linchamientos.
Desde que el gobierno nacional perfeccionó el IPC del Indec, hay más inflación y remarcaciones.
Desde que el gobierno nacional decidió actualizar el tipo de cambio, el salario pasó a valer menos frente a las cosas.
Desde que el gobierno nacional relajó su apego a acciones, referentes y discursos progresistas, ganaron espacio leyes más duras y más policías en las calles, incluido un mayor protagonismo electoral y mediático del troskismo.
Desde que del gobierno nacional salieron sus monstruos más satanizados, escalaron lugares figuras que acusan a un paro de político y que se van a Washington a mendigar al FMI.
Desde que el gobierno hizo caso a los múltiples pedidos opositores de quita de subsidios, las boletas de gas y agua son más caras, excepto para los industriales.
Desde que el gobierno abandonó la batalla cultural, se multiplican los discursos demagogos y efectistas (casi tipeo bernistas. Perdón).
Sin embargo, la Argentina está tercera, luego de Chile y Cuba, en el índice de tasas de homicidios, según la ONU (Organización de Naciones Unidas).
Sin embargo, la Argentina se ubica detrás de Uruguay en salarios más altos de sus operarios y técnicos.
En Europa se le llama austeridad a lo que en verdad es ajuste y recorte.
Es más, hay titulares de que alguien se opone a la austeridad, dejando a ese actor como irracional.
Aquí, se le reclamó al kirchnerismo, durante años, que sincere varias variables de la realidad socioeconómica nacional.
A esa falta de sinceridad le llamaron Relato K.
A su antítesis le llamamos acá Relato AntiK.
Otros preferirán asegurar que lo que avanza es la Derecha (el repaso por los principales precandidatos para el 2015, ¿qué saldo deja? Los que convocaron al paro de ayer -por lo menos, Moyano rubio, Barrionuevo, Venegas, Bussi, Vilma. No, Vilma no. Sáquenla-, ¿cómo se ubicarían en el espectro ideológico?).
¿Todo será cuestión de Relato entonces?
¿La sinceridad es de derechas, indefectiblemente?
¿La mentira es de izquierdas?
Al final: sinceramente, ¿estamos en un mejor país que cuando la mentira K nos engañaba?
Fuente de foto

jueves, 10 de abril de 2014

#RelatoAntiK: la gente ya no es más rehén de un paro

Ya no se lee esa descalificación en los diarios opositores.
Si hasta La Nación publica los puntos de corte como antes publicaba los puntos de concentración de los cacerolos.
Cómo cambia la objetividad periodística. Que es objetiva, claro.
Para legitimar aún más la movida de Moyano y Barrionuevo, Clarín publica en tapa que el paro es sindical (no opositor) y contra la inflación y el ajuste. Chiquitito, se acuerda que en verdad es contra el gobierno nacional ("Segunda huelga contra Cristina") y en todo caso esas son las causas esgrimidas (ni la verdadera: desgastar al gobierno con vistas a las próximas elecciones y beneficiar al candidato que apoya Barrionuevo, Sergio Massa. Moyano todavía no se alinea con Massita).
Más abajo, se agrega que Moyano y Barrionuevo paran por la inseguridad. ¡Moyano y Barrionuevo! Es como si las barras bravas pararan por la violencia en el fútbol.
La Nación se hace eco de la hábil maniobra de Moyano y Barrionuevo de responsabilizar al gobierno por posibles incidentes, sabiendo que los va a haber con el troskismo cercando la Capital Federal. Los dos dirigents con mayor imagen negativa del país quieren lavarse en agua bendita... Ya a primera hora, la Ripoll andaba provocando algún roce en uno de los cortes capitalinos. Vilma va de apoyar a las patronales agropecuarias en 2008 a sumarse al paro de Moyano y Barrionuevo, que también apoya la Sociedad Rural Argentina.
Mientras tanto, el siempre irascible Roa, re caliente con aquellos sindicalistas que decidieron no sumarse a la jugada de Moyano y Barrionuevo: "La CGT de Caló ha hecho méritos de sobra para que se la llame la CGT oficialista.
Ha aplaudido todo lo que el Gobierno le pidió y hasta lo que no le pidió desde el mismo día en que asumió y aprobó un documento para llevárselo a Cristina que Caló archivó por pedido de la Presidenta.
Pero es demasiado, incluso para gente acostumbrada a arrugarse como un billete ante el poder, que se haya dejado usar por el ministerio de Trabajo para una solicitada contra el paro del sindicalismo opositor.
Como si fuera el vocero de la CGT y con el título Mañana la mayoría de los argentinos quiere trabajar, el Ministerio de Trabajo publicó una lista de “actividades y entidades sindicales que no adhieren al paro del 10 de abril”. ¿Y a quienes puso?: a los gremios de la CGT de Caló.
Trabajo habló en nombre de ellos y ellos lo aceptaron como si fuese algo natural".
El Cronista, por su parte, se planta en su habitual posición de estigmatizar el derecho a huelga de los trabajadores: "El derecho a cesar las actividades es tan válido como el derecho de quienes prefieren ir a trabajar. Por eso, son inadmisibles los piquetes, los bloqueos y toda coerción violenta que pueda haber en esta huelga que lideran Hugo Moyano, Luis Barrionuevo, sectores de la CTA y la izquierda".
Ya el Colo De Narváez está demasiado cerca de Scioli...
Y Crónica, del gobierno.
Clarín, a través de su menor Muy, se entusiasma y elogia: "Tridente".
Por Río Cuarto, hay servicio de transporte urbano de emergencia y paran estatales nacionales de la CTA. El resto de gremios no adhieren a la maniobra de Moyano y Barrionuevo, por lo que se proyecta que esta medida de fuerza opositora al gobierno nacional pase casi desapercibida.

miércoles, 9 de abril de 2014

El periodista amigo de Mariano Grondona que irá preso por delitos de lesa humanidad

"La Unidad Fiscal de Causas por Violaciones a los Derechos Humanos de Bahía Blanca allanó ayer durante más de once horas las oficinas comerciales y el archivo del diario La Nueva Provincia, investigado por su participación en el terrorismo de Estado. La medida la ordenó el juez federal Alvaro Coleffi, quien delegó la tarea en el equipo de trabajo que encabezan los fiscales federales José Nebbia y Miguel Palazzani. Los representantes del Ministerio Público secuestraron, entre otros materiales, los legajos personales de los obreros gráficos Enrique Heinrich y Miguel Angel Loyola, delegados gremiales y dirigentes del Sindicato de Artes Gráficas secuestrados, torturados y asesinados luego de encabezar durante sus últimos años de vida la representación de sus compañeros ante el multimedio que conducía Diana Julio de Massot, quien murió impune en 2009.
“Estamos conformes con el resultado de la medida, secuestramos mucho material que ahora deberemos analizar”, declaró Nebbia a Página/12. El fiscal aclaró que “este material viene a engrosar un abundante cúmulo de pruebas que ya existía y que es suficiente para detener, procesar, llevar a juicio oral y condenar a Vicente Massot”. El actual director de La Nueva Provincia fue el interlocutor designado por su mamá en septiembre de 1975 para ocuparse del “trato con el personal”, al que representaban Heinrich y Loyola, a quienes un informe sobre “guerrilla sindical” en LNP, armado por inteligencia de Prefectura, decidió “ralear” poco antes de los crímenes. Massot, profesor de historia en la Universidad Católica Argentina, tiene prohibido salir del país y está citado a prestar declaración indagatoria el próximo jueves 24 de abril a las 8.15 de la mañana".
Fuente
"Massot está acusado de integrar "junto con los mandos militares (Ejército y Armada) una asociación ilícita con el objetivo criminal de eliminar un grupo nacional". Para este fin, habría contribuido desde el multimedios actuando "de acuerdo a las normativas y directivas castrenses y en cumplimiento de tales", señalaron los fiscales en un pormenorizado y extenso estudio de las pruebas recogidas en la investigación, que fue delegada por el juzgado en la fiscalía.
En ese contexto, el empresario fue imputado como coautor del homicidio de los obreros gráficos Enrique Heinrich y Miguel Angel Loyola, "instigándolo, determinándolo, prestando aportes indispensables para su concreción material y encubriendo a sus autores inmediatos".
También se le imputa haber efectuado "aportes esenciales", que "consistieron en el ocultamiento deliberado de la verdad", en los secuestros, torturas y homicidios de 35 personas".
Fuente
El diario de Massota hoy sólo escribe: "Ayer, poco después de las 8 de la mañana, los fiscales ad hoc José Nebbia y Miguel Angel Palazzani encabezaron un procedimiento en el edificio de este diario durante el cual requirieron, en el marco de un allanamiento dispuesto por el Juzgado Federal Nº 1, a cargo del juez subrogante Alvaro Coleffi, legajos de personal, libros de actas y contabilidad de la empresa; la colección del diario entre los años 1974 y 1983, además de fotos y otros materiales de archivo.
Desde fines de 2010, la fiscalía, siguiendo instrucciones del gobierno nacional, intentó hacer un allanamiento del edificio de este diario. En aquel momento el entonces fiscal ad hoc Abel Córdoba lo solicitó ante el juez Eduardo Tentoni, quien lo rechazó en fallo confirmado por la Cámara Federal de Bahía Blanca".
Fuente
Mientras, La Nación salió en defensa de su ex columnista y de su diario colega, compañero de andanzas durante la Dictadura: "El diario La Nueva Provincia de Bahía Blanca fue allanado ayer por la justicia federal en la causa en que investiga a su director , Vicente Massot, por delitos de lesa humanidad, por el contenido de los editoriales y artículos publicados por el matutino. La empresa denunció una persecución política impulsada por el Gobierno.
El diario expresó en su versión digital que "si la intención política es detener a Vicente Massot, el gobierno nacional cree contar con toda suerte de artimañas para lograrlo y con un ejército de militantes en el ámbito de la Justicia que obedecerán puntillosamente las directivas que les impartan".
"Será una persecución ideológica que se empecinará en convertir en delito la expresión de una posición propia, distinta y opuesta a los intereses de quienes no sólo se creen dueños de la verdad, sino del país y de las vidas y suertes de todos sus ciudadanos", expresó el matutino.
El diario dijo que ayer se llevaron "los tomos de las colecciones encuadernadas de La Nueva Provincia y los materiales de archivo que son de público acceso".
"En cuanto a la obtención de los libros contables y societarios, bastaba con que los fiscales ad hoc ejercieran su facultad de emplazar a la dirección de La Nueva Provincia para que aportara, en plazo perentorio de horas, dichos materiales", dijo. El juez advirtió que no se podían entorpecer la salida del diario, la libertad de prensa o la reserva de las fuentes, no obstante, el diario dijo que "se secuestraron cientos de sobres del archivo, que podrían haber sido pedidos". "Los fiscales han declarado públicamente su condición de militantes por encima del deber de objetividad que les impone el cargo que detentan", aseguró el matutino".
Fuente

martes, 8 de abril de 2014

Vamos a hablar de los despectivamente llamados "jóvenes ni-ni"

"Uno de cada 5 jóvenes latinoamericanos no estudia ni trabaja y, de esos, hay "4,6 millones que no estudian, no trabajan, no buscan empleo y no se dedican a los quehaceres del hogar", alertó la Organización Internacional del Trabajo (OIT).
Entre los indicadores más impactantes, sobresale el porcentaje de jóvenes en empleo informal (87,4% con datos de 2009) en Bolivia, que es el más elevado de la región seguido por Perú (84,7% con datos de 2011).  En Honduras, se registra el más alto porcentaje de jóvenes que no estudian ni trabajan (27,5%), seguida por Guatemala (25,1%), El Salvador (24,2%) y Colombia (23,4%)".
Fuente
"De acuerdo a los hallazgos presentados en el INCAE Business School de Managua, que basa sus planteamientos en una reciente investigación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), las cifras más bajas de este tipo de jóvenes se registran en Costa Rica (18%) y Nicaragua (19%), mientras que las más altas están en Honduras (28%), El Salvador (24%), Guatemala (23%) y Panamá (21%).
Luis Figueroa, economista por la Universidad de Carabobo (Venezuela), dijo durante la ponencia de INCAE que muchas veces se piensa que el perfil de los Ni-ni pertenece a pandilleros. Curiosamente, los resultados cuantitativos de la investigación que ambos expertos están desarrollando, revelan que la mayor parte de éstos son habitantes de zonas rurales. Asimismo, indica que una gran parte de este grupo está integrado por mujeres que tienen hijos o están casadas y se dedican a las labores del hogar, lo que les deja poco tiempo para estudiar".
Fuente
"La última actualización del gobierno federal mexicano de jóvenes “que ni estudian, ni trabajan”, ninis, alcanza la cifra de 6.2 millones, informó el director del Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve), José Manuel Romero Coello".
Fuente
"Entre 1996 y 2006, en promedio se calculaba que en Chile más de 770.000 jóvenes entre 18 y 24 años de edad pertenecían al 40% de la población más vulnerable. Se estimaba, además, que de ellos, aproximadamente el 30% no trabajaba ni estudiaba. En 2009, el panorama no era muy distinto de lo que se reportaba al 2006, ya que la encuesta de Caracterización Socioeconómica Nacional (Casen) señalaba que 679.797 jóvenes entre 15 años y 29 años no trabajaba ni estudiaba, representando un 16,4% de la población joven, que en total era de 4.152.620.
Sin embargo, en dicho año este fenómeno de los NINI parecía ser más preocupante de lo que mostraba la Casen, ya que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) hizo su propia medición y concluyó que el porcentaje de NINI era mayor, alcanzando un 17,1%.
De esta manera, y según las estadísticas de la Cepal, en 2009 Chile  era el país con más NINIs de Sudamérica. Por ejemplo, el índice en Argentina a ese año alcanzaba 14,4%; Brasil era de 12,7%; Colombia 15,4%; Ecuador 13,1%; Paraguay 15,3%; Perú 16,3% y Uruguay 11,7%.
Después de 15 años (desde 1996) uno podría esperar que esta situación cambiaría, dado que en los últimos 3 años Chile ha mostrado un dinamismo positivo en el mercado laboral, sin embargo, el escenario para los NINI sigue siendo el mismo. Según la Cepal, al 2011 los jóvenes que no estudian ni trabajan en Chile alcanzan el 16,9% (de la población entre 15 y 29 años).
Considerando estos últimos datos, Chile se encuentra por sobre el promedio de la OCDE, ya que en el informe “Una mirada a la educación, 2012”, del organismo internacional, para el año 2010 el 16% de los individuos de 15 a 29 años no estaban ni empleados, ni educándose o capacitándose".
Fuente
En Uruguay, "el 36% de los adolescentes no estudia.
El 13% de los adolescentes no estudia ni trabaja. El 23,7% no estudia ni trabaja, pero busca trabajo. El 13% estudia y trabaja o busca trabajo. Y el 50,2% solo estudia. Así lo señala el Anuario del MEC (Ministerio de Educación y Cultura), que registra un aumento de jóvenes Ni-Ni.
El porcentaje de jóvenes que no estudian ni trabaja creció un 0,5% entre 2011 y 2012, mientras que los que no estudian pero trabajan o buscan trabajo cayeron 2,9%.
El anuario intenta precisar las razones por las que estos adolescentes decidieron dejar los estudios (tanto el 13% que no trabaja como el 23,7% que dice estar trabajando o buscando trabajo). En este contexto, señala que casi la mitad de los jóvenes de 12 a 29 años que se desvincularon del sistema educativo (específicamente un 47,6%), lo hicieron al iniciar la educación media y la principal razón de su alejamiento fue que "no tenían interés o le interesaban otras cosas"".
Fuente
"Casi 6 millones de jóvenes en Estados Unidos no estudian ni trabajan, según un estudio dado a conocer. Eso es casi 15% del grupo de entre 16 y 24 años, según la coalición The Opportunity Nation, que preparó el informe.
En algunas de las ciudades más grandes del país, como Chicago, Houston, Dallas, Miami, Filadelfia, Nueva York, Los Angeles, Atlanta y Riverside, California, hay más de 100.000 jóvenes que no estudian ni trabajan, concluyó el informe de The Opportunity Nation".
Fuente
"Más de 26 millones de europeos no tienen empleo, diez millones más que en 2008, y en 18 de los 28 países de la UE los sueldos en términos reales han caído, según datos de los sindicatos europeos.
"La situación de los jóvenes es todavía peor: 7,5 millones de jóvenes europeos no trabajan ni estudian ni se están formando. Otros muchos, entre ellos los más educados y los más emprendedores, tienen que abandonar sus países para buscar trabajo en otro lado", dijo Segol, que habló del riesgo de se conviertan en una "generación perdida"".
Fuente
"La crisis económica ha disparado el número de jóvenes en España que ni estudian ni trabajan, englobados bajo el apelativo de Generación nini. El 23,7% de los españoles de entre 15 y 29 años se encontraban en esta situación en 2010, según recoge el informe Panorama de la Educación 2012 de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Se trata del país europeo con el porcentaje más alto, casi ocho puntos por encima de la media de los países desarrollados (15,8%) y siete puntos más alto que en 2008. Si nos fijamos solo en la franja de 25 a 29 años, la cifra llega al 29%".
Fuente
"En Reino Unido a los jóvenes que no estudian ni trabajan se les nombra con el mote de neets (not in education, employment or training). Según datos del Departamento para la Educación (DFE) de ese país, en el año 2000 el porcentaje de jóvenes en condición de desocupación y que no se encontraban estudiando alcanzaba a 14.5 por ciento del total de jóvenes de entre 16 y 18 años; para 2010, el mismo indicador llegó a 17.1 por ciento.
En Inglaterra, el incremento de jóvenes en situación de desempleo y que tampoco estudian se debe, sobre todo, al cierre de oportunidades en educación superior, conjuntamente con un más rápido aumento de las tasas de desempleo juvenil, sobre todo para los de sexo masculino".
Fuente
"Uno de cada cinco jóvenes italianos, o más de 2 millones de personas, no están estudiando ni trabajando, el más alto porcentaje de jóvenes "ociosos" en la Unión Europea, informó este miércoles la oficina nacional de estadísticas (ISTAT).
ISTAT dijo que un 21,2% de italianos de entre 15 y 29 años estaban en un grupo estadístico conocido como NEET -No en Educación, Empleo o Entrenamiento- que casi duplica el porcentaje de jóvenes inactivos en Alemania.
La cifra se refiere al 2009 y aumenta un 19,2% desde el año anterior, reflejando el creciente desempleo en jóvenes durante la crisis económica, señaló ISTAT".
Fuente
"En algunos de los suburbios de Suecia la proporción de jóvenes de entre 20 y 25 años que ni estudian ni trabajan llega hasta el 40 %.
Un informe publicado recientemente por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) muestra que Suecia es el país de la zona donde la pobreza relativa aumentó más entre 1995 y 2010.
La política liberal del Gobierno de Reinfeldt de recorte del gasto público y las prestaciones sociales, acompañada de una rebaja de impuestos, sobre todo a las empresas, ha ofrecido buenas cifras macroeconómicas, pero ha hecho crecer el paro -ahora en el 8,7 %, una cifra alta para Suecia- y la desigualdad.
Organizaciones que trabajan en la zona como Megafon han criticado a medios y políticos por "demonizar" a los jóvenes y por ocultar la marginación y la falta de esperanza que padecen, a la vez que han denunciado brutalidad policial e insultos racistas de los agentes".
Fuente