sábado, 13 de febrero de 2016

Ahora le piden a Macri que tenga su Relato

Voceros y medios preocupados por el rumbo y la suerte de su gobierno creen que los problemas devienen de la ausencia de un relato, luego de criticar ese mecanismo discursivo al kirchnerismo, al extremo de presentarlo como una serie de mentiras perversas K para engañar a la gente buena.
Bueno, ahora no. Relato es sinónimo simplemente de saber comunicar bien las medidas que se tomaron, que en su enorme mayoría eran inevitables debido a la famosa herencia K.
Es como que la herencia K estuviera huérfana. Entonces, la desesperación de que la nueva experiencia de derechas falle apura los pedidos de que el gobierno macrista-radical-carriotista sepa narrarle a la gente las bondades de la devaluación, la inflación y el ajuste.
Diego Dillenberger es uno de los que más exige que Macri haga añicos la imagen de CFK y desenfunde el peor de los escenarios, pero...: "Periodistas bien informados aseguran que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, estaría bajando línea de no ahondar la ‘grieta’ mostrando muy crudamente el legado K, que, en materia económica, como en tantas otras, es una herencia muy pesada.
Esa sería también la fórmula preferida por el gurú comunicacional de Macri, el ecuatoriano Jaime Durán Barba, para garantizar que sigan la buena imagen y aprobación de gestión del Presidente, así como la armonía política con algunas fracciones peronistas".
Para Mira, en Infobae, esa estrategia de no alarmar al votante amarillo es un error: "En primer lugar, darle el gusto a un Gobierno corrupto y mentiroso (como nunca antes se había conocido en el país) de salirse con la suya, porque medio país seguía en la oscuridad informativa, parece un hecho de una injusticia mayúscula, máxime cuando quien lo hace no recibe ningún reconocimiento por eso, sino sólo palos y señales de revancha.
En segundo lugar, es inconsistente con la idea trasmitida más de una vez por quien hoy es presidente: la sociedad está madura para aceptar los cambios. Suponer que está madura para aceptar los cambios, pero no para escuchar las razones por las cuales hay que hacerlos supone una contradicción en los términos.
Es hora de que un Gobierno ponga a prueba nuestra determinación como nación. Para eso debe, al mismo tiempo, decirnos la verdad y entregarnos un horizonte de esperanzas que se base en realizaciones posibles. Ojala que el 1.º de marzo sea la oportunidad para que el Presidente ponga en marcha por primera vez en 150 años aquello que José Ortega y Gasset definía como nación: “un proyecto sugestivo de vida en común”".
Bonelli, en Clarín, no desaprovecha la ocasión para culpar de todo a su archicombatido Axel Kicillof: "La remarcación la comenzó Axel Kicillof el 24 de noviembre. Ese día -dos jornadas después de perder las elecciones- autorizó a todas las empresas líderes a aumentar un 20 % la canasta. La política del ex ministro Kicillof propició la actual remarcación: la fuerte emisión y el descontrol del gasto el año pasado se sintieron fuerte desde el último trimestre del 2015 e impactan también ahora en la economía.
Macri desactivó parte de la bomba de Kicillof y dispuso un sinceramiento de precios que genera inflación de costos. Inexplicablemente, el Gobierno no habla de herencia y por eso comenzó a pagar los costos que en economía le dejó Cristina".
La Nación, uno de los apoyos mediáticos fundamentales del gobierno de Cambiemos, refleja la intranquilidad de estos días, cuando se avecina marzo: "La preocupación exhibida horas atrás por el presidente Mauricio Macri por el problema de la inflación es un dato alentador, pero harán falta una mayor explicitación de la gravedad de la herencia recibida y una inteligente comunicación sobre la conveniencia general de políticas racionales que suelen ser contraintuitivas. De lo contrario, el rechazo será mayor y, con el tiempo, habrá que corregir nuevas distorsiones".
Más:
Los nombres del nuevo relato oficial

viernes, 12 de febrero de 2016

Aún caminan: los despedidos

"Ayer fue mi quinta noche consecutiva durmiendo adentro de nuestra oficina del Centro de Documentación, en el marco de la medida de fuerza que definimos los trabajadores despedidos por el Registro Nacional de las Personas.
Cinco noches seguidas durmiendo en el puesto de trabajo junto a mis compañeros y compañeras. Con todas las incomodidades que se imaginan o que vieron quienes pudieron acercarse a saludarnos en estos días que llevamos reclamando.
Hace un rato me vine a casa por un par de horas para ducharme y tirarme a descansar un poco en la cama. Cuando estaba acostado, sonó el timbre y era, efectivamente, un trabajador del Correo que trajo mi telegrama de despido.
Sin motivos, sin preaviso, sin sentido. Así me ha despedido el Registro Nacional de las Personas. Aunque algunos proponían "Esperar a ver qué pasa".
Pero que sepan algo estos paladines del "Cambio": si así piensan manejarse, ¡¡¡a nosotros nos van a encontrar siempre resistiendo!!!".
Fuente
"Mi nombre es Soledad Soler. Sí, mis padres consideraron que la rima estaba bien. Vivo en Córdoba capital. Sí, uno de los distritos donde ‘Cambiemos’ ganó por goleada. Me formé en la Universidad Pública. Soy periodista y trabajo en un diario que se llama El Argentino, identificado con el kirchnerismo e integrante del Grupo 23 que dirigen Sergio Szpolski y Matías Garfunkel. Qué momento.
Bueno, primera corrección: trabajaba. Con varios meses de atraso en el pago de nuestros salarios, el 15 de enero la responsable de Recursos Humanos de la empresa, María Gracia Perrone, nos informó que el diario dejaría de salir en sus ediciones de Córdoba, Mar del Plata y Rosario. Aunque ya hacía un tiempo que no se imprimía y que todos nosotros ensayábamos una especie de simulacro para la web, finalmente “la grieta” entre el patrón y los trabajadores quedó expresada en toda su violencia.
Eso sí. No hubo telegrama de despido, tampoco oferta de retiro voluntario. Nuestra situación se planteó más bien como una especie de limbo laboral, en el que nos movíamos a tientas, intentando descifrar cuál sería la próxima canallada de SS. Así nos referimos históricamente a Szpolski los laburantes. Sí, SS. Como mis propias iniciales, pero del otro lado del mostrador, digamos, dibujadas en el contorno de un paisaje espeso y nebuloso en el que me niego a permanecer.
En septiembre de este año, a horas de la sentencia del juicio por Paola y Martina, me enteré que ya venía en camino mi primera hija. Va a nacer en mayo y ya está aprendiendo conmigo sobre la amarga experiencia del desempleo. Me consuelo pensando que mi pequeña también estuvo ahí presente cada vez que nos encontramos en una plaza para reclamar por nuestras fuentes de trabajo, cada vez que nos reunimos en asamblea con mis compañeros. Sabe que a veces lloro de angustia e impotencia, y que otras veces vibro en el fragor de la lucha. Pienso que todo eso quizás forme parte de sus primeros aprendizajes sobre este mundo al que vendrá, un mundo en el que los dueños de las empresas privilegian siempre su rentabilidad por encima de la vida de quienes trabajan.
Entrado el mes de enero, todavía espero noticias sobre el salario de noviembre, el de diciembre y el aguinaldo que me debe SS. De vez en cuando ingreso a mi cuenta del Macro para verificar si existe algún indicio del fin de esta pesadilla. Pero no. ‘Cero peso’. A estas alturas, ya suspendí las vacaciones que había planeado para descansar y renovar energías en vistas de un año que se me vino encima. Enero me encontró frente a la computadora, con el ventilador encendido, ensayando notas, arrojando reflexiones al Facebook y buscando laburo. Mi heladera empezó a verse distinta, triste, desértica. Consumo lo mínimo indispensable para que a mi bebé no le falte nada. Eso es lo único que me importa en este momento.
Mientras tanto, intento descubrir si soy parte de ‘la grasa que sobra’ o si soy una ‘ñoqui’. Es extraño. No me siento identificada con ninguna de esas categorías con las que definen a los más de 50 mil trabajadores y trabajadoras -del sector público y privado- despedidxs en los últimos meses. Quizás el desconcierto, el sentirme desencajada, sea también uno de los síntomas de andar caminando en el limbo".
Fuente
#ARGENTINA#NoAlVaciamientoDeG23Los Trabajadores Grupo Veintitrés siguen en pie de lucha. La redacción de Diario...
Posted by Facción on martes, 9 de febrero de 2016
Más:
De reina a reina: Juliana le consiguió un puestito a la hermana de Máxima

miércoles, 10 de febrero de 2016

Viloutismo: los "críticos" a los que no les gusta ser criticados con sus mismas falacias

Evitemos hablar del depto de Lanata de 2 palos y medio de verdes. Ya está todo dicho, pobre Jorge.
Centrémonos en Paulo Vilouta.
¿Qué son esas risas?

Aunque la encerrona es la misma, siguiendo la fábula del cazador cazado: periodista que defenestra a cualquiera por sus ingresos. A eso, si se quiere, se le puede sumar la falacia del origen: si es plata del Estado es corrupta; si es de un privado, impoluta.
Desconfiado y descalificador serial, Vilouta se las vio negras este finde cuando apareció como relator del tan estigmatizado por él Fútbol Para Todos.
A esta altura no es necesario aclarar que Vilouta sirve como ejemplo de un mecanismo harto usado por el antikirchnerismo más rabioso y fundamentalista durante años, pero que ahora, ante la nueva coyuntura de encontrarse oficialista, se le vuelve en contra y entonces el mar de excusas se despliega ante el aluvión de burlas que lo enojan. De ahí al insulto y a la nueva descalificación, un paso (Jorge llegó a decir que todo aquel que lo critica está del lado de los chorros. Grietismo en su más excelsa esencia).
Volvamos a Vilouta, relator oficial del Fútbol para Todos por América, acompañado por Gustavo López, dupla de radio la Red, del multimedio del marido de Pamela y el operado Manzano (Lanata le dedicó unas palabras a la conductora matinal, a los 2 minutos del video).
No, mejor vean los videos de Vilouta tratando de explicar lo inexplicable en su universo simbólico donde sólo vale que lo K es chorro y donde Niembro es difernete a Víctor Hugo.
Todo para un examen mental, neurológico de esta gente.
El oficialismo que deberían estar disfrutando luego de tantos años de padecer la Dictadura K se les está convirtiendo en una verdadera pesadilla. Ni qué hablar a la hora de justificar el negociado del gobierno nacional con los grandes medios porteños por los derechos de los partidos más importantes.
Mención de honor para Fopea, que durante años defendió a los periodistas opositores al gobierno kirchnerista y presentó esa lucha como sinónimo de independencia y valentía arriesgada, que ahora ve cómo su presidente, Néstor Sclauzero, se convierte en funcionario macrista al asumir como director periodístico de la TV Pública.
Tanto el sitio web como las redes sociales del ente periodístico todavía no han  podido pronunciarse sobre el hecho.
Alguna excusa encontrarán para ordenar su cabeza independiente: en el fondo, siempre fueron sólo antikirchneristas, detrás de una fachada de objetivos y profesionales, que cada día se resquebraja más, aún ante los ojos de sus propias audiencias.
Aunque ambos puedan sentir por estos meses que "todo volvió a la normalidad", como provoca al final este institucional de Canal 13:
Más:
Vilouta, insultado por los hinchas de Belgrano

lunes, 8 de febrero de 2016

Lo pérfido: La Nación ahora quiere negociar el número de desaparecidos durante la Dictadura

La Nación, 30 de enero: "Reducir el debate sobre los desaparecidos a una cuestión de números sería un error, pero ignorar lo que los números expresan sería un error mayor. En principio hay un número puesto, instalado casi oficialmente, un número que, al decir de un abogado de mi ciudad, es tan indiscutible como Gardel o Maradona. El argumento es insostenible, pero esto es lo que ocurre cuando se desliza la deliberación política desde la racionalidad hasta el mito o hasta las versiones degradadas del mito: el relato, la publicidad, la consigna repetida hasta el cansancio.
Cuarenta años transcurrieron desde el golpe militar de 1976 y todavía padecemos sus secuelas: una opinión divergente al discurso oficial instalado y se disparan los insultos, las descalificaciones y las amenazas. Al señor Lopérfido se le ocurrió decir en voz alta aquello que todos los que estamos involucrados en este tema conocemos, para que acto seguido las palabras "traición", "impunidad" o "complicidad" repiquen con su letanía de sonidos y de furias.
Lo siento por mí y por todos, pero por más vuelta que le demos al asunto, los treinta mil desaparecidos es una cifra falsa, en el más suave de los casos, equivocada. Insisto. No es una cuestión de números, pero los números son también un lenguaje, están cargados de significados, de luces y de sombras. Si dos más dos son cuatro, no se puede decir siete o diez y, además, exigir que se crea.
No hay treinta mil desaparecidos. Todas las listas que se elaboraron, todas, nunca llegan a diez mil. No es una diferencia menor, es una diferencia del más del 70%, la distancia que suele haber entre la verdad y la mentira. Los desaparecidos de la Argentina pertenecían en su mayoría a las clases medias y trabajadoras. Todos documentados; con familias y amigos. No como en Guatemala, por ejemplo, donde las dictaduras masacraron a indios en la selva. Nada parecido ocurrió aquí. Fue otro horror, pero en otro tipo de sociedad. La propia consistencia de los organismos de derechos humanos marca una diferencia. Para ser claro: si hubiera treinta mil desaparecidos, los nombres estarían disponibles. Y no lo están por la sencilla razón de que la cifra es falsa.
Que nadie se confunda. Quienes hablamos de ocho mil desaparecidos en lugar de treinta mil condenamos el terrorismo de Estado, las violaciones a los derechos humanos -todas las violaciones-, pero la diferencia tal vez resida en que a cada uno de nosotros nos preocupa la verdad, esa verdad que fue la que en mi caso me movilizó allá a fines de los años 70 para participar en la organización de la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos en Santa Fe.
Que quede claro. Decir ocho mil o treinta mil desaparecidos no quita ni saca nada respecto de las responsabilidades de la dictadura militar, pero dice mucho de quienes inventaron esa consigna, la mantienen en la actualidad y se indignan como monjes medievales custodiando la hoguera cuando alguien los contradice. Sé que ante los cantos de sirena de la corrección política, está la lealtad a los valores de los derechos humanos e incluso a la memoria de las víctimas. También sé en términos prácticos que políticamente es más justo ponerse del lado de la verdad que cortejar la mentira. Puede que sea cierto que para la ética un desaparecido o un millón de desaparecidos sean lo mismo. Pero para la política no es lo mismo. Entonces hay que ser cuidadoso con los números.
Ocho mil desaparecidos es un horror. No hace falta mentir ni enlodarse en el fango de la desmesura. Escuchemos el murmullo de los números. Ocho mil desaparecidos significa, para darnos una idea aproximada de lo que vivimos, un desaparecido por día durante veinte años. Todos los días y todas las semanas y todos los meses del año un desaparecido ¿Les parece poco? ¿Para qué exagerar? Todo puede entenderse; hasta el error. Lo que cuesta más entender es la empecinada y a veces interesada persistencia en el error".
La Nación, 6 de febrero: "Organizaciones de derechos humanos, artistas, intelectuales y funcionarios del propio gobierno rechazaron los dichos de Lopérfido, con la determinación de quienes recurren al dogmatismo porque se sienten custodios de una verdad tan evidente que resultaría inmodificable. Pareciera que cuando se trata del período más oscuro de la Argentina nadie está debidamente habilitado a expresar su pensamiento, sus dudas o revisar datos del pasado reciente. En lugar de aceptar el disenso como una de las conductas elementales de la democracia y de participar como ciudadanos interesados en los debates de la agenda pública, se recurre a la negación y al descrédito del otro, olvidando que el delito de opinión no está contemplado en ninguna legislación ni jurisprudencia.
Lo que hizo el ministro de Cultura porteño fue poner en palabras una opinión compartida por muchos argentinos. Entidades de derechos humanos, por su parte, han creído conveniente sostener una cifra de víctimas que en 32 años de democracia no ha podido ser confirmada, pese a las leyes reparatorias, los subsidios, las pensiones, las exenciones impositivas y el impulso del Estado conferido a los hechos de los años 70, tanto en sede judicial como administrativa. El histórico informe Nunca Más, que contiene el dictamen de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep), creada en diciembre de 1983, habló de 8961 denuncias sobre personas desaparecidas.
Una cuestión no menor es que cuando se sostiene como un dogma la cifra de 30.000 desaparecidos se corre el riesgo de ofender la memoria de los que efectivamente murieron. Se banalizan las circunstancias de sus desapariciones y se subestima el valor de la muerte de cada uno de ellos.
En una sociedad democrática, el Estado debe satisfacer la justa necesidad del pueblo de conocer con veracidad los hechos dolorosos de su pasado. Y esta necesidad se acrecienta cuando se advierte la prácticamente nula actividad del Estado y de no pocas entidades de derechos humanos por conocer la magnitud de la acción terrorista cometida por organizaciones como Montoneros y el ERP contra la población civil y no combatiente. Cabe destacar que cualquier controversia numérica queda sepultada por la magnitud de las consecuencias de los procedimientos fuera de la ley con los cuales se combatió a los grupos guerrilleros. Pero es absurdo que la polémica reabierta estos días se prolongue como parte de un pasado que los argentinos merecen conocer de forma documentada y no como un mito que se acepta sin discusión alguna porque resulta "impolítico" hacerlo".

domingo, 7 de febrero de 2016

Clarín y Macri salieron a apretar a los empresarios

Habituales críticos de la intervención del Estado durante el kirchnerismo, ahora el tándem Clarín-Macri temen que su gobierno fracase debido a las medidas económicas tomadas para favorecer(se) a los sectores más concentrados de la economía.
El miedo a que el gobierno del porteño termine como el de De la Rúa continúa y las amenazas van subiendo de tono.
Joaquín Morales Solá, el lunes, en TN, con gesto contrariado y tono amenazante: "Quiero hablar de comerciantes y empresarios. Ustedes conocen mi pensamiento, saben que yo creo en la necesidad del libre mercado, de la competencia, de que todo el mundo pueda vivir en libertad política y también económica. Pero hay cosas que están sucediendo en estos días que merecen que el sector empresario y de comerciantes pongan especial atención con lo que van a hacer.
Lo escuchábamos al ministro Aranguren decir que el precio de las tarifas en algunos casos podía trasladarse a los precios. No en todos los casos porque el comercio y las empresas no van a recibir el mismo porcentaje de aumento porque ellos ya tenían una tarifa bastante similar a la que se está implementando para los hogares. Si los empresarios y comerciantes llevan eso ciegamente, sin pensar dos veces, a los precios, vamos a tener paritarias pidiendo aumentos salariales de cualquier porcentaje. Ya Hugo Moyano dijo que pasaba su pedido del 25 por ciento al 30 por ciento.
Estamos todavía sin saber, porque hoy empezó el nuevo régimen tarifario, no sabemos cómo se va a trasladar a los precios. Si es un traslado inconsciente, irresponsable, seguramente ese 30 va a ser más y entonces sí nos vamos a poner en una espiral inflacionaria y de aumentos salariales que ya hemos vivido en este país y que ya sabemos en qué termina.
Por otro lado, hoy escuché al presidente de la Sociedad Rural, Luis Etchevere, que pedía prácticamente que la población no consuma carne si no advierte que las carnicerías y los supermercados bajaron el precio de acuerdo a la baja que ya hubo en el mercado de Liniers. Ese precio bajó en Liniers, debe bajar en todos los supermercados y carnicerías.
El gobierno de Macri le ha dado al sector del campo, enfrentado con el anterior gobierno y, según ellos, muy hostigados, todo lo que pedían. Les sacó todas las retenciones, con excepción de la soja, ordenó un tipo de cambio más competitivo y nombró como nministro de agricultura a un dirigente del sector, Buryale.
Yo les digo algo más a comerciantes y empresarios: ojo con lo que hacen porque lo que van a terminar haciendo es lo que nadie quiere que pase, que la mayoría de la sociedad reclame que el Estado vuelva a controlar los precios. Eso es lo que va a pasar si no se actúa con la suficiente responsabilidad".
Nelson Castro, el jueves, de regreso, con  miedo a que vuelva la Señora Presidenta: "Lo que enfrenta la Argentina: la herencia que ha dejado el kirchnerismo al país es tremenda, pesada, de la cual no hay posibilidad de librarse rápidamente. Por supuesto, es importante que el gobierno la reconozca y va a ser bueno que termine de hacer un inventario de presentación, pero su responsabilidad es buscar soluciones, Para eso se presentó y lo votaron.
Los reclamos de los trabajadores son absolutamente fundados. Nadie pide una locura por pensar arreglos paritarios al rededor del 32, 33%.
Hasta acá el piso de este sinceramiento de la economía, que era inevitable, Scioli lo hubiera hecho. Y lo viene aguantando la clase trabajadora, que es la que menos tiene; ahí están los precios.
Es imprescindible que los sectores que más tienen, empresariales, que ganaron mucha plata con el kirchnerismo también, hagan una aporte.
El dólar no se fue a 20 como se pronosticaba. Está en 14. No bajó un precio. Y los que bajaron tiene aire de burla: los medicamentos, 5%. Habían subido el 18%.
Si el sinceramiento de la economía no es compartido por todos, si los que más pueden y tienen no hacen un aporte importante, la Argentina no tiene solución.
Si todo esto fracasa, lo que vendrá será más del tremendo populismo que aplicó el kirchnerismo y que ha dejado al país como está. El gobierno debe reflexionar escuchando a todos. Pero después, los actores de poder económico de la sociedad, para hacer este tránsito menos traumático. La Argentina necesita superar esto con justicia social. Si sólo pagan lo que menos tienen, estaremos repitiendo la historia de la Argentina, que es una historia de fracasos.
Macri, ahora sí a favor de que los mercados no sean totalmente libres: "El presidente Mauricio Macri reclamó "prudencia" en las paritarias y confirmó que el Gobierno nacional pondrá en marcha la Comisión de Defensa de la Competencia para "caerle duro a los empresarios que abusaron de una posición dominante".
"La semana que viene relanzamos la comisión para la Defensa de la Competencia", ratificó. "Hay mercados donde no está funcionando bien y queremos realmente caerle duro a los empresarios que abusaron de una posición dominante en perjuicio de los argentinos. Vamos a estar muy encima de que todos entiendan que la etapa que viene es de invertir, apostar a largo plazo y terminar con las vivezas y atajos de los vivos", advirtió el jefe de Estado".

sábado, 6 de febrero de 2016

Sacaron a una jueza que frenó al macrismo

El Consejo de la Magistratura de la Nación desplazó a Iara Silvestre como jueza federal de Santa Rosa (La Pampa) y designó en su reemplazo como subrogante a Héctor Plou, luego de que la Corte Suprema de Justicia declarara inconstitucional el régimen de subrogancias.
Silvestre fue la jueza que paró el nombramiento del macrista Pablo Tonelli como integrante del Consejo de la Magistratura, luego de dar a lugar a una cautelar interpuesta por el Frente para la Victoria, a fines de diciembre del año pasado, cuando el gobierno macrista-radical-carriotista avanzaba a fuerza de decretos y DNU sobre las instituciones.
Un mes después, la Cámara Federal de Bahía Blanca revocó esa medida cautelar y habilitó la asunción de Tonelli. Todavía queda pendiente la denuncia del kirchnerismo contra el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó (Pro), por el presunto delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público y abuso de autoridad, ya que éste habría violado la ley al promover a Tonelli sin respetar las mayorías parlamentarias.
Sin embargo, una nueva medida cautelar volvió a suspender este miércoles la designación del macrista, según lo que dispuso la jueza subrogante de Río Gallegos, Andrea Askenazi Vera.
Silvestre, la jueza desplazada, investigaba además los vínculos entre la política pampeana y la trata de personas. Cuatro intendentes han sido procesados por la jueza, que en su momento aclaró que "a mí no me importa si son intendentes o no, el cargo que tienen o ocuparon, voy a resolver según las situaciones de cada uno. No tengo miedo por eso".
Fuente Fuente Fuente Fuente Fuente

viernes, 5 de febrero de 2016

Negocios con el gas: la ruta de Aranguren y Shell

Detrás del anuncio del acuerdo por el cual Argentina le comprará gas a Chile se esconde un negociado que incluye a las energéticas British Gas y Shell, trama en la que cumple un rol fundamental el ministro de Energía argentino, Juan José Aranguren, ex CEO de Shell hasta pocos meses antes de asumir como integrante del gobierno de Mauricio Macri.
Según el convenio suscrito por Aranguren con su par chileno, Máximo Pacheco, desde mayo Argentina comenzará no sólo a importar desde el país trasandino gas sino también electricidad, en este caso desde el norte chileno, a través de la línea ya construida entre Salta y Mejillones.
Argentina comprará 5,5 millones de metros cúbicos diarios de gas entre los meses de mayo y septiembre. Esto representa aproximadamente un tercio de las exportaciones de Bolivia a suelo argentino, país al que iba ir Aranguren días antes del acuerdo con Chile, viaje que sorpresivamente suspendió.
La clave de este reposicionamiento estaría en qué empresas están detrás del pacto: el Gobierno de Chile, en 2014, firmó un contrato de largo plazo con British Gas que le permite desde el año pasado superar el desabastecimiento del que sufre el país vecino.
En 2015, comenzaron a llegar a Chile los embarques de gas no convencional principalmente desde la terminal portuaria estadounidense de Cheniere, Texas (Estados Unidos) hacia Quintero, en la zona central chilena, como hacia Mejillones, en el norte.
Justamente el año pasado, British Gas (BG) fue adquirida por la multinacional Royal Dutch Shell por 70.000 millones de dólares, en lo que constituyó la mayor adquisición desde la fusión por 41.700 millones de libras esterlinas entre la rama holandesa y británica de Shell, la tercera mayor petrolera del mundo.
La absorción de BG por Shell es otro caso más de de la larga lista de grandes operaciones en el sector petrolero, azotado por el desplome del precio del barril, como sucedió en los años 90, época en la que nacieron gigantes como BP, Chevron o ExxonMobil.
Juan José Aranguren trabajó 37 años en Shell Argentina y, durante 12 años, fue su CEO. Desde 2003 fue presidente de la sucursal argentina, y al mismo tiempo, vicepresidente de Suministros y Distribución para América latina.
El año pasado renunció a ese cargo para asumir como ministro de Energía del gobierno de Mauricio Macri, y en apenas dos meses ya anunció una suba del casi 900 por ciento en la tarifa de la luz (para CABA y Conurbano; 300% promedio en el resto del país) y prometió un tarifazo similar para el gas.
Fuente Fuente Fuente Fuente

jueves, 4 de febrero de 2016

Federico Pinedo nombró a su hermano en el Congreso #ÑoquisPRO

"Enrique Pinedo, hermano de Pinedo, consiguió dos cargos en el Poder Legislativo con apenas 20 días de diferencia: fue designando con categoría A3 en la Cámara Baja el 23 de diciembre, con retroactividad al 10 de diciembre, a pedido del bloque PRO; y el 13 de enero, también retroactivo al 10 de diciembre, fue designado como director general de Relaciones Institucionales del Senado.
Además se conoció que el Congreso Nacional destinó cerca de 100 mil pesos para cubrir los viáticos de la custodia de Federico Pinedo, flamante presidente provisional del Senado durante su estadía veraniega, sin actividad oficial, en Villa La Angostura y Bariloche".
Fuente
"La gestión PRO en el Congreso, a cargo de la vicepresidenta Gabriela Michetti y del presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, se destaca hasta hoy por la declamación de transparencia, las auditorías exprés y el despido de miles de empleados,  cuyos sueldos, en la mayoría de los casos, no superaban los $ 10 mil.
Sin embargo, en Diputados la lapicera de su presidente no dudó en otorgar contratos de entre $ 25 mil y $ 35 a familiares de diputados, tanto de la alianza Cambiemos como del massista Frente Renovador.
Dentro de los beneficiados por la lapicera de Monzó está la diputada Paula Urroz, llegada al Congreso  de la mano de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. Urroz consiguió una categoría A4, lo que equivale a un salario de $ 25 mil para su familiar Teresa Noemí Verónica Urroz.
Monzó también dio el visto a bueno a la designación de Hugo Antonio Moyano, hijo del titular de la CGT, que fue designado con categoría A4 y trabajará para el bloque de su hermano Facundo.
El ex titular del UIA y actual diputado por UNA, José De Mendiguren,  logró incorporar su apellido a la nómina de trabajadores del Congreso. En su caso, se trata de un familiar homónimo que fue designado con una categoría A3, lo que significa un salarido cercano a los $ 30 mil, dentro del bloque en el que revisten el massismo y el delasotismo.
El diputado radical Eduardo Segundo Brizuela del Moral obtuvo una categoría A3 para su hijo Eduardo Raimundo Brizuela del Moral. Su correligionario Amado Quintar hizo nombrar -con idéntica categoría- a Elder Quintar. El chaqueño radical Horacio Goicochea consiguió una A3 para... Pablo Goicochea.
Claro que el nepotismo no es exclusivo de Diputados. El ex senador y actual titular de la unidad fiscal dedicada a investigar el ataque  a la AMIA, Mario Cimadevilla, colocó a sus dos familiares en la nómina de la Cámara alta. Su sobrino, Matías Cimadevilla ingresó como planta permanente y fue uno de los “ñoquis” despedidos por Michetti. Claro que, lejos de la suerte de mozos y maestranzas, Matías Cimadevilla fue nombrado nuevamente. En tanto, Lucas, hijo del ex senador, trabaja en el Senado y está afectado al despacho del pampeano Juan Carlos Marino.
Los listados, que se mantiene lejos del acceso público pese a la reclamada transparencia, arrojan más nombres y vínculos que dejan en claro la distancia entre el discurso del PRO y su gestión".
Fuente
Más:
El extraño premio a la ex cuñada de Pinedo

miércoles, 3 de febrero de 2016

Extraño fenómeno en democracia: artistas aprovechan transmisiones para criticar a Macri

En las últimas semanas sucedieron dos hechos que tuvieron como protagonistas a diferentes artistas que se aprovecharon de transmisiones en vivo para asegurarse que sus críticas al gobierno de Mauricio Macri no puedan ser evitadas al aire.
El festival de Cosquín, en Córdoba, se transformó -durante días- en un lugar donde reconocidas figuras de la cultura popular como Liliana Herrero, Juan Falú y Peteco Carabajal expresaron críticas a la administración macrista-radical-carriotista, no sin incidentes.
En la primera luna de Cosquín, el sábado 23, fanáticos de Macri agredieron verbalmente a Herrero luego de que pidiera en el escenario “una Patria más justa y feliz, una patria sin despidos, sin violencia, sin represión, sin presos políticos” y llamara “salir a las calles a defender lo logrado”.
Eso desató la ira de los macristas, que comenzaron a insultarla a viva voz y a pedirle que se callara la boca, mientras la TV Pública recortaba la transmisión oficial para que esas palabras finales de Herrero no llegaran a millones de argentinos.
Un incidente similar se produjo en el cierre de la actuación de Juan Falú, ese mismo sábado, que apoyó los dichos de Herrero y reiteró el deseo de una “Patria libre, justa y soberana”.
En la sexta luna coscaína, el jueves pasado, Peteco Carabajal tuvo que sufrir supuestas fallas de sonido y el corte de la transmisión de la TV Pública luego de sólo tres canciones, cuando la noche anterior el canal oficialista había transmitido hasta las 4 de la mañana.
"Disculpe si no me entiende, disculpe si no lo entiendo, usted habla por boca de otra gente, y yo y yo soy solo el eco de mi pueblo, usted habla por boca de otra gente, y yo y yo soy solo el eco de mi pueblo. Disculpe si lo digo a mi manera, usted siembra rencor y yo esperanza, usted envidia de otro su bandera, y yo y yo adoro a mi celeste y blanca", cantaba el santiagueño en medio de las "fallas" de sonido.
Luego, en la conferencia de prensa, Carabajal dijo que "el Cambio está dando sus frutos: se ve poca gente, las calles están vacías en muchos centro turísticos del país. El estado de ánimo pareciera medio para abajo".
En otra acción deliberada para aprovecharse del vivo de una transmisión, el lunes, en la entrega de los premios Estrella de Mar, en Mar del Plata, se escucharon silbidos por parte de actores y artistas cuando se le entregó una distinción al Espacio Clarín.
La conductora de la ceremonia, Flavia Palmiero, ex pareja de Franco Macri, se apuró a pedir "respeto" ante los estruendosos silbidos y abucheos, mientras la transmisión trataba de taparlos subiendo la cortina.
Pero el descontento de los presentes ya había sido transmitida en vivo.
¿Se seguirán repitiendo estos hechos?
Más:
La Gata Varela pidió por la liberación de Milagro Sala y le dedicó un tango a Mauricio Macri
Peteco: "Vamos a ser testigos de la vuelta"

martes, 2 de febrero de 2016

Michetti también ascendió a la esposa de Majul

En medio de los miles de despidos ordenados por el gobierno nacional en el sector público desde el 10 de diciembre, la presidenta del Senado, Gabriela Michetti, ascendió a una prima luego de haber echado a miles de empleados de la Cámara Alta acusándolos de "ñoquis".
María Alejandra Illia consiguió en enero un ascenso retroactivo a la asunción de Mauricio Macri como presidente. La mejora fue de dos categorías como empleada de la planta transitoria (A-1), lo que representará un ingreso para su bolsillo de más de $ 45.000 mensuales.
Pero la prima de la vicepresidenta (que ayer se enojó porque se haya dado a conocer la noticia) no es la única beneficiada: también ascendió a la esposa del periodista Luis Majul, histórica asistente de Michetti tanto en la Ciudad de Buenos Aires como ahora en la esfera nacional.
María Elizabeth Conte Grand ya había subido a la categoría A-2 en 2014 a pedido de Michetti, y en estos días llegó al escalafón A-1 también de la mano de su jefa, ahora máxima autoridad del Senado. Conte Grand aparece en el listado de agentes de planta transitoria -con el legajo 23.816- afectada a la Presidencia del cuerpo.
Los casos de Illia y la mujer de Majul (que fue denunciado de haber sido beneficiado con la entrega de 14 millones de pesos durante el gobierno de Macri en CABA) son bien distintos a los de miles de empleados del Senado: en los últimos 15 días les comenzaron a llegar los telegramas de despido a 2035 de ellos. Y en las próximas semanas habría otra tanda de echados por Michetti.
Más:
"Me llamo Gabriela Michetti Illia"

ACTUALIZACIÓN (3 de enero de 2016)
Majul prefirió no responder.