lunes, 9 de mayo de 2016

Quieren armarle una La Cámpora a Macri

La Nación: "Son jóvenes con hambre de poder, muchos ya son funcionarios, están organizados y apoyan al Gobierno. Con esas características podrían estar a una pechera azul de distancia de ser La Cámpora, pero no lo son ni por asomo. Se hacen llamar La Generación, una agrupación de simpatizantes de Pro que apoya al presidente Mauricio Macri. Su objetivo es ser el espacio de formación de los cuadros políticos que buscarán gobernar la Argentina en las próximas décadas. Así de contundente.
Lejos, bien lejos de los bombos y el mar de banderas que decoraron los actos kirchneristas en los últimos años, La Generación está comprendida por unos 300 militantes nacidos en los albores de la democracia, en su mayoría profesionales o estudiantes universitarios, que proponen un tipo de militancia distinto, con menos ideología y más diversidad de opiniones. Según ellos, en el grupo no hay ni habrá un Máximo Kirchner o un Andrés "Cuervo" Larroque que baje una línea de pensamiento que haya que absorber como propia. Tampoco se impondrá, dicen, el seguimiento incondicional a un líder indiscutible. "Nunca diremos que somos los soldados de Mauricio, porque no lo somos", afirma el subsecretario de Políticas Docentes y Gestión Territorial de la provincia de Buenos Aires, Manuel Vidal. "Nosotros no somos soldados", enfatiza Juan Ignacio Maquieyra, coordinador del gabinete social del gobierno porteño y hombre de confianza de Horacio Rodríguez Larreta.
Vidal (27) y Maquieyra (29) no son los únicos militantes de La Generación que ya tienen cargo. De hecho, no son pocos. También están el flamante intendente de Pinamar, Martín Yeza (30), el más joven de los 135 jefes comunales; el diputado nacional por La Pampa Martín Maquieyra (27), el más joven del Congreso; la subsecretaria para la Modernización del Estado de la provincia de Buenos Aires, Magdalena Acuña (32), y el subsecretario nacional de Juventud y presidente de Jóvenes Pro -un espacio distinto de La Generación-, Pedro Robledo (24).
Clarín: ""Hay mucha gente que no sabe cómo acercarse a trabajar, a ser parte de esta transformación de la realidad. Ese es el desafío: seguir creciendo y sumando". Marcos Peña se sacó por un rato su traje de jefe de Gabinete, se sacó el chip de la agenda del Gobierno y lanzó una arenga a los centenares de jóvenes PRO nucleados en la Generación Argentina Política (GAP).
El lugar elegido para el encuentro fue emblemático: el Centro Deportivo Municipal N°1 de la localidad de Tres de Febrero, municipio hoy gobernado por el macrista Diego Valenzuela, quien derrotó en las últimas elecciones a Hugo Curto, uno de los viejos caciques del PJ. Además de Peña y del "anfitrión" Valenzuela, asistieron decenas de dirigentes importantes del PRO, liderados por la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta. Y también por otros funcionarios que integran la primera línea del Gobierno, como los ministros Jorge Triaca (Trabajo) y Esteban Bullrich (Educación). Ellos no podían faltar: más que referentes son "padres de la criatura" que nació en 2008, nuclea a más de 300 dirigentes a nivel nacional y ya ocupa muchos espacios de poder.
Sergio Siciliano, subsecretario de Educación bonaerense, finalizó su mandato como presidente y ahora será parte de una mesa de conducción más amplia, integrada por otros nueve dirigentes: los mencionados Avogadro, Maquieyra, Robledo, Yeza; y Magdalena Acuña, Maximiliano Sahonero, María Pía Delneri, Clara Muzzio y Juan Ignacio Maquieyra, hermano del diputado y célebre por incomodar a Cristina con una pregunta en su paso por Harvard".
Más:
La Generación ya empezó a echar trabajadores estatales

2 comentarios:

Marcelo D. Foti dijo...

Bueno en inglés, una de las acepciones de GAP es "hueco" coloquialmente "espacio vacio".
Je.

Slds

Marcelo Foti

Sergio Villone dijo...

Jajjajajajajajaajja!!! PRO-gap!

Publicar un comentario en la entrada