domingo, 27 de marzo de 2016

Gabriela Michetti y el cinismo de Cambiemos

El mismo día, las dos noticias.
En una, la vicepresidenta de la Nación enarbolando el discurso macrista del respeto por la pluralidad de voces.
En la otra, el comisario Hernán Lombardi anunciando la censura contra Telesur.
Se consolida la concentración de medios públicos y privados alrededor del gobierno de Mauricio Macri y se avanza rápidamente en negociados que cambiarán el mapa de medios argentinos en favor de los socios políticos circunstanciales del Presidente.
Como se advertía, terminaron haciendo (y siendo) lo que denunciaban.
-Buenos Aires Herald: La administración de Cristina Fernández de Kirchner construyó medios estatales sesgadas acompañados por los medios privados a favor del gobierno para hacer frente a un conglomerado mucho más grande dirigida por Clarín. En ese contexto, se aprobó una ley altamente valorado por la academia internacional que fue declarada constitucional por la Corte Suprema. Esa ley fue barrida por una orden ejecutiva que se allana a todas las exigencias de las grandes corporaciones. ¿Por qué no mejorar la aplicación de la ley de Medios de difusión en lugar de desecharla?
-Gabriela Michetti: La ley de Medios de difusión requiere especificidad y no soy una experta. Si estuvieran aquí Silvana Giudici -delegada de Macri en el perro guardián Enacom - o Marcos Peña podrían explicar cómo es el plan. Tenemos que hacer una nueva ley que incluye nuevas tecnologías que se no se incluyeron en la anterior. Había una necesidad de dejar de financiar medios pro-gubernamentales que no más eran sustentables. Los medios de comunicación deben ser sustentables.
-Buenos Aires Herald: Pero el derecho de la información sensible está en juego y la administración nacional debe concederlo.
-Gabriela Michetti: Sí, pero el Estado no puede financiar medios de comunicación privados.
Hay muchos casos en Europa, donde los medios de comunicación están subvencionados debido a criterios tales como la geografía, la comunidad, tipo de propiedad y la audiencia.
Una cosa es cuando una empresa tiene algunos recursos, pero todavía es débil, por lo que el Estado, con un sistema transparente, plural y automatizada de subsidios ayuda a sobrevivir, y otra es que la compañía esté mantenida exclusivamente por la publicidad pública. Necesitamos una competencia real. El gobierno cree que, incluso si hay dos o tres jugadores que concentran las voces de los medios de comunicación, la nueva ley los hará competir de una manera tal que estas dos o tres compañías tendrán que perder cuota de mercado.
-Buenos Aires Herald: En los países del norte de Europa o los Estados Unidos existen severas limitaciones al tamaño de empresas como Telefónica y Clarín.
-Gabriela Michetti: Las nuevas herramientas de la competencia fijarán un escenario más libre, más saludable y plural que la que tenemos hoy en día. Es un proceso. En cuanto a los medios de comunicación de propiedad estatal, que se están moviendo hacia un sistema pluralista.
-Buenos Aires Herald: ¿De verdad cree que los medios de comunicación estatales están siendo plural? Voces kirchneristas o críticas fueron enviados a la periferia...
-Gabriela Michetti: Hay un gran cambio total. Antes de nuestro gobierno, habría sido imposible oír ni una sola voz.
-Buenos Aires Herlad: ¿El cierre de medios de comunicación la preocupa en términos de diversidad?
-Gabriela Michetti: Me duele el alma de cualquier persona sensata y sensible, sobre todo porque son los trabajadores. No son ñoquis como los que tenemos en la administración. Hablé con ellos y aunque expresaron una situación muy difícil, reconocieron que estoy en lo cierto. No tengo dudas de que muchos empresarios tienen los medios para sostener los negocios, pero como de costumbre, hay empresarios ricos y empresas pobres. Cuando uno lleva adelante un proceso de cambio, hay medidas amables, algunas antipáticas, pero si se ve el cuadro general, al final del año estaremos en el camino correcto, así como en la economía".
Fuente
"El Estado argentino dejará de integrar la empresa propietaria de la cadena de televisión Telesur, que emite desde Caracas, informa La Nación. En la compañía estatal, en la que también son accionistas los Estados de Venezuela, Cuba, Ecuador, Bolivia, Nicaragua y Uruguay, a Argentina le corresponde un 16 por ciento de las acciones.
La decisión correspondiente ha sido tomada por el ministro de Medios y Contenidos Públicos de Argentina, Hernán Lombardi, y el secretario de Comunicación Pública, Jorge Grecco. Ambos han confirmado que "acordaron iniciar el trámite correspondiente para dar por finalizada la participación del Estado argentino en Telesur".
"Nuestro país no tenía ninguna injerencia en los contenidos de la señal ni en su gerenciamiento. Esta determinación va en línea con lo que nos hemos propuesto para los medios públicos en términos de pluralismo y austeridad", ha manifestado Lombardi.
La desvinculación significa que Telesur dejará de emitirse en la plataforma estatal Televisión Digital Abierta (TDA) y de ser de inclusión obligatoria en las grillas de todos cableoperadores del país, informa el periódico".
Fuente
"El Ministro de Cultura de la Nación Hernán Lombardi, responsable del cierre de cientos de programas y centros culturales (entre ellos el mayor de América Latina, el Centro Cultural Kirchner) anunció el retiro de Argentina del consorcio interestatal que sostenía a la cadena Telesur, nacida hace diez años para ser una voz latinoamericana en medio de cadenas informativas con visión exclusivamente occidental. Desde ahora, no solo el Estado argentino no participará más, sino que dentro del plan de censura lo sacan de la TDA que permite la llegada gratuita de una veintena de canales a todo el país. Ya desde marzo del corriente año la habían sacado del servicio básico de Cablevisión, la mayor cadena de TV por cable perteneciente al oligopolio de derecha Clarín.
Desde la llegada de la ultraderecha del PRO a la Casa Rosada se dio de baja la Ley de Medios de la democracia, se censuró los programas que no son afines a Macri (“678”, “TVR”, “Duro de Domar”, “Noticias a la medianoche”, barrieron con las programaciones de Radio Nacional y atacan al Grupo de C5N) y se dejó sin publicidad oficial a todos aquellos que no sean de ideología fascista o neoliberal".
Fuente
Más:
Fontevecchia festeja la concentración mediática

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada