miércoles, 21 de septiembre de 2016

Ahora dicen que el FMI es como una "cooperativa"

El firmamento de economistas mediáticos encargados de legitimar ante las audiencias las medidas antipopulares de Cambiemos tiene un nuevo integrante: Jorge Cruces, director del Centro de Investigación en Finanzas (CIF) de la Universidad Torcuato Di Tella y endosador de la candidatura presidencial de Mauricio Macri en noviembre pasado junto al resto de intelectuales M.
En medio de justificaciones del tipo "la gran mayoría de los países del mundo están en el Fondo", "no le echemos la culpa al Fondo" y "necesitamos que nos presten dinero para bajar el déficit fiscal que nos dejó el kirchnerismo", apareció Cruces con una metáfora innovadora.
El lunes, en Intratables, se animó a decir (a la 1h02m45s del video): "El Fondo Monetario es una cooperativa de deudores. Es como que hacemos una polla entre todos nosotros, y si alguno se manca, con la polla de todos, le damos un crédito. Está bueno tenerlo en la estantería por si tenés que recurrir en alguna emergencia. Por eso tenés que tener la relación al día".
Anoche, en La Quinta Pata -el 678 del comisario Lombardi en la TV Pública- fue más allá: "El Fondo Monetario básicamente es una cooperativa de deudores, como si todos nosotros decidimos hacer una polla y cada uno pone una plata y si alguno se manca, se queda sin laburo, le prestamos la plata que hay en la polla. Estaría buenísimo no tener que tomar crédito, pero eso implica un severísimo déficit fiscal. El kirchnerismo te vendió el verso del desendeudamiento y se saquearon el Banco Central".
No es la primera vez que Cruces recurre a metáforas de este calibre para vehiculizar la defensa de intereses escondidos. Ferviente adherente del pago a los fondos buitre, los defendió en el Senado de la Nación, en marzo, mientras se discutía el proyecto de ley: "Tenemos 93 figuritas y nos faltan 7 y los que las tienen no la quieren vender al precio de las otras sino más caras".
Como buen economista oficialista, también se ocupó de criticar al "populismo" (término nunca bien conceptualizado por el pensamiento neoliberal): "Como las gallinas ponedoras aportan un huevo por día, si una familia tiene diez gallinas, la producción diaria es de diez huevos. Diez huevos es el nivel de consumo que puede tener la familia sin que suba o baje en el tiempo. La tentación populista consiste en un buen día comerse los diez huevos y, además, degollar una gallina y comerla en un puchero, creando una gran felicidad instantánea. Algo de esto nos pasó en el kirchnerismo: hubo un gran consumo, alimentado por el rebote de la recesión previa, por una bonanza internacional que ya pasó y por consumir porciones del capital".
Hace poco se la explicó a la tía de Fantino (mirando a cámara). Antes, él mismo había puesto huevos en la canasta del FMI: en julio, en pleno debate buitre, recibió en la Universidad Di Tella al economista jefe del Fondo, Maurice Obstfeld.
Y el viernes, para no faltarle nada, defendió el tarifazo del gas de Macri (a las 8h48m43s del video): "Aunque les duela a los bolsillos de las personas, lo estamos teniendo muy barato".
Más:
"Desgraciadamente, el sinceramiento de la situación recibida hace que todo se mueva al revés"

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada