martes, 31 de mayo de 2016

Único test electoral del año: los millones de Frigerio para el candidato de Cambiemos

El ministro de Obras Públicas, Rogelio Frigerio, llegó a Río Cuarto (Córdoba) con la valija llena de millones de pesos para apuntalar al candidato de Cambiemos, Eduardo Yuni, que marcha atrás en la mayoría de las encuestas con vistas a la elección a intendente del próximo 12 de junio.
El administrador de la caja de la obra pública arribó con 80 millones de pesos para tratar de acá a la elección de que la gestión macrista actual pueda maquillar rápidamente el estado de la ciudad, muy desmejorada debido a la falta de recursos, luego de las peleas del intendente Juan Jure tanto con el delasotismo como con el kirchnerismo.
Ya que Yuni no puede proponer el cambio -como lo hizo Cambiemos a nivel nacional- debido a que es el candidato oficialista, Frigerio bajó instrucciones para que le eche la culpa al kirchnerismo de los innumerables baches de las calles de la ciudad y la falta de obras elementales como pavimentación de nuevas calles, cloacas, alumbrado público, arreglo de plazas.
La segunda parte de la estrategia es forzar al electorado riocuartense a que vote por Yuni, un profesor universitario y ex legislador provincial poco carismático, para disfrutar de los fondos nacionales que llegarían debido a un alineamiento con la administración macrista-radical-carriotista, coincidencia que no se ha dado en la ciudad desde hace mucho tiempo.
Días atrás visitó Río Cuarto el jefe de Gabinete Marcos Peña, y luego de la presencia de Frigerio se espera la del ministro de Transporte Guillermo Dietrich, para ayudar a Yuni en otro de los temas que no lo favorecen al candidato oficialista: el gobierno actual cede constantemente a las extorsiones de la monopólica empresa de transporte, que han llevado a tener uno de los boletos urbanos más caro del país, además de un deficiente servicio.
Los 80 millones que Frigerio se comprometió a destinar a dos de los tantos barrios postergados de la ciudad forman parte, según el intendente Jure, de un paquete multimillonario de 500 millones de pesos con los cuales Cambiemos buscará seducir al elector riocuartense, a 13 días de la elección.
El funcionario nacional prometió, en declaraciones periodísticas, que no va a haber más aumentos de tarifas durante este año, aseguró que "nos salvamos de ser Venezuela" y pronosticó una inflación mensual del 2% para mayo, junio y julio. "No podemos bajarla más rápido porque eso implicaria hacer un ajuste salvaje que no estamos dispuestos a hacer", afirmó.
Yuni corre detrás de Juan Manuel Llamosas, el candidato de Unión Por Córdoba, que intentará recuperar para el PJ la segunda ciudad de importancia de la provincia, en lo que algunos analistas consideran es en verdad una interna de Cambiemos, ya que el delasotismo fue un socio clave para que Macri llegara a la Presidencia de la Nación.
Hasta el momento, no está confirmada el arribo del presidente Mauricio Macri para acompañar a Yuni, que en el promedio de las encuestas conocidas hasta el momento estaría detrás de Llamosas por 5 puntos, aunque en el yunismo esperan que esa diferencia se achique mientras se vaya acercando el 12 de junio.
Estos 13 días que quedan prometen ser muy calientes: desde la campaña de Yuni salieron a denunciar entrega de colchones por parte del delasotismo, mientras que el ex gobernador José Manuel de la Sota, el 25 de mayo, avisó que a Macri "se le está acabando el changüí".
En este marco, la elección a intendente de Río Cuarto (de la cual participan otros 7 candidatos) puede estar sirviendo como campo de disputa de cosas mayores para el año que viene.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada