martes, 22 de marzo de 2016

Luis Barrionuevo, productor de Jorge Lanata

Sorprendió el viernes el financista Federico Elaskar en diálogo con Alejanro Fantino, en América, cuando en el marco del intento de refrito de viejas denuncias de corrupción contra el kirchnerismo deslizó: "Yo me confundí no en lo que conté sino en cómo lo conté. Lanata me pidió que yo me involucrara en el tema, a él no le servía que yo dijera que en mi empresa se hizo tal o cual cosa después de que yo no estaba. Yo no digo que haya sido ficción. De la manera en la que se contó no era así. Entré como un caballo, me operaron entre Barrionuevo, Lanata, Clarín".
De los dos últimos es sabido su compromiso con afectar de la forma que sea al kirchnerismo, más en en esta etapa donde se busca deskirchnerizar al país. Pero sorprende la intervención del especialista en corrupción, Luis Barrionuevo. A ver, busquemos más información.
José Manuel Ubeira, abogado de Federico Elaskar, dio más detalles de cómo Barrionuevo ofició de productor de Periodismo Para Todos: "Elaskar llegó al programa de Lanata llevado de la mano de Luis Barrionuevo porque de esa manera jugaba contra el Gobierno. Y Barrionuevo se ofreció como intermediario para cobrarle la plata que le debía Báez, lo puenteó, y le dijo que se lo llevaba al programa de Lanata. Lo agarraron, lo pusieron en la tele y lo destrozaron porque servía la utilización política".
El mismo Elaskar, el jueves, en Radio Belgrano, había repetido: "Me reuní varias veces con (Luis) Barrionuevo cuando di por perdido toda posibilidad de cobrar el recupero de mi financiera y me dijo esto no avanza. La gente de Báez no quiere saber nada. Andá a ver al gordo (Jorge Lanata) que se van a hacer un picnic".
En 2013, frente al juez Sebastián Casanello, Elaskar había contado que llegó a Lanata por gestión de Barrionuevo y que su objetivo fue “apretar” para que le paguen 750.000 dólares que le debían por la venta de la financiera SGI ("La Rosadita").
"Elaskar dijo que le vendió SGI a Helvetic por un millón y medio de dólares, pero que le pagaron inicialmente sólo 750.000. El resto fue retenido con el argumento de que las empresas Vadelux y Vademécum tenían juicios pendientes y dada la muerte del padre esas demandas se derivaron a SGI “por portación del apellido Elaskar”. Ante el juez y el fiscal, el financista sostuvo que la demora en el pago fue el motivo por el que se decidió a armar un escándalo a través del programa de Lanata. El intermediario –contó Elaskar– fue Barrionuevo, a través de un abogado de apellido Ferro. La relación con el gremialista surgió a raíz de un proyecto de una mina de litio en Catamarca", informaba Página 12 en ese entonces.
En La Nación daban más datos de esa declaración de Elaskar ante la Justicia: "El financista relató que se relacionó con el empresario Solano Nicolás Navarro para explotar una mina de litio en Catamarca. Éste lo conectó con Luis Barrionuevo para que intercediera ante Pérez Gadín. Se reunió con el gastronómico tres veces, pero en la última Barrionuevo se sinceró y le dijo: "Mirá, pibe, yo hasta acá llegué. A mí no me dan bola. No te puedo seguir ayudando, pero andá a verlo a Lanata, que se hacen un picnic", declaró.
Allí fue que le presentaron a Nicolás Wiñaski, el periodista que trabaja en el programa de Lanata. "Me ofrecieron ayudarnos mutuamente", dijo, y que los términos de la entrevista concordantes con los de Fariña "iban a ser pautados con la producción"".

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada