sábado, 28 de febrero de 2015

Hacia el #1M: "Verso a verso" #Dictado

Torpe como siempre, el #RelatoAntiK se atropelló estos días al querer desmentir que estuviera en marcha una nueva acción desestabilizadora contra el gobierno de CFK (¿Por qué entonces tanto enojo por estas hora con el juez Rafecas, anteriormente "muy prestigioso"?). Hasta se llegaron a copiar, o mejor dicho, volvieron al querido dictado. ¿O acaso el #RelatoAntiK tiene serendipity?
No lo sabemos, es difícil pensar en la creatividad espontánea del ladero de Grondona, Leuco Metralleta y el ladrón de fotocopias.
Pero ahí los tienen, copiándose hasta en el mismo día, con tal de repetir: "¿Yo, señor? No, señor".
Pablo Rossi (Cadena 3, 16 de febrero, a la mañana): "Como la canción de Joan Manuel Serrat, de tanto malversar el sentido de las palabras, convertirlas en admoniciones, adjetivos descalificativos, el gobierno ha ido decolorando el sentido de las palabras, quitándole el sentido y el peso de las palabras. La palabra golpe remite a un memoria trágica de la Argentina, a momentos repetidos desgraciadamente en la historia por una sociedad que nunca ha aprendía a que las leyes y los períodos había que cumplirlos. La paciencia y la evolución vienen de ese acuerdo que no se rompe. Las generaciones pasadas rompían las leyes y los contratos. Pero a la palabra golpe la dejamos atrás, hace más de 30 años. Pero el gobierno ante la marcha, ante la imputación de  la Presidente, repite la palabra golpe con sus usinas propagandísticas hasta el hartazgo, el cansancio. Llaman a la actual situación argentina golpe sintáctico hablando de los medios. Golpe blando, golpe fiscal, golpe judicial. ¿Cuántos golpes tiene hoy la Argentina? De tanto repetir acusaciones inverosímiles, en un año electoral y donde al gobierno le quedan pocos meses, de tanto repetir se transforma, por el imperio del sentido y la democracia ganada, en verso a verso".
Alfredo Leuco (Radio Mitre, 16 de febrero, a la tarde): "A esta altura aburre el gobierno acusando de golpistas a Dios y María Santísima. Se han caracterizado por profanar banderas y por vaciar de contenido las palabras. Acusar de golpista a alguien es acusarlo del peor de los delitos contra la democracia. Hoy han usado y abusado tanto de ese concepto que a veces uno piensa que lo quieren instalar. Que por momentos les gustaría tirar del mantel o producir un autogolpe para victimizarse. Nadie que no sea kirchnerista utilizó en estos tiempos esa palabra maldita y macabra que todos odiamos. Parece que el gobierno es el que fogonea la autodestitución para terminar con una epopeya heroica y no disecados políticamente y sin herederos como parece que van a entregar el poder a fin de año. Por eso le puse a esta columna: “golpe a golpe/ verso a verso”. O puro verso lo del golpe, se podría decir".
Sergio Berensztein (Diario Perfil, 22 de febrero): "Los nuestros son golpes blandos, de entrecasa, con pantuflas en vez de borcegos… ¿Lo son? ¿Y si se profundizan las contradicciones y aumenta la intensidad de la escalada y no sólo se pone en riesgo la continuidad del modelo? ¿Y si la batalla naval se complica y, más que tocado o averiado, el riesgo es que el bote se hunda pronto? ¿Qué peligro real existe de que, por ejemplo, se establezca en la Argentina el estado de sitio? ¿Podría acaso Cristina lograr que el Congreso aprobara una intervención parcial del Poder Judicial? ¿Por ejemplo, del fuero federal? ¿Podrían así detenerse, quizá para siempre, las investigaciones por casos de corrupción que tanto afligen a la Presidenta? ¿Y cómo se desarrollaría entonces el proceso electoral, en condiciones tan irregulares y sin el control hasta ahora irreprochable que garantizaban precisamente los jueces federales?".

viernes, 27 de febrero de 2015

Hacia el #1M: Rafecas desacreditó a Pepe Eliaschev en su fallo judicial

El #RelatoAntiK la presentaba como la nota del siglo. Histórica. Que debía ser estudiada en las universidades y facultades de Periodismo. Algo así como las de los periodistas del Watergate.
Pero llegó el fallo del juez Rafecas para revelar que, en verdad, Eliaschev hizo La Gran Carrió: atacar en público, desdecirse ante la Justicia (o por lo menos matizar sus propios dichos periodísticos).
Dijo Rafecas ayer en el fallo (que se convirtió en un tropezón que no prevía el #RelatoAntiK, que como decíamos estos días, lucía robusto e impune luego de su 25 de mayo -¿Se la creyó?-):
"La “cumbre de Alepo” como “punto de partida” del plan de impunidad
La presentación sostiene, una y otra vez, como punto de partida pretendidamente probatorio, el mensaje que supuestamente el Canciller Timerman le habría transmitido a su par iraní, tan tempranamente como en enero de 2011, en un encuentro entre secreto y reservado, en la ciudad de Alepo, Siria, consistente en que el gobierno argentino había perdido todo interés en la persecución de los presuntos responsables de los atentados de 1992 y 1994, y que en cambio se procuraba restablecer plenas relaciones entre ambos Estados.
(...)
Pasemos a analizar entonces este punto.
En primer lugar, que el Canciller argentino se haya eventualmente reunido con su par iraní, con las referencias de día y lugar explayados con detalle en la pág. 65 del escrito del Dr. Nisman (“La cumbre de Alepo”), no constituye en sí mismo, ningún delito.
Tampoco lo es, la circunstancia de que, por las razones que fuere, la Cancillería argentina, presuntamente, haya decidido que dicha reunión fuera “secreta”, o que no se difunda públicamente la misma, o que no se haga ningún tipo de declaración al respecto.
(...)
Ahora bien, ¿cuáles son los elementos de prueba que se han presentado ante este Tribunal para dar por acreditada tan grave acusación?
La respuesta es: uno solo. El testimonio de un reconocido periodista, lamentablemente ya fallecido, José Eliaschev, plasmado en una nota periodística y en su ratificación posterior.
Veamos con detenimiento y atención qué es lo que sostuvo el periodista Eliaschev. La nota periodística sobre la que descansa esta grave imputación salió publicada en el diario “Perfil” el 26 de marzo de 2011 (una copia se encuentra reservada en Secretaría).
En ella, el citado periodista dijo en aquella nota:
“El gobierno de la presidenta Cristina Kirchner estaría dispuesto a suspender de hecho la investigación de los dos ataques terroristas que sufrió este país en 1992 y 1994 […] según revela un documento hasta hora secreto, recientemente entregado por el ministro de Relaciones Exteriores de la República Islámica de Irán Alí Akbar Salehi, al presidente Mahmud Ajmedineyad.”
“Para la diplomacia de Irán, las investigaciones argentinas habrían quedado cerradas. El canciller iraní asegura en su informe al presidente Ajmedineyad que «la Argentina ya no está más interesada en resolver aquellos dos atentados, pero que en cambio prefiere mejorar sus relaciones económicas con Irán»”.
“El informe secreto, […] ha accedido PERFIL porque ha comenzado a ser analizado en las cancillerías de varios países…”
Más adelante en la misma nota, se consigna lo siguiente:
“Según las conclusiones de la inteligencia iraní, que hace suyas la cancillería de Teherán, el gobierno argentino habría renunciado a llevar ante la justicia al actual ministro de defensa, Ahmad Vahidi, y otros funcionarios iraníes sospechados de complicidad en esos episodios terroristas”
“La cancillería iraní considera que si estos temas son dejados de lado, ambos países pueden encarar una nueva etapa que permita superar dos décadas de frialdad total…”.
“El informe secreto iraní, filtrado al exterior por medios opositores al régimen de Teherán, subraya el interés del régimen fundamentalista en la situación del ministro de defensa, Vahidi…”
“En sus recomendaciones a Ajmedineyad, el canciller Salehi propone que lo autoricen a su contraparte argentina para solicitarle que revoque las órdenes de arresto que el Gobierno ha solicitado a Interpol contra Vahidi y otras figuras prominentes del régimen”.
“El informe que ha trascendido sostiene que para la inteligencia iraní ya es un hecho que, incluso si una tercera parte demandara secretamente la extradición de Vahedi, la Argentina lo rechazaría. El ministro de Defensa incriminado ya puede viajar al exterior sin problemas, porque el asunto de los ataques contra la Argentina ha quedado muy olvidado a nivel mundial y a nadie le interesa mucho, ni siquiera a Interpol”.
“…[E]n su propuesta a Ajmedineyad, el canciller iraní sostiene que su país tiene una oportunidad para explotar el hecho de que la opinión pública ya ni se acuerda de esos ataques de hace casi 20 años y que la coyuntura es ideal para relanzar un nuevo ciclo de amistad entre ambos gobiernos”.
A la vez, la segunda nota periodística de Eliaschev invocada por la Fiscalía, del 2 de abril de 2013, también publicada en “Perfil”, poco y nada aporta al tema, pues se limita a expresar que:
“El sábado este diario reveló pormenores de un documento preparado en la cancillería iraní […] resulta imposible revelar de manera pública la fuente en que se originan. Nadie está obligado a tomarlos al pie de la letra, claro, pero quien los suscribe pone su trayectoria en respaldo de lo que anuncia.”
Pasemos entonces en limpio lo que vio el citado periodista:
Eliaschev fue rápidamente convocado por la Fiscalía AMIA para que dé cuenta de sus dichos. Así, el 28 de abril de 2013, Eliaschev prestó declaración testimonial ante el Dr. Nisman.
A primera vista, la extensión del acta, de doce fojas, permite abrigar al lector, expectativas acerca de la clarificación de muchos puntos y aspectos desarrollados en el ámbito periodístico.
Se imponía preguntarle al testigo no sólo por su fuente (como sí se hizo), sino también al menos de qué nacionalidad era su fuente; en dónde tomó contacto con dicha fuente; de qué país provenía el informe redactado en inglés al que tuvo acceso (ya que no era propiamente el original); si la traducción al inglés era de origen o posterior; si el “informe secreto” tenía algún membrete o escudo oficial; si tenía la fecha; si tenía firma y sello (más allá de la identidad de quien firme); si el testigo copió textual la frase que aparece entrecomillada en la nota periodística o si fue una reconstrucción de su memoria o su propia interpretación o deducción de lo que allí decía; cuánto tiempo tuvo a la vista dicho informe (ya que evidentemente no obtuvo una copia); por qué sostiene que es la inteligencia iraní la que se pronuncia en el informe si en la misma nota dice que habría sido personal de la cancillería de ese país la que lo redactó; si las palabras empleadas habrían sido textuales de la parte argentina o si fue una interpretación o deducción de la contraparte iraní; si el que redactó ese informe secreto asistió a la reunión o se lo transmitieron…
Lamentablemente, nada de esto pudo despejarse en la declaración testimonial. Allí Eliaschev se va a explayar acerca de su larga carrera profesional, de los mecanismos de contralor de las fuentes con que cuenta el diario en el que trabaja, de su relación e involucramiento con la historia de los dos atentados, de sus relaciones con víctimas y testigos, da su opinión sobre la absolución del TOF 3 en la causa principal, así como de la labor de jueces y fiscales en el caso, cuenta la historia de exilio de Andrew Graham Yoll, critica al gobierno nacional, justifica la postura de política internacional del presidente Obama, explica su tesis sobre el doble discurso de la presidenta Fernández de Kirchner en sus relaciones con la comunidad judía y el Estado de Israel, por un lado, y con naciones como Irán, Siria y Libia, por el otro, el papel que cumple Venezuela en este juego de política internacional, y muchos otros tópicos…que en nada contribuyeron a que el testigo dé cuenta de sus afirmaciones.

Es más, lo poco que va a expresar al respecto, no sólo no va a aclarar ninguno de aquellos interrogantes, sino que van a traer más zozobra e incertidumbre sobre qué es lo que vio el periodista.
En efecto, el comienzo es auspicioso, pues como es de rigor, al serle preguntado sobre la nota en cuestión, Eliaschev ratificó la misma en todos sus términos (fs. 131.189 vta.). Recién cuatro páginas después rescatamos algo más, cuando afirma que para escribir esa nota “…evalué, tras mucho debate interior como periodista, y tras ser careado por mis editores exhaustivamente, que como decimos en el gremio, no sólo no era pescado podrido sino que era una información valedera y creíble, de cuya autenticación se debe encargar no el  periodismo sino la Justicia y el poder político” (fs. 131.191 vta.).
Algo más adelante, se le va a preguntar “si puede aportar los cables a los que hizo referencia”, a lo que respondió: “yo no puedo aportar sino lo siguiente: la revelación de las reuniones del ministro Timerman con las autoridades sirias llegaron a mis manos, no en idioma farsí sino en idioma inglés. Yo soy perfectamente bilingüe con el idioma inglés…”.
Luego se le preguntó “cómo le llegó ese cable y en qué idioma se encontraba, a lo que respondió: “por lo pronto le digo que no se trata de un cable”, y más adelante agregará sobre el punto: “[d]e qué sorprenderse de que un documento, obviamente escrito en la lengua nativa de los iraníes, el farsí, se filtre, se traduzca a otros idiomas, hay muchas hipótesis, francés, inglés, alemán, hebreo, y la información traspase las fronteras iraníes. Sobre el tema documentación es todo lo que puedo decir” (fs. 131.192).

Ahora bien, vayamos a la cuestión central. Al respecto, el testigo dijo:
“Mi artículo reporta un informe de la cancillería iraní al presidente Ahmedinejad, un típico «paper» intergubernamental, donde el responsable de las relaciones exteriores del régimen de ese país le sugiere al presidente que en virtud de los elementos de juicio que maneja la cancillería iraní, corresponde avanzar en un acuerdo importante con la Argentina porque la cancillería iraní dice, ellos lo dicen, están dadas las condiciones para que los argentinos decidan dar vuelta de página en las relaciones argentino-iraníes” (fs. 131.192).
Esto que declara bajo juramento Eliaschev, es claramente distinto a lo que afirmó en su nota periodística. Nótese que de esta declaración juramentada, de ser cierto lo que el “paper” decía, de haber sido correctamente interpretado por el funcionario iraní de su contraparte argentina y de haber sido correctamente traducido del farsí al inglés, el contenido del mismo no revela nada en sí mismo sustancial: la Argentina querría “dar vuelta de página” en las relaciones bilaterales, y para ello, correspondería  -dice el “paper”- avanzar en un acuerdo importante.
Nada dijo Eliaschev, ni le fue específicamente preguntado por el Dr. Nisman, sobre las graves afirmaciones del periodista en su nota, en especial, sobre el párrafo que éste puso entre comillas y que Nisman va a reiterar hasta el cansancio en su dictamen, dándolo por cierto (“la Argentina ya no está más interesada en resolver aquellos dos atentados, pero que en cambio prefiere mejorar sus relaciones económicas con Irán”), o de las revelaciones según las cuales el ministro Vahedi ya podía circular libremente, que además, justo en ese pasaje, Eliaschev no lo atribuye directamente a la cancillería sino a la “inteligencia iraní”, con lo que no sabemos si fue uno o varios los documentos, o si en realidad Eliaschev vio un informe de inteligencia en el cual se replicaba el contenido del “paper intergubernamental”.
En estas condiciones, resulta imposible aceptar como elemento probatorio lo que para el Dr. Nisman es el “comienzo de la trama del plan de impunidad”.

En efecto, no contamos con ese documento, no sabemos quién lo redactó, ni cuándo, ni dónde. No sabemos de qué manera salió del país de donde presuntamente era originario. Tampoco sabemos quién lo extrajo de su ámbito. Ni adónde lo llevó, ni quién lo tradujo al inglés. No sabemos si se trataba de una copia, o de un original del “informe”. No sabemos su contenido exacto, si recogía frases textuales o si era la interpretación o conclusiones de alguien que participó en la reunión. Y todo ello, además, coronado con las notorias y alarmantes deficiencias y vacíos que ostenta la declaración testimonial citada.
Para colmo, el propio dictamen del Dr. Nisman, al respecto, trae a colación otra supuesta “prueba” del ofrecimiento de impunidad, a partir de la labor de investigación de otro periodista, Gabriel Levinas. Al respecto, se consigna en el dictamen, con relación a la presunta reunión de cancilleres argentino-iraní en enero de 2011 en Alepo:
“Según el periodista Gabriel Levinas, quien refirió haber accedido a «fuentes oficiosas de la cancillería de Israel» […] Timerman habría asegurado «…Yo estoy aquí bajo precisas órdenes de nuestra presidenta para tratar de encontrar o buscar una solución a la causa AMIA. Los tiempos y humores de nuestro país es un tema que resolveremos internamente»…” (cfr. fs. 65).
Esta otra fuente, más allá de que, de nuevo, se trata de un mero informe de inteligencia, para colmo de un país extranjero, con una entidad probatoria de muy escasa significación, lejos de corroborar la versión del “ofrecimiento de la impunidad” que dio Eliaschev en el diario “Perfil”, la refuta, pues lo que Levinas recoge como supuesta expresión de Timerman puede entenderse perfectamente en el sentido en el que, finalmente, se firmó el Acuerdo de Entendimiento (“tratar de encontrar o buscar una solución a la causa AMIA”), el cual, efectivamente, trajo consecuencias negativas en los “tiempos y humores de nuestro país”.
Es más, esta versión que brinda el periodista Levinas, se acerca mucho más a la versión más acotada y prudente que brindó el testigo Eliaschev ante la UFI AMIA, cuando sostuvo, esta vez bajo juramento, que la cancillería iraní estimó que: “corresponde avanzar en un acuerdo importante con la Argentina porque […] están dadas las condiciones para que los argentinos decidan dar vuelta de página en las relaciones argentino-iraníes”
En definitiva, por todas estas razones, y descartado por inconsistente, débil y contradictorio el único elemento de cargo presentado por la Fiscalía, el supuesto “punto de partida” del “plan de encubrimiento” a partir de un ofrecimiento del canciller argentino a su par iraní en enero de 2011 para “renunciar a la persecución de los autores del atentado a la AMIA” o para “borrar de un plumazo” todo lo hecho en la causa, no cuenta con una sola prueba que lo avale
".

jueves, 26 de febrero de 2015

Hacia el #1M: Aurora Aguinis y El Profe Romero El Malo, militando por la derrota K

Ayer posteábamos la nueva de obra de Lila, pero luego de ella, el martes, en Canal 26, reapareció Aurora Aguinis, que consideró mucho más racional el vaticinio carriotista para el #1M que decir que hay sectores que quieren destituir al gobierno (probablemente porque crea que a él se lo incluiría en ese grupo).
El frustrado nucleador de la derecha argentina elogió, por supuesto, el #18F, al que consideró formado por gente "civilizada, de un buen nivel cultural, educada, que no fue convocada por choripanes y gaseosas, que no fue acarreada por camiones y ómnibus".
Es más, ayer, en La Nación, amplió su tesis clasista: "La Marcha del Silencio que tuvo lugar el 18 de febrero lo ha desmentido de forma categórica. Esa marcha reflejó a la otra porción de la sociedad. No hubo insultos, ni silbatinas, ni escraches, ni robos, ni destrucciones. Tampoco choripanes ni vehículos que acarrean el ganado humano que dicen defender. Ahí quedó pintado el 70% más valioso del país, que quiere una república de verdad, con paz, solidaridad y dignidad. Ahí se demostró que la Argentina aún posee recursos humanos dignos, pese a los microbios inyectados por el populismo durante tantas décadas".
El martes, su amigo El Profe Romero El Malo empezó, en La Nación también, a tratar de lavar la imagen de la Unión Democrática (tan cerca del corazón de este sector socio-cultural-ideológico). Ambos coinciden en que algo debe formarse si se quiere derrotar al kirchnerismo en octubre (haya más Nismans o no). "Hay que reconstruir todo lo roto o dañado en las últimas décadas. Hay una amplia zona de coincidencias, y una tarea inmensa, que sólo puede encarar un gobierno de convergencia", escribió Romero.
Por lo tanto, la derecha argentina ha bifurcado su tarea: por un lado, jugar con la idea del golpe de Estado (tan propia de su historia e ideario). Por otro, obligar a sus políticos a que se pegatinen aunque esté fresco el recuerdo social de la Alianza, su anterior Frankenstein. "No existe un golpe de Estado contra un gobierno que se va; si en 9 meses se van... Es absurdo. El único que puede hacer un golpe de Estado es el gobierno porque tiene mayoría absoluta en el Congreso", desnudó su concepción de democracia Aurora Aguinis, con Grondona enfrente.
El pico de cinismo llegó cuando el ex funcionario radical se animó, en frente de Grondona, que el #18F "fue una marcha de protesta como las de las Madres de Plaza de Mayo durante la época de la Dictadura".
Es tal el entusiasmo de la derecha argentina al creer fervientemente que el 10 de diciembre termina el actual modelo kirchnerista, es decir, que sí o sí va a ganar las elecciones alguien por fuera del PJ-FpV, que Aguinis se animó a prever ajustes y recortes para el nuevo gobierno: "Tenemos que pensar en el post kirchnerismo, y hay algunos elementos positivos. El próximo gobierno no tendrá mayoría en el Congreso. Saldremos del populismo que tiene 69 de vigencia en el país. Otro tema: el capital de argentinos que está afuera, que si el próximo régimen da garantías firmes de respetar la ley, la propiedad privada y los contratos, ese dinero venga al país, pero no podremos salvarnos de las palabras de Churchill: Sangre, sudor y lágrimas. Habrá que ajustarse el cinturón, tendrán que ver qué pasa con los subsidios, la cantidad de empleados públicos, cátedras abiertas a las que no van los alumnos...".
Más:
El Profe Romero El Malo, en Clarín Mendoza, también dice que el gobierno es el que está haciendo el golpe

miércoles, 25 de febrero de 2015

Lily in the sky with diamonds: "El domingo hay golpe de Estado" #1M

¡Volvió!
"Estoy investigando todo y mandando cartas a todos lados", nos satisface y nos conecta con el revival del querido "Hay armas. Se se se se se". "La Cámpora controla todas las Fabricaciones Militares", sensibiliza a su audiencia, ávida de más sangre.
Y se quiere anticipar a todo. A Ella, La Shewua. Que el domingo denunciará a varios. Entonces, lista, no quiere dejarla escapar de la trampa Nisman: "Cristina prepara un autogolpe".
Mirando a cámara, señalando con el dedo índice, guiñando el ojo, imposta, consciente de su capacidad dramática: "Que no me toquen, ni a mí ni a mi familia".
Desnuda a la massita de Roca ("Su peor error estratégico"), le espeta "viejo decadente" a Pino, se burla de Macri ("No se da cuenta") y se esperanza con que América Latina entera la apoye en su nueva lucha contra los molinos K "porque no se va a animar a apoyar a un Estado terrorista, porque Aníbal Fernández tiene capacidad de matar, Milani, la inteligencia militar, los iraníes tienen capacidad para matar".
Asegura tener fotos que están en todo Internet (la de Pérsico, D'Elía, el primo de Pato, etc) y que el tigre de papel es socio de Stiuso y Larcher ("Para nosotros, Massa es imposible, porque es meterse en esa interna voraz de muertos").
Y pide tranquilidad al Pueblo Argentino ("Yo no los quiero asustar"), que ella está. Que va a pedir a la OEA, la ONU y la Confederación Intergaláctica que intervengan en el país.
Señores: Lila ha regresado.
Ah, y el domingo no va.
"Le digo a la sociedad. ¿Qué viene el domingo? Un golpe de Estado. ¿De quién? De Cristina Kirchner. Se lo dije a la OEA la semana pasada. La Presidenta va a romper la Constitución. A mí no me van a meter en un golpe. Yo quiero que termine. Pero van por el Poder Judicial.
Van a querer poner en comisión a los jueces, que es totalmente inconstitucional.
Ése es el golpe. Y a la Corte también".

martes, 24 de febrero de 2015

Post #18F: se confirma que Macri es el que mejor aprovechó la muerte de Nisman

Con la ardua tarea de inescrupulosa presión de Elisa Carrió, Patricia Bullrich y Laura Alonso sobre el fiscal, el lobby judío del rabino Bergman y oportunas conferencias de prensa de Macri luego de las pronunciaciones de CFK -para concatenarse y borrar cualquier atisbo de la acusación que el mismo fiscal Nisman le hizo al jefe de gobierno porteño por escuchar, entre otros, a un familiar de una víctima del atentado contra la AMIA- han logrado que el amarillo pueda vender que es el pre candidato presidencial que más mide por estos días.
Por supuesto, todo coordinado por medios afines adictos que vienen protegiéndolo desde hace años y construyendo la idea irrenunciable de que el candidato moldeado por Durán Barba se instituya como la única opción que tiene la derecha para poder acceder al gobierno del país, más si se pueden armar dos o tres marchas más como el #18F en lo que queda hasta las elecciones.
A fines de enero, Zuleta Puceiro ya había medido que la muerte de Nisman y las posteriores operaciones antigobierno -la principal, "Lo mató La Shewua"- habían favorecido a Macri en unos 5 puntos de intención de voto.
Este fin de semana, se conocieron dos encuestas de consultoras Macri-friendly (aunque muy cercanas al sciolismo) que lo dan arriba por primera vez en los sondeos a nivel nacional, y ayer lunes Macri coronó la instalación del primer puesto en TN, festejando, además, la incorporación del Lole, que contradice la estrategia de lo nuevo y del no-pejotismo que Durán Barba le hace repetir a Mauricio (Monzó lo consolará: "Nos falta aparato en el país"):
Mientras, en Córdoba, le quieren arruinar este clima festivo a Macri: un grupo de vecinos de Villa Allende (una de las localidades más afectadas por las inundaciones provocadas por la deforestación de la provincia) quieren denunciarlo por peculado por haberle enviado camiones de Defensa Civil del gobierno porteño con ayuda para los damnificados al Gato Romero, y éste haberla utilizada con fines proselitistas en vez de sumarla a la que coordina la Agencia Córdoba Deportes en el Comité de Crisis.
En ambas encuestas sobresalen dos datos más: que a Scioli no le entran balas (ni el caso Nisman) y que se desmorona la candidatura de la massita de Tigre, para quien el "círculo rojo" quiere destinarle lo que su carrera política reclamaba como obvio: la gobernación de la provincia de Buenos Aires. No podía saltar de la intendencia de Tigre a la presidencia de la Nación (la diputación no la contamos por falta de ejercicio efectivo).

lunes, 23 de febrero de 2015

El sheij iraní que es primo de Patricia Bullrich

Abdul Karim Paz desciende de una de las familias patricias de más renombre de la Argentina y nació con el nombre Santiago Ricardo Paz Zuberbühler Bullrich. Además de primo de la ahora macrista Patricia Bullrich, es el imán de la mezquita At Tauhid del barrio porteño de Flores.
Educado en el elitista colegio católico San Martín de Tours, de Barrio Parque, Paz Bullrich se convirtió en musulmán, vivió y estudió durante varios años en Irán, y hoy es director de una de las tres mezquitas de Buenos Aires.
De la mezquita At Tauhid es secretario general Alejandro "Yusuf" Khalil, uno de los acusados por el fiscal Alberto Nisman de ser parte de una "diplomacia paralela" para buscar, supuestamente, la impunidad de los funcionarios iraníes procesados por el atentado a la AMIA. Khalil es hermano de Alberto, abogado y ex funcionario del gobierno porteño, además de síndico de una empresa del diputado macrista, Oscar Moscariello, colaborador cercano de Mauricio Macri y vicepresidente de Boca Juniors.
Paz Bullrich, por su parte, es sindicado como un hombre de confianza de Moshen Rabbani, ex agregado cultural de la embajada de Irán en Buenos Aires y acusado de ser el "cerebro" detrás del ataque de 1994.
El primo de la legisladora del PRO ha enarbolado varias veces sus posiciones pro iraníes en el marco de la discusión de la causa del atentado contra la mutual judía. “El islam me permitió conocerme a mí mismo y poner en práctica un modo de vida más armónico con Dios”, declaró en 2003 al diario La Nación.
Abdul Karim se interesó por la fe musulmana cuando tenía 18 años, mientras sus amigos eran militantes políticos y algunos se animaban a tomar las armas. “Mis primeros conocimientos me los dio el profesor Machado Mouret que dictaba Pensamiento y Literatura Árabe en la Facultad de Filosofía de la UBA. Después vine aquí a Qom (Irán) y estuve 6 años. Regresé como hojatol-islam, que es un cargo religioso, a trabajar en la mezquita de Flores”, le contó a Clarín en 2006.
En Flores, conoció a Roxana Assad, hija de libaneses, que enseguida se convirtió en Masuma Assad, y con quien tuvo tres hijas, Fátima de 14, Miriam de 12 y Nur de 3 y medio. Masuma es una socióloga recibida en la UBA que estudió Teología en la universidad de las mujeres de Qom, Jami'at Al-Zahra.
Actualmente, Paz Bullrich se encuentra en Irán, y desde ese país, en enero, dialogó con Radio del Plata y aseveró que cuando Nisman hizo pública su denuncia contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner “en mi fuero íntimo pensé: ojalá que el Gobierno lo proteja. Pensé que podía llegar a estar en peligro”.
Luego de afirmar que se sintió sorprendido y shockeado por la noticia de la muerte del fiscal, manifestó que “nos sorprendió el giro de los acontecimientos. Lo vi (a Nisman) muy convencido de falsedades terribles. No era una persona que daba cuenta que se iba a suicidar, lo que todavía no está claro”.
Nisman se hacía eco de fuentes de inteligencia vinculadas a los Estados Unidos e Israel, que en el plano internacional son enemigos declarados de la Revolución Islámica”, criticó el sheij, y defendió a Irán de las acusaciones: “No tuvimos nada que ver con la brutalidad de lo que pasó en la AMIA. Somos absolutamente inocentes, y queremos que vayan presos los que fueron partícipes del atentado”.
En 2001, dos desconocidos en una moto arrojaron una bomba contra la mezquita que dirige Paz Bullrich. Hubo destrozos y el policía de custodia tuvo heridas menores. “No me extrañaría que los agentes del terror que actuaron contra la AMIA estén detrás de este atentado”, declaró en esa oportunidad, y pidió que la investigación por el atentado a la AMIA se focalizara en Estados Unidos e Israel, “aunque duela, aunque sean grandotes y poderosos”.
Paz Bullrich también es cercano del dirigente social Luis D’Elía y del líder de la agrupación Quebracho, Fernando Esteche, ambos también acusados por la denuncia del fiscal Nisman, ahora elevada al juez de la causa, Daniel Rafecas, por el nuevo fiscal a cargo de la investigación, Gerardo Pollicita.

domingo, 22 de febrero de 2015

#18F: para el #RelatoAntiK, a Nisman lo mató un comando venezolano-iraní-cubano

Sí, sólo les faltó La Cámpora.
Lo decíamos estos días: la impunidad del relato que se opone al K ya es indisimulable. Para muestra, un botón: durante dos días seguidos, Clarín califica a Vandenbroele -en tapa- de testaferro de Boudou (aprovechándose de que ambos ya no tienen fuerzas mediáticas ni políticas para defenderse). No "presunto testaferro" como tituló ayer La Nación y como cualquier manual no sólo periodístico sino también uno cuidadoso de acusaciones livianas para no sufrir un juicio en contra haría.
Ayer, sumado a que en tapa también, Clarín pone que lo de Nisman fue un crimen.
Ya nada los detiene, ya dijimos (hasta la vocera del Departamento de Estado de Estados Unidos para Clarín admite sin tapujos la tarea coordinada entre Lanata y los fondos buitre).
Hoy, ni se molestaron en centrar sus análisis en la nueva denuncia de La Shewua, que ahora habla de un Partido Judicial que la acosaría (¿Piumato 2015?).
No, directamente fueron por el segundo capítulo de la novela del verano, siempre con dictado.
Edu van der Kooy (Clarín): "En ámbitos de inteligencia, policiales y diplomáticos otra especulación parece tomar cuerpo. ¿Cuál sería? La de que un comando venezolano-iraní (con adiestramiento cubano) podría haberse cobrado la vida del fiscal. Aseguran que entrarían y saldrían del país con asiduidad y facilidades. Contarían con cierta logística doméstica.
En Venezuela, se calcula que habitan ahora 40 mil ciudadanos cubanos, dedicados sobre todo a tareas burocráticas y sanitarias. Pero también al entrenamiento militar. Por Caracas, además, se hizo familiar la presencia del comandante de la milicia islámica Basij, el general Mohamad Reza Naqdi. Recibió de parte del Ejército Bolivariano una condecoración especial. Esa milicia iraní es un sistema apreciado por el chavismo
¿Por qué razón venezolanos e iraníes se habrían ocupado de abatir al fiscal? Aseguran que Teherán comenzó a toparse con escollos para expandirse en la región desde que las alertas rojas de Interpol se mantuvieron, pese a la firma del memorándum, y Nisman puso el foco sobre Irán con una denuncia que alcanzó sonoridad mundial".
Joaco le agrega más dramatismo, en La Nación: "Los fiscales, que deben denunciar e investigar en nombre del Estado (incluido el Gobierno), recurrieron a la sociedad en busca de protección. Increíble, aunque forme parte de la realidad. ¿Nisman fue el principio de una lista o la lista se agotó con él? ¿No hubo acaso antes una orden confusa (o no tan confusa) contra el juez Claudio Bonadio? Si la muerte de Nisman fue obra de sicarios iraníes, como suponen servicios de inteligencia extranjeros, la lista sólo lo incluía a él, por ahora al menos. Pero si fuese una dramática conclusión de su denuncia contra el gobierno argentino, esa eventual lista podría ser más extensa aún y no agotarse ni siquiera en funcionarios judiciales. Éstas son las inferencias que se escuchan entre jueces y fiscales. El miedo no está ausente entre ellos, como no lo estuvo entre los que manifestaron el miércoles. Cristina Kirchner aportó ayer más miedo al miedo preexistente".
Para bajarle gravedad al nuevo capítulo del #RelatoAntiK, Joaco adhiere a la teoría de Yuyito González: "Nisman no se suicidó. Fiscales y jueces lo dicen ahora abiertamente. Jamás Nisman se hubiera suicidado con un disparo en la cabeza, en el baño y en calzoncillos. Tenía un sentido demasiado obsesivo de la estética como para hacer las cosas de ese modo. Nadie encuentra, además, una sola razón personal o política para que haya llegado a esa determinación. "O lo mataron los servicios iraníes o algún sector de los servicios argentinos", resumió un fiscal que conoce el episodio de la muerte desde el primer minuto".
Más:
Lilita les da letra

sábado, 21 de febrero de 2015

#18F: Verbitsky sí cree en el 25 de mayo del #RelatoAntiK

"La marcha mostró la emergencia de un sector social que tiene una representación política importante. Es una movilización de una nueva derecha política argentina que gobierna la ciudad de Buenos Aires desde hace siete años, que ha ganado reiteradamente elecciones pero que además ha mostrado esta vez capacidad de movilización en la calle. A mi me parece que esto es muy importante porque tiende a soldar una fractura histórica de la sociedad argentina que se abrió en 1916, hace ahora un siglo, y que podría cerrarse un siglo después por el surgimiento de una derecha moderna sometida a las reglas de la democracia y que tenga capacidad electoral, cosa que nunca tuvo. Y que fue reemplazada a lo largo de todo el siglo XX argentino por la conversión de las FFAA en partido militar para desestabilizar y golpear a los gobiernos elegidos por el voto popular.". ACTUALIZACIÓN (22/02/15)
"La oligarquía diversificada" y el antiperonista ex guionista de Lanata 

viernes, 20 de febrero de 2015

#18F El PRO se siente el gran ganador del 25 de mayo del #RelatoAntiK

La primera reacción: repetir que con Macri Presidente, se levanta el programa 678. Ya se lo había prometido Mauricio a una entusiasmada Mirtha.
La segunda: a cargo de la D'Elía amarilla, Laurita Alonso. Que no conforme con haber novelado su diálogo  con el mismísimo Nisman, cuando éste supuestamente le confesó que "todo lo había ordenado Cristina", ahora decretó por enésima vez el final del kirchnerismo, como si experiencias anteriores no la hayan sosegado.
"El kirchnerismo fue enterrado por la gente", en el 18F, consideró Laurita. "Queda kirchnerismo residual hasta el 10 de diciembre", amplió.
Y anoche, en Código Político, en TN, el regreso del gran Ale Rozitchner, que filosofó: "La figura de la persona es mucho más sana que la del militante".
Y por supuesto, el 18F estuvo lleno solamente de personas, no de militantes, en un giro típico de la derecha escondidiza, en su tren de no poder confesar sus más bajos instintos ("El negro choripanero") aunque victoriosa a tal punto que desmoraliza semejante aparato de construcción de un #RelatoAntiK más robusto que nunca, con la capacidad ahora de marcar asesinos y dispuesto a redoblar la apuesta.
Ya nada lo detiene, parece.
Se nota en muchos programas de "debate" que la palabra kirchnerista es descalificada casi constantemente, y que los que quieren expresar una posición contraria a la del #RelatoAntiK son interrumpidos y burlados, hasta ridiculizados.
Enarbolar cualquier argumento que acuda a la búsqueda de razones conectadas con logros sociales durante estos 12 años es un peligroso camino a deslegitimar precisamente esos objetivos alcanzados.
En este contexto, Macri sale fortalecido (hasta lo marcan las encuestas posteriores a la muerte de Nisman) y sus soldados más encarnizados hasta se atreven a relacionar a los Montoneros con el atentado a la AMIA (minuto 9'19'' del video).
Todo (les) vale.
Es seductora (y cómoda) la idea de que sería políticamente correcto suspender el debate, porque se correría el riesgo de encerrarse en un silencio masoquista.
Aunque sería sanitario asumir que ya muchos debates pasaron, fueron. Lo mejor que podríamos hacer es dejarlos partir, hayan sido victoriosos o derrotas que el kirchnerismo ha sabido asumir como tales.
Enfrente, sólo hay una desprejuiciada lucha por demonizar este período y aleccionar a la sociedad una vez más para que nadie pueda detener el curso natural de las cosas, ese que vino a violar el cáncer kirchnerista, que sueñan con extirpar, como en los meses previos a agosto de 2011.

jueves, 19 de febrero de 2015

#18F El 25 de mayo del #RelatoAntiK

"¿Habrá sido así el 25 de mayo", se preguntó desprejuiciadamente un, como pocas veces, entusiasmado Franco Mercuriali, orgulloso de la juntada de su gente par, no como la otra que le arranca gestos de rechazo y repugnancia sentado en el estudio de TN.
Alguna de sus compañeras de cobertura militante de ayer repitió ya no en formato pregunta ese sentimiento que festejaban y que invitaban a compartir con sus audiencias, fieles creyentes de un hito más en la larga agonía del kirchnerismo que aborrecen, y convencidos de que esta vez no se les escapa. Sus medios así se lo cuentan cada día.
Hoy, ya más tranquilos, otra vez los habrá invadido la fea sensación que los interpela desde el 2008, cuando lo cuantitativo que ayer también fue sacralizado por sus medios impulsores se desvanece ante la falta de vehiculización dentro de un esquema mínimo de representación político-institucional, especialmente con vistas a las próximas elecciones.
Inconscientes de haber participado otra vez de una movida bien populista (varias demandas que se sintetizan en un significante vacío, diría Laclau. Esta vez, #YoSoyNisman -que hasta el experto en marchas, Eduardo Feinmann, se animó a enarbolar ayer ante las cámaras de C5N-), han sido definidos por el intelectual de TN y el FAUNEN, Alejandro Katz, desde el concepto de multitud, en La Nación, ayer.
Katz lo trae de Spinoza, nosotros lo haremos de Michael Hardt y Antonio Negri (2004), que retoman a Spinoza en su libro Multitud, como para tratar de narrar un hecho repetido: la queja de los que aborrecen a este gobierno, que se saben muchos, pero que también se saben con pocas chances electorales, como ya les sucedió en 2011, luego del levantamiento de las patronales agropecuarias, y con los pocos resultados a la vista posteriores al #8N del 2012, cuando aseguraron que habían reunido 1 millón de personas (hoy se animan, a partir de las cifras de Macri, a agitar que ayer fueron medio millón).
A tal punto que sus políticos, potencialmente representantes de sus demandas desfazadas en el tiempo, no pueden ni asomarse; a lo sumo sumarse atrás, bien atrás, como si no se animaran a hablarles. El silencio todavía los domina, con tal de no subdividirse ante el unificado enemigo K, el único capaz de alcanzar el 40% en primera vuelta frente al 20% de cada uno de los "partidos" que esta masa de gente trata de darse.
Dicen Hardt y Negri: "Conviene distinguir la multitud, en el plano conceptual, de otras nociones de sujetos sociales, como el pueblo, las masas (...). Tradicionalmente, el pueblo ha sido un concepto unitario. La población, evidentemente, se caracteriza por diferencias de todo tipo, pero «el pueblo» reduce esa diversidad a unidad y otorga a la población una identidad única. El pueblo es uno. La multitud, en cambio, es plural. La multitud se compone de innumerables diferencias internas que nunca podrán reducirse a una unidad, ni a una identidad única. Hay diferencias de cultura, de raza, de etnicidad, de género, de sexualidad, diferentes formas de trabajar, de vivir, de ver el mundo, y diferentes deseos. La multitud es una multiplicidad de tales diferencias singulares.
Las masas también son diferentes del pueblo, ya que no pueden ser reducidas a una unidad o a una identidad única. Es cierto que las masas están compuestas de tipos y especies de todas clases, pero, en realidad, no se puede afirmar que las masas estén compuestas de sujetos sociales diferentes. La esencia de las masas es la indiferenciación: todas las diferencias quedan sumergidas y ahogadas en las masas. Todos los colores de la población palidecen hasta confundirse en el gris. Estas masas pueden moverse al unísono, pero sólo porque forman un conglomerado indistinto, uniforme. En la multitud, por el contrario, las diferencias sociales siguen constituyendo diferencias. La multitud es multicolor como el manto mágico de José. El desafío que plantea el concepto de multitud consiste en que una multiplicidad social consiga comunicarse y actuar en común conservando sus diferencias internas".
Diferencias que se borronean en una manifestación multitudinaria como la de ayer, pero que entorpecen el nuevo sueño de alianzas o uniones de gran escala para subir en esos porcentajes aún bajos, a sólo medio año de las PASO y sin referentes que se animen a mirar a la cara de la multitud, sin caretas ni demagogia. Y con el coraje de expresar a viva voz algunos reclamos inconfesables, y otros peligrosamente cercanos a propuestas que rechazaron por venir del gobierno nacional.