sábado, 30 de julio de 2016

Hasta el FMI desmiente a Lanata

Como parte de la estrategia del gobierno nacional de imponer como necesario el tarifazo que está frenado por la Justicia, Jorge Lanata repitió -a través de los medios del Grupo Clarín- que en ningún país del mundo el Estado subsidia el precio de la tarifa del gas.
Con más cintura que la tosca La Nación (ya van dos tapas pidiendo, por favor, que la gente desista de presentar medidas judiciales en contra de pagar hasta un 2.500% más en los servicios públicos, con el colmo de la de hoy donde se asegura que la suba macrista es para que baje la factura del gas), Lanata reiteró en sintonía con el discurso oficial : "Durante 12 años pensamos que era normal que nos llegaran 15 pesos de gas. Alguien pone la plata: nada es gratis. Hay prioridades y ver qué está bien pagar. No podemos aceptar como normal que el Estado pague el bondi, el gas y la luz. ¿En qué país el Estado le paga a la gente la luz, o le paga el gas o le paga el bondi? Yo no conozco ninguno".
 
El Fondo Monetario Internacional (FMI), en su informe "Contando el costo de los subsidios energéticos" (2015), afirma que "los países del G-20 pagan más de 1.000 dólares per cápita en subsidios a los combustibles fósiles". En la Argentina -que es miembro del G-20- los subsidios rozaban los 500 dólares por persona antes del 10 de diciembre de 2015.
Estados Unidos paga 700.000 millones de dólares al año en subsidios a los combustibles fósiles, lo que equivale a 2.180 dólares por persona; Australia, a su vez, otorga 1.260 dólares per cápita para subsidios energéticos, mientras que el Reino Unido destina 41.000 millones de dólares en subsidiar las energías convencionales, lo que equivale a 635 dólares por cada ciudadano. En igual sentido, los países con mayor nivel de subsidios a los combustibles fósiles al año y por persona son los estados petroleros del Medio Oriente: en Qatar llegan a los 6.000 dólares, en Arabia Saudita 3.400 dólares y en Emiratos Árabes Unidos 3.000 dólares por cabeza.
En un artículo publicado por el Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo, se especifica que el Estado argentino venía invirtiendo fondos en la provisión de energía para el país, que en materia gasífera, hizo que se incrementara la producción sin pausa desde 2013 y lograr una reducción de las importaciones del 22% en relación al año pasado (primer cuatrimestre interanual).
"El documento del FMI alega incluso que los subsidios a los combustibles fósiles son significativamente importantes a nivel nacional -casi el mismo porcentaje que se deriva para gastos en materia de defensa - en comparación con el PBI: en los EEUU. (3,8%), en Australia (2,0%) y en el Reino Unido (1,4%). Al mismo tiempo, los subsidios son una aún mayores en proporción al PBI en países como China (20%), India (12%) y Ucrania (60%)", se datalla.
Según el FMI, la Argentina destina el 3,25% de su PBI a pagar subsidios energéticos (413 dólares per cápita), apenas unas centésimas por debajo de Estados Unidos, y subraya que subsidiar la energía no constituye ninguna pérdida sino fuente de beneficios porque a energía más barata, mayor consumo per cápita, y a más altos niveles de consumo, mayor el crecimiento del PBI, mayor expectativa de vida y mejor Índice de Desarrollo Humano.
Más:
Marcos Peña: "No creo que este gobierno sea neoliberal"

1 comentarios:

donchango dijo...

La cantidad de mentiras que difunde Larrata es un record mundial.

Publicar un comentario en la entrada