viernes, 8 de julio de 2016

Prat-Gay en Tucumán: "¡Nunca más la corrupción!"

La ofensiva mediático-macrista-empresarial contra el kirchnerismo, con amplias coberturas en vivo y coordinadas con los tribunales federales, parió un atrevido nuevo evento: el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, hizo un llamado a un Nunca Más de la corrupción.
Lo hizo en el Tucumán de su infancia, donde su familia es sinónimo de oligárquicos vínculos con la Dictadura cívico-militar y de maniobras fraudulentas con las que ha otorgado a terratenientes amigos grandes extensiones de tierras de los pueblos originarios.
Durante la gestión de José Alfredo Martínez de Hoz, el padre de Alfonso, Jorge, formó parte de la conducción del Banco Central, y aprovechó ese lugar para auto-otorgarse créditos por 1.400 millones de pesos.
Más conocidas son las avetnuras de Alfonso en el manejo de la fortuna de Amalita Lacroze de Fortabat o administrando cuentas del banco lavador de dinero por excelencia en todo el mundo, el HSBC (anoche, la justicia independiente le regaló un fallo absolutorio). Casi que no hace falta recordar su accionar en la banca JP Mrgan, por la que el ex banquero arrepentido Hernán Arbizu le prometió venganza hace días atrás.
Jorge Prat-Gay fue fundador de la Compañía Azucarera del Norte, que cimentó sus bases en la quita de tierras a los diaguitas, entre otras licencias con las que cuentan apellidos de las familias oligarcas de larga data.
La última adquisición familiar fueron unas 19 mil hectáreas de monte nativo donde se encuentra la comunidad diaguita "Indio Colalao", en la localidad tucumana de Rearte, fronteriza con Salta. Organizaciones sociales campesinas conectaron esta polémica apropiación por parte de terratenientes sojeros con el vaciamiento del Banco de Crédito Rural, de 2003.
En ese momento, Prat-Gay presidía el Banco Central de la República Argentina, entidad que tenía como garantía el territorio Colalao por la deuda contraída por Jorge Prat-Gay, resultado de sucesivos préstamos solicitados. "El uso de nuestro territorio para sus negociados derivó en la entrega por parte del Banco Central de nuestros hermanos que allí habitan como un elemento más del paisaje", acusaron desde la comunidad diaguita, durante el desalojo de 2012.
Además, aseguraron que los terratenientes favorecidos por el actual funcionario de Cambiemos llevaban a cabo "un plan de expulsión de nuestros hermanos. Matan animales, impiden a nuestros hermanos sembrar, bloquean el agua de acequia que utilizan para riego y consumo". Además, en septiembre de 2010, clausuraron el único camino vecinal, que se sumó al cierre de la escuela primaria N° 31, en 2007.
"Jorge Prat-Gay hizo un acuerdo con el Banco Central, en 2003. Encubrieron un negociado resultado del vaciamiento del Banco de Crédito Rural, con el que se había endeudado poniendo como garantía nuestro territorio, que adquirió sin que nosotros supiéramos en la década del ’70. Y terminó entregándolo en forma de pago, lo que fue convalidado por el Banco Central justo cuando su hijo era el presidente de la institución. Usó nuestro territorio para sus negociados", detalló Cyntia Ovejero, miembro de la comunidad estafada.
Los diaguitas se enteraron de esta situación recién en 2010, cuando fueron denunciados por "usurpación". Su delito: vivir donde siempre lo habían hecho. "Nunca tuvimos necesidad de papeles, el Estado nunca estuvo aquí. Vivimos en armonía con la naturaleza, no hay pavimento ni agua potable, nunca nos enteramos que hacían negocios con nuestras tierras", agregó Ovejero.
Anoche, durante los festejos por los 200 años de la independencia argentina, en Tucuman, Alfonso se atrevió a discursear: "Tenemos que romper también las cadenas de la corrupción. Gritemos ¡nunca más la corrupción!". Fue despedido por los tucumanos presentes con un cálido "¡Nunca más! ¡Nunca más!".
Fuente Fuente Fuente Fuente
Más:
Los cinco desaparecidos de los Prat-Gay

1 comentarios:

alejandro dijo...

Típico de estos perversos: vaciar una consigna que pertenece a la historia universal para cualquier imbecilidad. ¿Qué sigue? ¿"Nunca más a la caca de perro en las veredas" "Nunca más a pasarse semáforos en rojo" "Nunca más a sacar la basura fuera de horario?"

Publicar un comentario en la entrada