miércoles, 23 de enero de 2013

Nueva opereta: el Rodrigazo

Luego de la fallida y poco contagiante "La temporada de verano es desastrosa", llega una más pulenta: "CFK es una inútil, no tiene poder y la van a voltear".
Clarín I: "Cristina Kirchner no es Isabel Perón, Hugo Moyano no es Lorenzo Miguel y Guillermo Moreno no es López Rega, por más semejanzas que se detecten, pero estamos ante la discusión salarial más dura y más condicionada políticamente de los últimos años, con la presión de tres centrales obreras opositoras, una inflación en alza y un ajuste de los salarios mediante el Impuesto a las Ganancias y los topes a las asignaciones familiares".
Clarín II: "José Ignacio de Mendiguren dio un paso atrás. Hugo Moyano, uno adelante. Fue con respecto a la analogía que el líder de la Unión Industrial había trazado con el “Rodrigazo”, cuando dijo que si continuaba la puja gremial por subas salariales todo podía terminar como en aquella megadevaluación implementada por el ministro de Economía, Celestino Rodrigo, en 1975, durante el gobierno de Isabel Perón, que hizo volar los precios y derrumbar los salarios.
De Mendiguren evaluó ayer que “no fue feliz” la comparación que había hecho la semana pasada porque las situación del país de los 70 y la de ahora “no son comparables”.
Desde la vereda sindical, en cambio, Moyano afirmó que “el ‘Rodrigazo’ se puso en funcionamiento hace un tiempo porque aumentan cada vez más las cosas”.
Clarín II: 
La Nación I: "Hay similitudes en la estructura de las políticas económicas de las presidentas Isabel Perón y Cristina Kirchner, aunque existen todavía diferencias importantes en el grado e intensidad de las distorsiones y en el movimiento de las variables económicas. También las hay en el ejercicio del poder y, principalmente, en la adversidad del marco de convulsión interna que no puede compararse con la situación anárquica de violencia de 1975, creada por las organizaciones armadas y por la respuesta oficial desplegada con la Triple A.
Parecería que hay hoy capacidad de acción y espacios y tiempos para evitar que vuelva a producirse un acontecimiento similar al Rodrigazo. Pero es imprescindible modificar los rumbos e introducir las correcciones necesarias para no caminar en la dirección que en algún momento lo haga inevitable".
La Nación II: "Aumentar el ritmo de devaluación del mercado oficial, como se está haciendo en los últimos 8 meses, puede ser peligroso porque, en la medida en que es anticipado por los operadores financieros, se elevan las tasas de interés, además de fomentar la retención de exportaciones. Por otra parte, devaluar más, gradualmente o de golpe, sin previamente contener la inflación, ni equilibrar las cuentas fiscales, se parece peligrosamente a las políticas que condujeron al Rodrigazo de 1975".
El Cronista I: "Está la Argentina a las puertas de un rodrigazo? Afirmarlo sería simplemente una exageración. La inflación es muy alta pero está lejos del 80% anual que registraba antes de junio de 1975. El dólar se va devaluando pero no duplica ni triplica sus valores comerciales y financieros como en aquellos días. Y la presión gremial es fuerte pero las negociaciones paritarias siempre terminan llegando a buen puerto. Y lo más importante: Cristina conduce firmemente a su gobierno mientras Isabel era el símbolo decadente de la debilidad política delegada. Y la violencia, que hace tres décadas era con balas y con muertos, hoy es económica y discursiva.
No estamos tan cerca del rodrigazo como para que la secuencia se repita. Pero creer que así todo está bien será la manera más rápida de dispararr otro descalabro económico y social".
El Cronista II: "El economista y profesor universitario José María Fanelli dijo que hablar de Rodrigazo es una “metáfora” y puede ser “un poco exagerado”, pero que si alguien la utiliza “es hora de ver que hay peligros que la gente está mirando”. Y añadió que “cualitativamente” la situación actual se parece al momento del Rodrigazo en “el exceso de emisión monetaria y la puja salarial”".

1 comentarios:

Hugo Vagni dijo...

No hay caso, le quieren hacer lo mismo que a Alfonsin, pero esto no es lo mismo, el gobierno manda con las resesrvas. Las conjeturas golpistas son sólo eso.

Publicar un comentario