sábado, 14 de enero de 2017

La Nación involucra a un primo de Patricia Bullrich en la denuncia de Nisman

Al cumplirse dos años de la denuncia del ex fiscal Alberto Nisman, La Nación reflota escuchas en las que supuestamente se comprobaría -nuevamente- la intención del gobierno kirchnerista de hacer negocios con Irán luego de la firma del Memorándum de Entendimiento por la causa AMIA.
En los audios que publica hoy el diario porteño, se escucha hablar -otra vez- a Jorge Alejandro "Yussuf" Khalil, un allegado a la embajada iraní, denunciado por Nisman como parte del supuesto plan para encubrir a los sospechosos iraníes de volar la AMIA, denuncia ya desestimada varias veces por la justicia argentina pero nuevamente reabierta a pedido de la dirigencia judía de la DAIA.
Entre otros, Yussuf habla con Abdul Karim Paz, líder religioso de la mezquita de Flores (Buenos Aires), sobre la posibilidad de establecer relaciones comerciales entre la Argentina e Irán. "Juanchi es la llave de todo", asegura Yussuf durante una llamada de fines de noviembre de 2013 con Karim Paz, en la que relata una reunión en casa del "embajador iraní" que duró más de tres horas y de la que supuestamente participaron el legislador Juan Manuel "Juanchi" Irrazábal, el nexo de la comunidad iraní -Ahmad Reza Kheirmand- y el empresario Hermann Karsten -vinculado al delasotismo a través de denuncias de corrupción en Córdoba-.
"Recién hablé con Juanchi y me dijo que mañana es la reunión con Gallucio (Miguel, ex CEO de YPF) y Hermann, el alemán, para avanzar con los temas del petróleo, entonces me dijo que te diga que él tuvo una charla con el vicecanciller, que dijo que estaba dispuesto a avanzar con los temas productivos de ambos países", le dice a Karim Paz.
El 1 de mayo de 2014, Yussuf se lamenta ante el religioso: "Escuchame, somos unos panchos bárbaros nosotros. Ya se juntaron con el canciller ya formaron un fideicomiso, me contó todo. Somos unos panchos bárbaros. Se encontraron en América latina, en el Caribe. Me dijo: Jorge vos sos mi amigo pasó esto y lo otro ... estamos armando todo. Se juntó el empresario con el canciller. El muchacho este Hermann". Pero tanto Karsten como Irrazábal negaron haberse reunido con Timerman y menos firmado un fideicomiso.
¿Pero quién es Abdul Karim Paz?
Como publicamos en febrero de 2015, desciende de una de las familias patricias de más renombre de la Argentina: nació como Santiago Ricardo Paz Zuberbühler Bullrich. Además de primo de la ahora ministra de Seguridad Patricia Bullrich, es el imán de la mezquita At Tauhid del barrio porteño de Flores.
De ese centro religioso es secretario general "Yusuf" Khalil, cuyo hermano -Alberto-, es abogado y ex funcionario del gobierno porteño durante el macrismo, además de síndico de una empresa del actual embajador macrista en Portugal, Oscar Moscariello.
Educado en el elitista colegio católico San Martín de Tours, de Barrio Parque, Paz Bullrich se convirtió en musulmán, vivió y estudió durante varios años en Irán, desde donde, en enero de 2015, dialogó con Radio del Plata. Aseveró que cuando Nisman hizo pública su denuncia contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner “en mi fuero íntimo pensé: ojalá que el Gobierno lo proteja. Pensé que podía llegar a estar en peligro”.
Luego de afirmar que se sintió sorprendido y shockeado por la noticia de la muerte del fiscal, manifestó que “nos sorprendió el giro de los acontecimientos. Lo vi (a Nisman) muy convencido de falsedades terribles. No era una persona que daba cuenta que se iba a suicidar, lo que todavía no está claro”.
Nisman se hacía eco de fuentes de inteligencia vinculadas a los Estados Unidos e Israel, que en el plano internacional son enemigos declarados de la Revolución Islámica”, criticó el sheij, y defendió a Irán de las acusaciones: “No tuvimos nada que ver con la brutalidad de lo que pasó en la AMIA. Somos absolutamente inocentes, y queremos que vayan presos los que fueron partícipes del atentado”.
En 2001, dos desconocidos en una moto arrojaron una bomba contra la mezquita que dirige Paz Bullrich. Hubo destrozos y el policía de custodia tuvo heridas menores. “No me extrañaría que los agentes del terror que actuaron contra la AMIA estén detrás de este atentado”, declaró en esa oportunidad, y pidió que la investigación por el atentado a la AMIA se focalizara en Estados Unidos e Israel, “aunque duela, aunque sean grandotes y poderosos”.
Paz Bullrich también es cercano del dirigente social Luis D’Elía y del líder de la agrupación Quebracho, Fernando Esteche, a quien le habría conseguido dinero para salir de la cárcel en 2014, según también publica hoy La Nación a partir de los audios dados a conocer para reinstalar la denuncia de Nisman, a dos años de que éste la presentara en los estudios de TN (Grupo Clarín). Más:
Hermann Karsten y el Lázaro Báez de De la Sota

sábado, 7 de enero de 2017

Nombraron en el Ministerio de Trabajo al hermano músico de periodista del Grupo Clarín

Un hermano de la periodista de Canal 13 y radio Mitre, Débora Pérez Volpin, fue nombrado al frente de la delegación Junín (Buenos Aires) del Ministerio de Trabajo de la Nación.
Sergio Pérez Volpin, de profesión abogado, es más conocido por su actividad musical, una afición que comparte con el intendente de Junín, el macrista Pablo Petrecca, que logró notoriedad meses atrás cuando dio a conocer un spot en el que daba consejos filosóficos sobre cómo ser feliz, para así colaborar con la 'revolución de la alegría' del presidente Mauricio Macri.
Petrecca puso a su hermano Walter al frente de la oficina local de la Anses, mientras que la designación de Pérez Volpin, según el Diario Junín, se habría desencadenado por el rol de su hermana Débora en el Grupo Clarín.
El músico y standupero Pérez Volpin se trasladó de Buenos Aires a Junín después de la crisis de 2001. Abogado de profesión, trabajó en el campo, creó una revista y atendió una librería.
Cantante de boleros y estudiante de teatro, tiene a su cargo un kiosco en el Parque Borchex. Tuvo otro puesto en el Camino Costero y trabajó en una barra de tragos para fiestas, a la vez que formó la banda local Stolen.
Casado con una juninense, Pérez Volpin, en su momento, explicó que "los padres de ella tienen campo y la idea loca fue vamos a vivir al campo. Y aunque no sabíamos nada del tema, lo hicimos. Trabajamos mucho pero la inexperiencia hizo que fracasaran la mayoría de los micro emprendimientos que hicimos, que fueron chinchillas y lombrices californianas".
El miércoles asumió en la delegación del Ministerio de Trabajo que dirige a nivel nacional Jorge Triaca (h). "El nombramiento llegó a través de la presentación de un currículum en Capital Federal, que me dio la posibilidad de ingresar como delegado de la sucursal", expresó Pérez Volpin.
Según el sitio JuninYa.com, "mucha sorpresa causó la noticia cuando de a poco comenzó a circular. Propios y extraños no lograban y todavía no logran comprender los argumentos de tal designación. A pesar de que Pérez Volpin es abogado, no ejerce la profesión y tampoco se le conoce experiencia en la materia del ministerio".
El medio juninense va más allá e involucra a otro periodista famoso: "De acuerdo a algunas versiones que llegaron a la redacción de JuninYa.com, fue muy importante para esta decisión una charla durante la última edición de la Feria del Libro que tuvieron el intendente Petrecca, y el cuñado de Pérez Volpin, el periodista Enrique Sacco".
Sacco, reconocido periodista deportivo de la cadena estadounidense ESPN, es la actual pareja de Débora Pérez Volpin.
Fuente Fuente Fuente Fuente Fuente
Más:
Petrecca fue grabado hablando de sobornos

jueves, 5 de enero de 2017

Polémica tapa de revista uruguaya contra Macri

La conocida revista uruguaya Caras y Caretas tiene en su tapa de esta semana una pregunta que ya se han hecho otros medios internacionales y que en Argentina se solapa gracias a la acción protectora de las principales empresas de comunicación: ¿Macri es el presidente más corrupto del mundo?
La nota la firma el director de la revista, Alberto Grille, que resalta que, según una causa judicial, "el presidente argentino posee de forma directa o por intermedio de testaferros una red de por lo menos 50 sociedades offshore no declaradas en 11 paraísos fiscales: 29 en Panamá, tres en Hong Kong, cuatro en Uruguay, tres en el estado de Florida (Estados Unidos), cuatro en Bahamas, una en Londres, una en Nueva York, una en Belice, una en Dubái, dos en Gran Caimán y una en British Island".
"Este número impresionante de sociedades secretas fue creado primero por su padre y luego por él mismo y sus hermanos entre 1976 y 2015. Treinta de ellas se fundaron en los últimos 15 años, y aunque el presidente Macri al principio intentó restarle importancia a su descubrimiento, al afirmar que no estaban activas y no tenían movimientos, especialmente las primeras dos que se conocieron –Fleg Trading LTD (sociedad offshore radicada en Bahamas) y Kagemucha SA (sociedad radicada en Panamá), cuya existencia se conoció tras la megafiltración de los Panama Papers, y en las que figura como vicepresidente–, la evidencia acumulada hasta el momento demuestra que mediante ellas se han realizado transferencias millonarias en dólares hacia otras sociedades ocultas, también pertenecientes al grupo familiar, con el propósito, a esta altura evidente, de lavar dinero malhabido y evadir impuestos, cuando menos", denuncia el semanario uruguayo.
"Todas las declaraciones juradas de Macri son inconsistentes. Las declaraciones juradas hechas en la Ciudad de Buenos Aires, donde fue jefe de gobierno durante ocho años, no coinciden con sus declaraciones simultáneas ante las oficinas federales. Así, el Estado nacional argentino cuenta con una información sobre el patrimonio del presidente que difiere de la información que él mismo aporta en la ciudad, sin que todavía se haya podido precisar a quién le está mintiendo. O, mejor dicho, a quién le está mintiendo más, porque en ninguna de ambas declaraciones aparecen sus decenas de sociedades offshore, y el monto declarado no se ajusta a ninguno de sus movimientos pasados ni presentes", advierte el periodista.
Éste es el resto del informe de Caras y Caretas: "En el ejercicio 2014 Macri declaró ante la Oficina Anticorrupción de Argentina poseer bienes por 52 millones de pesos argentinos, lo que al cambio oficial significaba unos seis millones de dólares. Sin embargo, dos meses antes, en calidad de jefe de gobierno, había informado a la Escribanía General de la Ciudad de Buenos Aires que poseía 68 millones de pesos y dos millones de dólares. Un año después, en el ejercicio 2015 –su última declaración–, Macri declaró a la Oficina Anticorrupción que tenía bienes por 110 millones de pesos, es decir, un incremento de más de 100% de su patrimonio en el último año, y por primera vez admitió tener “inversiones en Bahamas”, por un total de 18 millones de pesos argentinos, algo más de un millón de dólares al cambio actual, de 15 pesos por dólar.
Este fabuloso incremento, con todo, apenas justifica un patrimonio total de menos de ocho millones de dólares, un número muy inferior al que se sospecha que verdaderamente posee. Bastan dos datos casi anecdóticos para derrumbar sus declaraciones juradas. En 2005, Macri se divorció de su segunda esposa, Isabel Menditeguy, con la que estuvo casado 11 años. La separación le costó, según lo que trascendió en esa época, la friolera de 25 millones de dólares, y eso gracias a su fantástico poder de persuasión, que incluyó espionaje a la exmujer, porque el monto inicial solicitado por Menditeguy superaba los 70 millones.
El otro dato que refuta su propia declaración es la confirmación de la existencia de una cuenta offshore, la número 2048080 de la Bancadella Svizzera Italiana de Nueva York, perteneciente al presidente argentino, desde la que hizo por lo menos dos giros, uno de 9.145.000 dólares y otro de 45.660.000 dólares.
Las sospechas, procesos y condenas contra el clan Macri son antiguos y han hecho escuela en Argentina. Ya en la época de la dictadura, las empresas del grupo fueron beneficiarias de la estatización de la deuda privada que se produjo gracias a los seguros de cambio creados por el entonces director del Banco Central, Domingo Cavallo, en 1982. En esa millonaria estatización de deuda, que favoreció por miles de millones de dólares a las principales empresas argentinas, el clan Macri se benefició a tal punto que hasta inventaron deuda ficticia mediante autopréstamos.
Años después, en 1986, el jefe del departamento de Deuda Externa del Banco Central, Carlos Melconian, hoy presidente del Banco Nación de Argentina, firmó y envió al directorio de la entidad el informe 480/161, en el que se solicitaba la anulación de la investigación de la deuda privada contraída en el exterior a fines de la última dictadura cívico-militar. Los auditores del Banco Central llevaban a cabo esa investigación porque esa deuda era considerada “créditos fraudulentos y de dudosa legalidad”, declarados por empresas privadas, valuadas en al menos 6.000 millones de dólares. Entre las denunciadas figuraban empresas extranjeras y nacionales; entre estas últimas, Pérez Companc, Bridas y Sideco Americana SA, del grupo Macri”.
Unos años después, en 1995, nuevamente Cavallo, ahora como ministro de Hacienda de Carlos Menem, emitió el decreto 493, conocido en la academia como “decreto Sevel” o “moratoria Sevel”, con el propósito de perdonar los intereses y multas por deuda impositiva acumulada que se hubiese cancelado antes de julio de 1995. Días antes, Sevel, automotora del grupo Macri, cuyo titular eran Franco y Mauricio y que acumulaba 55 millones de dólares de deuda tributaria, había cumplido en forma exacta los requisitos para ser beneficiada por semejante exoneración, al punto de que, según cita el periodista Raúl Dellatorre en la edición de Página 12 del 20 de marzo, el decreto es conocido en la Facultad por el nombre de la automotora.
Por la causa de la evasión de Sevel, que incluyó la creación de empresas offshore en Uruguay, Macri fue procesado por contrabando y su padre por evasión. El trámite de su procesamiento terminó en un escándalo, porque la Corte Suprema de la época de Carlos Menem, conocida como la “mayoría automática”, presidida por el riojano socio de Eduardo Menem Julio Nazareno, sobreseyó a Mauricio y a su padre, Franco, de una forma tan vergonzosa que la decisión se convirtió en uno de los motivos por los que los magistrados responsables terminaron siendo enjuiciados y separados de sus cargos.
En noviembre de 2015, cuando Macri llegó a la presidencia tras derrotar al candidato del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, tenía un prontuario inigualado por ningún presidente hasta la fecha. Más de 200 denuncias judiciales y procesamientos firmes. No se conocían en ese momento los Panama Papers. Es posible que el prestigioso periodista del diario La Nación Hugo Alconada Mon, quien participaba en el consorcio internacional que investigaba la filtración, sí supiera que Macri estaba involucrado; no obstante, más obsesionado por identificar cuentas que comprometieran a Cristina Kirchner y cuidadoso de no perjudicar la campaña de Macri, ese medio lo mantuvo en silencio hasta 2016.
Pocas semanas atrás, el propio Alconada Mon hizo público que la Justicia alemana investiga un movimiento sospechoso de los hermanos de Macri, que cerraron una cuenta secreta pocos días antes de la elección y ordenaron transferir millones de dólares a otra cuenta secreta en Suiza, acompañado con una minuta sorprendente que ordenaba destruir la documentación en Alemania. ¿Por qué lo hicieron? ¿Es que acaso estaban advertidos de los que se venía con los papeles de Mossak Fonseca? Y, en ese caso, ¿quién les informó de eso? Son algunas de las preguntas que podemos hacernos.
Lo cierto es que ya es inocultable que Macri no es sólo un presidente de derecha empeñado en una restauración neoliberal noventista; es uno de los personajes políticos más corruptos del mundo y, si esa realidad no afecta todavía gravemente su imagen pública en Argentina, es porque existe una enorme connivencia de los grandes medios de comunicación, que a la vez de ocultar la realidad económica y las causas que se ciernen sobre el actual mandatario, se muestran preocupados a diario por indagar la fortuna de la expresidenta Cristina Fernández, a la que nunca le han encontrado una cuenta en el exterior y cuyo patrimonio evolucionó entre 2003 y el último año de siete millones de pesos argentinos a 64 millones, pero con un dólar que varió de 2,7 pesos a más de 15, por lo que el incremento real en 12 años fue de 65%, para llegar a un número que en la vida de un Macri es un vuelto, la quinta parte de un divorcio.
Con el tiempo habrá que incorporar los nuevos negociados que se están produciendo desde que asumió la presidencia, como la transferencia por decreto de más de 45.000 millones de pesos argentinos a la empresa Iecsa para el soterramiento del tren Sarmiento, una obra que sólo debía realizarse si los privados conseguían financiación propia. Iecsa pertenece a Angelo Calcaterra, primo hermano de Macri, desde 2007.
Antes la empresa era de Mauricio, pero se la vendió o transfirió a su primo en 2007, meses después de su asunción como jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y tras haber otorgado por decreto una megaobra de entubamiento del arroyo Maldonado a Iecsa, la mayor de las empresas del grupo. Va de suyo que la venta de Iecsa al primo fue la forma de ocultar la participación de Mauricio en la empresa que luego se transformaría en una de las principales contratistas de obra de la ciudad que gobernaba su dueño. Ahora Iecsa recibe montos multimillonarios, en virtud de un decreto firmado directamente por Mauricio.
Es tan explícito el procedimiento, que cuesta creer que pueda preservar su impunidad, pero es notable también que el Poder Judicial argentino y la Oficina Anticorrupción están empeñados en impedir que vuelva Cristina y en garantizar por unos años la sustentabilidad del gobierno. Así, en la última semana de 2016, Cristina fue procesada en tres causas, entre las que se incluye la reapertura insólita de la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman por la Cámara de Casación, que había sido rechazada en cinco instancias por inexistencia de delito.
Asimismo, la Oficina Anticorrupción y su titular, la ex diputada macrista Laura Alonso, enfrentan una causa penal por presentarse como querellantes sólo contra ex funcionarios kirchneristas e ignorar al medio centenar de funcionarios del gobierno actual que se encuentran imputados en la Justicia, pese a que recién va un año de gobierno".
Fuente
Más:
"Hay una campaña en la región que busca la proscripción de un sector de la izquierda"

lunes, 2 de enero de 2017

¿La amenaza populista regirá la elección 2017?

¿Cómo defender nuevamente las ideas neoliberales y sus nocivos resultados para defender las posiciones oficialistas en las próximas elecciones legislativas, con el objetivo que Cambiemos no termine debilitándose como la Alianza luego de los comicios de octubre de 2001?
Como en otras experiencias neoliberales, asegurando que no hay otra alternativa.
Luego de usar conceptos como "transición", "manta corta", "eficiencia del gasto" y otros, y ante la ausencia de resultados económicos que redunden en mejoras para la gente común, sólo quedará tratar de anular a las otras propuestas tildándolas de inviables, irresponsables e irracionales.
Probablemente, el macrismo abusará del término "populismo" para defenderse de los embates de sus opositores y la realidad y para descalificarlos, según su criterio, al anteponer a líderes mesiánicos que sólo buscan su beneficencia y la de su entorno, con políticos profesionales y buenas personas que apuestan por las mediaciones institucionales y defienden a la República del nuevo mal del siglo XXI.
Una pista de la campaña que vendrá la puede estar brindando el diario La Nación, que durante este año publicó varios artículos atacando al populismo: todo gobierno que redunde en medidas que benefician a las clases populares es presentado como cortoplacista, desmedido, autoritario, patotero, antisistema, y finalmente peligroso ("La amenaza populista").
El filósofo francés Jacques Rancière describió este mecanismo, que -reitero- puede llegar a ser el eje central de la campaña macrista, en unas elecciones en las que sólo puede aspirar a no perder, porque lo que está asegurado -por la composición actual y la forma de renovarse las dos cámaras de legisladores- es que ningún resultado electoral mejorará sus bloques en el Congreso y deberá seguir gobernando en minoría hasta 2019.
Al presentar el texto de Rancière, el sito español ElDiario.es asegura que "con el término "populismo" se quiere fabricar una cierta imagen del pueblo: bruto, desesperado, ignorante y racista. Una jauría humana habitada por rechazos irracionales tanto de los gobernantes como de "los otros" en general. Pero el racismo a día de hoy, por ejemplo, es sobre todo una "política de arriba" que precariza a una parte de la población en cuanto a sus derechos como trabajadores y ciudadanos (con mil formas de discriminación y exclusión). Una política de las élites, apoyada y legitimada por la cultura oficial y los intelectuales mediáticos.
El uso mediático-estratégico del término "populismo" quiere hacernos creer que "debemos ponernos en manos de los que gobiernan y que toda contestación de su legitimidad es una puerta abierta al totalitarismo". En definitiva, que no hay alternativa a los consensos oficiales".
El artículo de Rancière apareció primero en el diario Libération el 3 de enero de 2011 con el título de "El populismo inencontrable". Y modificado, fue incluido después en el libro colectivo ¿Qué es el pueblo?, publicado en castellano en 2014 por la colección de ensayo "Pensamiento Atiempo".
La denuncia del 'populismo' quiere consagrar
la idea de que no hay alternativa

No pasa un día sin oír a alguien en Europa denunciar los riesgos del populismo. Pero no es fácil captar lo que la palabra significa exactamente. En la América Latina de los años 1930 y 1940 sirvió para designar cierto modo de gobierno que instituía entre un pueblo y su jefe una relación de encarnación directa, pasando por encima de las formas de representación parlamentaria. Este modo de gobierno, cuyos arquetipos fueron Vargas en Brasil y Perón en Argentina, fue rebautizado como "socialismo del siglo veintiuno" por Hugo Chávez.
Pero lo que se designa actualmente bajo el nombre de populismo en Europa es otra cosa. No es un modo de gobierno. Es, al contrario, cierta actitud de rechazo frente a las prácticas de gobierno reinantes. ¿Qué es un populista, tal y como lo definen hoy nuestras élites gubernamentales y sus ideólogos? A través de todas las oscilaciones de la palabra, el discurso dominante parece caracterizarlo mediante tres rasgos esenciales: un estilo de interlocución que se dirige directamente al pueblo al margen de sus representantes y sus notables; la afirmación de que gobiernos y élites dirigentes se preocupan más de sus intereses que de la cosa pública; una retórica identitaria que expresa el miedo y el rechazo de los extranjeros.
Está claro, sin embargo, que estos tres rasgos no están ligados por ninguna necesidad. Que exista una entidad llamada pueblo que es la fuente del poder y el interlocutor prioritario del discurso político es lo que afirman nuestras constituciones y la convicción que los oradores republicanos y socialistas de antaño desarrollaban sin segundas intenciones. No se vincula a ello ninguna forma de sentimiento racista o xenófobo. Que nuestros políticos piensan más en su carrera que en el porvenir de sus conciudadanos y que nuestros gobernantes vivan en simbiosis con los representantes de los grandes intereses financieros es una afirmación que no necesita demagogia alguna para ser proclamada.
La misma prensa que denuncia las derivas "populistas" nos ofrece, día tras día, los testimonios más detallados a este respecto. Por su parte, los jefes de Estado y de gobierno tildados a veces de populismo, como Berlusconi o Sarkozy, evitan propagar la idea "populista" de que las élites están corrompidas.
El término "populismo" no sirve para caracterizar una fuerza política definida. Al contrario, extrae su provecho de los amalgamas que permite entre fuerzas políticas que van de la extrema derecha a la izquierda radical. Tampoco designa una ideología ni siquiera un estilo político coherente. Sirve simplemente para dibujar la imagen de cierto pueblo.
Porque "el pueblo" no existe. Lo que existe son figuras diversas e incluso antagónicas del pueblo, figuras construidas que privilegian ciertos modos de reunión, ciertos rasgos distintivos, ciertas capacidades o incapacidades: pueblo étnico definido por la comunidad de la tierra o de la sangre; pueblo–rebaño vigilado por los buenos pastores; pueblo democrático que pone en marcha la competencia de los que no tienen ninguna competencia particular; pueblo ignorante que los oligarcas mantienen a distancia, etc. La noción de populismo construye, por su parte, un pueblo caracterizado por la alianza temible de una capacidad –el potencial bruto de la mayoría– y de una incapacidad –la ignorancia atribuida a esa misma mayoría–.
El tercer rasgo, el racismo, es esencial para esta construcción. Se trata de mostrarles a los demócratas, siempre bajo sospecha de "buenismo", lo que es en realidad el pueblo profundo: una jauría habitada por una pulsión primaria de rechazo que apunta, al mismo tiempo, a los gobernantes declarados como traidores –porque esa mayoría no comprende la complejidad de los mecanismos políticos– y a los extranjeros, a quienes teme por un vínculo atávico a un marco de vida amenazado por la evolución demográfica, económica y social.
La noción de populismo efectúa sin grandes dificultades estas síntesis entre un pueblo hostil a los gobernantes y un pueblo enemigo de los "otros" en general. Para ello, debe poner en escena una imagen del pueblo elaborada a finales del siglo XIX por pensadores como Hippolyte Taine y Gustave Le Bon, espantados por la Comuna de París y el ascenso del movimiento obrero: la imagen de las masas ignorantes impresionadas por las sonoras palabras de los "guías" y guiadas a la violencia extrema por la circulación de rumores incontrolados y de miedos contagiosos.
Estos desencadenamientos epidérmicos de masas ciegas arrastradas por líderes carismáticos estaban evidentemente muy lejos de la realidad del movimiento obrero que intentaban estigmatizar. Pero tales desencadenamientos tampoco son apropiados para describir la realidad del racismo de nuestras sociedades. Sean cuales sean las quejas expresadas cada día respecto a los que llamamos inmigrantes y especialmente los "jóvenes de las periferias", el caso es que esas quejas no se traducen en manifestaciones populares de masas.
Lo que merece el nombre de racismo actualmente en nuestro país es esencialmente la conjunción de dos cosas. Primero, las formas de discriminación en el momento de un contrato laboral o de vivienda que se ejercen perfectamente en oficinas aseptizadas, al margen de toda presión de las masas. Es asimismo toda una panoplia de medidas de Estado: restricciones en la entrada del territorio, rechazo a dar papeles a las personas que trabajan, cotizan y pagan impuestos en nuestros países desde hace años, restricción del derecho a la nacionalidad, doble condena, leyes contra el pañuelo y el burka, tasas impuestas de traslado a la frontera o de desmantelamiento de campamentos de nómadas.
A ciertas almas piadosas de la izquierda les gusta pensar que esas medidas son una concesión desgraciada que nuestros gobiernos hacen a la extrema derecha "populista" por razones "electoralistas". Pero ninguna de esas medidas ha sido adoptada bajo la presión de movimientos de masas, sino que forman parte de una estrategia propia del Estado, propia del equilibrio que nuestros Estados se esfuerzan por garantizar entre la libre circulación de los capitales y los obstáculos a la libre circulación de las poblaciones. Son medidas cuya finalidad esencial es, efectivamente, precarizar a una parte de la población en lo referido a sus derechos como trabajadores o ciudadanos, constituir una población de trabajadores que en cualquier momento puedan ser enviados de vuelta a sus casas y, en el caso de Francia, de franceses a quienes no se les garantiza que lo sigan siendo.
Estas medidas vienen apoyadas por una campaña ideológica que justifica esta disminución de los derechos mediante la evidencia de una no-pertenencia a los rasgos que caracterizan la identidad nacional. Pero no son los "populistas" del Frente Nacional lo que han iniciado esta campaña. Son intelectuales –de izquierda, según dicen– que han encontrado el argumento imparable: esas personas no son realmente francesas porque no son laicas. La laicidad que definía antaño las reglas de conducta del Estado se ha convertido, por tanto, en una calidad que los individuos poseen o no poseen en razón de su pertenencia a una comunidad.
La reciente "salida de tono" de Marine Le Pen, a propósito de esos musulmanes rezando que ocupan nuestras calles como los alemanes entre 1940 y 1944 es, a este respecto, muy instructiva. Una afirmación que, en efecto, condensa en una imagen concreta toda una secuencia discursiva (musulmán = islamista = nazi) que aparece por todas partes en la prosa llamada republicana. La extrema derecha llamada "populista" no expresa una pasión xenófoba específica que emana de las profundidades del cuerpo popular, sino que es un satélite que gestiona en su beneficio las estrategias de Estado y las campañas intelectuales distinguidas.
Nuestros Estados fundamentan actualmente su legitimidad en la capacidad de garantizar la seguridad. Pero esta legitimación tiene por correlato la obligación de mostrar constantemente el monstruo que nos amenaza, de mantener el sentimiento permanente de inseguridad que mezcla los riesgos de la crisis y del paro con las nevadas o la formamida para culminarlo todo con la amenaza suprema del islamista terrorista. La extrema derecha se contenta con poner los colores de la carne y de la sangre en los retratos estándares dibujados por las medidas ministeriales y por la prosa de los ideólogos.
Así pues, ni los "populistas" ni el pueblo puesto en escena por las denuncias rituales del populismo responden verdaderamente a su definición. Sin embargo, poco importa esto a los que agitan tal fantasma. Más allá de las polémicas sobre los inmigrantes, sobre el comunitarismo o el islam, lo esencial para ellos consiste en amalgamar la idea del pueblo democrático con la imagen de la masa peligrosa.
Y también consiste en concluir que debemos ponernos en manos de los que nos gobiernan y que toda contestación de su legitimidad y de su integridad es una puerta abierta a los totalitarismos. "Más vale una república bananera que una Francia fascista", decía uno de los eslóganes anti-lepenistas más siniestros en abril de 2002 [cuando Le Pen pasó a segunda ronda en las elecciones presidenciales junto a Lionel Jospin, socialista]. La polémica actual sobre los peligros mortales del populismo tiene como objetivo fundar en teoría la idea de que no hay otra opción.
Más:
"Solo Angela Merkel parece resistir al auge del populismo"

sábado, 31 de diciembre de 2016

Toto Caputo, el primo de Nicky, suma denuncias: le dio plata de los jubilados a Odebrecht

Hace un año, Mauricio Macri eligió al economista Luis Caputo para que cerrara el pago a los fondos buitres y reabrir el ciclo de endeudamiento. Esta semana, lo nombró ministro de Finanzas, luego de la renuncia de Alfonso de Prat-Gay.
Caputo es primo del otro Caputo, Nicky, el amigo y socio de Mauricio Macri en la industria de la construcción, tiene un patrimonio declarado de $ 55,75 millones y, de los ex CEO que están en el Gobierno, es el segundo más rico.
Fue jefe de área de Trading de Bonos y Acciones de JP Morgan en Argentina y América Latina en Estados Unidos (entre 1994 y 1998), y jefe de bonos de su filial Europa del Este y América Latina en Londres (entre 1998 y 2003).
Antes dirigió la distribuidora de electricidad Norte S.A y fue presidente del Deutsche Bank en Argentina hasta 2008, cuando creó Axis, una sociedad de Fondos Comunes de Inversión. A través de esa empresa, compró dólares a futuro y arrastra una denuncia judicial en la que se lo acusa de haberse beneficiado con la devaluación del dólar, ya que fue uno de los funcionarios que determinó el nuevo precio de la moneda estadounidense en el país.
Desde la secretaría de Finanzas, firmó el 19 de diciembre, un endeudamiento por más de $4.200 millones "en concepto de infraestructura de Transporte". Este fanático defensor del endeudamiento externo ha dicho que la emisión de deuda no lo pone colorado:  "La deuda no es una preocupación, hay espacio para financiar una convergencia al equilibrio fiscal".
Cuando ayer fue presentado en conferencia de prensa por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, como el nuevo encargado de las finanzas del país, admitió que el macrismo pasará la deuda argentina del 25% del PBI, al 33% en el 2020.
Por estos días se conocieron más denuncias en contra de Toto.
El primo de Nicky es accionista de las empresa Sacha Rupaska S.A., una firma que aparece entre las 16 posesiones accionarias informadas el 31 de mayo de este año, dentro de su declaración jurada patrimonial, ante la Oficina Anticorrupción.
La sociedad anónima pasó inadvertida como parte del portfolio de inversiones que posee Caputo, pero esconde un detalle no menor: se trata de una empresa dedicada desde 2007 a comprar terrenos en Santiago del Estero donde habitan trabajadores campesinos desde hace más de un siglo y que, desde entonces, son víctimas de intentos de desalojo con topadoras y maniobras judiciales.
Caputo tiene participación accionaria en la compañía desde el momento en que los empresarios Luis María Méndez Ezcurra e Iván Gándara le compraron 17.800 hectáreas a María Rosa Salomón, consorte del entonces ministro de Justicia santiagueño Ricardo Daives, integrante del gabinete del entonces gobernador Gerardo Zamora. El 12 de octubre de 2007, ese lote, conocido como "Piruaj Bajo", quedó en manos de esa empresa. Con la operación inmobiliaria también comenzó a cambiar el destino de las 80 familias de campesinos que habitan esa zona desde hace más de un siglo.
Desde entonces, las familias afectadas no dejaron de perder derechos de posesión y tuvieron que afrontar las maniobras de desalojo, hasta que, en abril de este año, las 80 familias de Piruaj Bajo comenzaron una nueva etapa de reclamos para recuperar sus derechos de posesión sobre las 17.800 hectáreas que controla Sacha Rupaska S.A. y el empresario tucumano Cesar Pablo Esteban Bellati.
Según la declaración jurada que presentó el flamante ministro de Finanzas un mes después de los nuevos reclamos de las familias, su posesión accionaria es de 7.200 pesos, aunque en el listado de "créditos en el país" Caputo aparece como acreedor de Sacha Rupaska S.A. por 3.800.150,54 pesos.
Por otro lado, Caputo se ve involucrado en el escándalo Odebrecht, la megaconstructora brasileña que admitió que pagó coimas en la Argentina por 35 millones de dólares, y que es socia de la familia Macri en el soterramiento del tren Sarmiento, en Buenos Aires, y en un tramo de los gasoductos, en Córdoba.
Veinte días después de que Juan Schiaretti, gobernador de Córdoba, firmara el decreto 1250/16, con el oneroso asesoramiento del Banco de la Provincia de Córdoba y la financiera macrista Puente Hnos. S.A., el 3 de octubre, el Comité Ejecutivo del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), que controla el patrimonio del ANSES (básicamente acciones e inversiones financieras), mediante el Acta Nro. 137 le otorgó un préstamo de 260 millones de dólares, con una tasa del 7,5% a la provincia de Córdoba, para financiar los seis gasoductos de Odebrecht, poniendo como garantía la coparticipación.
La reunión de este comité se realizó en el ministerio de Hacienda y Finanzas. Lo integraron, además de Caputo y entre otros funcionarios macristas, Emilio Basavilbaso, director ejecutivo de la ANSES; y Luis Blaquier, ex director de Goldman Sachs y Clarín, sobrino de Carlos Pedro Blaquier dueño de Ledesma, por entonces subdirector Ejecutivo de la ANSES y titular del FGS, cargo al que renunció hace poco.
Como la palabra Odebrecht, en ese momento ya era incómoda, en el acta, los funcionarios macristas omitieron nombrarla. Pero Basavilbaso, Caputo y Blaquier se encargaron de detallar en su encabezado, que el dinero prestado a la provincia de Córdoba debía usarse exclusivamente para los seis gasoductos de la constructora brasilera. Estos son: Oeste, Punilla II, Centro, Ruta 2, Suroeste y el anillo Córdoba.
De esta manera, Odebrecht consiguió de los jubilados el financiamiento para el tendido de los ductos, que según el contrato firmado en febrero debía ser provisto por la propia empresa brasileña.
Este empréstito no es el final de la película. En la misma acta donde el ANSES le prestó a Córdoba 260 millones de dólares para los gasoductos de Odebrecht, el Comité Ejecutivo del FGS, dispuso a su vez la “monetización” (hacer efectivo) de 565 millones de dólares a valor nominal, de títulos públicos emitidos por el gobierno de Córdoba, conocido como bono EPEC o PILAR, que tenía ANSES en su cartera, fruto de otro préstamo dado al gobierno de Córdoba durante el anterior gobierno.
Así, los 260 millones de dólares que el ANSES le prestará a Córdoba para que la controvertida Odebrecht, violando el contrato, pueda hacer los gasoductos, no serán fondos nuevos. Saldrán de la cesión a los grandes bancos internacionales de un valioso activo que hoy tiene el organismo de los jubilados, como es el bono EPEC. Política que la ANSES, en estos últimos tiempos, también tiene respecto de las acciones que mantiene en su cartera de importantes empresas privadas, que también está liquidando a precios de ocasión.
En estos enjuagues financieros, propio de los tiburones de la City, nuevamente los grandes lesionados son los actuales y futuros jubilados. Que tenían hasta octubre un bono que rendía 12,5% anual en dólares y ahora tendrán otro que rinde 7,5%. La diferencia estimada es de unos 130 millones de dólares en intereses a cobrar en 10 años.
Fuente Fuente Fuente Fuente
Más:
Estiman que para 2018, la deuda tomada por Caputo representará el 80% del PBI

viernes, 30 de diciembre de 2016

Cristina es acusada de alterar la "tranquilidad pública"

Una de las críticas que se le hace a la figura de la asociación ilícita es la vinculada al bien jurídico cuya lesión se castiga. Es decir, qué se afecta al integrar una banda dedicada a saquear el Estado, la acusación -más informal- que el periodismo y la dirigencia anti K han instalado en gran parte de la sociedad argentina.
El juez del Tribunal de Casación de la provincia de Buenos Aires, y miembro de la Asociación Pensamiento Penal, Ricardo R. Maidana, narra que "el delito de asociación ilícita fue incluido en el título de “Delitos contra el orden público”. (...) Algunos atribuyen a su imprecisión y vaguedad la bajísima cantidad de condenas registradas.
Según la Exposición de Motivos de 1891, “orden público" es sinónimo de “orden social”, pero varios autores han señalado que esto podría generar una confusión entre estas infracciones y los delitos contra la seguridad pública y defendido la opción adoptada por la ley 21.338. Al respecto, decía Soler que pocos temas han provocado mayor confusión y vaguedad de opiniones que tratar de fijar el concepto de orden público y que la más grave consecuencia de la imprecisión del título ha sido la confusión entre este grupo de figuras y los delitos contra la seguridad común.
Para Soler, al hablar de orden público, nuestra ley penal quiere decir tranquilidad y confianza
social en el seguro desenvolvimiento pacífico de la vida civil. El objetivo no es la protección directa de bienes jurídicos primarios, como la seguridad, sino de formas de protección mediatas de aquello.
Fontán Balestra, por su parte, entendía que todas las figuras contenidas en el título aparecen
claramente dirigidas hacia la protección del sentimiento de la tranquilidad o la paz pública y tutelan la tranquilidad pública, que resulta de la confianza general en el mantenimiento de la paz social.
Emplear la expresión “tranquilidad pública” tiene, para él, la virtud de eludir la ambigüedad que tiene la fórmula orden público, a la par que señala la verdadera naturaleza del bien jurídico lesionado por estos delitos.
Eusebio Gómez afirma que se trata de delitos de alarma colectiva, así como se dice de los delitos contra la seguridad pública que son delitos de peligro común. Rodríguez Devesa sostiene que debe evitarse caer en interpretaciones excesivamente amplias de orden público, porque entonces todo el derecho penal es materia de orden público, y que delitos contra el orden público, en sentido riguroso, son únicamente aquellos en los que la alteración usada como medio para la consecución de otros fines, tiene mayor relieve que éstos, o si se prefiere, utilizando la terminología de Carrara, aquellos en que la conmoción de los ánimos es un verdadero daño inmediato que absorbe por su importancia política el que se quisiera causar a un determinado individuo o familia.
Esta parece haber sido, también, la posición adoptada por la Corte Suprema de Justicia de la
Nación que, en el caso Stancanelli, señaló que la asociación ilícita debe reunir la virtualidad suficiente como para lesionar el bien público, lo que podría no darse en todos los casos dado que si bien todo delito perturba la tranquilidad y seguridad pública de manera mediata, sólo algunos la afectan de forma directa y hacen entrar en crisis la expectativa de vivir en un atmósfera de paz social que posee la ciudadanía. Para la Corte, entonces, la criminalidad de este tipo de conducta reside esencialmente en la repercusión que tiene en el “espíritu de la población y en el sentimiento de tranquilidad pública” y no en la lesión efectiva de cosas o personas.
Ziffer, por otro lado, y aunque comparte que la idea queda mejor expresada al hablar de
“tranquilidad”, entiende que la perspectiva subjetivizante que se desprende de las formulaciones anteriores no parece correcta. Esto porque la represión de las asociaciones ilícitas es independiente de las sensaciones sociales, la percepción social de los hechos es puramente aleatoria y nada dice acerca de la tipicidad concreta y, mucho menos, de la legitimidad de su sanción".
Más:
Perón, Juan Domingo y otros s/ traición y asociación ilícita

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Ahora se supo por qué Macri quiere traer las líneas aéreas "low cost"

La salida de Isela Constantini de Aerolíneas Argentinas habría sido desencadenada por la negativa de la ex CEO de General Motors de desguazar la línea de bandera nacional para abrir los cielos a las líneas de bajo costo ("low cost"), como la que llevaba al equipo brasileño Chapecoense a Colombia y que por bajar los costos en el combustibles terminó estrellándose cerca de Medellín.
A pesar de que el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, salió a negar que el macrismo busque sacar de la cancha de las principales rutas aéreas a Aerolíneas, el desarrollo de ciertos hechos durante este primer año de gestión de Cambiemos permite visualizar el avance de este tipo de líneas áreas, encabezadas por Avianca, que en octubre compró la low cost de... la familia Macri.
"Avianca operará bajo el nombre Avian Líneas Aéreas SA, que es la sucesora de la empresa MacAir. “La firma no cuenta actualmente con permisos para efectuar vuelos regulares y espera conseguirlos a partir de la realización de la próxima audiencia pública”, según explicaron fuentes del sector.  MacAir era una empresa de la familia del presidente Mauricio Macri, que el mandatario incluso condujo en los 90, y significa “Macri Airlines”. Esa empresa tuvo como accionistas a Sideco y Socma y a Carlos Colunga, como CEO y asesor en temas aeronáuticos. El 31 de octubre de 2016 se transfirieron las acciones bajo el control formal de los accionistas de Avianca. En ningún momento trascendió el valor por la cual se hizo la transferencia de las acciones. El Secretario Legal y Técnico de la Nación, Pablo Clusellas, continúa apareciendo como apoderado de MacAir y su continuadora Avian Líneas Aéreas en gestiones administrativas y asuntos judiciales", publico ayer Página 12.
Avianca es una de las cinco empresas de low cost (bajo costo) que buscan de hacerse del mercado de Aerolíneas Argentinas, con las evidentes consecuencias sobre la empresa estatal y sus trabajadores que esto acarrearía.
Además de Avianca, American Jet, Andes, Alas del Sur y Flybondi están pidiendo que se les habilite un importante número de rutas de cabotaje e internacionales para operar bajo esta modalidad, en un paso clave a la desregulación del negocio aerocomercial argentino.
American Jet y Andes ya operan en el país y pretenden expandirse, pero Avianca, Flybondi y Alas del Sur no cuentan con la espalda financiera, los permisos y la estructura para hacerse cargo de la operatoria, aunque en algunos casos cuentan con padrinazgo por parte de funcionarios del gobierno y del propio Presidente.
El titular de Coordinación de Políticas Públicas de la Jefatura de Gabinete, el ex CEO de LAN, Gustavo Lopetegui, junto con el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, encabezaron la propuesta de promover y allanar el camino para el arribo de las líneas de low cost al país y los acuerdos de código compartido. En los papeles, quien impulsa la negociación es Carlos Colunga, vicepresidente de Avian Líneas Aéreas, la subsidiara de Avianca. También dirigió MacAir, firma de Franco Macri que fue vendida a Avianca.
El secretario general de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas, Pablo Biro, afirmó que "las compañías low cost sirven para lavar dinero. Siempre tratan de evadir controles. Tercerizan la gestión y el control".
Fuente Fuente Fuente
Más:
Colombia: la Justicia determinó que Avianca buscó desindicalizar a sus trabajadores
Marzo: los negocios del Presidente con su línea aérea

ACTUALIZACIÓN (12.48 hs)
¿Paul Singer es el hombre detrás de Avianca, la compañía aérea preferida del macrismo?

lunes, 26 de diciembre de 2016

Se supo la verdadera razón por la que Macri defiende tanto a las mineras

Bastó con que los diputados intentaran reponer las retenciones a las mineras para financiar una rebaja en el impuesto a las ganancias y así beneficiar a los trabajadores para que el presidente Mauricio Macri encabezara una furibunda ofensiva contra ese proyecto de ley que terminó siendo casi totalmente modificado en el Senado y luego ratificado en Diputados con las mineras a salvo de tener que pagar algo de lo mucho que se llevan del país -contaminación mediante-.
En febrero, en una medida no defendida por el #RelatoPRO a pesar de las severas críticas que aún hoy levanta, Macri decidió dejarle de cobrar retenciones a las mineras, a pesar de que con dicha decisión el Estado argentino dejaba de recaudar unos 3.300 millones de pesos por año.
La dedicada defensa no sólo del mandatario sino también de todo el oficialismo y aliados -sushi mediante- puede tener una casi desconocida causa: el clan Macri tiene inversiones en el sector minero.
Clarín, 2006: "La empresa Sideco, del grupo Macri, que talla fuerte en los rubros de la construcción, decidió impulsar otra veta del negocio que está cobrando auge en el país: la minería.
El mismo Franco Macri, titular de Sideco, fue a la presentación de su empresa Minera Geometales S.A. en una convención internacional que se hizo recientemente en Toronto, Canadá. La empresa viene realizando tareas de exploración geológica en proyectos de oro y cobre y su incursión en la feria canadiense fue "como una presentación en sociedad" de la minera junior, que tiene propiedades en las provincias de San Juan y en Mendoza".
Infobae, 2009 (ya no está en su sitio web): "Franco Macri, padre del fefe de Gobierno de la capital argentina, Mauricio Macri, ha presentado un proyecto para construir una planta desalinizadora de agua para la mina de Sierra Grande, en Río Negro. La propuesta de los Macri incluye la utilización de tecnología israelí para desalinizar el agua del mar en una planta que se ubicaría a 7 km. de Playas Doradas y a 35 km. de Puerto Lobos.
La presentación del proyecto fue confirmada por el ministro rionegrino de Producción, Juan Accatino, quien confirmó que para llevarlo adelante se constituiría una UTE entre el Grupo SOCMA, propiedad de Franco Macri y Caputo Construcciones, de Nicolás Caputo, amigo de Mauricio Macri".
Diario Chilecito, 2011: "Acompañado de su hijo y un chofer, Mauricio Macri llegó a Chilecito en una camioneta minera. Venía de San Juan, estuvo unas horas en Chilecito y siguió hacia Catamarca. “No vengo por cuestiones políticas, vengo por negocios”, dijo Macri, mientras son cada vez más fuertes las especulaciones que apuntan a que las megamineras lo harían participar de los “beneficios” de las exploraciones si los Legisladores del PRO acompañan las decisiones mineras con sus votos en el Congreso de la Nación. El partido de Mauricio Macri ratificó en varias oportunidades su rechazo al artículo sexto de la Ley de Glaciares, que prohíbe las explotaciones mineras en áreas peri glaciares, definidas como las zonas de alta montaña.
Franco Macri desde el año 2008 se encuentra abocado a la ardua tarea de buscar cobre en Mendoza. El dueño del holding Sideco y padre del actual jefe de gobierno porteño inició tareas de prospección en las cercanías de Malargüe para levantar una mina de cobre y plata. Las tareas son llevadas a cabo a través de la empresa Geometales, controlada por Sideco, que se asoció en el emprendimiento a la firma mendocina Abra S.A. Ambas exploran las posibilidades de producción del yacimiento Las Choicas, en las cercanías del paso Las Damas, a pocos kilómetros de Las Leñas. Se trata de una mina que fue explotada hasta principios del siglo XX y que, según los estudios previos, todavía tiene un alto contenido de mineral".
Ámbito, 2016: "La empresa IECSA -del grupo ODS S.A.-, que pertenece a Ángelo Calcaterra, primo del presidente Mauricio Macri, también adhirió al plan especial de facilidades de pago de deuda tributaria de la AFIP en julio de 2013, tal como lo muestra el balance presentado por la compañía ante la Comisión Nacional de Valores (CNV).
En la página 69 del balance del año 2013, se puede comprobar que en el ítem o) del balance correspondiente a las Cargas Fiscales donde se desglosan los impuestos, en el total de $ 97.948.164 millones, se aclara al pie que se "incluye deudas fiscales por las cuales la Sociedad con fecha 12 de julio de 2013, junto a ODS S.A., Creaurban S.A. y Cincovial S.A. presentó ante Administración Federal de Ingresos Públicos un solicitud de plan especial contemplando los lineamientos del artículo 32 de la ley 11.683 t.o. y sus modificaciones. La deuda correspondiente a la Sociedad y a Cincovial S.A. fue consolidada a través de dichos planes con fecha 8 de marzo de 2014, mientras que los planes correspondientes a Creaurban S.A. y ODS S.A. se consolidaron con fecha 10 de marzo de 2014".
El mismo plan de facilidades fue adoptado por la empresa IECSA, con el visto bueno de la AFIP, para el ítem n) de Remuneraciones y Cargas Sociales por un total de $ 39.794.857 que incluye una deuda por aportes y contribuciones, tal como indica el balance auditado por el estudio Pistrelli Henry Martin y Asociados SRL.
En el inicio, IECSA pertenecía a Franco Macri y sus hijos, pero en 2007, cuando el actual Presidente ganó las elecciones en la ciudad de Buenos Aires y fue electo jefe de Gobierno porteño, Calcaterra se la compró a su tío.
Más allá de la venta de IECSA, los vínculos entre los Calcaterra y los Macri se mantienen unidos por negocios en otras compañías. Por caso, Sideco Americana del Grupo Macri es controlante de Minera Geometales, empresa en la que tiene participación el Grupo ODS".
Más:

sábado, 24 de diciembre de 2016

Intentaron matar a un cura que ofició misa por Milagro Sala

Hijo de padre desaparecido por la dictadura cívico-militar, el cura cordobés Mariano Oberlín se ha instituido como una referencia del campo de los derechos humanos y de la la lucha contra el narcotráfico en la provincia.
El sábado pasado, a pedido del Comité por la Liberación de Milagro Sala, Oberlín llevó a cabo -en su pequeña capilla del pobre barrio Müller de la capital cordobesa- una misa exigiendo una Navidad sin presos políticos.
"Para mí fue un honor celebrar la misa", dijo y admitió que por hacerlo muchos feligreses se habían enojado con él y le habían reclamado por qué se metía en un tema tan espinoso. "El Estado está haciendo muy mal las cosas. Milagro Sala termina siendo una presa política. Hay muchas cuestiones que la gente no maneja, que no se publican, y son las que a mí mas me terminan haciendo ruido", explicó.
Además, se animó a calificar de "mamarracho" al gobernador jujeño Gerardo Morales. "Apenas asumió, aumentó los miembros la Corte provincial, con jueces adeptos, por lo que está manejando la justicia. Que diga después de los pedidos de organismos internacionales que no iba a permitir que la liberen, fue un atropello absoluto. Nombrar a su hermano a cargo de las viviendas sociales dice que hay algún negociado que le interesa. Los organismos internacionales que están reclamando son mucho más creíbles que todo lo que dice este mamarracho de gobernador".
El jueves, intentaron asesinarlo.
En el hecho, falleció un adolescente de 13 años a causa de un disparo efectuado por el custodio del cura que intentó frustrar el robo, según informaron fuentes policiales.
El adolescente le habría sustraído una máquina cortadora de césped al sacerdote, por lo que el custodio habría intentado evitar el asalto realizando varios disparos. Según comunicó la Policía de Córdoba, el joven portaba una pistola calibre 32. La fiscal Eugenia Pérez Moreno investiga el caso bajo la carátula de homicidio en legítima defensa.
Ayer, Oberlín publicó en su perfil de Facebook una extensa carta en la que menciona las reiteradas amenazas que venía recibiendo contra su vida y se mostró desanimado para continuar con sus luchas.
Aquí, la misiva completa:
Fuente Fuente Fuente Fuente Fuente
Más:
Ragendorfer: "La Republiqueta de Morales"

miércoles, 21 de diciembre de 2016

No culpes a Rozitchner

"La filosofía calló hace tiempo. Se recluyó en jergas, en recintos académicos. Cedió terreno frente a las disciplinas psi. Fundó sectas y poéticas. En tanto vértebra de occidente, hoy aspira a la elocuencia sólo cuando cruje. Perdió su talla en la sifosis erudita, en la escoliosis autista del investigador puro, en la lordosis del conferencista. El número de congresos, revistas y jornadas no ha parado de crecer y especializarse, pero la institucionalización la despolitizó. No porque digamos “partido”, “Estado”, “hegemonía” o “revolución” estamos resistiendo.
El discurso filosófico perdió poder disruptivo al ser cooptado por estos dispositivos. Se adoctrinó en dos o tres géneros literarios que parecen suplir toda la demanda de ideas y conceptos. No produjo nuevas imágenes de sí mismo. Y ahí, en ese silencio, en ese espacio abandonado, le dimos permiso a la radioactividad para que iniciara la metástasis.
¿Somos más?
Los que deben hablar, callan. Rigoreados por los policías de moda, que se presentan como maestros de la rosca. Genios de la praxis institucional, especuladores del capital simbólico que erigimos como autoridades sobre lo que hay que pensar, decir y hacer.
¿Somos más?
El enemigo se toma la libertad de decir que el pensamiento crítico hizo daño. Así de envalentonado está. Está viniendo contra nosotros por todos los frentes. Y afortunadamente los cuerpos se organizan, se dan cita, resisten golpes, marchan, cantan, levantan banderas.
Pero, ¿somos más?
En el cálculo de fuerzas, nuestro panorama es negrísimo. Se han apropiado incluso de la figura del filósofo. Aunque esos esperpentos, lo sabemos muy bien, de filósofos sólo tienen el apellido paterno. Sus recursos son mínimos, torpes, viles. Dijeron “alegría” y muchos acusaron un efecto inmediato.
¿De verdad podemos creer que somos más?
Ya no se trata de ganar una elección, aunque no hay que renunciar ni ceder un metro. Se trata de mantenernos en las trincheras que nos quedan pero incinerando desde la imprevisibilidad los campos que nos fueron arrebatados. Afectar desde otros géneros. Por cada tesis, un protréptico. Por cada monografía, un manifiesto. Por cada congreso, un racimo de molotovs gritando cómo hay que vivir. En los triunfos se verá la razón. En esa proliferación deben primar el rigor intelectual y la plasticidad del lenguaje.
De esa manera, quizás, podamos decir “cada vez somos más”".
Licenciado en Filosofía (Universidad Nacional de Río Cuarto)
Más:
Rozitchner's Querido Mauricio