miércoles, 18 de mayo de 2016

¿Malcorra entrega las Malvinas con tal de ser secretaria general de la ONU?

La canciller argentina, Susana Malcorra, usa el reclamo de soberanía argentino sobre las islas Malvinas en su aspiración de ser nombrada por las potencias mundiales (entre ellas, el Reino Unido) como secretaria general de la ONU (Organización de las Naciones Unidas).
La funcionaria de Cambiemos lo explicitó en una entrevista con el diario del poder financiero internacional Financial Times (Londres, Reino Unido), en la que además confirmó que la Argentina se orientará más a la derechista Alianza del Pacifico que al Mercosur.
Según publica hoy el diario de los mercados en Argentina, El Cronista Comercial, ""las Islas Malvinas ya no son el tema dominante en la relación entre Argentina y el Reino Unido y no debería desviar la atención de las prioridades bilaterales más importantes como el comercio y la inversión", afirmó la nueva ministra de Relaciones Exteriores a Financial Times. En una entrevista en Londres, Susana Malcorra, aseguró que la anterior administración se había "centrado demasiado" en las islas.
"Las islas todavía son máxima prioridad porque están incluidas en la Constitución y si descartara el asunto estaría yendo en contra de la Constitución", aclaró. "Pero tenemos que explorar el diálogo y la colaboración más allá de las Malvinas".
Malcorra señaló que las relaciones bilaterales con frecuencia son buenas en un 80% y malas en un 20%."Queda claro que ese 20% tiene que ver con Las Malvinas. Pero en el largo plazo, podemos encontrar una solución", aseguró. "Las órdenes del presidente Macri son concentrarse en el 80%. Necesitamos desarrollar la confianza", agregó.
La ministra también tuvo palabras de consuelo para Dilma Rousseff, la presidente brasileña suspendida. "Desde la perspectiva legal, [la suspensión] parece haber seguido su debido proceso", aseguró Malcorra. "La pregunta es si más allá de la legalidad hay un verdadero mérito, si es legítimo".
Pero si bien Malcorra siente simpatía por la mandataria brasileña queda claro que el nuevo liderazgo en Buenos Aires dedica poco tiempo a las políticas de izquierda de Rousseff y Fernández. Por ejemplo, Malcorra descarta la idea de la administración Fernández de que la integración con la economía global era una amenaza para los intereses de Argentina.
En una mayor señal del cambio de prioridades, ella contó que el Mercosur no estuvo a la altura de lo que se esperaba. Se merece otra oportunidad pero "si no funciona, nos reagruparemos y pensaremos otra vez", Un primer paso será observar a la más enérgica Alianza del Pacífico integrada por Chile, Perú, Colombia y México".
El propio director periodístico de El Cronista, Fernando González, marca en su columna de hoy cómo Malcorra utiliza el tema Malvinas como moneda de cambio para su aspiración personal: "Recorre discretamente el discurso de la canciller la posibilidad cierta de su candidatura a la Secretaría General de las Naciones Unidas. Malcorra necesita, para avanzar en ese rumbo, superar el veto de los países del Consejo de Seguridad: EE.UU., Francia, Rusia, China y, precisamente, Gran Bretaña. Un cruce agresivo con los británicos la dejaría sin chances y es por éso que la funcionaria acercó posiciones en su reciente viaje a Londres.
Malcorra llegó a canciller después de desempeñarse como jefa de gabinete del actual Secretario General, Ban Ki Moon, justamente el hombre al que podría reemplazar. ¿Y quién será su sucesor o su sucesora si su postulación tiene éxito? Es temprano para semejante especulación pero los nombres del senador Federico Pinedo, el del secretario de Asuntos Estratégicos Fulvio Pompeo y, sobre todo, el del senador Ernesto Sanz han comenzado a correr en los pasillos siempre ansiosos del poder".
El reclamo argentino sobre Malvinas, apoyado ampliamente por la comunidad internacional desde hace décadas, ya había sido evitado por el presidente Mauricio Macri en sus encuentros con el premier británico David Cameron, en enero, en el Foro Mundial de Davos (Suiza), y en abril. en la cumbre de seguridad nuclear, en Estados Unidos.
Igualmente, Malcorra deberá hacer un lobby muy grande para que no le refloten una vieja causa que la compromete como protagonista del supuesto ocultamiento de casos de abusos sexuales contra menores en un campamento para refugiados en República Centroafricana a cargo de los Cascos Azules de la ONU, cuando se desempeñaba como jefa de Gabinete del actual secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, al que ahora busca suceder.
Más:
El gobierno anunciaría el viernes la postulación de Susana Malcorra a la ONU
Las competidoras de Malcorra

3 comentarios:

ram dijo...

Y bueno, sacar el pasaje de vuelta "al mundo" (y más el enorme honor de "presidir" todo el mundo mundial unido) no puede ser barato. Y esas islas son caras de mantener, más deficit.
Y fíjese que si se les diera por seguir la "doctrina singer", viendo la magnitud de la propina para la gordita, entregan la Patagonia, la entregan.... ojito, no hay que tentarlos, son muy regalones los chicos amarillos.

Mariano _ dijo...

Parece que también le piden una base yanki en usuahia.

Sergio Villone dijo...

Con un Martín Fierro de Oro no bastaba????

Publicar un comentario