lunes, 7 de diciembre de 2015

Por eliminar las retenciones al #Campo, el macrismo no puede exceptuar de Ganancias el medio aguinaldo de fin de año

""Lamentablemente no creo que lleguemos al medio aguinaldo", fue la respuesta que dio Mauricio Macri a Mirtha Legrand, cuando le preguntó sobre la frase de su futuro ministro de Trabajo, Jorge Triaca, respecto al impuesto a las Ganancias.
Triaca había dicho que estaban estudiando excluir el medio aguinaldo del mes de diciembre del gravamen. Sin embargo, horas más tarde en "La Noche de Mirtha Legrand", el presidente electo afirmó: "Lo vamos a implementar en enero, me comprometí para el año que viene corregir esta estafa que ha sido la inflación para los trabajadores"".
Fuente
"El designado ministro de Trabajo, Jorge Triaca, confirmó que el medio aguinaldo de diciembre estará alcanzado por el impuesto a las Ganancias e indicó que las modificaciones en ese tributo se pondrán en marcha desde 2016.
"Estamos estudiando los números y están verdaderamente ajustados", advirtió y señaló que el equipo de Mauricio Macri trabaja para "la eliminación del mínimo no imponible a partir de 2016".
En declaraciones a Radio América, aclaró: "No podemos concretar esto sobre el 2015 porque muchas cosas dependen del resultado fiscal del gobierno que se está yendo"".
Fuente
"Las estimaciones acerca del valor de la soja retenida oscila los 4.500 millones de dólares que calcula el nombrado ministro del área, el diputado radical y dirigente de la poderosa CRA Ricardo Buryaile, y los 6.000 millones según la AFIP (a los que agrega otros 5.300 millones en stock de trigo y maíz).
Las medidas esperadas por los dueños de los silobolsas van a significar una fenomenal transferencia de ingresos a favor del sector agropecuario, tal como se desprende del siguiente ejercicio. Tomando en cuenta que el complejo sojero exporta unos 20.000 millones de dólares anuales, la rebaja de 5 puntos porcentuales cada año que prometió Macri en las retenciones, combinado con un supuesto aumento del tipo de cambio hasta los 14 pesos, arroja un ingreso adicional de 70.000 millones de pesos respecto de lo que hubieran recibido con la actual alícuota del 35 por ciento y un dólar llegando a los 10 pesos. Esa diferencia equivale a una mejora del 55 por ciento. Por supuesto que esos 70.000 millones de dólares de más a lo largo de un año no van a tener el poder de compra que tienen hoy, por la sencilla razón de que semejante devaluación va a provocar inflación.
Si el ejercicio asume un dólar a 13 pesos en lugar de 14, la mejora sería de 56.000 millones de pesos, equivalentes al 44 por ciento.
A lo anterior hay que sumarle todo el plus que la devaluación y la eliminación de las retenciones implican para el resto de los granos y de las exportaciones regionales.
Parte de esa fenomenal transferencia al complejo sojero y, en general, al conjunto de las exportaciones que están alcanzadas con retenciones que desaparecen, tiene un origen claro: el fisco. Cinco puntos de rebaja a la soja significan una merma en la recaudación equivalente a los 1.000 millones de dólares anuales.
El resto va a depender de cuánto de la mejora en el valor neto que van a recibir los exportadores se traslada a los precios domésticos de cada una de esas cadenas productivas. Por ejemplo: ¿cuánto va a aumentar la harina como consecuencia de que el productor de trigo querrá que el precio al que vende en el mercado local refleje el incremento en el valor que recibe cuando se exporta?
La incógnita es la cuantía de los aumentos. Porque sobre que habrá aumentos no hay ninguna duda: comenzaron antes de que la devaluación se concrete. Es la crónica de una devaluación anunciada. La más anunciada de la historia reciente".
Fuente

1 comentarios:

GrouchoMarx dijo...

Pero el tipo prometió otra cosa.
Todavía no asumió y se arrepintió. Se rinde.
https://www.youtube.com/watch?v=q7htwkzI9k0

Publicar un comentario en la entrada