domingo, 5 de junio de 2016

No quieren a Cristina presa: se conforman con inhabilitarla de por vida

Mientras algunos medios hablan del desembarco del espía Jaime Stiuso en la causa Lázaro Báez y otro medios dan muestras claras en su tapa de esta incorporación, pasó inadvertida una contundente frase de la principal asesora de Margarita Stolbizer sobre las verdaderas intenciones de medios, funcionarios, dirigentes, espías, periodistas, empresarios respecto de la suerte de Cristina Fernández de Kirchner.
"No sé si va a ir presa; aspiramos a que termine procesada, que le saquen los bienes y la inhabiliten para ejercer cargos públicos. Después, si queda presa, es más adelante en juicio oral. Eso lo va a determinar la Justicia", transparentó la abogada Silvana Martínez (a los 17'29" del video).
"No queremos que ejerza cargos públicos porque es una persona que consideramos que es peligrosa para ejercer cargos públicos. Una persona que se enriqueció de la manera en que se enriqueció, se robó la plata de la manera que robó, y ejerció el poder de la forma que ejerció evidentemente no puede ejercer más ningún cargo público. Ahora si después termina presa eso lo tiene que determinar la Justicia", amplió en el programa Animales Sueltos (América) del 17 de mayo.
Matínez está relacionada con una causa que involucra a un grupo de funcionarios de la AFIP por "filtrar" información confidencial sobre contribuyentes, con objetivos políticos.
A principios de mes, el fiscal Eduardo Taiano imputó por el delito de "violación de secreto" al actual titular del organismo recaudador, Alberto Abad, y al subdirector general de Operaciones Impositivas del Interior, Jaime Mecikovsky, entre otros, por la supuesta confección de "dossiers" de personalidades influyentes que eran luego utilizados en causas judiciales o ventilados en los medios de comunicación.
La imputación alcanza a la diputada y aliada de Cambiemos, Elisa Carrió, una de las principales denunciantes por hechos de corrupción durante el kirchnerismo. Mecikovsky, cuando declaró como testigo, reconoció su vinculación con Martínez.
La confesión de la abogada cercana a Stolbizer toma un valor mayor en estos días cuando hasta periodistas fuertemente anitkirchneristas reconocen la intervención de Stiuso en la causa Báez a través del periodista de La Nación Carlos Pagni (ya lo contábamos en un post anterior).
"El rumor es casi público en Comodoro Py. En el edificio de Retiro, entre jueces y fiscales está instalada la versión de que la escudería que responde judicialmente al ex jefe de Operaciones de la SIDE, Horacio “Jaime” Stiuso, busca en forma desesperada el puente que ligue la causa contra Lázaro Báez al único objetivo que les importa: Cristina Fernández de Kirchner. Fuentes de la acusación dicen que se están preparando el siguiente paso, la declaración de la ex esposa de Báez, Norma Calismonte. El rumor es que la mujer, supuestamente separada del empresario hace dos años y ahora divorciada, diría que Báez y CFK mantenían una estrecha relación y que, de alguna manera, el constructor recibía instrucciones de la ex presidenta. A continuación declararía el propio Báez o alguno de los hijos, Leandro o Luciana, que están representados por la tropa más vinculada al radicalismo y a Stiuso. Tras esa maniobra, la cancha quedará libre para que el fiscal Guillermo Marijuan le pida al juez Sebastián Casanello que llame a declaración indagatoria a Cristina", cuenta hoy Kollman.
Sólo un procesamiento de la ex presidenta bastaría para acelerar el sueño anti K de inhabilitarla para que nunca más pueda presentarse a un cargo público. Cambiemos, de esta forma, evitaría cualquier tipo de candidatura de Cristina en la provincia de Buenos Aires el año que viene.
Más:
¿Por qué el Papa Francisco recibió al juez Casanello?

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada