viernes, 15 de enero de 2016

El Gendarme del #RelatoPRO

Como editor responsable del diario que forma la famosa Troika (Macri-Corte-Clarín), Ricardo Roa viene ejerciendo el rol de comisario vigilante de la floreciente narración de Cambiemos, en la que, por ejemplo, desplazar a un periodista de un horario central de una de las radios más escuchadas de Buenos Aires es sólo una decisión empresarial, o en la que un simple ejercicio de coordinación militante se convierte en un pliego para mofarse, ambas actitudes teñidas de una posición de dominancia que le prestan sus empleadores y que Roa lleva adelante con toda la dignidad propia de un mentado periodista independiente.
Rumbo al primer aniversario de la muerte de Nisman, se vienen días de consolidación del #RelatoPRO, ya superada la etapa económica previsible (devaluación, ajuste, despidos). Ahora será tarea de avanzar hacia un estadio más carrio-alonsista: recuperar aquella mentira de la ahora titular de la Oficina Anticorrupción ("Nisman me dijo que fue Cristina") e ir acelerando el proceso de llevar a La Yegua a los Tribunales, para saciar las ansias del votante antikirchnerista medio, que quiere más que el boliche de Boudou o las cucarachas en la Casa Rosada. Mucho más que un par de DNU, unas decenas de miles de despidos y unas pocas voces cercenadas.
Roa, sobre VHM: "Ahora Víctor Hugo denuncia censura. Con nosotros no, Víctor Hugo. La censura es la prohibición de la expresión. No se le ha prohibido a Víctor Hugo expresarse. Se terminó su relación con radio Continental. Eso es todo.
Ahora se convierte a sí mismo en un mártir, casi en un héroe. No es un modelo periodístico sino un emblema de lo contrario. Es alguien que habla sin datos y que ataca sin pruebas. Es propaganda. Quiere hacer creer que su despido es un caso de libertad de prensa. Que Clarín lo despidió. No, Víctor Hugo. No ha sido Clarín. Tampoco Macri. Pasó simplemente que dejó de ser útil para quienes lo empleaban".
Roa, sobre la militancia K: "La buena fe, el idealismo, el rechazo por las injusticias son el combustible. ¿Qué más justo que pelear contra el imperialismo, los buitres, los medios concentrados y los CEO de las corporaciones que se han adueñado del Estado? Eso es lo que quieren hacer creer. Lo que quieren ocultar es la herencia de corrupción, pobreza, inflación, autoritarismo y desigualdad que el kirchnerismo ha dejado.
La palabra Resistencia tiene una historia de gloria en el peronismo. Ha mostrado capacidad de movilizar. La épica desplegada por el enorme aparato de propaganda da un giro hacia la micropolítica. El nuevo relato es tan elemental que parece caricaturesco. Pero es lo que va quedando: solo y puro relato".
En ambos casos, Roa sale en defensa del gobierno que Clarín supo darse. Como si lo que hoy escribe otro de los responsables editoriales del diario Clarín, Facundo Landívar, cobrara mayor relevancia: "Tal vez la razón se esconde en los años recientes, cuando, entre otras cosas, se perdió la capacidad de asombro".

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada