sábado, 2 de enero de 2016

#Feliz2016 ¿Compraste dólares ilegales? Hiciste la peor inversión del 2015

Luego de buscar desestabilizar la economía con la cotización del llamado dólar blue (Infobae lo llamaba "dólar libre") cada día, ahora las mismas empresas paraperiodísticas se ríen en la cara de sus desprevenidos votantes y les comunican que no, que no era rentable apostar por su dólar.
Clarín, 31 de diciembre de 2015: "Los que apostaron al dólar blue en 2015 hicieron un pésimo negocio. En todo el año el precio del dólar ilegal subió apenas un 3,6%. Es decir que en términos reales, frente a una inflación anual cercana al 30%, el que apostó a ese dólar perdió.
El blue arrancó el año en $ 13,80 y lo cerró en $ 14,30. Posiblemente en esta pobre performance tuvo mucho que ver la suba de las tasas en plazos fijos y sobre todo, la generosa oferta de divisas que el propio Gobierno K volcó a través del mecanismo conocido como “dólar ahorro”".
Paremos la pelota acá.
¿No era que no se podían comprar dólares?
¿Qué había un cepo propio de un régimen dictatorial?
Sigamos con Clarín, que parece que hace lo que quiere con sus lectores.
"Otra fue la situación de los que, justamente mediante el “dólar ahorro” lograron comprar dólares al tipo de cambio oficial. Dada la devaluación blanqueada el 17 de diciembre, el tipo de cambio oficial del cierre de 2015 quedó 55% arriba del que tenía un año atrás. Esa ganancia quedó plena para quienes lograron que la AFIP les devolviera el 20% pagado a cuenta de ganancias o bienes personales.
Los que invirtieron sus ahorros o parte de ellos a las acciones, lograron suerte dispar. El índice Merval subió en el año 35%, pero esconde los extremos. Subieron mucho casi todas las acciones conocidas como “líderes”, pero el índice fue “aplastado” por la pobre performance de Petrobras e YPF, que por su alta ponderación impactaron sobre el Merval.
También tuvieron una buena performance los títulos de la deuda, tanto en pesos como en dólares. Lo más importante de la suba de los bonos es que empujó sensiblemente hacia abajo al denominado riesgo país, que ayer estaba en 437 puntos, bastante más abajo de los 512 puntos que marca el riesgo país brasileño.
En este año, el riesgo argentino cayó 30% y el brasileño subió 97%".
Ahora parece que Clarín les anuncia a sus públicos que el país no era tan riesgoso. Es más: admite que el no arreglar con los fondos buitre no era el fin del mundo. Menos, un default: "Esa caída del riesgo país se dio incluso sin que hayan iniciado negociaciones con los denominados fondos buitre. Un arreglo de ese frente aún irresuelto impulsaría una baja adicional del riesgo país y le daría vía libre al gobierno y a las empresas para salir a tomar fondos frescos en los mercados internacionales, aprovechando las bajas tasas de interés.
Para 2016 el mercado empieza a reconfigurar portafolios. Con no mucho más recorrido para los bonos, ahora se mira de cerca la tasa de interés que paga el Banco Central por las Lebac, y el impacto en las empresas de los cambios en tarifas y recorte de subsidios, por ejemplo".
Ahora, entonces, hay que "contarle" a los lectores que es tiempo de endeudar el país y subirles las tarifas.
Una joyita del llamado periodismo independiente.
Más:
El establishment quiere más devaluación

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada