jueves, 9 de junio de 2016

Macri mueve la Gendarmería por miedo a estallidos sociales

En medio de la grave crisis socio-económica que vive Argentina luego de las medidas tomadas en los primeros 6 meses del gobierno de Cambiemos, el presidente Mauricio Macri decidió desplegar la Gendarmería alrededor de ciertos centros urbanos del país donde podría haber estallidos sociales.
El caso más emblemático es el de las Sierras Chicas de Córdoba, en donde Gendarmería ya está patrullando calles y rutas con la excusa de la lucha contra el narcotráfico y la inseguridad. Está prevista la llegada de 500 efectivos, cuando hasta el momento la fuerza contaba sólo con 80 en la provincia.
El desembarco de la fuerza federal fue solicitado por el intendente macrista de Villa Allende, una de las localidad de esa región pegada a la capital cordobesa, el golfista Eduardo "Gato" Romero, que despertó primero el malestar del gobierno de Juan Schiaretti por no ser consultado.
Con el correr de las semanas se desplegaron instancias institucionales entre el ministro de Gobierno cordobés, Juan Carlos Massei y la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, para disipar el enojo, y anoticiar a la administración aliada las verdaderas razones de los controles de Gendarmería, que se realizarán en los nudos viales de Río Cuarto y Villa María, y en las rutas 9, 38, 19 y 60.
En los próximos meses, la Policía Federal también incrementará su presencia con casi 500 efectivos, que estarán a disposición de la justicia federal. "Gendarmería va a venir a instalarse a Córdoba para saturar las rutas de la provincia. Además, la Nación, porque lo han planteado, nos ha ratificado que habrá en Córdoba una Agencia Federal, que trabajará contra el crimen organizado y el narcotráfico. Serán, también, agentes de la Policía Federal. Van a tener un laboratorio, agentes de inteligencia, helicópteros. Será una política de Estado", aseguró Massei.
"En Córdoba, en poco tiempo llevaremos adelante lo que estamos haciendo en la Villa 31. Fundamentalmente, habrá mucha presencia en las rutas en las que consideramos que circula el narcotráfico, como la frontera norte de la provincia o la ruta 60", justificó la ministra Bullrich.
Este desplazamiento de las fuerzas federales en una provincia azotada por la caída en el consumo y en el poder adquisitivo del salario, además del impacto del tarifazo -que ya ha provocado la presentación de amparos colectivos- es tomada como ejemplo en otras zonas del país.
Los intendentes de Cambiemos de Pilar y Bahía Blanca, en la provincia de Buenos Aires, solicitaron a Macri el envío de más fuerzas de seguridad para combatir el delito en sus distritos.
Nicolás Ducoté, intendente de Pilar, informó que está previsto el desembarco de las cuatro fuerzas -Gendarmería, Prefectura, la Policía Federal y bonaerense - en los próximos días al municipio, en una cantidad cercana a los 300 efectivos.
Héctor Gay, el intendente de Bahía Blanca, también espera el desembarco de la Prefectura y Gendarmería para sumarse al patrullaje municipal, además de reclamar ante el gobierno macrista la presencia de mayor cantidad de efectivos de la Policía Aeroportuaria para combatir delitos complejos.
Estos desplazamientos también provocan quejas de otros mandatarios municipales.
La intendenta de La Matanza (Buenos Aires), Verónica Magario, criticó a Bullrich por retirar la Gendarmería de su distrito: "Había 800 efectivos y fueron retirados por disposición de la ministra Bullrich. Estamos para atrás y nos ayudaría que haya fuerzas federales en La Matanza".
Los dichos de Magario se dan en el marco de análisis que macan que la suba en la cantidad de secuestros en la provincia de Buenos Aires, negada por Bullrich, se debe a este relajamiento de los controles en el conurbano bonaerense.
A su vez, no se descartan movimientos de fuerzas de seguridad federal en otros centros urbanos del país con situaciones socio-económicos de alta complejidad.
Fuente Fuente Fuente Fuente Fuente
Más:
Gendarmería go home: piden la renuncia de la ministra Bullrich

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada