viernes, 29 de julio de 2016

El papelón de Patricia Bullrich en el caso Mallo

Hasta Clarín se avergonzó: "Son cinco los puntos finales que tiene la resolución de la jueza Sandra Arroyo Salgado que desvincula a Marcelo Mallo y Leandro Giso de la causa por el doble crimen de Unicenter. En los dos primeros, dictó la falta de mérito de ambos y ordenó su liberación, salvo que tuvieran otras “órdenes restrictivas”, como es el caso del barra K. Los tres restantes, la titular del Juzgado Federal de San Isidro los usó para llamarle la atención a la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, por el papelón con la pericia que había hecho la Federal y que luego fue rebatida por la Metropolitana.
Para entender esto, hace falta un poco de contexto. En enero, mientras se buscaba a los prófugos del Triple Crimen de General Rodríguez, se allanó la casa de Marcelo Mallo. Allí, se secuestró la pistola marca Tanfoglio .40 que era de Giso, pero que se la estaba por vender al barra K. Hace un mes, se conoció que la Federal había peritado esa arma y, según ese resultado, era la usada en el doble crimen de Unicenter. Ante esto, el ex titular de Hinchadas Unidas Argentinas y su amigo fueron presos. Ayer, en un nuevo análisis, esta vez hecho por la Metropolitana, se concluyó que el primer informe era erróneo.
Por ello, hoy la jueza Arroyo Salgado resolvió desvincular a Mallo y a Giso del doble crimen de Unicenter y dejar en claro que lo que ocurrió con las pericias fue un papelón. Por eso, en el punto tres de la resolución, ordena investigar la actuación de los funcionarios de la Policía Federal y de Bonaerense que “hubieren intervenido y/o incidido en la elaboración de los informes periciales” que llegaron a su juzgado, “cuyas conclusiones fueran rebatidas” por el informe elaborado por la División Balística de la Metropolitana y que dieron por tierra la causa por la que Mallo y Giso estaban detenidos.
Lo mismo había pedido el abogado del barra K luego de que su defendido se entregara en la dependencia de Olivos de la Prefectura, tras permanecer casi tres semanas prófugo. "El arma nunca fue usada en el homicidio de los colombianos y, cuando lo prueben, quiero la cabeza de todos los peritos", aseguraba José Novello el 14 de julio pasado.
En el punto IV, la jueza pide librar un oficio a la ministra Bullrich y su par de la cartera de Seguridad Bonaerense, Cristian Ritondo, a fin de que “evalúen la situación administrativa de los funcionarios involucrados”.
Pero Arroyo Salgado es aún más clara en el último ítem con la Ministra de Seguridad: le pide que, de cara al futuro, su cartera “evalúe la adopción de acciones que garanticen a través de certificaciones de calidad y/o auditorías externas” cómo arriban a los resultados periciales en el SAIB (Sistema Automatizado de Identificación Balística), ya que, además, son quienes “administran con exclusividad la Base Central Nacional de Evidencia Balística”.
En ese sentido, en uno de las consideraciones que hace la jueza a lo largo del fallo dice: “Más allá de la gravedad de lo acontecido en este proceso... la sola posibilidad de que actuaciones semejantes sean replicadas en otras investigaciones penales, con el consecuente riesgo que ello acarrea a partir de la incriminación de personas inocentes o, en su caso, la impunidad de los responsables de delitos graves.... ameritan la adopción de medidas concretas que garanticen la correcta actuación de los funcionarios que se desempeñan en ese ámbito”".
Más:
Las mentiras de Bullrich contra el fiscal del caso
Los increíbles "peritajes"

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada