jueves, 19 de octubre de 2017

Sobre el odio a Santiago Maldonado en un país "como Walt Disney"

El periodista Pini Stringhini escribe: "Si nunca lo habías visto en tu vida. Nunca habías escuchado hablar de él. Nunca conociste a nadie que lo conociera, ni siquiera a alguien que tuviera un conocido que lo conociera. Los viste por primera vez en televisión, en los diarios, lo viste a los ojos, barbudo, con rastas, y sonriente. Lo conociste cuando ya no estaba. Lo miraste, te interpeló, dudaste, no lo conocías, pero lo odiaste.
¿Fue enseguida que dedujiste o descubriste que era un terrorista, un usurpador, mensajero de la RAM, pariente de Vaca Narvaja, kirchnerista o zurdo (no estabas seguro si es lo mismo o no pero para el caso daba igual), que estaba escondido en Entre Ríos, después en Mendoza, después lo había llevado una pareja en un auto en el sur, después había estado en un acto en El Bolsón y después vuelto a Chile, en un 20 por ciento de posibilidades?
¿O quién te hizo creer todo eso? ¿Quién te llevó a odiar así, desde la banqueta de la cocina sentado frente al televisor, o desde el sillón recorriendo el inicio de Facebook en tu celular, a un pibe de 28 años que luchaba por una causa que consideraba justa? Equivocado, o no, para él era justa.
No sé a quién encontraron en el río Chubut, y sea quien sea, no es menos importante que otro. Habrá que esperar a mañana.
Tampoco se, y no dejo de preguntarme con impotencia y dolor, ¿quién te llevó a odiar así a la mismísima vida, quién te llevó a odiar así a un pibe, quién te hizo a odiar así a Santiago Maldonado?".
El docente Matías Pássaro avisa: "No hay una etapa de mesura en la historia política argentina. No sé si debería haberla, o si es común en otros países. Diría que sí, pero me lloverían excepciones de quienes han estudiado más a fondo los últimos 50 años de cuanto gobierno europeo exista. Como sea, la seguridad que este país no la tiene es inamovible.
Se traduce como “la grieta” en un invento mediático de fácil acceso al público. En lo material, cualquier historiador marxista podría exponerlo desde la construcción del estado moderno capitalista hasta hoy, no sin antes debatir alguna etapa feudal inventada (quizá Rosas); pero eso sería “lucha de clases”, un motor de la historia como tantos otros.
No, esto es distinto. Hablamos de un nivel de locura donde se pulveriza lo racional, ya sea de un discurso pro-mercado, del materialismo histórico, de la sociología, o de cuanta disciplina intente explicarlo. Argentina es un país dionisíaco porque tiene una sociedad que no puede vivir fuera del éxtasis, el exceso y la locura.
Los griegos dedicaban las festividades a Dionisio a través de bailes, orgías y la ingesta de carne cruda. Nietzsche en “El Nacimiento de la Tragedia” sostiene que en esos trances los griegos arcaicos entraban en contacto con la realidad de la naturaleza. Rasgaban el “velo Maya”, aquel aforismo que utilizaba su maestro Schopenhauer para explicar la ilusión que separaba al hombre de la realidad. El hombre se liberaba y se veía tal cual era.
En la política argentina no se baila, no se toma ni se come carne cruda. Pero los trances y éxtasis provocan que una sociedad muestre el verdadero rostro".
Más:
En el pantano

martes, 17 de octubre de 2017

Stolbizer promete parar la flexibilización laboral de Macri pero impulsó la de De la Rúa

En el final de la campaña electoral, la diputada y segunda candidata a senadora nacional bonaerense por 1País, Margarita Stolbizer, aseguró que el espacio que conforma junto al diputado y líder del Frente Renovador, Sergio Massa, se va a "plantar frente a cualquier intento de reformar la legislación laboral".
"Lo que se está escondiendo es el ajuste que viene, que va a volver a pensar en que la solución desde el punto de vista tributario es quitar los aportes patronales. Lo que se viene es una flexibilización laboral. El presidente Mauricio Macri tiene puesta la camiseta de empresario. Mínimamente tendría que tener puesta la camiseta de los dos", propuso.
Sin embargo, cuando se votó la ley de Reforma Laboral durante el gobierno de Fernando de la Rúa, Stolbizer fue la miembro informante oficialista -es decir, el diputado que presenta el proyecto en el recinto de la Cámara y lo propone para ser votado a favor-, al ser parte de la Comisión de Legislación Laboral en el Congreso.
En la sesión del 24 de febrero de 2000, la entonces también diputada nacional por la Provincia de Buenos Aires prometía: "Este proyecto busca ratificar este compromiso constitucional con el derecho del trabajo. El derecho laboral establece limitaciones al avance y al poder que tiene el empleador frente a su trabajador, y también le impone la irrenunciabilidad de los derechos que hubiera adquirido a partir del derecho del trabajo. Nosotros necesitamos recuperar el derecho colectivo por sobre el derecho individual, recobrar el protagonismo de los representantes de los trabajadores para garantizar la disminución del grado de debilidad y vulnerabilidad que hoy padecen cuando se reúnen con su empleador para resolver el conflicto".
Pero además, Stolbizer tuvo un rol central también a la hora de presionar a legisladores oficialistas que se negaban a votar a favor, entre ellos, Héctor Polino, Eduardo Macaluze, Jorge Giles, Elsa Quiroz, Alfredo Bravo, Jorge Rivas y Alicia Castro.
Tenés que respetar la decisión del bloque–, le dijo Stolbizer a Castro en la reunión de bloque, para que se "disciplinara" con el bloque, votara afirmativamente y, por lo tanto, no haga uso de la palabra en la sesión.
Les recuerdo que la Alianza es justamente eso, una alianza de bloques. Yo no soy radical, soy del Frepaso y como tal voy a ser coherente con mi posición y voy a explicar por qué voto en contra–, le respondió Castro.
Los hechos que sobrevinieron le dieron la razón a la -en ese entonces- aliada del dirigente gremial Hugo Moyano, y expusieron las razones de fondo de esa reforma impuesta por el Fondo Monetario Internacional y el empresariado argentino, que en verdad era una continuidad de las leyes sancionadas durante el menemismo, la 24.013 (ley de Empleo) y la 24.465 (Régimen de Contrato de Trabajo), que avalaban los contratos "basura" y protegían a los empresarios que despedían obreros sin siquiera pagarles indemnización.
La nueva ley precarizaba las condiciones de trabajo de millones de argentinos, pero además es uno de los hitos de corrupción más grandes de la historia argentina, luego de que en marzo del 2000,  Moyano presentara una denuncia en el Senado asegurando que el ministro de Trabajo, Alberto Flamarique, le había comentado a algunos sindicalistas que disponía de una "Banelco" para coimear a los senadores a fin de que aprobaran la reforma en las siguiente semanas.
El 26 de abril de 2000, cuando se produce el tratamiento de la ley en la cámara alta, el gobierno logra la votación con el aval de varios senadores peronistas indispensables para poder conseguir la media sanción. Pasados unos meses de la sanción definitiva, Emilio Cantarero, senador del PJ admitió públicamente haber cobrado coimas a cambio de votar a favor de la reforma.
El escándalo terminó con la renuncia del vicepresidente Chacho Alvarez, hecho que comenzó a debilitar el gobierno de De la Rúa, que terminaría en una implosión socio-cultural-económica en diciembre de 2001.
Tres años después se probó que las coimas habían existido. Mario Pontaquarto, el secretario parlamentario del Senado de ese entonces, confesó que De la Rúa había dicho, textual, respecto a los sobornos: "Arréglenlo con Santibañes". Santibañes era el jefe de la SIDE. Pontaquarto había sido el encargado de ir a buscar el dinero a la SIDE por orden del presidente y de coimear a los senadores.
En 2013, el Tribunal Oral Federal N° 3 absolvió a todos los acusados afirmando que no estaba probada la existencia del supuesto delito denunciado por Pontaquarto, fallo ratificado por la Cámara Federal de Casación en diciembre de 2015.
Tras el fallo, el fiscal de esa instancia, Javier de Luca, y los abogados de la Oficina Anticorrupción que dirige Laura Alonso acordaron no apelar esa decisión ante la Corte Suprema, al considerar que los plazos procesales se agotaron. La causa prescribió y fue cerrada.
Fuente Fuente Fuente Fuente Fuente Fuente
Más:
Massa, de campaña, sin Margarita

sábado, 14 de octubre de 2017

Aclamado director de teatro denuncia censura del gobierno argentino

Omar Pacheco, reconocido director de teatro independiente, denunció que fue bajado del Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá (Colombia), que en su edición del año que viene va a homenajear al arte escénico argentino.
Dashua, la obra de Pacheco, ya tenía días de función programados, pero fue retirada por intervención del gobierno de Mauricio Macri, según la denuncia de Pacheco.
"Nos bajaron de Buenos Aires. Teníamos días de función de la obra Dashua el año que viene. Nos indicaron que no estábamos en los planes de la gente de acá, pero sí en los de allá. Hablé con el ministerio (de Cultura) y cancillería, pero evidentemente se desprendía que no íbamos a estar en función", contó el aclamado artista.
"A esto ya lo viví, en otras épocas, y tuve que estar bastante tiempo afuera, hasta que apareció la democracia. Se viene repitiendo con otro disfraz. Evidentemente acá hay una censura, un macartismo, y hay una situación puntual no solamente conmigo sino con mucha gente; a esto lo sabemos, solamente que ahora es de una evidencia flagrante, muy poco sutil", aseveró Pacheco, en diálogo con Radio Cooperativa (Buenos Aires).
"Nosotros nos íbamos a ser cargo de los pasajes, aunque habitualmente de eso se hace cargo la cancillería del país homenajeado. Pero no querían mi presencia: una mano negra llamó y hubo una acuerdo con la gente del festival. Nos bajaron", narró el experimentado director, de 36 años de carrera.
"Todo esto me resulta desgraciadamente conocido; no es el mismo contexto, pero el tufillo es el mismo. Las consecuencias van a ser complejas para mi grupo de teatro independiente, pero me parecía importante que la comunidad teatral, cultural, que el país sepa lo que estamos viviendo y cómo, de una forma totalmente descarada. Yo pensé que no iba a volver a vivir esto", se lamentó el creador de La cuna vacía, otra de sus grandes obras.
"Hay persecución, listas; hay gente que no va a poder trabajar tranquila, gente que se va a tener que ir del país. Esto va a traerme consecuencias, pero no me voy a callar, como nunca. Y mi grupo va a afrontar esto con la dignidad y la ética que nos permite mirar a nuestros hijos a los ojos", prometió.
Más:
Quitaron el nombre de Mercedes Sosa de Radio Nacional Tucumán

martes, 10 de octubre de 2017

Principales políticos argentinos son financiados por Estados Unidos

Figuras políticas de primer nivel integran la Red de Acción Política (RAP), un think tank "argentino" financiado por la National Endowment for Democracy (NED, por su sigla en inglés), una agencia de financiamiento creada por el congreso estadounidense en 1983 para intervenir en los asuntos internos de los países -con fines habitualmente desestabilizantes- y así favorecer la legitimación de leyes y medidas pro-estadounidenses.
En el gobierno de Mauricio Macri, la NED -a través de la RAP- colocó a la vicepresidenta, Gabriela Michetti, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, y 4 ministros: Rogelio Frigerio (Interior), Oscar Aguad (Defensa), Ricardo Buryaile (Agricultura) y Carolina Stanley (Desarrollo Social).
También a diputados nacionales como Graciela Ocaña, Margarita Stolbizer, Fernando Sánchez, Nicolás Massot, Eduardo Amadeo; al candidato a senador por PBA, Esteban Bullrich; al secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco y al titular de la Anses, Emilio Basavilbaso, entre otros, según mostró el domingo el programa ADN.
En el caso de Córdoba, el desfile de dirigentes políticos muy conocidos es numeroso: 32.
Se destacan, ministros del gobierno actual de Juan Schiaretti: Francisco Fortuna (Salud), Osvaldo Giordano (Economía) y Walter Grahovac (Educación). Pero también la cabeza de lista de Unión por Córdoba para diputados nacionales en las próximas elecciones del 22 de octubre: Martín Llaryora -que además es actual vicegobernador en licencia-.
En este grupo de cordobeses financiados por la NED -detrás de la que muchos afirman está directamente la CIA estadounidense- también se cuenta a Massot -que aunque nació en Bahía Blanca (PBA), su carrera política la hizo en Córdoba, provincia por la cual fue electo diputado nacional- y Aguad. Al yerno de éste, Rodrigo de Loredo, encargado de los satélites Arsat; Martín Gill, intendente de Villa María, ex K, ahora delasotista-schiarettista- y Norma Morandini, actual directora del Observatorio de Derechos Humanos del Senado nacional, entre otros.
Si tomamos los apellidos de Bullrich, Ocaña y Llaryora, Estados Unidos -a través de la RAP- estaría financiando para favorecer sus propios intereses a los dirigentes políticos que encabezan las listas a legisladores de las principales fuerzas políticas de los dos distritos electorales más grandes del país: Buenos Aires y Córdoba.
Más:
Los golpes de Estado de la NED

lunes, 9 de octubre de 2017

Se viene la CUS: la encubierta privatización de la salud pública

Luego de las elecciones, el modelo de atención sanitaria pública y gratuita puede cambiar radicalmente: Mauricio Macri pondrá en marcha la Cobertura Universal de Salud (CUS), el plan exigido por el FMI y el Banco Mundial que limitará las prestaciones y los medicamentos sin cargo, y dará paso a una virtual privatización de la salud mediante seguros médicos, que en otro países -Colombia, por ejemplo- dificultó el acceso a la atención médica por parte de los sectores populares.
En agosto de 2016, Macri creó por decreto la CUS, y un año después terminó de acordar con los gremios de la CGT su implementación. Pensada para todo el país, la semana pasada empezó un plan piloto en la ciudad mendocina de Guaymallén, y en 2018 se lanzará a nivel nacional. Las provincias deben adherirse, y hasta ahora lo hicieron en total unos 14 gobiernos.
Para su lanzamiento, las obras sociales sindicales aportarán a un fideicomiso unos 8 mil millones de pesos, mecanismo que algunos consideran ilegal. "Esta transferencia merecerá más adelante un juicio incluso penal, por inconstitucionalidad, porque esos fondos que la CGT entrega alegremente tienen como destino la atención de los trabajadores aportantes, no puede tocarse ni malversarse, menos enviarse a un fideicomiso. Es una barbaridad", afirmó Jorge Rachid, médico sanitarista especialista en seguridad social y salud pública.
Según su mirada, para financiar la CUS lo que se puede generar es un "sistemas de prepagos", que van a operar directamente sobre el plan. "Seguramente en su función de controlar las metas de inflación, el gobierno tratará de poner el menos dinero posible, empezando a ceder áreas de la seguridad social al sector privado de la salud", alertó.
"La CUS identifica un universo de 15 millones de personas que se atienden en el sistema público hospitalario, a quienes le darán un carnet, con el que se van a atender en todos lados, pero este carnet no tiene Programa Médico Obligatorio, tiene Programa Medico Mínimo, que incluye sólo una serie de prestaciones", alertó el especialista.
Como una imposición del Banco Mundial, el FMI (Fondo Monetario Internacional) y con el aval de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la CUS tiene un antecedente fuerte en la región: hace 24 años entró en vigencia en Colombia, y expone las inequidades propias de sistemas de este tipo.
"En Colombia, la CUS generó en el sector salud un proceso de judicialización, el mayor de la historia. En ese país para operarse del apéndice hay que ir a la Justicia a pedir un amparo", graficó Rachid. El paquete básico de prestaciones incluye cuatro consultas a especialistas por año, un número limitado de placas radiográficas, una resonancia magnética cada 18 meses y el descuento del 40 por ciento en la compra de medicamentos, entre otras cuestiones. "Todo lo que exceda esto, es facturado y pagado por el paciente a precio hospitalario. Una característica más grave es que sin turno, el paciente se puede atender en la clínica privada, empezando a desviar recursos de la seguridad social, hacia los sectores privados de la salud", completó el médico entrevistado por la revista Cítrica.
El economista colombiano Jairo Restrepo Zea, profesor coordinador del Grupo de Economía de la Salud de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Antioquia, realizó un estudio sobre los alcances de la ley 100 de 1993 en cuanto a la cobertura del seguro de salud.
El trabajo destacó el aumento de la cobertura como un efecto automático de la reforma y su posterior estancamiento, y concluyó que "la dinámica de la cobertura es dependiente del mercado de trabajo y de las políticas de ajuste fiscal, de manera que es muy difícil lograr la incorporación de más personas a la seguridad social si se mantiene la tendencia de una mayor informalidad de la población ocupada y se recortan o congelan los recursos para afiliar y atender a la población pobre o, no se realizan ajustes sobre el sistema para facilitar una mayor afiliación y contar con otros mecanismos para garantizar la protección social en salud".
"Si se desea garantizar la cobertura universal de los servicios de salud, como objetivo fundamental del sistema, el país debe abordar el debate de ética social orientado a definir el uso de los recursos públicos para la atención de la salud. Se trata de buscar una solución al dilema entre un plan de beneficios amplio para un grupo limitado de población, o uno más limitado para el conjunto de la población. Esta definición implica resolver, en el debate público fundamentado, la tensión entre la salud como derecho y como bien económico", advirtió Restrepo Zea para el caso colombiano, un recuerdo del futuro inmediato argentino.
Más:
Otro estudio sobre la CUS colombiana: "El acceso a los servicios médicos se redujo"
Cambiemos redujo el presupuesto destinado a poner en funcionamiento pleno a siete hospitales

viernes, 6 de octubre de 2017

Las intimidaciones de Gendarmería: "Macri se está haciendo el pelotudo"

"Se está empezando a poner espesa la cosa. Macri se está haciendo olímpicamente el pelotudo y esto a mí no me gusta nada. Hay un gobierno que se está haciendo el dolobu".
Esa fue la frase del conductor radial Joel Rossi que sorprendió a la audiencia de FM Pulxo (Córdoba), ayer,  a propósito del operativo de intimidación de la Gendarmería en Radio Pop (Buenos Aires), mientras Beto Casella entrevistaba a Cristina Fernández de Kirchner, apenas días después de que la misma fuerza de seguridad ingresara ilegalmente en la Universidad de Rosario (Santa Fe) durante un acto donde se pedía la aparición con vida de Santiago Maldonado.
"Y eso que yo voté por Macri, no voté a Cristina; no la votaría a ella ni a nada que se le parezca al kirchnerismo. Pero cuando el kirchnerismo era gobierno, esto no pasaba. A esto hay que decirlo. Este gobierno no me está gustando un carajo, y no por su ideología económica sino porque esta sintomatología política no está buena. Y las personas que vivieron en la década de los 70 sabrán explicar mejor esta situación. Esto no está bueno, en ningún sentido, ni en joda", continuó Rossi, también conductor televisivo de El Doce (canal propiedad del Grupo Clarín).
"Macri tiene que explicar urgente cómo se le va tanto de las manos la Gendarmería y qué está tratando de decirnos. La cuñada de Santiago Maldonado dijo en esta radio que Gendarmería, por órdenes del gobierno nacional, está mandando mensajes. Santiago es un ejemplo grande de ese primer gran mensaje", aseguró.
"Hoy a Macri no lo voto ni loco, se está equivocando en todos lados y se está empezando a cagar en la democracia. Me da miedo. Es la primera vez que tengo miedo. Yo en la Rock & Pop puteé a De la Sota por lo que pasó con la policía el 4 de diciembre y nadie me dijo ni hizo anda. Puteé a la policía, a la Gendarmería. Hasta le falté el respeto, me arrepiento de eso, y nadie me hizo nada, ni me sacaron del aire. Este gobierno me empieza a dar estupor y estoy angustiado. Siempre supe a quién estábamos votando. Nunca me imaginé que iban a usar la fuerza para intimidar. Macri se está cagando en la libertad de expresión", concluyó Rossi, en una radio en la que habitualmente no se escucha este tipo de pronunciamientos.
Más:
Astiz también salió a defender a la Gendarmería

jueves, 5 de octubre de 2017

Las peripecias del PJ cordobés para no perder por tanto ante Macri

""Dejá de troskearla y votá como peronista", dice la publicidad de Unión Por Córdoba (UPC) dirigida específicamente a los usuarios de Facebook que han demostrado afinidad por la lista del Frente Córdoba Ciudadana y por Cristina Fernández.
Apelan a un meme bastante trillado (Batman golpeando a Robin -que por cierto después de que Santos Vargas lograra su mejor versión, deberían retirarlo de las plantillas de memes, para que nadie pase el ridículo del modo en que UPC lo está pasando-).
La idea va en contra de la publicidad que el mismo partido subsidiario de la Democracia Cristiana hace en medios masivos, donde al "gran público" le dicen que votar a Unión Por Córdoba NO es votar contra Macri. Curioso: hay una publicidad que dice que votar a Llaryora (UPC) no es votar contra Macri, y otra que dice que si gana "la Vigo" (esposa del gobernador Schiaretti, segunda de la lista), pierde Macri.
Quieren hacer lo mismo que Cambiemos (focalizar la publicidad, tener un mensaje para cada segmento de posibles votantes) pero lo hacen mal, generando en simultáneo dos mensajes que se contradicen entre sí en algo muy básico: ¿son o no son oposición?
Los que más o menos leen algunas noticias ya saben que no: votan todo a favor, bailan con el presidente, le rinden loas, siguen el manual de la estigmatización hacia los sectores populares, le regalaron a Macri un allanamiento masivo a locales partidarios un día antes de la primera marcha por la desaparición forzada de Santiago Maldonado...
Pero hay un vasto sector de la sociedad que no tiene la posibilidad de informarse sobre las tropelías neoliberales in extremis de Juan Schiaretti y José Manuel De la Sota, que es un sector que está sufriendo las consecuencias de políticas nacionales nefastas, y que puede caer en el engaño de que "si gana la Vigo, pierde Macri". Que algunos compañeros se presten a ese engaño, pongan su cabeza a trabajar para fortalecerlo y vendan este meme de "votá como peronista", me desilusiona mucho más que la partida del candidato que dejó sus convicciones en la puerta de su hornito santiagueño.
Hace 17 años que el delasotismo-schiarettismo no puede hacer gala de por lo menos dos medidas a favor del pueblo, y ahora un mini ejército de ex kirchneristas que durante 16 años militaron honrosamente en contra de brutalidades como el Código de Faltas, la narcopolicía, el open-sale de cadáveres frente al Centro Cívico, el desmonte alevoso, la expansión criminal de la frontera sojera, el auto-motín policial, la Fundación Mediterránea, el endeudamiento de la provincia, y un etcétera más largo que los metros de terrenos que los amigos de De la Sota compraron a precio vil en el Camino del Cuadrado antes de asfaltarlo, que esos compañeros ahora vengan a acusarnos de que no votar esa miseria, esa opción por los ricos, esa mafia, es "troskearla", y... dan un poco de ganas de mandarlos al patriarcado que los parió, o de ser el Robin de ese meme, frenarle la cachetada al abusador vestido de azul (¡santas coincidencias con la policía, Batman!) y terminar la frase:
"Voy a votar a Carro porque es la única oposición a Macri en Córdoba, voy a votar a Carro porque no compra ni vende compañeros, voy a votar a Carro porque me va defender en el Congreso de la mierda que ustedes promueven, voy a votar a Carro porque ustedes son los cómplices de la entrega de la Patria y a esa entrega hay que frenarla con Cristina, que es peronista y que gobernó como peronista, voy a votar a Carro porque cada voto que ustedes reciben se traduce en fuerza para que nos sigan persiguiendo, desapareciendo, empobreciendo y asesinando, voy a votar a Carro porque un peronista nunca le votaría las leyes de la entrega a Macri, voy a votar a Carro porque "la Vigo" revolea la billetera del Estado para comprar candidatos (y esa plata, Batman, es nuestra); voy a votar a Carro porque cuando voy a una marcha ustedes ya no están, pero sí están los troskos, y quizás por eso ustedes crean que "la troskeamos", porque seguimos ahí, en los lugares donde antes nos encontrábamos con ustedes, del otro lado de los escudos de la cana. Así que sí. Yo voto a Carro, Batmanes, y no me sorprende la cachetada. Yo me quedo del lado de los que no reprimen a los demás por pensar diferente".
Más:
"Llaryora y Schiaretti están nerviosos y desesperados"

miércoles, 4 de octubre de 2017

Clarín propone que Córdoba se independice de Argentina como Catalunya de España

Insólitamente, una de las plumas del Clarín de Córdoba -La Voz del Interior-, Adrián Simioni, publicó una columna de "opinión" tratando de extrapolar lo que sucede en Catalunya e igualarlo con los históricos intentos de las élites conservadoras de Córdoba de diferenciarse del resto del país y convertirse en un supuesto contrapeso del centralismo porteño.
Con los típicos procedimientos que ahora legitima eso que se denomina posverdad, Simioni -habitual escriba de la línea editorial que baja de la central porteña del diario cordobés- considera en dicha columna que a frases como “Cataluña aporta más a España de lo que recibe”; “Los catalanes trabajan y pagan impuestos para que los andaluces vivan de la seguridad social”; “La electricidad cuesta 32 euros el megavatio hora en Cataluña y 14 en Madrid”; “Una burocracia nacional de 145 mil funcionarios bien pagos con impuestos de todo el país vive en Madrid y allí gasta su fortuna”, se le puede colocar "“Córdoba”, “Buenos Aires” o “provincias periféricas” donde dice “Cataluña”, “Madrid” o “andaluces” y el libreto queda casi igual".
Habitual difusor de los intereses de los sectores concentrados de la sociedad cordobesa, Simioni afirma que "Córdoba vive claramente una situación fiscal desigual. Al ser una de las provincias con sector privado importante, se deduce que está entre las mayores generadoras de impuestos (en Argentina se desconoce el origen geográfico de la recaudación nacional). Además, paga un impuesto excepcional como las retenciones agrícolas, que pesan acá más que en el resto de la pampa tanto por el volumen de la cosecha como por la distancia a los puertos: cuanto más al oeste está un productor menos recibe en su bolsillo, mientras que lo que pierde por retenciones es igual a lo que pierde un productor del este. Esos impuestos, recolectados en forma desigual, se distribuyen, vía coparticipación, también en forma desigual a las provincias presuntamente más pobres".

Finalmente, recurre a los prejuicios más bajos de su clientela: "Lo que la Nación –nuestra “Madrid”– gasta en forma directa, se vuelca masivamente sobre el Gran Buenos Aires. En el presupuesto 2018 está previsto que la Nación gaste 200 mil pesos por cada habitante de Capital Federal y apenas 39 mil por cada habitante de Córdoba".
No sin tratar de desmerecer y burlarse de la lucha soberanista catalana: "Del lado histórico, la cuestión es un juego de niños. Si quisiera, Córdoba podría inventarse un relato romántico y justificador, como hacen los secesionistas catalanes, basado en sobremontes, deanesfunes, mancospaces, juliosrocas, aguirrescámaras, reformas del 18, sabattinis, cordobazos, árcores y agedeces".
Lo raro es que otros medios se hicieron eco de este sinsentido, sin pensarlo, sólo porque fue una nota publicada por el principal diario de la provincia. Se pudo ver noticieros habitualmente medidos reproducir acríticamente lo desperdigado por Simioni. Un indicador de los cambios de la época, a días sólo del paso del mando formal dentro del cordobesismo, cuando Cambiemos venza al delasotismo-schiarettismo aún por más margen que en agosto.
Quizás el comentario que el usuario de Facebook Emilio Bazan dejó en la nota de Simioni en lavoz.com.ar puede tomarse como medida de lo que generan las desproporciones como las del súbito "independentista" y sus mansas repetidoras:

domingo, 17 de septiembre de 2017

Hombre de Patricia Bullrich presionó a la madre de Santiago Maldonado

En medio de múltiples operaciones del gobierno nacional y medios afines para distraer la atención de la desaparición de Santiago Maldonado con acusaciones contra la comunidad mapuche y próximamente contra los organismos de derechos humanos, se conoció que un hombre de confianza de la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, presionó a la madre del joven, cuando la noticia comenzaba a tener impacto nacional.
"La manipulación de testigos para orientar la causa contra la Gendarmería y el Ministerio de Seguridad tiene en espejo actitudes tóxicas del lado del Gobierno. Empezando por el trato descomedido que un alto funcionario de Seguridad tuvo al comienzo del caso con la madre de Maldonado. Ante la reticencia provocada por el temor y la angustia de la mujer, la acusó de negarse a colaborar. Fue un mensaje de texto en el teléfono celular. Ese mensaje está allí, aún no fue borrado", publica hoy uno de los editores responsables del diario Clarín, Julio Blanck.
Por su parte, el periodista de La Nación, Hugo Alconada Mon, le pone nombre al apriete y brinda mayores detalles del ex margarito y actual integrante del partido de Bullrich -Unión por la Libertad-: "El secretario de Seguridad Interior, Gerardo Milman, le escribió a la madre, Stella Maris Peloso, tras varios días en los que, para intentar ese primer contacto, recurrió a un abogado conocido de la ciudad de 25 de Mayo -donde residen los Maldonado-, pero que no aportó resultados.
En sus chats, Milman se identificó como funcionario y le planteó a Peloso que deseaba reunirse con la familia para impulsar la búsqueda de Santiago. La mujer le replicó que debía hablar con su hijo Sergio -quien dirigía la búsqueda-, le pasó su teléfono y cerró su respuesta con una palabra: "Gracias".
Milman llamó a Sergio -que reside en Bariloche y ya se había trasladado a Esquel y El Bolsón en busca de su hermano-, pero no logró contactarlo. Y volvió a escribirle a la madre, que le reiteró que debía llamar a Sergio y volvió a despedirse con la misma palabra: "Gracias".
A partir de allí, las lecturas de los mismos mensajes comenzaron a divergir. Milman le reiteró, en pocas palabras, que seguirían buscando a Santiago, mientras que desde la familia replican que sus mensajes -y ninguna llamada- reflejaban un tono inapropiado hacia los familiares de una víctima.
(Entrevista a Milman comienza en 1h08m)
La secuencia de los mensajes muestra entonces que alguien -que sería el tercero de los hermanos Maldonado, Germán, o su esposa, quienes viven al lado de la casa de los padres de Santiago- tomó el teléfono de Peloso y envió cuatro mensajes breves, de una línea cada uno, cruzándolo a Milman.
Esos cuatro mensajes se enviaron justo después de que Germán terminó de hablar con el director del área de Violencia Institucional y Delitos de Interés Federal del Ministerio de Seguridad, Daniel Barberis. Y eso explica que el apellido de Barberis apareciera en uno de esos mensajes, en los que le plantearon que Barberis, Milman, Bullrich y el presidente Mauricio Macri sabían bien "lo que tienen que hacer", que era encontrar a Santiago, y que hasta entonces no había "nada más que hablar".
Perdido en ese intercambio por WhatsApp quedó un mensaje de la madre, que daba un indicio de por qué los padres delegaron en Sergio la búsqueda de Santiago. Con problemas serios de salud, en ese mensaje ella le dio a entender a Milman que no podía más, que estaba muy mal y que por eso se apoyaba en Sergio.
Milman y Sergio Maldonado al fin se vieron las caras. Fue en el lobby de un hotel de Esquel el 8 de agosto, cuando Santiago llevaba ya una semana inhallable. Y, al igual que los mensajes por WhatsApp, el encuentro más que limar asperezas acentuó el distanciamiento.
Junto a los Maldonado afirman que Milman se mostró duro, por momentos seco o "pedante", sin mostrar deseos sinceros de ayudarlos, y que Sergio dos veces se levantó de la reunión, que prosiguió con su pareja y la abogada de la familia, Verónica Heredia.
Los Maldonado sintieron que la reunión no pudo ser peor, a tal punto que las dos veces que Sergio se marchó fue para no agredir a Milman.
La familia cree, además, que la Casa Rosada busca reducir la desaparición de Santiago, como máximo, a un exceso de un "gendarme solitario" y que lo hace por cálculos electoralistas, cuando faltan apenas cinco semanas para las urnas de octubre".
Más:
Lanzan una aplicación de celulares para reclamar por Santiago

jueves, 14 de septiembre de 2017

Ahora denuncian a docentes por hablar de La Noche de los Lápices

En la Escuela Normal Superior "Martiniano Leguizamón", de Villaguay (Entre Ríos), organizaron diferentes actividades para recordar los 41 años de "La Noche de los Lápices", como habitualmente y desde hace años se realizan en los establecimientos educativos del país.
Tres jornadas que se iniciaron el martes con un panel debate en el que se abordó la problemática del femicidio y las convocatorias del #NiUnaMenos, y en el que se hicieron presentes Carlos Romero, sobreviviente de "La noche del Mimeógrafo" de Concepción del Uruguay, junto a su compañera Miriam Loschkin, y Matías Ayastuy, militante de la agrupación "Hijos", y responsable del área de Derechos Humanos de la Municipalidad de Gualeguychú.
Aunque se trató de una actividad organizada por la escuela, las jornadas cuentan con el acompañamiento del Programa Educación y Memoria de la Dirección General de Planeamiento Educativo del Consejo General de Educación (CGE).
Pero la primera jornada, este martes, incluyó una situación inesperada y grave: la incursión de efectivos de civil de la Policía de Entre Ríos dentro de la escuela, que acudieron ante una supuesta denuncia hecha a una línea telefónica por "activismo político".
Lo sucedido mereció el repudio del dirigente Martín Larrosa Rousset, delegado de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) y secretario general adjunto de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) Autónoma-Entre Ríos.
"Mi más enérgico repudio a este acontecimiento ocurrido. Señores, esto nos remite a los más oscuro de la década del '70", dijo Larrosa Rousset. "Denunciar activismo político por una charla referida a los derechos humanos, que son parte de la currícula, es nefasto como quien realizó la denuncia", agregó.
Esta semana también, en otra ciudad entrerriana, Concepción del Uruguay, un mural pidiendo por la aparición con vida de Santiago Maldonado -que había sido pintado el 1 de septiembre- apareció blanqueado por manos anónimas.
El paredón -que tiene dibujado un pañuelo de las Madres de Plaza de Mayo- está ubicado frente a la plaza Ramírez, y tenía la cara de Santiago y la pregunta sobre "dónde está". El pañuelo fue lo único que quedó.
Fuente Fuente Fuente
Más:
El jefe de Policía dice que "los chicos tienen que tener la historia real en su cabeza"
Río Cuarto: impiden a docentes y alumnos tratar el caso Maldonado en dos escuelas