martes, 9 de mayo de 2017

Juez que dio primer 2x1 a represor fue propuesto por Macri sin haber ganado concurso

Con el beneficio del 2x1, en los próximos días podrían salir a la calle casi 300 represores. Ayer le tocó al juez federal de Bahía Blanca, Walter López da Silva, invocar el fallo Muiña de la Corte Suprema de Justicia de la Nación para dar prisión domiciliaria al represor Osvaldo Omar Pallero, quien integró, a partir del 17 de marzo de 1975, la primera tanda de "personal de vigilancia y seguridad", matones que enfrentaron los "problemas subversivos" en las Universidades Tecnológica Nacional (Buenos Aires) y del Sur (Bahía Blanca). El civil Pallero fue procesado en 2015 como miembro de la Triple A de Bahía Blanca.
Ayer, entre sus argumentos, López da Silva citó el voto de los jueces Elena Highton de Nolasco y Carlos Rosenkrantz que tantas críticas ha suscitado en todo el país y desde los más diversos ámbitos sociales, políticos y culturales. Mañana se espera una multitud en la manifestación convocado en la Plaza de Mayo (Buenos Aires) para repudiar la intención de liberar a los genocidas de la última dictadura cívico-militar.
Este juez fue propuesto por el gobierno macrista a pesar de no haber terminado en la primera ubicación del respectivo concurso y luego de haber sido beneficiado a la hora de ir escalando posiciones en el ranking de los postulados.
En octubre del año pasado, López da Silva fue designado como nuevo titular del Juzgado Federal Nº 1 de Bahía Blanca, luego que se publicara en el boletín oficial el decreto de designación 1077/2016, firmado por el presidente Mauricio Macri.
Meses antes, el sitio bahiense Solo Local dio cuenta de cómo este juez que ayer favoreció al represor Pallero pudo llegar a ese juzgado federal: "El 13 de marzo de 2015, 14 de los más de 120 postulantes que se anotaron al concurso se presentaron a rendir la prueba de oposición, en las aulas del campus de la Universidad Nacional del Sur (Bahía Blanca). Tras ese examen (escrito y oral), el Consejo fijó, en junio de 2015, un orden de mérito provisorio, en base al puntaje sumado de ambas pruebas. Allí López Da Silva aparecía sexto con 134,50 puntos, a 8 de Álvaro Sebastián Coleffi, primero cómodo con 142,50.  En el cuarto lugar figuraba Santiago Martínez (138 puntos) quien por entonces se encontraba a cargo en forma interina del juzgado federal 1. Al poco tiempo, Martínez, cuestionado por organismos de Derechos Humanos, es removido de su cargo por el Consejo y reemplazado por Ramos Padilla. Con Martínez en los boxes del Juzgado Federal 2, López Da Silva asciende un puesto y llega en quinto lugar a la etapa de las entrevistas personales y audiencia pública con los miembros del Consejo, convocadas para fines de octubre.
Allí, pese a que no concurrió al recinto en la Capital Federal como el resto de los postulantes, sino que participó mediante una videoconferencia desde Bariloche, no le fue mal y pegó otro sorpasso. Un dictamen de minoría de la comisión de selección del Consejo propuso colocarlo en tercer lugar, aunque en el orden de mérito final quedó cuarto, detrás de Coleffi, el juez del Contencioso Administrativo 1 Agustín López Cóppola y el secretario de la fiscalía federal 1 Rodolfo Murillas.  En ese orden, (Coleffi, López Cóppola, Murillas, López da Silva) más el agregado de Ana María Araujo (que para el dictamen de minoría debió ser primera y finalmente quedó en quinto lugar), arribó la lista al plenario del Consejo de la Magistratura, ya en 2016. La doble complicación de Coleffi, imputado penalmente por develar documentos secretos a raíz de la filtración de escuchas telefónicas del caso Suris y cesado del cargo de secretario del mismo juzgado al que aspiraba por la Cámara Federal a raíz de esa misma causa, acabó por sacarlo de carrera y dejarlo a López da Silva en el podio, detrás de López Cóppola y Murillas. Finalmente, al momento de enviar la terna definitiva al Poder Ejecutivo en abril de este año, los consejeros terminaron ubicándolo en segundo lugar, detrás de López Cóppola (que había llegado noveno tras los primeros exámenes) y relegando a Murillas (quinto en el orden de mérito provisorio) al tercer lugar y a Araujo (tercera tras las pruebas iniciales) en el cuarto.
La historia tuvo un capítulo más en julio de 2016, cuando a través de la mesa de entradas del Senado, se dio ingreso al acuerdo que propone desde el Poder Ejecutivo, con la firma del ministro de Justicia Germán Garavano, a López da Silva, para ocupar el cargo de juez federal. En sólo doce meses, saltó del sexto puesto a la pole position".
En octubre del año pasado -con el acuerdo del Senado de la Nación- logró su nombramiento.
Ayer, se convirtió en el primer juez de admitir el 2x1 para un represor.
Fuente Fuente Fuente
Más:
El Gobierno busca frenar una revuelta en el Congreso contra el 2x1 a represores
12 represores podrían beneficiarse del 2 x 1 en Córdoba a corto plazo

1 comentarios:

Ana Sanchez dijo...

esto es como habilitar nuevos golpes de Estado y campos de concentración. Qué piensan...salir de casa????

Publicar un comentario