martes, 5 de enero de 2016

Nada puede salir mal: nos elogian los diarios del poder financiero mundial

Financial Times, ayer: "Argentina, la paria de la región desde hace mucho, está regresando después de la elección de un nuevo presidente que ha prometido para reactivar la economía hacer las paces con los holdouts y recuperar la confianza de los inversores.
Si Brasil está empezando a parecerse más a la Argentina en 2001, con la elección del presidente Mauricio Macri y su promesa de una política económica más ortodoxa, Argentina está empezando a parecerse a Brasil en 2002, cuando Luiz Inácio Lula da Silva, un ex líder sindical convertido en político, ganó la presidencia combinando promesas de justicia social con políticas económicas sensatas .
El Sr. Macri ha tenido un comienzo positivo para deshacerse de más de una década de políticas macroeconómicas populistas que dejaron a la Argentina con un tipo de cambio sobrevaluado, una inflación galopante y las reservas de divisas precariamente bajas.
Aunque el levantamiento de los controles de capital a pocos días de asumir el cargo devaluó la moneda -el peso oficial cayó más de un 26 por ciento, a 13,3 por dólar- hay poca sensación de pánico en el mercado debido a que el movimiento se entiende, aunque doloroso, una parte clave del plan del Sr. Macri para reformar la maltrecha economía de Argentina".
The Economist, 2 de enero: "Mauricio Macri, quien asumió el cargo como presidente de Argentina en diciembre, ha tardado muy poco en deshacer las políticas populistas de su predecesora. El 14 de diciembre, eliminó los impuestos a la exportación de productos agrícolas como el trigo, la carne y el maíz, y los redujo a la soja, el principal producto de exportación.
Dos días más tarde, Alfonso Prat-Gay, el nuevo ministro de Finanzas, levantó los controles de divisas, lo que permite la libre flotación del peso. Un equipo del nuevo gobierno se reunió con el mediador en una disputa con los tenedores de bonos extranjeros en un intento de acabar con el aislamiento de la Argentina de los mercados de crédito internacionales .
Este aluvión de decisiones es el primer paso hacia la normalización de una economía que había sido sesgada por las políticas intervencionistas de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y su difunto esposo, Néstor Kirchner, que gobernó antes que ella. Implican un costo inmediato, que el Sr. Macri tratará de adjudicarles a los Kirchner".
Más:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada