domingo, 19 de marzo de 2017

Macri, Infobae y un país como Hiroshima

"Las explosiones nucleares producen diversos tipos de efectos, todos ellos tremendamente destructivos en todos los aspectos. Se distinguen en dos categorías. Efectos inmediatos o primarios y efectos retardados o secundarios. Entre los inmediatos estarían la onda expansiva, el pulso de calor, la radiación ionizante y el pulso electromagnético (EMP). En el grupo de los retardados estarían los efectos sobre el clima, el medio ambiente, así como el daño generalizado a infraestructuras básicas para el sustento humano.
A pesar de la espectacularidad de los primeros, son los daños secundarios los que ocasionarían el grueso de las muertes tras un ataque nuclear.
Pero los daños no sólo deben medirse por separado ya que en muchos casos actúan efectos sinérgicos, es decir, que un daño potencia el otro:
*La detonación provoca heridas en multitud de personas y también las somete a altas dosis de radiación.
*Una irradiación provoca mayor predisposición a sufrir infecciones así que las heridas que hayan sufrido pueden agravarse con mayor probabilidad.
*Asimismo la destrucción en infraestructuras es tan grande que la insalubridad y la muerte campan a sus anchas por las calles y no tardan en aparecer las enfermedades sin que haya hospitales que puedan hacer nada dado que las ciudades vecinas también han sido bombardeadas.
*Dado que el ataque es sobre los principales centros neurálgicos, toda la infraestructura de extinción de incendios ha sido severamente dañada si no anulada por completo. Ello conlleva que los incendios ardan libremente durante días, semanas o incluso meses.
*La radiactividad debilita las defensas de las víctimas por lo que éstas contraen las enfermedades con mayor facilidad.
*El reflujo tras la explosión provoca una corriente convergente sobre la zona cero que aporta aire fresco al gran incendio originado por la bola de fuego térmica. Este nuevo oxígeno aporta comburente a las llamas y la corriente de aire las aviva y las propaga. Con mucha probabilidad y si las condiciones atmosféricas acompañan se forma una tormenta de fuego.
*Si el ataque ha sido generalizado, la idea de ver la propia civilización reducida a ruinas coloca al individuo en un estado de postración que no le ayuda a superar sus dolencias e incluso le acaba llevando a la muerte con resignación.
*Ante la situación de caos y descontrol, bandas de gente que antes se encontraban en el escalafón más bajo de la sociedad ahora se entregan al pillaje y el saqueo. Si la ley y el orden han sucumbido también lo hacen los buenos modales. Puede que la vida pierda valor rápidamente, así como que se recupere el valor concreto de ciertos recursos (el dinero pierde su valor abstracto)".
Fuente
Más:
"A Macri lo traicionó su inconsciente"

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada