domingo, 1 de mayo de 2016

El engaño del primo del Presidente

Angelo Calcaterra Macri es el primo presidencial elegido por el jefe del clan, Franco Macri, para operar las empresas que Mauricio, al ser electo jefe de Gobierno porteño, ya no podía administrar. Esto no impidió que Calcaterra ganara licitaciones de obra pública de varios gobiernos, no sólo del macrista.
Ahora, ante una creciente inquietud periodística y política, Calcaterra habría llevado a cabo una maniobra empresarial para parecer que vendió su empresa pero en verdad se la terminó comprando él mismo con otro nombre.
Según el nuevo diario Tiempo Argentino (recuperado por sus trabajadores), "la transferencia de bienes de Macri a Calcaterra implicó el traspaso de tres empresas: Sideco Americana, la empresa madre de la Sociedad Macri (SOCMA), de IECSA y de Creaurban, piezas clave del conglomerado perteneciente a los Macri, que pasó a ser controlado desde 2007 por el primo Angelo. Nueve años después de esa operación diseñada para proteger al flamante alcalde, la ingeniería volvió a la carga.
Fuentes empresariales confirmaron a Tiempo que Calcaterra entró en la fase final de una serie de negociaciones que comenzaron el año pasado y que están a un paso de vender IECSA a Ghella SA, la constructora italiana que se hizo famosa en Argentina cuando Macri decidió entubar el arroyo Maldonado y le entregó la obra que ganó notoriedad (y también contratos), bajo el emblema de una enorme tuneladora que surcó el subsuelo hasta dar una primera solución de ingeniería a las inundaciones porteñas. Ghella SpA es la misma empresa que desde esta semana está a un paso de quedarse con el control total de IECSA y formalizar el traspaso de un bolsillo a otro, pero con la apariencia de una venta.
Ghella y Calcaterra no son desconocidos. Ambos son socios, desde hace más de un lustro en el Grupo ODS, donde Lorenzo Ghella y Angelo Calcaterra comparten los directorios del grupo y de IECSA. El vínculo entre ambas empresas no fue diseñado y tutelado sólo por Franco y Mauricio, sino también por Nicolás Caputo, integrante del directorio de Caputo Construcciones SA y controlante de la mayoría accionaria de SES SA, la empresa que desarrolla obras de todo tipo para el gobierno porteño durante la gestión de Macri, y también de su sucesor Horacio Rodríguez Larreta.
La última licitación ganada data de hace tres días, cuando el Ministerio de Educación de la Ciudad le preadjudicó el expediente 20.447.543/15 a la empresa de Nicky por 5.199.000 pesos. La perenne omnipresencia de Caputo en la relación económica que mantiene con el gobierno porteño también llega a las costas de IECSA SA y Ghella SpA, cuyos empleados reconocen la interconexión operativa con SES SA, la firma estrella de Caputo que por ahora no forma parte del plan de ventas que diseña el entorno del presidente. La otra empresa, que sí está en venta y lleva el sello de Nicky, es Caputo Construcciones SA".
Las redes de complicidad empresarial que rodean a Mauricio Macri también rozan al hiperdenunciado Lázaro Báez. Y el eslabón intermedio también es Calcaterra. Vínculo poco conveniente para el primer mandatario que explota Julio De Vido para blindarse ante los embates político-judiciales.
"Angelo Calcaterra, el primo del presidente Mauricio Macri, fue socio de Lázaro Báez en varias obras. Báez está número 18 en el ranking de empresas que han realizado obras en la Argentina durante los últimos doce años, muchas más obras ha tenido Calcaterra", recordó el ex ministro kirchnerista.
Perfil, a fines de enero, recordaba que "el círculo empresario de Macri no sólo hizo buenos negocios con el kirchnerismo sino también con empresarios K, como Cristóbal López, Lázaro Báez y Electroingeniería. Iecsa se asoció con la empresa de los Ferreyra -de estrecha relación con Julio De Vido, Carlos Zannini y Kirchner- para licitar obra pública y formó alianza con Austral, de Báez, para ingresar en la carrera por el Gasoducto del Norte -por $ 1.000 millones- o las centrales hidroeléctricas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic, que finalmente ganó Electroingeniería-". Más:
Los ricos no piden permiso

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada