sábado, 16 de mayo de 2015

Defendiendo a los genocidas: La Nación y Manfroni, un solo corazón

El diario La Nación salió nuevamente a respaldar empresarialmente a los genocidas de la última dictadura cívico-militar.
En la editorial de hoy, repite por enésima vez la teoría de los Dos Demonios para justificar el accionar delictivo de los jerarcas militares, pero con una variante: "La activa Fundación Friederich Naumann organizó en Lima, Perú, un importante seminario regional en el que expositores de distintos países latinoamericanos se refirieron al doble estándar utilizado en materia de derechos humanos en la Argentina, Bolivia y Venezuela, entre otros países, así como al preocupante crecimiento del autoritarismo en la región.
En la intervención a cargo del experto argentino Carlos Manfroni, que concurrió en representación de la Fundación Libertad y Progreso, se expusieron estadísticas, documentos y filmaciones que evidencian el doble estándar de los jueces argentinos a la hora de juzgar los hechos de terrorismo cometidos durante el conflicto armado interno argentino de los 70 y las violaciones concretadas por algunos militares en aquella época.
Manfroni destacó que la imposición solapada de ese doble estándar resultó el primer paso en el quebrantamiento de la independencia e imparcialidad del Poder Judicial argentino. "Al amparo de un tema tabú acerca del que pocos se atreven a discutir, el Gobierno comenzó a ejercer su dominio sobre los jueces", explicó el especialista, quien se refirió al desamparo total en que han quedado las numerosas víctimas de la guerrilla marxista de la década de los 70. También se refirió a las modalidades de inversiones realizadas fundamentalmente por Irán en países como Venezuela, Nicaragua, Ecuador y Bolivia, que apuntan a edificar y sostener a los gobiernos autoritarios de la región.
Todos los expositores coincidieron en que, desgraciadamente, los temas de derechos humanos son con mucha frecuencia utilizados mañosamente y con propósitos persecutorios por las autoridades de algunos de los países de la región y exhortaron a todos a seguir trabajando para que se imponga la racionalidad sobre estos autoritarismos disfrazados de democracias".
Horacio Verbitsky contaba ya en 2008 quién es Manfroni: "Dirige una Fundación de Ética Pública y un curso en la Universidad Católica auspiciado por la embajada de Estados Unidos sobre reglas contra la corrupción, es columnista del diario La Nación, reclama mano dura por la “hiperinflación de inseguridad”, objeta el criterio de la Corte Suprema sobre los crímenes de lesa humanidad, participa en las actividades del servicio de información de la embajada de los Estados Unidos, USIS, e integró el grupo de expertos que participó en la redacción de la Convención Interamericana contra la Corrupción. Durante la dictadura militar la firma de Carlos A. Manfroni fue habitual en el mensuario surrealista Cabildo". Verbitsky también citaba algunas de las ideas plasmadas por Manfroni en sus textos (su última creación es un libro denunciando las muertes provocadas por la "guerrilla"):
- La democracia y la libertad son productos de la hedionda Revolución Francesa, que para peor también fabricó el amor a la Humanidad, puro onanismo intelectual.
- Es una herejía pensar que la autoridad suba de abajo hacia arriba, mientras que, en la organización de la Iglesia, el poder desciende de arriba hacia abajo.
- El progresismo es un infeccioso mal.
- El materialista pueblo judío instruye a los hijos de Sión para conquistar el poder. El progresismo lleva el estigma del temporalismo judaico y masónico.
- La música rock es el movimiento “artístico” más subversivo, anticristiano, antimetafísico y contracultural de todos los tiempos. Convierte a los jóvenes, como perros de Pavlov, en una jauría descontrolada.
- El ritmo destemplado exacerba las pasiones contra el espíritu y crea un estado hipnótico en este lavado cerebral.
- El adolescente adolece de una falta de control de los impulsos instintivos.
- Toda deformación de la cultura debe ser considerada subversiva y, como tal, erradicada.
- La “filosofía” del rock conduce al deseo desesperado de la muerte e induce al suicidio, como lo demuestran las letras de las canciones de Charly García, Spinetta y Moris. Ofrece la posibilidad de convertirse en un animal o un marica.
- El juez que rechazó el pedido de una fiscal de perseguir como apología de las drogas el tema de Eric Clapton “Cocaine” censuró los derechos que tiene el Orden contra la subversión y no tuvo en cuenta el pecado original.
- El rock es anticristiano y transmite mensajes satánicos, que pueden escucharse cuando se pasan al revés ciertas canciones, como “Congratulations” de Pink Floyd. El mensaje secreto del diablo dice “comunícate con el viejo”.
- Uno de los máximos exponentes de satanismo es el grupo Kiss, cuyos integrantes se maquillan de una manera diabólica. “Todos ellos, como tantos otros, son homosexuales y drogadictos (en este ambiente, la excepción es la contraria)”.
- Los artistas son parásitos sociales, voluntariamente inservibles en el papel de hombres de bien, chicos caprichosos que expresan su rebeldía con gestos como teñirse el bigote a dos colores, hasta justificar la guerrilla marxista, pero condenan la guerra por las Malvinas. “Perros de Pavlov o dulces mariposas, lo real es que en ninguno de ambos casos son lo que necesita nuestra querida Patria, hoy tan sedienta de hombres”".
Manfroni integra la ultraliberal Fundación Libertad y Progreso, relacionada con el PRO de Mauricio Macri, y participó de la organización de los cacerolazos contra el gobierno nacional.

1 comentarios:

Dormidano dijo...

Decir "víctimas de la guerrilla marxista" comporta desde el comienzo un desconocimiento supino de la historia argentina y la ratificación de los prejuicios que alimentan a esta caterva de bellas almas.

Publicar un comentario