martes, 4 de agosto de 2015

Narcotraficantes, Lanata y Producciones Lilita te manejan la campaña

Roa (Clarín): "Nunca se llegó hasta los autores ideológicos del triple crimen. Las declaraciones de uno de los condenados, Martín Lanatta, y del ex comisario Luis Salerno contribuyen a echar luz en ese enigma. Lanatta hacía negocios para y con el RENAR, que controlaba Fernández. Salerno vendía remedios truchos. La tesis de los dos es una: Aníbal brindó protección política a la banda.
Es difícil dar credibilidad a condenados. Pero la obligación es investigar lo que dicen. El jefe de los ministros y ahora precandidato a gobernador repite como un tic que todo es una operación armada en su contra desde el propio kirchnerismo.
Debe saber por qué lo dice. Apuntó a Julián Domínguez, su rival en la interna, para no elevar el tiro contra el propio Scioli de quien verdaderamente sospecha. Es paradójico: el escándalo afecta a Scioli en el distrito donde debe hacer la diferencia.
En otro país, hubiera causado conmoción. Pero la Argentina se ha ido anestesiando a fuerza de escándalos. También de la certeza que no pasará nada".
Verón (La Nación): "Fiel a su estilo, Daniel Scioli se mantuvo ayer al margen de la polémica y así intentará permanecer hasta el domingo para lograr surfear la crisis que estalló en el interior del oficialismo con la encendida pelea entre Aníbal Fernández y Julián Domínguez, los dos candidatos a sucederlo.
Preocupados, tanto en la Casa Rosada como en el comando de campaña del candidato presidencial se lamentaban del alto voltaje en el que había derivado la interna para la gobernación a partir de la acusación del jefe de Gabinete de que detrás de la denuncia en su contra en el caso del triple crimen de General Rodríguez estaban sus contrincantes directos en las elecciones.
Scioli no emitió ninguna opinión y sus allegados dijeron que tampoco lo hará en lo que queda de la campaña, para intentar mantenerse al margen de una disputa que lo perjudica. En la Casa Rosada, la presidenta Cristina Kirchner se puso al frente de la estrategia para moderar el daño y ordenó a su gabinete, incluida la fórmula de Domínguez y Fernando Espinoza, que condenaran la denuncia, aunque ello no despejó la dura interna desatada en el Frente para la Victoria (ver aparte).
Más allá del impacto mediático de la denuncia, en el Gobierno y entre los allegados al gobernador se quejaban del tenor que había tomado la pelea interna, que, intuían, la oposición se apurará a capitalizar".
Más:
Lilita admite en TN que la nota a Salerno se grabó en su casa

lunes, 3 de agosto de 2015

¡Volvió el dictado! Lo de Edu y Joaco ya es promiscuidad

Edu van der Kooy: "Massa aspira a convertirse en el rival final de Scioli o, al menos, en árbitro de la contienda si se llega a una segunda vuelta. La última recta de su campaña la utiliza para confrontar con Macri. En un ensayo postrero para quebrar la polarización. No dejó pasar una coma en el viraje discursivo del líder del PRO luego de la apretada victoria de Horacio Rodríguez Larreta en Capital. Hasta rastreó una diferenciación. Echó sombras sobre la política de planes sociales del kirchnerismo que Macri jura que mantendrá. Massa cree que detrás de esos mecanismos se ocultan negocios y extorsiones. Amén de fomentarse la división social. Extrajo la conclusión de algunos trabajos cualitativos de su equipo de asesores que depararon sorpresas. Muchos de los beneficiarios de aquellos planes también cuestionan su instrumentación y su carácter clientelar".
Joaco Morales Solá: "Con todo, lo que más sorprende del reclamo oficial es el reproche a Macri por haberle robado al Gobierno la Asignación Universal por Hijo. En todo caso, se la hurtó a su aliada Carrió (que fue la autora original de ese proyecto), a quien ya se la había robado Cristina Kirchner en una imprevisible víspera electoral. De todos modos, es cierto que Macri necesita destruir el fantasma que creó el Gobierno, que insiste en que él podaría los planes sociales hasta extinguirlos. En medio de ese esfuerzo contra los fantasmas y la rumorología, Macri chocó con el propio Massa; éste se propuso ocupar el lugar simbólico que tenía Macri. Según Massa, los que reciben los planes sociales deben trabajar en tareas públicas. El que no trabaja no recibirá planes, aseguró. No es una ocurrencia suya; es el resultado de muchas consultas sociales (o focus grups) que lo sorprendieron por el grado de virulencia de los consultados contra el descontrol de la ayuda social".

domingo, 2 de agosto de 2015

@mauriciomacri vs. @cuervotinelli

"En una charla con vecinos, Mauricio Macri dijo que es mínima la chance de que San Lorenzo vuelva a Boedo y no gustó nada en la CD del Ciclón. "Nos duele que se juegue con la gente que está pagando su M2. Los dirigentes están indignados", disparó Matías Lammens. ¿Qué dirá Tinelli?
Pesadas cayeron en el mundo de San Lorenzo las palabras de Mauricio Macri en una charla con vecinos (audio). Ante la pregunta de un hincha del Ciclón sobre cómo veía él las posibilidades de la vuelta a Boedo, el candidato a presidente de la Nación respondió: “En mi vida muero con la verdad: creo que tiene menos del 1% de posibilidades. ¿Por qué? En Buenos Aires los vecinos te hacen asambleas, quilombo, ése es el nivel de debate que hay... Todo el barrio cortado porque no tenés por dónde pasar. Imaginate lo que es un estadio hoy, un estadio hoy significa quilombo, violencia, robos. Te digo la verdad, creo que las chances que tiene San Lorenzo son bajo cero porque los vecinos de golpe se van a empezar a oponer masivamente”.
No tardó en llegar la respuesta de Matías Lammens, presidente de San Lorenzo, luego del triunfo del Ciclón ante Gimnasia LP. “San Lorenzo no pide nada que no le corresponda. El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires nos había dicho 50 a 0 que teníamos razón. El bloque del Pro votó en su totalidad la Ley de Restitución. Nos duele que se juegue con la gente que está pagando su metro cuadrado. Los dirigentes de San Lorenzo están indignados con sus declaraciones. Me extraña que diga lo de los vecinos porque hay estadios en La Boca, en La Paternal... Seguramente Macri lo va a aclarar. Estamos todos muy desilusionados. La Legislaltura nos reconoció el derecho sobre esas tierras”, tiró Lammens.
¿Qué opinará Marcelo Tinelli sobre las palabras de Mauricio?".
Fuente
ACTUALIZACIÓN (13 HS)
Llegó la respuesta del Cabezón de Boedo...

viernes, 31 de julio de 2015

¿Fin de #LaGrieta? Opositores elogian a DOS

"“¿Vieron que vine?”. Pocos metros después de ingresar a Clarín, Daniel Scioli rompe el hielo y juega con lo que –sabe– generará su visita a la redacción del diario para tomar un café y charlar con periodistas como precandidato a presidente del Frente para la Victoria. Avanza firme, aunque frena para saludar a quienes se le acercan. En la sala de reuniones de la sección El País, se sienta en la cabecera, se queja de la temperatura (“Hace mucho calor”) y deja sobre la mesa una pastafrola de batata, una de sus debilidades gastronómicas. “Córtenla porque yo también quiero comer”, apura. Y no bromea: en cuanto tiene margen, prueba el primer bocado.
 “Este proyecto tuvo siempre tres candidatos competitivos: Néstor, Cristina y yo. La Presidenta ya no está habilitada por las facultades constitucionales. Y, bueno, es mi momento”, se entusiasma.
No duda, también, en defender al sistema de medios públicos y a 678: “Se critica a sectores como también hay otros programas que critican de manera salvaje al Gobierno”.
Tras una hora de charla, se levanta apurado para ir “a un acto”. Pero, antes, vuelve sobre sus pasos y bromea: “Denme la fuente de la pastafrola porque sino me matan”".
Fuente
"Gustavo Sáenz, intendente electo de Salta y precandidato a vicepresidente de Sergio Massa, opinó que "en un balotaje, (Daniel) Scioli tiene mucha más fuerza que (Mauricio) Macri" porque, en su opinión, el voto peronista no respaldará al líder del PRO.
De todos modos, Sáenz afirmó que ese enfrentamiento no se dará porque la segunda vuelta será protagonizada por la fórmula encabezada por Massa, que él integra como número dos.
En ese sentido, Sáenz sostuvo que a ellos les convendría enfrentar a Macri más que a Scioli "por el voto peronista. El gobierno elije a Macri como adversario porque sabe que el voto peronista difícilmente vaya" al PRO".
Fuente
"A horas de festejar con Mauricio Macri su triunfo en la elección a intendente de Villa Allende , Eduardo "Gato" Romero, destacó la figura de Daniel Scioli y señaló que, al igual que su referente político, "va a hacer grandes cosas por el país".
Romero aseguró que ve a Scioli como una persona "honesta". Y agregó: "Hará grandes cosas por el país, como Macri también, y la gente va a saber decidir. Lo conozco y sé lo que hizo en el deporte y lo que va a hacer en la política también".
Las expresiones del golfista, que destacó el pasado deportista de Scioli, van en la misma línea que viene teniendo la campaña en Córdoba, donde el propio gobernador electo, Juan Schiaretti, adelantó que tiene buena relación con Scioli e incluso con su compañero de fórmula, Carlos Zannini.
Schiaretti, un aliado del gobernador actual, José Manuel de la Sota, recordó que el postulante a vicepresidente del FPV estuvo preso con dos ex ministros suyos: "La relación es buena, no tengo mala relación con nadie", afirmó. Pocos días antes de la elección provincial aparecieron afiches con la leyenda "Scioli presidente, Schiaretti gobernador"; una jugada a la que el peronismo cordobés calificó de "sucia"".
Fuente
Más:
El sciolista Albeerto Pérez elogió a Schiaretti

Reivindicando a José Hernández

Sí, así se llama. Es un periodista de América. Durante mucho tiempo, movilero, ahora está en estudio, mayormente en noticias de policiales.
El tipo ha tenido sus excesos en cámaras, y ha demostrado con creces sus limitaciones evidentes, pero luego de que Laje lo maltratara al aire como que todo eso puede obviarse.
Más, luego de su cruce con el ministro de Economía, Axel Kicillof (desde 1h06m del video).
Más, si lo comparamos con el comportamiento de chiquilín caprichoso del hijo de Mauro Viale, también presente en esa entrevista que le realizaron el miércoles en el canal del presidente del presidente de la AFA y marido de Pame.
Por lo menos José Hernández preguntó desde las vísceras, repleto de errores conceptuales e informativos pero con esa garra que denota autenticidad, hasta el extremo de pedir disculpas ante el error. Que denota ausencia de segundas intenciones, hasta el extremo de calentarse al aire.
Mientras, el hijo de Mauro, enojado porque todavía no le dan la conducción de un programa, ni se animó a contrariar a Kicillof al aire, siendo uno de los exponentes máximos del quejismo periodístico que le vendió a sus audiencias durante años que los funcionarios del gobierno nacional no van a los medios independientes y objetivos por miedo e incapacidad de responder lo que "la gente" quiere preguntar.
Ayer a la noche, el hijo de Mauro la completó denunciando que no lo dejaban preguntar en Intratables, y pasando un papelón al aire por el típico apuro del que se siente más protagonista e importante que el entrevistado (28'35'' del segundo video). Tampoco anoche metió ninguna pregunta que comprometiera al candidato a diputado nacional por CABA.
De esos que prometen mucho en el entrenamiento y cuando llega la hora del partido le tiemblan las piernas y tocan la pelota para el costado, mientras los José Hernández deben ensuciarse para salvarles la ropa.

jueves, 30 de julio de 2015

Santi Kovadloff, dando aliento a los devaluadores de siempre

Ayer cerró en Córdoba el coloquio anual de la Unión Industrial de Córdoba, con los clásicos pedidos de devaluación, las quejas por los salarios que se pagan en el país y con Schiaretti prometiendo crear un nuevo impuesto (IVA provincial), como si la experiencia de la tasa vial (que encarece los combustibles) hubiera sido tan exitosa en la provincia, y mientras De la Sota, por el país, promete su supuesta rebaja de impuestos.
En ese marco, vinieron de Buenos Aires, la Fornoni (asegurando que a Scioli no le da para ganar en primera vuelta, ella tan precisa siempre en sus números e intercambios de mails) y Santi Kovadloff, que -según Infonegocios- le bajó línea a los ejecutivos ávidos de pegar un nuevo cimbronazo a la economía argentina (Cristiano andaba pidiendo devaluación a los cuatro vientos).
Santi agarró un par de lugares comunes, le agregó sus clásicos adjetivos republicanistas y le salió esto:
"- En el centro de la crisis argentina está la anemia de valores y, en particular, en los valores que se trasladan con las políticas públicas.
- No es en la locura de la violencia sino de la perseverancia del diálogo que conseguiremos esos valores. Hay que dialogar porque quien no lo hace está ausente y en nuestra especie Dos está antes de Uno.
- En Argentina ha desaparecido la ciudadanía porque se afianzaron las instituciones de la República en función del poder y no de la ley.
- En el país hoy se debate entre la monotonía de la repetición y el riesgo no asumido de la innovación. Innovar no es usar algo nuevo sino perder el temor de la senilidad de lo viejo. Si esto tiene lugar en la política es grave, y en ese sentido Argentina es mediocre porque no piensa. Hay que redescubrir que la política no puede reducirse a un ambiente de especialidades porque el pragmatismo sin subjetividad desemboca en irresponsabilidad.
- El drama del pensamiento autoritario es que es reduccionista. Hoy la ceguera es la forma más exaltada de visión.
- Argentina es el único país de la región que encaró la guerra de la independencia en paralelo a una “guerra civil”. Desde nuestros inicios hay fragmentación. No hemos capitalizado la experiencia si no comprendemos esta fragmentación que arrastramos.
- El camino es aceptando que estamos partiendo de una catástrofe (tres generaciones arruinadas por la droga, un Estado prebendario, desocupación, etc.) y que las corporaciones como las Fuerzas Armadas, los partidos políticos, los sindicalistas que todo lo pueden y los liderazgos mesiánicos son viejos. Hay que trabajar hoy para una mejor educación, que sea axiomática y no sólo técnica, pensando dónde queremos llevar al país de acá a 50 años. Hay que saber que la adversidad es un inconveniente y no un destino. No lo vamos a ver muchos de los que estamos en esta sala, pero... no somos tan importantes para eso, ¿no?".

miércoles, 29 de julio de 2015

Se enojó Maxi Montenegro con 678 porque lo mandaron a repreguntar

Mientras Lanata se queja porque hay gente que no respeta los hechos -sí, justo él-, uno de sus pichones la emprendió contra Sandra Russo, porque ésta marcó lo evidente en varios periodistas todavía hoy, siglo XXI: no repreguntar ante la respuesta previsible y de cassette. Bah, no siempre. Según el invitado. Y aún sabiendo del tutorial de Jaimito y Marquitos.
En su programa Plan M+, el ex columnista del showman del Grupo Clarín se quiso curar en salud desde la ancha avenida del centro (otra ilusión): "Ayer en 678, el programa ultraoficialista de Canal 7, la TV Pública, la colega Sandra Russo, a quien conozco hace muchos años de Página/12, y era un medio independiente que denunciaba la corrupción del menemismo y no un órgano de militancia oficialista como es hoy, me adjudicó ser operador del macrismo. Creo que estaba ahí Alberto Pérez, jefe de Gabinete de Scioli, que ahora participa junto con Scioli de 678, y Sandra Russo, no sé cuál era bien el argumento, pero me adjudica ser un operador del macrismo.
La verdad que no da para contestarle a periodistas que hace dos meses lo mataban a Scioli y hablaban barbaridades del candidato del oficialismo y hoy hacen ultraoficialismo con Scioli, con Cristina, todos juntos en la mesa de 678.
Pero me parece que refleja un poco la desesperación, si se quiere, cómo la campaña presiona sobre todos: sobre todos los que están puestos de alguna manera para ser órganos de difusión no solo de las ideas propias, sino en demolición de las ideas del adversario político. Y en el medio caemos de los periodistas que hablamos de todos, y cómo juega la oposición y cómo Clarín y cómo Diego Gvirtz y los militantes de 678.
No sé si se habrán enojado porque contamos las panquequeadas de 678 cuando lo mataba a Scioli, cuando lo consideraba el candidato de los fondos buitre y demás, y jugaban a full con Randazzo y ahora Randazzo es un paria del oficialismo y Scioi es el idolo y está ahí a sus anchas y lo aplauden. Y ayer estaba ahí Alberto Pérez que no dijo nada, que bien sabrá quién es quién dentro del periodismo. Me imagino.  O si gana Scioli tendrá también un 678, y si gana Macri tendrá un 678, y Massa también".

martes, 28 de julio de 2015

Martincito, el niño gorila de Nordelta, le escribió una carta abierta a La Shewua

"Señora Presidenta de la Nación:
Me atrevo a escribirle una segunda carta con objetividad, claridad y transparencia, algo que Ud. no conoce.
Falta poco para que se baje de este barco, de este Arca de Noé que Ud. armó subiendo parejas de simios, cucarachas, guanacos y roedores de países limítrofes. Falta poco para que nuestra Nación se libere de sus cadenas que interrumpen capítulos de Los Simpsons, Casados con Hijos e Intrusos.
Te irás.
Punto.
Como se van los restos por el inodoro. A veces, dejan manchas frenadas, pero con tirar la cadena dos o tres veces más, se van por completo.
¡Va a ser falta tanta agua para apagar este fuego!
Punto.
Se levantarán las barreras.
No me refiero a los trenes que seguramente cuando los agarre Mauricio van a dejar de chocar sino a los objetos que vos tenés pero nosotros no podemos tener: las barreras de la importación.
Volverán los vasos de Starbucks originales; los muñequitos de la Cajita Feliz dejarán de ser Paturuzú y Manuelita y volverán a ser los de Marvel: el Capitán América, Spiderman, y demás".

El resto de la carta de Martincito, aquí: Más:
Primera carta de Martincito a La Shewua

lunes, 27 de julio de 2015

Cuando Mirtha Legrand almorzó con un guerrillero

"A Carlos Enrique Olmedo se lo recuerda, fundamentalmente, por tres episodios: la toma de la ciudad bonaerense de Garín, ocurrida el 30 de julio de 1970 -acción a partir de la cual salen a la luz pública las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR)-; la polémica que sostiene con Mario Roberto Santucho durante el primer semestre de 1971; y su muerte, ocurrida en Córdoba el 3 de noviembre de 1971, en el famoso "Combate de Ferreyra". Pero su corta aunque intensa vida estuvo marcada por una gran cantidad de pequeños actos que hicieron de su figura una leyenda de la militancia revolucionaria en la Argentina.
Con una sólida formación marxista, fue de quienes sostuvieron más enérgicamente la necesidad de acercarse al peronismo, hacia fines de los 60, sin renunciar por ello a una perspectiva de revolución socialista que tuviera como protagonista principal a los proletarios de este suelo nacional.
Aunque la paradoja mayor, seguramente, haya sido aquella participación como invitado de los ya entonces clásicos almuerzos televisivos de Mirtha Legrand. Invitación que recibió por su desempeño como directivo de la empresa Gillette, donde trabajó hasta que se vio obligado a pasar a la clandestinidad, en 1970.
Promediando la década del sesenta, José fue uno de los integrantes más jóvenes del staff de la mítica revista La Rosa Blindada. Allí aprendió a mirar al peronismo de otro modo, y ayudó a que otros lo interpretaran también, desde la izquierda, de manera diferente. Y contribuyó como pocos a la formulación de la categoría de Nacionalismo Popular Revolucionario. Pero antes de eso, aun antes de fundar las FAR -que asumirían la identidad peronista y más tarde se fusionarían con Montoneros- Olmedo y varios integrantes de su grupo permanecieron un tiempo en Cuba".
Fuente
"Garín era un pequeño pueblo donde se empezaban a afincar los trabajadores, que tenía la ventaja que cortando dos arterias que conducían hacia lo que ahora son los dos ramales de una autopista, quedaba aislado.
El 1 de Julio de 1970, un poco más de un año después de que el Onganiato empezara a temblequear por el Cordobazo, y después de hacer una serie de operaciones militares menores y sin firma, como la quema de once supermercados Mínimax, propiedad del magnate yanki Nelson Rockefeller, las FAR decidieron irrumpir con toda su fuerza en el amplio abanico de organizaciones populares que luchaban por el regreso del General Perón y la posibilidad, ahora claramente perceptible como remota, pero en aquellos años tangible de la patria socialista.
La operación se llamó “Gabriela” y la comandó Carlos Olmedo, sobre un diseño estratégico de Lino Iván Roqué y Roberto Quieto. Olmedo, llamado Germán en la organización, era un extraordinario militante, que había estudiado Filosofía con Louis Althusser en la Sorbona, fue el primer gerente de marketing de la empresa Gillette, como tal ganó el premio "Joven sobresaliente del año 1967", y en tal carácter, al año próximo, almorzó con Mirtha Legrand, escandalizando a la abuela de la derecha argentina con su brillante alegato rechazando las normas constituidas por el sistema.
Era hijo de un médico paraguayo exiliado en nuestro país, había cursado sus estudios secundarios en el Nacional de Buenos Aires, y su primer trabajo fue como preceptor en dicha escuela, cuando aún era estudiante, y aprovechaba la relación con otros brillantes y mucho más jóvenes estudiantes para interesarlos en la causa revolucionaria; muchos de ellos fueron militantes de las FAR.
Un año más tarde, Olmedo estaba en Córdoba, donde trataban de vincular su actividad política con la lucha sindical de los obreros de la Fiat, cabeza gremial del clasismo, pensaban secuestrar a un gerente para presionar a la patronal durante un conflicto sindical, en una equivocada política de reemplazo de la propia acción obrera, algo salió mal y fueron asesinados por la Policía, tenía 28 años".
Fuente
Gracias a Miguel Nones por el dato.

domingo, 26 de julio de 2015

El #RelatoAntiK, derrotado: vuelve #ElMiedo

Eduardo Van der Kooy (Clarín): "Vidal y Michetti habrían recogido la certeza de que en los sectores más desprotegidos de la sociedad, que están por encima de un tercio, el kirchnerismo habría sabido inocular el miedo. La creencia de que una hipotética futura administración macrista nacional sea restrictiva y fulmine las prestaciones sociales que Cristina expandió a falta de un esquema para generar desarrollo y trabajo. Se sabe que 17 millones de personas, entre ellos los jubilados, dependen directa o indirectamente del dinero del Estado".
Jorge Fernández Díaz (La Nación): "Últimamente, a Macri hasta le resultaba piantavotos sablear al Gobierno, puesto que él es visto como un líder únicamente antikirchnerista y lo que precisa ahora es pescar en el río revuelto del medio, donde nadan millones de ciudadanos para los que la Casa Rosada hizo cosas muy malas, pero también muy buenas. En esos segmentos, el Frente para la Victoria había logrado instalar una Operación Miedo: Macri es Menem, y viene a sacarte cosas simbólicas y concretas que valorás mucho. Lo curioso es que inesperadamente el kirchnerismo le ayudó a amplificar esa vacuna contra el susto social. Empezó Máximo Kirchner, con la autoestima fresca después de haber sido salvado por un pelo de la causa Hotesur: dijo irónicamente que Macri se había convertido en Recalde. A continuación, y día tras día, su madre, su jefe de Gabinete y su candidato no dejaron de mencionar como chicos abandónicos la paradoja de que el principal opositor les diera alguito de razón. "Estamos haciendo bien las cosas", concluyó Cristina. La alusión constante al ingeniero logró entonces popularizar su mensaje de tranquilidad ("Gorda, parece que Macri no nos va a sacar el fútbol, me enteré por Scioli"); también borrarle la agridulce performance del bastión porteño y mantenerlo en el candelero como referente ineludible y gran enemigo, tres efectos inconvenientes e indeseados".
Silvia Mercado (Infobae): "En un sistema político de tipo clientelar, como es el que domina en el Conurbano, combinado con un sistema electoral que facilita el fraude, con boletas que tienen unos 80 centímetros de largo, siete categorías en disputa, y elecciones primarias, con varios candidatos en una misma coalición, la ausencia de una estructura de fiscales equivale a la imposibilidad de proteger la expresión democrática.
Que justamente sean el FpV y el FR los partidos que cubrieron la casi totalidad de mesas de votación es otra explicación de por qué el peronismo gobierna la provincia de Buenos Aires desde 1987 en forma ininterrumpida".
Alberto Amato (Clarín): "Noam Chomsky y Naomí Klein han estudiado de sobra cómo la política del miedo actúa sobre las sociedades, cómo las moldea, cómo diseña políticas de Estado y cómo decide incluso elecciones consideradas clave.
En la Argentina, el kirchnerismo gobernó durante doce años metiendo temor a sus gobernados: detrás de cada crítica había un destituyente, detrás de cada cuestionamiento, la amenaza de un golpe de Estado, detrás de cada investigación judicial, el peligro de un gobierno paralelo de jueces y fiscales. Y en esa, su mentida fragilidad, el Gobierno basó su enorme fortaleza. Ni hablar de los ministros que rompieron diarios para desmentir lo que era verdad; o de los secretarios de Estado que calzaron guantes de box en las reuniones públicas. La muerte del fiscal Alberto Nisman mete miedo. Y la inoperancia judicial que debería investigarla, mete más miedo todavía.
Por estos días, la propaganda electoral muestra a la presidente Cristina Kirchner en aquel lapsus de 2012 que hubiese sido simpático, de no haber cargado con el primer pecado mortal; mientras pedía a sus gobernados que no tuvieran miedo, la Presidente dijo: “Sólo hay que tenerle temor a Dios… Y a mí, en todo caso, un poquito”.
La Presidente también extendió su hábil ejercicio de la política del miedo hacia las elecciones inminentes: “Piensen bien a quien van a votar”, encomendó en marzo. Y en abril volvió a la carga: “Ojalá que no tenga que volver en 2019”".