jueves, 26 de mayo de 2016

El 25 de mayo de la Revolución de la Alegría

Rara sensación: ver la plaza de Mayo vacía (bah, en verdad, llena de policías y vallas) y disfrutar en lo local (Río Cuarto/Las Higueras) de dos reuniones de miles de personas para conmemorar el 25 de mayo junto a la Sole, Peteco y Los Tekis permite sufrir lo nuevo (el intento del macrismo-radical-carriotista de desmontar sentimientos refortalecidos por el kirchnerismo) y conservar lo viejo (justamente, la continuidad de esa linda práctica de juntarnos de a miles en lo público).
"Algo me dice que un gran cambio se acerca. Puedo sentir la esperanza de los que imaginamos el país próspero, pujante, respetuoso, solidario y feliz que pronto empezaremos a ser. Este es el último 25 de mayo de una época que termina. El próximo será el primero de un nuevo comienzo para todos los argentinos", había escrito en su Facebook el pasado 25 de mayo el ahora presidente Mauricio Macri.
Mientras tanto, en un sitio muy cercano al oficialismo nacional como es Infobae se pueden leer comentarios como los siguientes:
 
 
Sin embargo, hasta el diario El País de España se hizo eco de la intención de Cambiemos de anestesiar los festejos populares en las fechas patrias: "La imagen que quedará del primer día patrio de Argentina con Macri en el poder es especialmente perjudicial para el presidente. La Plaza de Mayo, corazón de todas las celebraciones en Argentina, amaneció completamente vallada y vacía para impedir que las protestas de un grupo de cooperativistas que habían organizado una pequeña acampada al borde de la plaza llegaran hasta el Presidente. Lejos de celebrar un 25 de mayo, día en el que Argentina dio en 1810 su primer paso hacia la independencia de España, con fervor popular, Macri lo hace rodeado de seguridad. La imagen de Macri sin poder celebrar con los ciudadanos en la Plaza de Mayo un día tan importante para los argentinos es demoledora para un Gobierno que insiste en trasladar normalidad. La transmisión oficial trataba de mostrar esa idea, con las autoridades compartiendo un chocolate con churros, pero en cuanto los canales privados abrían el plano solo se veían policías, militares, armas, vallas y una plaza completamente vacía. Cuando salió de la catedral, Macri se acercó a saludar al pequeño grupo de fieles que habían conseguido atravesar el cerco a la plaza. Todo bastante alejado de la imagen de celebración de un día festivo".
Christian Rath y Andrés Roldán son los autores de "La revolución clausurada", un libro que busca trazar una diagonal entre la historial liberal y la revisionista. Quizás su palabra pueda ayudarnos a entender las intenciones de Macri, no sólo en los no festejos de ayer sino de lo que puede pasar el próximo 9 de julio.
"La junta de Mayo es un frente heterogéneo. Moreno plantea una expropiación temporaria de las minas para desarrollar la industria nacional. Y envían una misión al Alto Perú, que comanda Castelli y produce un hecho notable: la proclama de Tiahuanaco. Allí se declara de liberación de los indígenas, la independencia respecto del clero y la supresión de los tributos y del trabajo servil. Esto genera una reacción contraria de las clases propietarias y comerciantes, que son los dueños de ese trabajo esclavo. Eso es 1811 y ahí hay una primera clausura.
La Asamblea de 1812 estaba en condiciones de declarar la Independencia y fundar la República y no lo hizo. En 2012, el Parlamento declaró un feriado para el día que se cumplieron 200 años de su inicio. Es decir, lo consideraron un hito histórico. Pero ahí no se declaró la independencia porque así se había pactado con la diplomacia británica, que necesitaba comerciar libremente pero no podía enfrentarse a España, que era su aliada contra Napoleón. En sesión secreta, la Asamblea decidió oponerse a la incorporación de los diputados de la Banda Oriental, que venían a declarar la independencia, y establecer una confederación en la que cada provincia retuviera su soberanía. Y, lo que no es menor, a abrir los puertos, para frenar el poder de Buenos Aires. Además, querían proclamar la libertad civil y religiosa. La Asamblea mantuvo la organización económica del Triunvirato, que colocaba la producción y el comercio dentro del libreto inglés.
Hacia 1814, hay una segunda oleada revolucionaria, Se forma la Liga de los pueblos libres, con Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, la Provincia Oriental, Santa Fe y pueblos de Misiones, liderados por Artigas. Comienza el proceso que va a dar lugar a una revolución agraria en la Banda Oriental. La idea fue expropiar estancias y dividirlas en lotes de 7500 hectáreas. Aun estancias en manos de hacendados patriotas fueron pasibles de expropiación. Esto generó una conmoción, porque entre las familias expropiadas estaban los Mitre, los familiares de Belgrano, el suegro de San Martín. También se establecieron barreras arancelarias frente a las exportaciones y se permitió a Paraguay acceder a los puertos. Entonces se calificó al artiguismo de anarquismo. Se armó el Congreso de Tucumán y para él se eligieron diputados por el Alto Perú. Pero como el Alto Perú estaba ocupado por los españoles, se tomaron algunos emigrados que estaban en Buenos Aires y se los designó diputados. Ellos, más Buenos Aires, generaron una mayoría automática en el Congreso. E impidió que asistieran los diputados de las provincias agrupadas en el sistema de los Pueblos Libres. Allí mismo se pactó la invasión portuguesa a la Banda Oriental, que terminó con la política artiguista. Había caído Napoleón, ya no había opción: se declaró la Independencia para terminar con la Revolución".
Más:
Juventud PRO: "Por unos inadaptados, una multitud se vio privada de asistir a los festejos"
Intendente de Cambiemos llamó a combatir a los "enemigos internos subversivos"

1 comentarios:

Tilo dijo...

Las conceptuosas palabras de González Fraga como extracto espirituoso del egoísmo social condicen con los comentarios que mostrás. Es decir, tanto el "prestigioso" economista como muchos ciudadanos dignos y orgullosos (dignos de repudio y orgullosos de la exclusión), refuerzan no sólo el concepto sino la arquitectura de la tan mentada GRIETA. Cuanto más ancha, mejor. Cuanto más separados estemos de esos negros malolientes que, encima, andan envidiando lo que la gente decente disfruta, más grande y gloriosa será nuestra exclusiva y excluyente patriecita cipaya y subordinada a quien corresponda. Partidarios de la SOBERANÍA NACIONAL, ABSTENERSE!
¡Viva la patria, aunque esos negros planeros perezcan! ¡Viva el dólar con libre acceso para la P.L.U. (People Like Us)!

Y ahorremos nuestros esfuerzos y estusiasmo para festejar como Uncle Sam manda el próximo 4 DE JULIO. Agitemos las banderitas, dále ...

Publicar un comentario en la entrada