domingo, 13 de diciembre de 2015

¿Por qué Cristina pide un país sin censuras?

"Espero una Argentina sin censuras, espero una Argentina sin represión, espero una Argentina más libre que nunca porque la libertad de que hemos gozado los argentinos, y esto no es una concesión, por favor, esto es el derecho del pueblo a expresarse a favor y en contra de cada gobierno, porque esa es la esencia de la democracia", dijo el miércoles en el multitudinario acto en Plaza de Mayo y volvió a repetirlo el sábado en su cuenta en Facebook.
¿Por qué pone tanto énfasis en este tema?
La pregunta además tiene un componente inquietante: un ex presidente de la Nación sigue teniendo acceso a información del más alto nivel que puede hacernos suponer que Cristina Fernández de Kirchner puede estar sabiendo algo mucho más concreto que los indicios que un ciudadano puede estar uniendo estos días.
Es que varios hechos concernientes a la libertad de expresión han sucedido desde que Mauricio Macri asumió el jueves 10 de diciembre.
Ya para ese entonces, el sitio web de Página 12 estaba inaccesible (hoy domingo, a la primera hora, se podía acceder) producto de ataques informáticos, que algunos se atreven a adjudicar al hijo de Ricardo Kirschbaum, editor responsable del diario Clarín.
Edison Lanza, relator especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, condenó esos ataques y afirmó que "el bloqueo de la página de un medio digital como Página/12 en forma reiterada es una práctica que entra en la categoría de agresiones y que suprime el libre flujo informativo. Todo ataque contra un medio de comunicación o sus periodistas debe ser condenado".
María Cristina Mata, directora de la Especialización en Gestión y Producción de Medios Audiovisuales del Centro de Estudios Avanzados de la Universidad Nacional de Córdoba, dijo que "la ofensa que se hace a Página/12 perjudica la necesaria pluralidad que un sistema democrático requiere, para que puedan expresarse no sólo diferentes voces sino, en especial, para que los conflictos existentes no se diluyan ante una interesada y tramposa idea de convivencia armoniosa. No existe armonía cuando se atacan las palabras que no agradan y cuando desde el poder se pretende ignorar esos ataques".
Los ataques contra el sitio web de Página 12, que todavía no merecieron un repudio claro de las asociaciones de periodistas y empresarios de medios, datan de más de una semana, mientras que en los últimos días se sumó que usuarios de Fibertel, la empresa de Internet del Grupo Clarín, denunciaron que no pueden acceder al sitio web diarioregistrado.com.
Usuarios de otros proveedores de Internet aseguraron en sus cuentas en redes sociales que han podido ingresar al sitio propiedad del productor Diego Gvirtz, que en las últimas horas recordó que se pueden acceder a sus videos en su cuenta en Youtube.
Mientras tanto, algunos usuarios en Facebook afirmaron que en sus sistemas de cables ya no están disponibles las señales de Paka Paka y Canal Encuentro.
Estos inquietantes hechos coinciden con decisiones del gobierno macrista de avanzar sobre la ley de Medios, que han producido las quejas de los trabajadores de órganos encargados de aplicar esa ley y otras organizaciones sociales.
Horas antes de compartir la velada en el Teatro Colón con el CEO de Clarín, Héctor Magnetto, Macri firmó el decreto con el que creó el Ministerio de Comunicaciones, a cargo del polémico Oscar Aguad, cartera bajo la cual quedan bajo su órbita tanto la AFSCA (Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual) y la AFTIC (Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y la Comunicación), órganos que la ley de Medios estipulaba como descentralizados y autárquicos, y con mandatos de sus autoridades desfasados del gobierno circunstancial.
Martín Becerra, uno de los especialistas en comunicación más reconocidos en el país, e incluso uno de los más críticos sobre cómo se implementó hasta aquí esta ley, explicó que este hecho va en contra del fallo que la Corte Suprema de Justicia emitió en 2013 al pronunciarse sobre la constitucionalidad de la ley 26.522, en el que estipuló la obligatoria independencia de la AFSCA.
El viernes, se desarrolló una convocatoria para "abrazar la AFSCA", que tuvo réplicas en distintas ciudades del país. El principal acto se llevó a cabo frente a la puerta de la institución, en Buenos Aires, donde se autoconvocaron más de 400 personas, entre ellas, integrantes de diferentes medios comunitarios.
Horas después, Aguad -virtual interventor tanto de la AFSCA como de la AFTIC- anunciaba que el gobierno de Macri no iba a continuar con la regulación de la ley de Medios.
"La regulación de la Ley de Medios no va a subsistir durante nuestro gobierno. La norma fue creada para aniquilar a medios de comunicación, como por ejemplo al Grupo Clarín, y también a otros, como Cadena 3, con los que el Gobierno no estaba de acuerdo", le dijo Aguad a Pablo Rossi en Cadena 3.
"Los medios van a competir libremente en el mercado y trataremos de ayudar a los más pequeños", dijo el controversial funcionario nacional y arremetió otra vez contra Martín Sabbatella -titular de AFSCA- y Norberto Bernet -titular de AFTIC- para que renuncien a sus cargos a pesar de que tienen mandato por ley hasta 2017.
Para Aguad, ambos amparan su continuidad en una "teoría absurda" ya que "una ley del Congreso no puede limitar las capacidades del Presidente de nombrar y remover los funcionarios. Es como si antes de irse, la presidenta hubiera dictado un par de leyes diciendo que los ministros de ella duraban 8 años".
"Hay que entender los anuncios de Aguad en el marco del proyecto general de Macri de subordinar la política a la economía concentrada y volver a una Argentina donde haya una minoría privilegiada y una inmensa mayoría postergada. Para hacerlo, necesitan la complicidad de los grandes medios”, denunció Sabbatella.
"Decir que la actual regulación no va a subsistir es una señal explícita al Grupo Clarín. Buscan retroceder en la legislación para volver a consagrar el privilegio del Grupo Clarín de controlar sin límites el sistema de medios, aplastando cualquier competencia e impidiendo el desarrollo de medios comunitarios, de Pueblos Originarios, de organizaciones populares, de establecimientos educativos, cooperativas", reiteró.
Las organizaciones sociales que participaron el viernes del "abrazo simbólico" a la AFSCA convocaron al primer cacerolazo contra el gobierno de Macri, para este lunes, en Plaza de Mayo (Buenos Aires).

2 comentarios:

Mariano T. dijo...

Hay algunos tan salames que ni se dan cuenta cómo cambió el juego. Macri tiene todos los medios públicos y la pauta publicitaria (guita) como para que un montón de medios privados le vengan a comer de la mano (como tenía CFK)
Quién le va a pagar las cuentas a Splszky, Gvirtz, Electroingeniería, etc? Cristobal querrá ser enemigo de Macri todo el mandato?
Clarin es el más pequeño de los problemas que tienen, chicos.

Michael Madison dijo...

Mariano T, pucha que sos activo lector de blogs «kirchneristas». ¿No te cansa? ¿O es una trabajo bien remunerado?

Publicar un comentario en la entrada