miércoles, 26 de septiembre de 2012

Solidaridad con el FMI

Roa: "Christine Lagarde le dejó la pelota picando en la puerta del arco y Cristina Kirchner la metió adentro.
Los chisporroteos con el Fondo pueden ser útiles para la propaganda oficial. Aquí, el organismo tiene mala prensa y con razón: impulsó ajustes que en lugar de resolver problemas, los agudizaron. Suficiente como para que Cristina saque patente de defensora del interés nacional.
Lagarde cometió un error. Pero el Gobierno no puede seguir todo el tiempo haciendo jueguito para la tribuna".
Brown: "Tiene razón Cristina Kirchner en decir que la Argentina no es un equipo de fútbol y que el mundo atraviesa una severa crisis económica. Pero se equivoca al evitar la cuestión de fondo: el cuestionamiento a la metodología utilizada por el Indec para la confección de las estadísticas oficiales, con el foco puesto en la medición del Indice de Precios al Consumidor.
Y es que la falta de trasparencia no solo dejaría al Gobierno sin una fuente de financiamiento que no desea utilizar –está claro que para el kirchnerismo la sola mención del FMI genera escozor–. Las sanciones podrían derivar en un aumento del riesgo país y encarecer así los costos para las empresas que busquen acceder al mercado de crédito".
Obarrio: "La presidenta Cristina Kirchner le puso ayer, ante la asamblea general de la ONU, una nueva zancadilla a la directora del Fondo, Christine Lagarde: le dijo que la Argentina "no es un equipo de fútbol" luego de que ésta había advertido anteayer que nuestro país podría recibir "tarjeta roja" del organismo si no adecua los índices de inflación y crecimiento".
Mientras tanto, como denunciaba anoche Marce Longobardi en C5N, Joaco se queja de la chavización de la política exterior de CFK al querer negociar con Irán (Pepito, a pesar de que lo retó el juez correspondiente cuando balbuceó de dónde había sacado la información que había publicado en Perfil -hoy Joaco trata de desagraviarlo al golpeado Eliaschev-) y Venturita repite como loro: totalitarismo, totalitarismo. Ah, y censura.
El Gato avisa: "Hay que seguir con atención la asistencia técnica que el FMI brindará a la Argentina para el cambio en las mediciones del Indec.
Pese la dura embestida presidencial de ayer en la ONU contra la titular del Fondo, el gobierno mantiene en estudio la creación de un IPC que tenga alcance nacional y que reemplace al actual que mide sólo la ciudad de Buenos Aires y sectores de la provincia. Será fundamental el encuentro que el Ministro Lorenzino pueda tener en Tokio con técnicos del FMI, dentro de quince días, cuando se concrete la cumbre del Banco Mundial - FMI".

1 comentarios:

Dormidano dijo...

Hasta ahí les da el espacio para la crítica.
No pueden avanzar más porque cualquier otro paso los depositaría en el lugar en donde se ampararon por décadas.
No quieren escupir para arriba.

Publicar un comentario