martes, 19 de enero de 2016

Lanata justifica la detención de una dirigente social

El #RelatoPRO, cuando está en aprietos, recurre a Elisa Carrió (para operar en Tribunales) o a Lanata (desde Miami) para legitimar discursivamente la nueva embestida de Cambiemos contra el sistema democrático y republicano.
En el caso del ex showman de Canal 13 ocurrió cuando el papelón de la fuga de los Lanatta y Schillaci. Y ahora, ante las críticas hasta internacionales que se han levantado por lo que implica la detención de una dirigente social y diputada del Paralsur, Lanata hace malabares para justificar semejante ataque a la libertad de manifestarse y otras libertades civiles afectadas por la decisión del enemigo histórico de Sala, el gobernador jujeño, Gerardo Morales.
Lanata no está solo: la tapa de Clarín hoy (subrayando la amenaza de Morales de usar la fuerza para desalojar el acampe de la Tupac) y una columna de Ricardo Roa complementan el proceso de justificar semejante atropello (uno más y van...) de la presidencia de Mauricio Macri. Anoche, el primer mandatario jujeño había disfrutado de las no repreguntas de Joaquín Morales Solá en TN, luego de que Clarín y sus medios invisibilizaran la multitudinaria marcha de ayer a favor de la liberación de Sala.

#LiberenAMilagroSala
Posted by ES Fotografía on lunes, 18 de enero de 2016
Hoy, Lanata titula su servicio "Milagro Sala tiene motivos de sobra para estar en la cárcel" y escribe: "Al kirchnerismo le encantaba su origen, su color, su manera de hablar: por fin alguien que había pasado el casting de militante popular. Tanto le fascinaba que llevó a la Universidad de Quilmes a una conducta más digna de la analfabeta Facultad de Periodismo de La Plata: entregarle una mención honorífica en la cátedra abierta de Género y Sexualidades. En estos días, con Milagro Sala presa y en medio de una tormenta de argumentos, el kirchnerismo residual argumenta: “¿Pero ustedes vieron las obras que hizo?”, una variante del siglo XXI del “roban pero hacen”. Argentina discute frente a Sala lo que Europa discutía en los años cincuenta: la paradoja de la “izquierda” entre justicia y libertad que, aquí, todavía, se pregunta si son términos excluyentes.
Entre tanta estupidez y tanto balbuceo, por favor escuchemos a Camus. Albert Camus, Premio Nobel de Literatura 1957, autor entre otros de “La Peste” o “El extranjero”, que escribió: “Si el hombre fracasa en conciliar la justicia y la libertad, fracasa en todo. (…) El gran acontecimiento del siglo XX ha sido el abandono de los valores de la Libertad por parte del movimiento revolucionario, el continuo retroceso del socialismo libertario, frente al socialismo cesarista y militarizado. Desde entonces, una esperanza ha desaparecido del Mundo, y ha comenzado una soledad para todo hombre libre. Cuando después de Marx, se comenzó a difundir y a fortificar la idea de que la Libertad es un pasatiempo burgués, se trataba ciertamente de una simple confusión de palabras. Y estamos pagando todavía esa confusión en las convulsiones del siglo.(…) Es cierto también que no hay Libertad posible para un hombre encadenado al trabajo durante todo el día, y obligado a vivir en montón con su familia en una habitación única. Pero esto condena a una sociedad y a una clase, no a la necesidad de Libertad, de la que el más pobre de nosotros no puede prescindir.(…) ¿Por el hecho de que la sociedad burguesa habla de Libertad, sin practicarla, es necesario que la sociedad de los trabajadores renuncie a practicarla, jactándose aún de no hablar de ella? Se ha declarado que primero era necesario la Justicia, y que en cuanto a la Libertad, se vería después, como si los esclavos pudieran esperar obtener Justicia. Intelectuales dinámicos han declarado a los trabajadores, que el pan era lo único que debía interesarles, como si el trabajador no supiera que su pan dependía también de la Libertad.(…) Sin ceder nada en el plano de la Justicia, no ceder nada en el plano de la Libertad. En particular, las pocas Libertades Democráticas de las cuales gozamos aún, no son ilusiones sin consecuencias, que podemos dejarnos arrebatar sin protesta.(…)
Elegir la Libertad, no es como se quiere hacer entender, elegirla contra la Justicia. Al contrario, hoy se elige la Libertad poniéndose junto a quienes en todas partes sufren y luchan, y sólo allí es necesario elegirla. Hay que elegirla simultáneamente con la Justicia, y en adelante no se puede elegir la una sin la otra. Si alguien les quita el pan, suprime al mismo tiempo su Libertad. Pero si alguien les quita la Libertad, estén seguros que su pan está amenazado, pues ya no dependerá de ustedes ni de su lucha, sino del arbitrio de un amo. La miseria crece a medida que disminuye la Libertad, y viceversa. Los oprimidos no quieren ser liberados sólo de su hambre. Quieren también ser liberados de sus amos. En realidad, ellos serán liberados del hambre, sólo cuando no tengan ya motivos para temer a los amos, a todos los amos (…)”
Milagro Sala es un títere de esta contradicción. Tiene motivos de sobra para estar en la cárcel. Pero eso no significa que la contradicción desaparezca. Eso recién sucederá cuando el clientelismo se convierta en un escándalo con consecuencias electorales".
Más:
PROblemas Morales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada