sábado, 14 de marzo de 2015

Cómo Mercedes Sosa y Ernesto Laclau inspiran a Podemos

Desde hace poco más de un año, Podemos, el partido político nacido a la luz de las protestas de los indignados españoles, ha modificado la vida de los ibéricos y principalmente el debate político español, recuperando para Europa procesos que el Poder conservador español quiere encerrar en América Latina y además tratar de descalificarlos al tildarlos de "populistas" (como si ello fuera algo malo per se).
Además de la inserción mediática de su líder, Pablo Iglesias, y de la gran gimnasia argumentativa de éste y de las principales figuras del partido ante los medios y los políticos del establishment español, Podemos también se ha nutrido de la música de protesta para interpelar a la política de su adormecido país.
Todo cambia, de Mercedes Sosa, se ha convertido en uno de los himnos con los cuales Podemos quiere trastocar simbolismos y sentidos de la historia española contemporánea. La voz de la Negra suena en actos, manifestaciones y videos de la agrupación, con la interpretación del grupo Rojo Cancionero, que es uno de los que más ha musicalizado las marchas de los indignados y que recupera canciones también de Horacio Guarany.
Otro argentino, Ernesto Laclau, también es fuente de inspiración de Podemos. Según una nota del periodista de The Guardian, Dan Hancox, tanto los españoles de Podemos como los griegos de Syriza tienen como referencia al intelectual argentino recientemente fallecido. "No somos de izquierda, no somos de derecha. Somos los de abajo y vamos por los de arriba", rezaban los carteles de Podemos en una de sus marchas multitudinarias, recordó Hancox, como ejemplo de aplicación de los conceptos centrales de la teoría laclauniana.
"Iñigo Errejón, uno de los estrategas más importantes de Podemos, completó su doctorado con una tesis sobre el populismo boliviano, inspirándose sustancialmente en Laclau y Chantal Mouffe. Leer a Laclau es tomar un atajo estimulante para la comprensión de las fuerzas intelectuales que están moldeando el futuro de Europa. La victoria de Syriza en Grecia, por ejemplo, ha sido impulsada directamente por las ideas de Laclau y una cohorte de Essex, que incluye entre sus ex alumnos un legislador de Syriza, el gobernador de Atenas, y el ministro de Economía Yanis Varoufakis. Syriza construyó su coalición política exactamente de la manera que Laclau prescribe en su libro clave "La razón populista": unificando diferentes demandas y centrándose en su oposición a un enemigo común", escribió Hancox.
Podemos realiza una operación discursiva similar en España, al enfrentarse a la "casta" tradicional político-económica, que sólo resguarda sus intereses en desmedro de las posibilidades del común de la gente.
Errejón, junto a Germán Cano, está por estos días en Argentina, participando del Foro Internacional por la Emancipación y la Igualdad invitado por su amigo, el filósofo argentino Ricardo Forster.
El secretario político de Podemos dijo que España afronta una “posibilidad de cambio inédita” ante el proceso electoral que vivirá el país este año, y denunció una “campaña del miedo” para intentar frenar esa alternativa de cambio, que representa su agrupación.
"Después de un ciclo largo de descontento, de tristeza, de protesta, hoy podemos decir que hay condiciones para que lo que antes era descontento fragmentado hoy sea una voluntad nueva", agregó Errejón al formar parte, el jueves, de la mesa América Latina y Europa, en espejo.
"En España, las élites políticas viejas están desesperadas por devolver la discusión política a los límites de antes y su objetivo es contener el espíritu de cambio del momento y limitar las transformaciones en marcha", denunció..
Entre los objetivos de Podemos ante las próximas elecciones presidenciales de fin de año, citó "evitar cualquier intento de restauración conservadora", contar con los cuadros mejor formados y "construir un pueblo que esté en condiciones de reclamar su soberanía".
Ayer viernes, el filósofo e integrante de Podemos, Germán Cano, debatió en la mesa Nuevas izquierdas y tradiciones populares en Europa. Ahí tomó la palabra "indignación" -empleada por los medios de comunicación para describir el movimiento social surgido en Madrid conocido como #15M- y explicó: "El problema de este término es que encarna un cambio del sentido común en una queja individual frente al sistema, lo que implicó un intento de despolitizar el fenómeno" de masas que ya representa Podemos en España.
Cano prometió que ante la cultura del miedo que quieren instalar los partidos y las empresas periodísticas representantes de la vieja política, triunfará "la cultura de la ilusión". Y aseguró que "el `podemos´ es plural. Trata de politizar y no de privatizar el poder".

1 comentarios:

Walter Javier dijo...

Lastima que Ernesto Laclau no pudo verlo!!

Publicar un comentario