domingo, 26 de junio de 2016

El peronismo que quiere Cambiemos

Desde hace semanas, en este blog, venimos abordando el estado del peronismo porque nos parece fundamental el inevitable proceso de regeneración que deberá afrontar el principal partido de oposición a Cambiemos.
Pero en la alianza gobernante también piensan en esto, y en estos días comenzaron a explicitar cuáles son las intenciones de Mauricio Macri, más allá de aquella apurada declaración ante la prensa en Davos cuando bendijo a Sergio Massa, con el que luego se enojó cuando el tigrense puso reparos ante el calibre de la genuflexión que le pedía el gobierno.
Dos espadas políticas de la administración macrista-radical-carriotista salieron por estas horas a caracterizar ese peronismo con el que sueñan, especialmente con vistas a las elecciones del año próximo, donde buscarán las mayorías necesarias para seguir avanzando en su proyecto de restauración de la normalidad.
Diario Uno (Mendoza): "El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, señaló que "después de la derrota electoral", el peronismo "tiene el desafío de aprender a ser un buen opositor" y destacó el vínculo con los gobernadores del PJ.
"El peronismo tiene el desafío de aprender a ser un buen opositor, constructivo y que colabora en resolver problemas de la ciudadanía. Por ahora están demostrando que entienden este reclamo de la gran mayoría", sostuvo el funcionario.
En una entrevista con la agencia Noticias Argentinas, el referente desarrollista subrayó que en el justicialismo "se están configurando nuevos liderazgos y por supuesto también nuevas formas de reagruparse", lo que a su criterio "va a llevar tiempo", aunque destacó el "permanente diálogo" y búsqueda de "consensos" con los gobernadores peronistas.
- ¿El avance judicial sobre el kirchnerismo puede enardecer a la "minoría" que, según Macri, quiere que al Gobierno le vaya mal?
- Es algo que no manejamos. Creemos profundamente en la República y en la división de poderes y tenemos que acostumbrarnos a un Gobierno que no quiere, ni puede interceder en otro poder. Defendemos la independencia de la Justicia, celebramos que la Justicia controle al Poder Ejecutivo y que se persiga la corrupción del Gobierno anterior".
La Voz (Córdoba): "Como buena parte del macrismo, Emilio Monzó no termina de creer la explosión de casos de corrupción flagrante que involucran al kirchnerismo, ni el consecuente pase a segundo plano del oficialismo y sus problemas de gestión.
De visita en Córdoba para apoyar al foro de nuclea a intendentes macristas y juecistas, el presidente de la Cámara de Diputados opinó que la gente ya está hastiada de la corrupción y que espera respuestas urgentes de la Justicia.
–Los casos de corrupción K han cambiado el escenario político. ¿Cómo cree que se reacomodará el PJ?
–Esta situación se refleja bastante bien en Diputados. El Frente para la Victoria (FPV) está herido y ha tenido desprendimientos y creo que eso no termina ahí. El justicialismo debe desprenderse del FPV si quiere subsistir como partido político. Vengo del PJ, soy afiliado, pero creo que el partido fue cooptado por el FPV, por un sistema muy concentrado y vertical. No sé si se va a parir un nuevo justicialismo, pero algo seguramente va a salir. Igual, olvidémonos de los partidos tradicionales, porque hoy todas las instituciones sólidas están yendo hacia una imagen difusa. En Estados Unidos, republicanos y demócratas ya no pueden contener a un Donald Trump que viene de afuera. No imagino un PJ o UCR como en otras épocas, sino actores más difusos. Están surgiendo dirigentes nuevos. Lo veo a Sergio Massa bien parado, a Juan Urtubey, al PRO con Macri. Los dirigentes que vimos de 1983 a la fecha creo que no tienen posibilidad.
–Vino a apuntalar la Comupro (intendentes macristas y juecistas). ¿Apuestan a una construcción territorial?
–Siempre me interesa estar cerca de los intendentes, porque yo también lo fui. Vengo a respaldar a dirigentes como (Gabriel) Frizza, (Javier) Pretto, (Darío) Capitani. También estuve en otro momento con (Ramón) Mestre y los radicales. Pero no estoy participando en armados políticos. Estoy 100 por ciento en Diputados. Hay dirigentes locales que ya pueden asumir la tarea territorial".
Más:
Del Grupo Calafate al Grupo Formosa

1 comentarios:

pitch dijo...

¿Así que Monzó, armador por excelencia, no está participando de armados políticos?
¿Así que un frente como el FPV que dio victorias a peronistas que por sí mismos no las habrían obtenido, fue un agente externo de cooptación? ¿No es cooptación el desguace legislativo que se traen entre manos los legisladores votados a un efecto y resultantes en otro?
En verdad, la vejación del lenguaje es mayúscula en estos tiempos. A futuro, habrá que emprender la tarea de alumbrar un diccionario menos purulento, por favor. Saludos.

Publicar un comentario en la entrada