jueves, 9 de noviembre de 2017

Detrás del escándalo: Carrió quiere darle a los pobres alimentos a punto de vencer

Lo que sí informaron los medios: un nuevo escándalo desatado por un exabrupto de Elisa Carrió terminó súbitamente con la sesión de ayer de la Cámara de Diputados de la Nación. Carrió insultó a Margarita Stolbizer y otros legisladores opositores que se negaron a votar un nuevo régimen de donación de alimentos.
Lo que no informaron los medios: dicho proyecto de ley imita una iniciativa del gobierno de San Pablo (Brasil) que habilitaría la entrega de comida a personas de bajos recursos a partir de los alimentos que tiran las grandes cadenas.
Pero eso no es todo: Carrió quiere reincorporar un artículo que fue sacado años atrás que les daría impunidad a los empresarios que "donen" estos alimentos si muere un chico luego de consumirlos en mal estado.
Antes de decirles estúpidos -que para Carrió no es un insulto, según aclaró en su cuenta oficial de Twitter-, la aliada de Mauricio Macri había gritado: "¡Estoy harta del progresismo estúpido!". Ya veía que su proyecto no iba a pasar la votación. Por intervención del kirchnerismo y el massismo, volvió a la comisión correspondiente para corregirlo.
La ley 25.989 establece que "toda persona de existencia física o ideal podrá donar productos alimenticios en buen estado a instituciones públicas o privadas de bien público, legalmente constituidas en el país o a grupos humanos o personas individuales, para ser equitativamente distribuidos entre familias o sectores poblacionales necesitados".
El párrafo que se quería volver a incluir es en el artículo 9, para que una vez producida la entrega de los alimentos, "el donante que actuare de buena fe quedará liberado de toda responsabilidad por los daños y perjuicios que pudieran producirse por el vicio o riesgo de la cosa".
En rechazo de la iniciativa, Federico Masso (Libres del Sur) ironizó: "Hay que agradecerle a las grandes cadenas de supermercados que se van a poner la mano en el corazón y van a donar toneladas de alimentos, en un país que tiene para abastecer de alimentos a 400 millones de personas. Eso se llama hipocresía".
"Lo que se quiere facilitar atrás de esta ley es que estas grandes cadenas no tengan que gastar ni siquiera en flete", sostuvo Masso, y añadió: “Muchas veces hemos golpeado las puertas de estas empresas y lo único que nos han donado son hidratos de carbono”.
Carrió, quien había interrumpido el discurso del diputado con gritos fuera de micrófono, pidió la palabra y lanzó: "Si alguien al que le sobra le da a otro para que coma en condiciones de salubridad, ¿no puede donar? Yo creo que estamos todos locos, ¡hay un progresismo estúpido que cree que es preferible que vayan a buscar a bolsas de basura en vez de tener los alimentos de marca en su casa!".
"¡Estoy harta del progresismo estúpido! ¿Qué quieren, que se mueran de hambre? ¡Déjenme de jorobar!", bramó, mirando a Margarita Stolbizer, que minutos antes había descalificado la iniciativa de Carrió por "inconstitucional y anti ética". "Quieren sacar un certificado de buen samaritano cuando regalo lo que me sobra", había acusado la líder del GEN.
Fuente Fuente Fuente
Más:
En Brasil le dan basura procesada como alimento a los ciudadanos más pobres

0 comentarios:

Publicar un comentario